Instrucciones para aceptar pagos por Internet sin una cuenta de comerciante

¿Necesitas una cuenta de comerciante? Aquí te explicamos lo que son las cuentas de comerciante, cómo ayudan a las empresas a aceptar pagos en Internet y por qué es posible que no necesites una.

  1. Introducción
  2. ¿Qué es una cuenta de comerciante?
  3. Cuenta de comerciante frente a cuenta bancaria comercial
  4. ¿Cómo funcionan las cuentas de comerciante?
  5. Inconvenientes de las cuentas de comerciante
  6. ¿Qué es un facilitador de pago?
  7. Instrucciones para aceptar pagos con tarjeta de crédito sin una cuenta de comerciante
  8. Instrucciones para aceptar pagos por Internet sin una cuenta de comerciante
  9. Ventajas de Stripe frente a cuentas de comerciante

Como propietario de una empresa, decidir cómo aceptar pagos de los clientes es una tarea fundamental con infinitas posibles soluciones. El tipo de configuración de pago que necesitas depende de dónde opera la empresa, quiénes son tus clientes y el método de pago que prefieren. Por ejemplo, la configuración de pago de un técnico del hogar probablemente no se parecerá a la de un minorista de e-commerce. Pero ya sea grande o pequeña, todas las empresas que realizan transacciones en línea con los clientes comparten un objetivo común: hacer que el proceso sea lo más sencillo, exhaustivo y satisfactorio posible. Optar por aceptar pagos por Internet sin una cuenta de comerciante es una forma de agilizar la estrategia de procesamiento de pagos.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es una cuenta de comerciante?
  • Cuenta de comerciante frente a cuenta bancaria comercial
  • ¿Cómo funcionan las cuentas de comerciante?
  • Inconvenientes de las cuentas de comerciante
  • ¿Qué es un facilitador de pago?
  • Instrucciones para aceptar pagos con tarjeta de crédito sin una cuenta de comerciante
  • Instrucciones para aceptar pagos por Internet sin una cuenta de comerciante
  • Ventajas de Stripe frente a cuentas de comerciante

¿Qué es una cuenta de comerciante?

Una cuenta de comerciante es una cuenta bancaria utilizada específicamente para retener fondos de una transacción de cliente antes de que se depositen en la cuenta bancaria comercial del comerciante. Una cuenta de comerciante actúa como depósito de almacenaje para los fondos de una transacción de cliente; es el primer lugar donde se depositan los fondos una vez procesada la transacción.

Los bancos y entidades financieras que proporcionan servicios para comerciantes ofrecen estas cuentas. A veces, los mismos bancos que emiten cuentas de comerciante suministrarán hardware o software de pasarela de pagos a las empresas, pero a menudo también sucede que solo proporcionan la cuenta y dejan que las empresas compongan un sistema completo de pagos mediante proveedores externos.

Cuenta de comerciante frente a cuenta bancaria comercial

Las dos principales diferencias entre una cuenta de comerciante y una cuenta bancaria comercial normal son cómo se usa la cuenta y quién la opera y mantiene. La cuenta bancaria comercial normal de un comerciante, propiedad del banco o entidad financiera del comerciante, es la cuenta desde la que se envían y reciben los pagos relacionados con todos los ámbitos de las operaciones comerciales: el pago de empleados, del alquiler de los locales de comercio minorista, del sitio web, etc. Una cuenta bancaria comercial se utiliza de la forma que solemos asociar con una cuenta bancaria normal.

Por otro lado, las cuentas de comerciante se utilizan solo con una finalidad: retener fondos de la venta de un cliente inmediatamente después de que se complete la transacción y transferir esos fondos a la cuenta bancaria comercial principal del comerciante. Las cuentas de comerciante no son cuentas bancarias desde las que se puedan emitir pagos (con la excepción de transferir fondos a la cuenta bancaria comercial principal).

¿Cómo funcionan las cuentas de comerciante?

Las cuentas de comerciante desempeñan un importante papel en el complejo proceso que tiene lugar una vez que el cliente inicia una transacción con tarjeta de crédito. Cuando la transacción empieza (se pasa la tarjeta de crédito, o se inserta o se aproxima en el punto de venta, o bien se introduce la información de la tarjeta de crédito en un proceso de compra por Internet), el pago se envía al procesador de la tarjeta de crédito del comerciante que, a su vez, contacta con el banco que ha emitido la tarjeta de crédito del cliente a través de la red de la tarjeta de crédito. De modo que todos estos actores participan inmediatamente en el proceso.

Cuando el banco emisor confirma que el cliente tiene fondos suficientes o crédito para cubrir el coste de la transacción, autoriza una transferencia de fondos por ese importe. A continuación, esta transferencia se deposita en la cuenta del comerciante, que no es propiedad del banco, sino del procesador de la tarjeta de crédito del comerciante. Esto supone una pequeña «escala» para los fondos. Los fondos solo se pueden dirigir a la cuenta bancaria comercial del comerciante una vez depositados en la cuenta del comerciante.

Si esto te parece muy complicado, muchos estarán de acuerdo contigo, y por este motivo la mayoría de comerciantes ya no procesan los pagos según este proceso exactamente. Más tarde hablaremos de ello.

Inconvenientes de las cuentas de comerciante

Aunque tradicionalmente las cuentas de comerciante han permitido a las empresas procesar los pagos de los clientes, incluyen una serie de desventajas en cuanto a lentitud, dificultad y riesgo relativo asociado a los métodos convencionales de procesamiento de pagos (es decir, anteriores a la época tecnológica y ahora rápidamente obsoletos). A continuación indicamos algunas desventajas importantes de las cuentas de comerciante:

  • Mayor riesgo de fraude:
    Debido a los muchos elementos distintos que componen el proceso de transacción con tarjeta de crédito y las varias partes implicadas para completarlo, hay un mayor riesgo asociado con estos pagos «fragmentados». Piénsalo de este modo: el proceso de transacción con tarjeta de crédito es una carrera de relevos, en la que el procesador de pagos, la cuenta de comerciante, el banco emisor y la red de tarjetas de crédito se encargan de correr diferentes tramos. La información de la transacción y los fondos son el testigo que tiene que pasar de una parte a la otra. Imagínate que en la pista se cuela un actor fraudulento, y que cada vez que el testigo cambia de manos, esta figura oscura intenta sacar provecho de la posible brecha. Esta es la dificultad a la hora de procesar transacciones con tarjeta de crédito mediante una configuración de pago convencional y una cuenta de comerciante. Incluso cuando todas las partes hacen un trabajo excepcional para atender a las preocupaciones de seguridad, cuantas más partes intervienen en una transacción, menos capacidad tendrán para mantener el control total sobre la seguridad de todo el proceso.

  • Evaluación de riesgos de una cuenta de comerciante:
    El riesgo de fraude no pasa desapercibido para los bancos que emiten las cuentas de comerciante. Por este motivo, adoptan medidas para mitigar su riesgo cuando proporcionan una cuenta de comerciante, y esas medidas se pueden traducir en procesos tediosos de evaluación de riesgos para las propias empresas de comerciantes. Durante el proceso de evaluación de riesgos de una nueva cuenta de comerciante, los bancos tienen en cuenta los siguientes factores:

    • A qué sector pertenece la empresa.
    • Cuánto tiempo lleva operando la empresa.
    • Historial de la empresa (historial de pagos, morosidad, bancarrotas, etc.).
    • Historiales previos de la cuenta del comerciante.
    • Historial de crédito personal del solicitante.
  • Comisiones de la cuenta de comerciante:
    Las cuentas de comerciante destacan por sus comisiones, incluidas, entre otras:

    • Comisiones de la plataforma
    • Tasas de instalación
    • Comisiones de mantenimiento de la cuenta
    • Comisiones por transacciones
    • Comisiones por conversión de divisas
    • Comisiones mínimas mensuales
    • Comisiones por contracargos
    • Comisiones por remesas
    • Comisiones anuales
    • Comisiones por rescisión anticipada

Esto son muchas comisiones. El importe total de estas comisiones puede variar de forma considerable en función de una serie de factores, incluido lo que surja durante el proceso de evaluación de riesgos. Por ejemplo, si creas una empresa nueva y tu historial de crédito personal no está impoluto, las comisiones que tengas que pagar serán, casi con total seguridad, más altas que las de alguien con una empresa más establecida y con un mejor historial de crédito personal.

  • Retrasos en el envío de fondos de la cuenta de comerciante:
    Dado que los fondos de la transacción de un cliente llegan a la cuenta del comerciante antes que a la cuenta bancaria comercial del comerciante, y como estas transacciones suelen procesarse por remesas (en lugar de una a una en tiempo real), a menudo se producen retrasos entre el momento en que se produce la transacción de un cliente y cuando los fondos llegan a su destino final. Para las empresas que operan con un cómodo músculo financiero, esto no supone mayor problema. Para otras, que los pagos lleguen a su cuenta con retraso puede significar que las facturas se paguen tarde o que las nóminas no se procesen a tiempo. Como mínimo, altera la capacidad del comerciante para prever con fiabilidad el flujo de caja, lo cual no es lo ideal para ninguna empresa.

¿Qué es un facilitador de pago?

Un facilitador de pago, es un proveedor que amplía las funciones de una cuenta de comerciante sin que se le exija a este pasar por el proceso de abrir su propia cuenta de comerciante individual. En lugar de eso, el facilitador de pago tiene una cuenta maestra de comerciantes que utiliza a fin de procesar pagos para todos los «comerciantes secundarios» de su red.

Instrucciones para aceptar pagos con tarjeta de crédito sin una cuenta de comerciante

Como utilizar una cuenta de comerciante a través de un proveedor de servicios de comerciante es una forma relativamente masiva y cara de gestionar los pagos con tarjeta de crédito, muchos comerciantes simplemente ya no están interesados en seguir ese camino. Lo que nos lleva a esta pregunta: ¿cómo aceptas pagos con tarjeta de crédito de los clientes cuando no tienes una cuenta de comerciante? La respuesta para la mayoría de comerciantes es usar una solución de facilitador de pago más moderna y tecnológica de un proveedor de comercio como Stripe. Usar un facilitador de pago es, cada vez más, la forma preferida que tienen los comerciantes de aceptar pagos con tarjeta de crédito de los clientes sin necesidad de tener una cuenta de comerciante.

Además de un servicio de facilitador de pago que puede sustituir a nivel operativo a una cuenta de comerciante, estos también necesitan un conjunto básico de hardware y software para poder aceptar pagos con tarjeta de crédito de los clientes, incluido lo siguiente:

  • Hardware y software de punto de venta.
  • Un lector de tarjetas para las compras en persona, preferiblemente una que pueda aceptar estos tipos de pago:
    • Pagos pasando la tarjeta, con la banda magnética de una tarjeta de débito o de crédito.
    • Pagos con chip EMV, en los que se inserta la tarjeta de débito o de crédito en el lector.
    • Pagos sin contacto, mediante tecnología NFC.
  • Una cuenta bancaria comercial (diferente de una cuenta de comerciante).

Instrucciones para aceptar pagos por Internet sin una cuenta de comerciante

En el caso de los pagos por Internet, los comerciantes necesitarán una tienda en línea, en su propio sitio web o en una plataforma o marketplace (por ejemplo, Etsy, Airbnb). En los sitios web de e-commerce propiedad de los comerciantes, necesitarán una interfaz de finalización de proceso de compra con una pasarela de pagos que pueda aceptar datos de la tarjeta de débito o de crédito.

Las soluciones de facilitador de pago pueden capacitar a las empresas para aceptar pagos por Internet sin una cuenta de comerciante o número de identificación de comerciante (MID) propio. La mayoría de los proveedores de servicios de pago que suplen la función de las empresas que solían usar cuentas de comerciante, como Stripe, ofrecen una amplia gama de servicios que hacen posible las transacciones por Internet de extremo a extremo, sin necesidad de una cuenta de comerciante.

Ventajas de Stripe frente a cuentas de comerciante

Stripe, que es la evolución tecnológica del modelo tradicional de facilitador de pago, es una solución completa que combina en un sistema las funciones de una cuenta de comerciante y una pasarela de pago. Esto significa que Stripe sirve para que las empresas acepten pagos y también depositen fondos en su cuenta bancaria comercial. Stripe ofrece muchas ventajas para las empresas en comparación con aceptar pagos mediante una cuenta de comerciante convencional.

  • Ventajas de Stripe para las empresas:
    En el caso de las empresas, el uso de Stripe en lugar de una cuenta de comerciante aportará ventajas como las siguientes:

    • Una aplicación y un proceso de activación muy racionalizados
    • Comisiones más bajas
    • Acceso a una amplia gama de servicios adicionales a los comerciantes, todos ellos integrados en un ecosistema cohesionado

En otras palabras, Stripe es más sencillo, más económico y muchísimo más funcionar que usar una cuenta de comerciante independiente. Cabe mencionar que, para las empresas que usan (o tienen previsto usar) Stripe en cualquier capacidad, con cuentas de comerciante externas no se puede usar.

  • Ventajas de Stripe para plataformas y marketplaces:
    En comparación con las empresas de un solo comerciante, las plataformas y los marketplaces tienen necesidades únicas cuando se trata de aceptar y procesar pagos, basadas en gran medida en las dos cosas que la mayoría de ellos tienen en común:

    • Hagan lo que hagan con los pagos, deben poder hacerlo a gran escala.
    • Su proceso de pagos es una parte fundamental de su experiencia del cliente, lo que eleva aún más las apuestas.

Más allá del simple hecho de facilitar los pagos, Stripe permite a las plataformas y marketplaces utilizar los pagos como forma de diferenciación, mejorar la experiencia del cliente y monetizar las transacciones en sus plataformas. Y, por supuesto, todas las ventajas de las empresas también se aplican a las plataformas y marketplaces que utilizan Stripe en vez de cuentas de comerciante. Para obtener más información sobre cómo Stripe acepta pagos sin necesidad de una cuenta de comerciante, aquí te enseñamos cómo empezar.

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.