Guía detallada sobre Afterpay/Clearpay

Payments
Payments

Acepta pagos por Internet y en persona desde cualquier rincón del mundo con una solución de pagos diseñada para todo tipo de negocios, desde startups en crecimiento hasta grandes empresas internacionales.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Cómo funciona Afterpay/Clearpay?
  3. ¿Dónde se utiliza Afterpay/Clearpay?
    1. Norteamérica
    2. Europa
    3. Asia
    4. Australia y Nueva Zelanda
  4. ¿Quién usa Afterpay/Clearpay?
  5. ¿Qué ventajas aporta aceptar Afterpay/Clearpay?
  6. ¿Qué medidas de seguridad aplica Afterpay/Clearpay?
  7. ¿Cómo se trabaja con Afterpay Clearpay?
  8. ¿Qué alternativas existen a Afterpay/Clearpay?

Afterpay, también conocida como Clearpay en el Reino Unido, es una empresa australiana de tecnologías financieras que se ha erigido como un actor importante en el creciente sector del «compra ahora, paga después» (BNPL, por sus siglas en inglés). Afterpay/Clearpay presta sus servicios a una base de clientes cada vez mayor en varias regiones y colabora con una amplia red de marcas destacadas y empresas locales de diversos sectores. Su considerable cuota de mercado en regiones clave como Australia y el Reino Unido hace que sea uno de los principales proveedores de servicios de BNPL.

El servicio estrella de Afterpay permite a sus clientes dividir el pago de una compra en cuatro cuotas idénticas sin intereses, cuyos plazos de vencimiento suelen ser quincenales. Este modelo ofrece a sus clientes una forma flexible de gestionar su gasto sin contraer costes adicionales. Además, a diferencia de algunos de sus competidores, Afterpay/Clearpay se centra exclusivamente en los planes de cuotas a corto plazo.

Afterpay posee una base de clientes internacional en mercados de toda Norteamérica, Europa y Oceanía, y ha gozado de un crecimiento constante desde su fundación en 2014. En el futuro cercano, se prevé que el sector del BNPL crezca sustancialmente, y Afterpay/Clearpay tiene el viento a su favor para mantener su posición de liderazgo en el mercado. La dedicación de la empresa por ofrecer soluciones fáciles de usar y facilitar la integración técnica la convierte en un catalizador que impulsa el sector de los pagos.

En esta guía explicaremos lo que las empresas deben saber sobre Afterpay/Clearpay: su funcionamiento, sus principales usuarios/as y mercados, y la forma de adoptarla como método de pago.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Cómo funciona Afterpay/Clearpay?
  • ¿Dónde se utiliza Afterpay/Clearpay?
  • ¿Quién usa Afterpay/Clearpay?
  • ¿Qué ventajas aporta aceptar Afterpay/Clearpay?
  • ¿Qué medidas de seguridad aplica Afterpay/Clearpay?
  • ¿Cómo se trabaja con Afterpay Clearpay?
  • ¿Qué alternativas existen a Afterpay/Clearpay?

¿Cómo funciona Afterpay/Clearpay?

Afterpay es famosa sobre todo por su servicio de «compra ahora y paga después». Afterpay/Clearpay paga a las empresas el importe total de la compra por adelantado, lo que garantiza un flujo de caja ininterrumpido mientras cobra los pagos de las cuotas restantes a sus clientes. Afterpay es fácil de usar y se integra cómodamente en las estructuras de pago existentes de una empresa, tanto por Internet como en sistemas de puntos de venta. Para utilizar Afterpay, hay que tener al menos 18 años y una tarjeta de débito o crédito válida. Afterpay define límites de gasto personalizados para sus clientes en función de su solvencia para fomentar unos hábitos de gasto responsables.

Así es como funciona Afterpay/Clearpay:

  • Selección de un método de pago: durante el proceso de compra por Internet o en una tienda física, cada cliente selecciona Afterpay/Clearpay como el método de pago preferente. Tras proporciona a Afterpay la información esencial, cada cliente recibe al instante una decisión sobre el límite de gasto. El importe que puede gastar cada cliente cambia con el tiempo en función de cómo utilice su cuenta, por lo que recibe un límite de gasto actualizado cada vez que utiliza el servicio.

  • Pago de una compra: cada cliente puede efectuar la compra con Afterpay pagando solo el 25 % del total. El 75 % restante se divide en tres cuotas idénticas, pagaderas en intervalos de dos semanas. Si se demora en el pago, puede que se le aplique una comisión. Las empresas reciben por adelantado el importe total de la compra de Afterpay/Clearpay.

  • Devolución de una compra: cada empresa determina su propia política de devoluciones para las compras realizadas con Afterpay/Clearpay.

  • Comprobación del impacto crediticio: la clientela debe ser consciente de que Afterpay/Clearpay notifica el historial de pagos a las agencias de crédito, lo que puede afectar a su calificación crediticia.

¿Dónde se utiliza Afterpay/Clearpay?

Afterpay/Clearpay ha dado pasos de gigante en el sector del BNPL, y ha expandido su alcance a nuevas regiones a base de acceder al comportamiento de la clientela local, de establecer alianzas estratégicas y de adaptar sus operaciones a los distintos estándares normativos. A continuación se resume el uso de Afterpay en Norteamérica, Europa, Asia, Australia y Nueva Zelanda.

Norteamérica

Afterpay goza de una cuota de mercado considerable en Norteamérica, donde el sector del BNPL se valoró en más de 14.000 M$ en 2022. Afterpay ha forjado alianzas estratégicas con plataformas y métodos de pago populares en Norteamérica, entre los que se incluyen plataformas de e-commerce tales como Shopify y WooCommerce, así como monederos digitales como Apple Pay y Google Pay. Afterpay se ha esforzado por ganarse la confianza de la clientela en esta región y sus operaciones cumplen las normativas establecidas por la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor de EE. UU.

Europa

Entre las aplicaciones de BNPL, Clearpay disfruta de la segunda mayor cuota de mercado en Europa después de Klarna. Clearpay adaptó a cada mercado europeo los servicios que ofrece mediante la integración con populares métodos de pago locales, como es el caso de iDEAL y Sofort, y mediante la adopción de prácticas que cumplen el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) (GDPR) de la UE.

Asia

Afterpay está presente en mercados asiáticos y se prevé que desempeñe un papel más amplio en los próximos años, ya que se espera que el mercado del BNPL en la región Asia-Pacífico aumente de 198.000 M$ en 2023 a 374.000 M$ en 2028. Para ampliar su papel en los mercados asiáticos, Afterpay ha establecido alianzas con importantes monederos digitales, como WeChat Pay y Alipay, y se ha centrado en los servicios para dispositivos móviles con el fin de admitir las preferencias de pago regionales. Además, la empresa está incorporando inteligencia artificial y análisis predictivos para mejorar aún más la experiencia de sus usuarios.

Australia y Nueva Zelanda

Afterpay goza de una amplia presencia en Australia, el mercado del que procede (donde, en abril de 2023, el 40 % de la clientela declaró haber utilizado servicios de BNPL durante los seis meses anteriores), y también en Nueva Zelanda. En estas regiones, Afterpay aprovecha el reconocimiento de su marca y la afinidad con sus clientes, aparte de colaborar con minoristas importantes y de ofrecer tipos de interés competitivos. Desde su concepción, Afterpay ha operado de conformidad con las autoridades financieras locales, como es el caso de la Australian Securities and Investments Commission (ASIC) en Australia y la Financial Markets Authority (FMA) en Nueva Zelanda.

¿Quién usa Afterpay/Clearpay?

Afterpay/Clearpay ha cosechado un sustancioso nicho de mercado en el ecosistema de pagos internacional. Es una de las opciones favoritas entre la clientela más joven, las personas de elevados ingresos y quienes viven en zonas urbanas, y la han adoptado empresas de una amplia gama de sectores. Grandes minoristas del sector de la moda, la electrónica y el mueble incluyen Afterpay como método de pago. Además, se ha integrado con aerolíneas y plataformas de reservas de viajes, instituciones sanitarias y farmacias, e incluso servicios de streaming y centros de ocio. Según un informe de 2021 elaborado por Clearpay y Accenture, el 47 % de la clientela de Clearpay indicó que habría buscado otra tienda o no habría comprado un pedido anterior si Clearpay no hubiera estado disponible, lo que demuestra que las empresas tienen un fuerte incentivo para adoptar este método de pago.

Entre la clientela, Afterpay es una opción de BNPL popular por su facilidad de uso y su fiabilidad. Sus clientes tienen la opción de elegir Afterpay/Clearpay para las compras presenciales y por Internet. Estos son los segmentos de clientes con la mayor probabilidad de utilizar el servicio:

  • Clientes jóvenes: la generación Z y las personas mileniales constituyen aproximadamente el 80 % de la base de clientes de Clearpay, según el citado informe de Clearpay y Accenture. La clientela más joven, que suele estar más abierta aprobar nuevas tecnologías y herramientas financieras, se ha ido pasando progresivamente a utilizar soluciones de pagos digitales, lo que ha contribuido al éxito de empresas como Afterpay/Clearpay.

  • Personas de elevados ingresos: la plataforma también es popular entre las personas de altos ingresos y, según el informe de Clearpay y Accenture, Clearpay tiene más clientes entre las horquillas de quienes poseen altos ingresos que entre la población general del Reino Unido. Esta tendencia podría atribuirse a su mayor poder adquisitivo, además de a la inclinación de este tipo de personas hacia las compras por Internet.

¿Qué ventajas aporta aceptar Afterpay/Clearpay?

Las empresas que aceptan Afterpay/Clearpay pueden beneficiarse de las siguientes ventajas:

  • Aumento de las ventas y las métricas de rendimiento: las empresas que aceptan opciones de BNPL como Afterpay/Clearpay suelen constatar un incremento de las ventas, ya que el 69 % de los minoristas del Reino Unido indicaron haber mejorado las ventas y las métricas de rendimiento en al menos una de sus áreas de negocio como consecuencia directa de ofrecer el BNPL como método de pago.

  • Acceso a la base de clientes de Afterpay/Clearpay: al incluir Clearpay como opción de pago, las empresas pueden dirigirse hacia clientes de la generación Z y mileniales, quienes conforman más del 80 % de la clientela de Clearpay. Otro colectivo al que las empresas pueden acceder si ofrecen Clearpay es a las personas de ingresos elevados, quienes utilizan Clearpay con mayor asiduidad que la población general del Reino Unido. Además, por las perspectivas de crecimiento a futuro de Afterpay en África y Asia, las empresas que ofrezcan este método de pago también podrán ampliar su alcance en estos mercados.

  • Flujo de caja inmediato: A diferencia de los sistemas tradicionales de crédito o de pago a plazos, Afterpay/Clearpay paga a las empresas el importe íntegro por adelantado. Este pago inmediato puede mejorar drásticamente el flujo de caja, lo que puede ser un factor fundamental sobre todo para pequeñas empresas.

  • Reducción del abandono de carritos: ofrecer opciones de BNPL puede reducir las tasas de abandono de carritos al eliminar las barreras de pago. Dado que la tasa media de abandono de carritos en línea ronda el 70 %, esta disminución puede repercutir muy positivamente sobre los ingresos.

  • Fidelidad de la clientela: la comodidad de los pagos de BNPL puede aumentar las tasas de retención de clientes de las empresas, con los consiguientes efectos positivos sobre los ingresos (según unos estudios, la clientela que vuelve a comprar gasta de media un 67 % más que la que compra por primera vez).

  • Ventaja competitiva: en los mercados que aún no están saturados de opciones de BNPL, las empresas que acepten Afterpay/Clearpay tienen la oportunidad de diferenciarse, sobre todo entre la clientela que sensible al precio. Se suele percibir que las empresas que ofrecen soluciones de pago punteras son más innovadoras y están más centradas en sus clientes, lo cual puede ser un rasgo distintivo importante en aquellos mercados en los que la diferenciación de la marca supone un desafío.

  • Información sobre el mercado: colaborar con Afterpay/Clearpay puede aportar a las empresas análisis de datos pormenorizados que revelen tendencias y preferencias de sus clientes, a partir de las cuales pueden fundamentar decisiones de inventario, estrategias de marketing e incluso el desarrollo de productos.

  • Reducción del pasivo: al trasladar el riesgo de crédito a Afterpay/Clearpay, las empresas pueden disminuir sus pasivos financieros. En el caso concreto de las pequeñas empresas, esta reducción puede ser significativa, ya que gestionar el riesgo de crédito internamente puede ser costoso y complejo.

¿Qué medidas de seguridad aplica Afterpay/Clearpay?

Afterpay/Clearpay implanta varias medidas de seguridad para proteger contra los riesgos financieros y relacionados con los datos.

  • Cifrado de datos: Afterpay/Clearpay emplea métodos de cifrado avanzados como, por ejemplo, AES-256 para proteger los datos durante la transmisión y en reposo. Este cifrado convierte información confidencial como, por ejemplo, los números de tarjeta de crédito y los datos personales en códigos seguros para reducir el riesgo de vulneraciones de datos.

  • Cumplimiento de la normativa: Afterpay/Clearpay cumple las Normas de Seguridad de Datos de la Industria de Tarjetas de Pago (PCI DSS, por sus siglas en inglés), que imponen auditorías de seguridad periódicas y aseguran que la plataforma mantenga la seguridad del entorno para la gestión de datos de titulares de tarjetas. Asimismo, cumple normativas de protección de datos internacionales como, por ejemplo, el RGPD en Europa, que establece controles estrictos sobre la gestión de los datos y la privacidad de la clientela.

  • Autenticación en dos pasos (2FA): Afterpay/Clearpay utiliza la 2FA en las cuentas de sus clientes, lo que añade una capa más de seguridad que obliga no solo a escribir un nombre de usuario y una contraseña, sino también a utilizar un segundo paso (por ejemplo, un token físico o un método de verificación mediante aplicación) para autenticar las transacciones. Entre las medidas de verificación de la identidad se incluyen la verificación de la dirección y del teléfono, así como métodos digitales tales como la autenticación mediante 3D Secure.

  • Tokenización: Afterpay/Clearpay emplea la tokenización en el proceso de pago. En vez de almacenar o transmitir los datos de la tarjeta propiamente dicho, este método de seguridad sustituye los datos de pago confidenciales por un identificador o token exclusivo.

  • Autenticación reforzada de clientes (SCA): en jurisdicciones como la Unión Europea, donde se aplica la normativa de la segunda directiva sobre servicios de pago (PSD2), Afterpay/Clearpay implementa la SCA, lo que obliga a que los pagos electrónicos se autentiquen mediante la verificación de al menos dos de los siguientes elementos: algo que cada cliente sabe (por ejemplo, una contraseña), algo que cada cliente tiene (por ejemplo, un dispositivo móvil) o algún rasgo físico de cada cliente (por ejemplo, datos biométricos).

  • Auditorías y actualizaciones de seguridad periódicas: Afterpay/Clearpay se somete periódicamente a auditorías de seguridad para identificar y resolver vulnerabilidades, lo que garantiza que las defensas estén actualizadas contra las cambiantes ciberamenazas. Las evaluaciones y las pruebas de penetración periódicas forman parte de la estrategia que sigue Afterpay para identificar y corregir las posibles debilidades de seguridad.

  • API seguras para empresas: Afterpay/Clearpay proporciona interfaces de programación de aplicaciones (API) seguras para la integración con las plataformas de las empresas. Estas API están diseñadas para garantizar la protección de los datos intercambiados entre los sistemas de la empresa y Afterpay.

  • Protección de los datos de la clientela: Afterpay/Clearpay ha implantado políticas para proteger los datos de sus clientes, entre las que se incluyen limitar el acceso a los datos al personal autorizado y utilizar soluciones de almacenamiento de datos seguras.

  • Gestión del riesgo: Afterpay/Clearpay emplea una supervisión de transacciones en tiempo real capaz de detectar actividades inusuales y reaccionar ante ellas. La plataforma utiliza puntuaciones avanzadas de fraude y machine learning, que evolucionan continuamente a partir de los nuevos datos, con la consiguiente mejora de su eficacia. Además, los límites de velocidad supervisan los patrones de las transacciones, lo que añade una capa más de seguridad contra transacciones fraudulentas de gran volumen.

  • Herramientas de prevención de la pérdida de datos: Afterpay/Clearpay también emplea herramientas para proteger contra fugas de datos internos y externos.

¿Cómo se trabaja con Afterpay Clearpay?

Para empezar a aceptar Afterpay/Clearpay como método de pago, las empresas tienen que cumplir requisitos técnicos, jurídicos y normativos concretos. Entre los requisitos básicos se incluyen estar registrada y tener las licencias pertinentes en todas las regiones en las que opere la empresa; así como cumplir todas las leyes y normativas aplicables como, por ejemplo, los procedimientos contra el blanqueo de capitales (AML) y de conocimiento del cliente (KYC), y también con leyes de privacidad de los datos como el RGPD o la ley sobre la privacidad de las personas consumidoras de California (CCPA). Para poder trabajar con Afterpay, las empresas tienen que cumplir los siguientes requisitos técnicos:

  • Compatibilidad con plataformas de e-commerce: las empresas que quieran aceptar Afterpay necesitan una tienda en línea compatible. Afterpay/Clearpay tiene plugins y API que integrar en plataformas de e-commerce habituales (como Shopify, WooCommerce y Magento), que conectan la pasarela de pagos de Afterpay con el sistema de proceso de compra por Internet de la empresa.

  • Conexión a Internet estable: se necesita una conexión a Internet fiable para procesar transacciones con fluidez mediante Afterpay/Clearpay.

  • Cumplimiento de la normativa PCI DSS: las empresas deben cumplir las normas PCI DSS para gestionar la información de las tarjetas de forma segura.

Si las empresas cumplen estos requisitos técnicos, pueden iniciar el proceso de configuración como comerciantes de Afterpay/Clearpay, para lo cual tienen que dar los siguientes pasos:

  • Solicitud de acceso en línea: las empresas deben enviar información y datos financieros esenciales de la empresa a Afterpay/Clearpay a través de un formulario de solicitud de acceso seguro por Internet, así como aportar justificantes de su identidad y titularidad corporativas a efectos de verificación. El equipo de Afterpay revisará la solicitud de acceso y comunicará su decisión dentro de un plazo definido.

  • Configuración de la cuenta: en el caso de que se apruebe la solicitud de acceso, las empresas deben registrarse en Afterpay/Clearpay para crear una cuenta de comerciante. Durante este proceso, es posible que se evalúe la estabilidad financiera y la solvencia de la empresa. Tras el registro, las empresas deben activar la cuenta para configurar pagos.

  • Integración: acto seguido, las empresas tienen que integrar Afterpay/Clearpay en sus sistemas de pago. Las empresas pueden elegir entre diversas opciones de integración mediante API o utilizar plugins preconfigurados para plataformas de e-commerce populares (según el método que mejor se ajuste a sus prestaciones técnicas y a su plataforma). Integrar Afterpay permite a las empresas añadir este método de pago a sus procesos de compra tanto en tiendas físicas como por Internet.

  • Pruebas previas al lanzamiento: las empresas deben llevar a cabo pruebas exhaustivas antes de pasar a modo activo para aceptar pagos. Antes de integrar este método de pago, las empresas también deben confirmar que Afterpay/Clearpay admita las divisas y los países en los que tienen que operar.

Las empresas que utilicen Stripe como procesador de pagos también puede configurar Afterpay/Clearpay a través de Stripe. Para ello, tienen que seguir los pasos indicados a continuación:

  • Confirmar que ya tienen una cuenta de Stripe activa: Las empresas deben confirmar que su plataforma admite la integración tanto de Stripe como de Afterpay/Clearpay. Tendrán que integrar la API de Stripe en su plataforma si todavía no lo han hecho.

  • Activar Afterpay/Clearpay como método de pago: las empresas deben activar Afterpay en su cuenta de Stripe, lo cual puede implicar una verificación adicional.

  • Probar las funciones: las empresas pueden probar las funciones del método de pago en el entorno de prueba de Stripe.

  • Asegurarse de cumplir la normativa PCI y las leyes y normativas locales: las empresas pueden mostrar claramente en sus sitios web el contrato de uso de Stripe y la política de privacidad, en los que se explique el uso de Stripe y de Afterpay/Clearpay.

  • Supervisar las transacciones con asiduidad: tras el lanzamiento, las empresas deben comprobar sistemáticamente que no haya ningún problema ni patrones inusuales.

¿Qué alternativas existen a Afterpay/Clearpay?

En todos los mercados principales de Afterpay hay una serie de alternativas de pago de la competencia. En Australia y Nueva Zelanda, Afterpay es líder en el mercado del BNPL, pero se enfrenta a una feroz competencia por parte de Zip, Humm y Laybuy. En Norteamérica, Klarna y Affirm son su principal competencia en el mercado del BNPL. Afterpay/Clearpay posee una cuota de mercado relativamente pequeña en el mercado europeo del BNPL (que está dominado por Klarna), pero es un actor importante en el mercado del «compra ahora y paga después» del Reino Unido, donde su competencia son Klarna y Laybuy.

A continuación se caracteriza de forma sucinta la principal competencia de Afterpay/Clearpay:

  • Klarna: Klarna es el gigante sueco del BNPL, con una sólida presencia en Europa y Norteamérica. Sus opciones de pago son parecidas a las de Afterpay/Clearpay, entre las que se incluyen los planes de pago «Pay in 4» y «Paga en 30 días».

  • Zip: Zip es un proveedor de BNPL australiano que ha experimentado un rápido crecimiento y que goza de una sólida presencia en Australia, Nueva Zelanda y EE. UU. Ofrece varias opciones de pago, entre las que se incluyen planes de cuotas sin intereses en Australia (que se pueden configurar con un calendario semanal, quincenal o mensual), o una opción para pagar en cuatro plazos en el resto de sus ubicaciones.

  • Sezzle: Sezzle es una empresa de BNPL radicada en EE. UU. con opciones para pagar en dos plazos, en cuatro y mensualmente. Se centra sobre todo en el mercado estadounidense, pero se ha expandido hace poco hacia Canadá.

  • Affirm: Affirm es un proveedor de BNPL radicado en EE. UU. que ofrece opciones de financiación a más largo plazo, normalmente para compras más grandes. Tiene sólidas alianzas con importantes minoristas como Peloton y Wayfair.

  • Laybuy: Laybuy es una empresa de BNPL radicada en Nueva Zelanda con presencia en Australia, Nueva Zelanda y el Reino Unido. Tiene una opción de plan de pago en seis cuotas.

  • Tarjetas de crédito: aunque las tarjetas de crédito presentan condiciones y tipos de interés diferentes a los de los servicios de BNPL, siguen siendo una alternativa de flexibilización de pagos.

  • Tarjetas de débito y transferencias bancarias: algunos bancos ofrecen funciones de «compra ahora y paga después» vinculadas a las tarjetas de débito o las cuentas bancarias parecidas a las de los servicios de BNPL.

  • Financiación en el punto de venta: algunos minoristas tienen sus propias opciones de financiación al efectuar una compra que sirven de alternativa a los servicios de BNPL.

The content in this article is for general information and education purposes only and should not be construed as legal or tax advice. Stripe does not warrant or guarantee the accurateness, completeness, adequacy, or currency of the information in the article. You should seek the advice of a competent attorney or accountant licensed to practice in your jurisdiction for advice on your particular situation.

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.