Seguridad en los pagos: una guía detallada y práctica para las empresas

Payments
Payments

Acepta pagos por Internet y en persona desde cualquier rincón del mundo con una solución de pagos diseñada para todo tipo de negocios, desde startups en crecimiento hasta grandes empresas internacionales.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es la seguridad en los pagos?
  3. Tipos de seguridad en los pagos
    1. Cifrado
    2. Tokenización
    3. Autenticación
    4. Detección y prevención del fraude
    5. Cumplimiento de los estándares de seguridad de datos del sector de tarjetas de pago
    6. Pasarelas de pago seguras
    7. Firewall y seguridad de red
    8. Actualizaciones y parches de seguridad
  4. ¿Qué tipos de empresas deben preocuparse por la seguridad en los pagos?
  5. Cómo crear una estrategia de seguridad en los pagos

Todas las empresas deben preocuparse por la seguridad en los pagos; el 71 % de las empresas informó de que fue objetivo de fraude en los pagos en 2021. Y el fraude en los pagos puede ser increíblemente costoso; cada ataque de filtración de datos en EE. UU. costó de media 9,44 millones de dólares. Las empresas deben priorizar la seguridad en los pagos para proteger la información confidencial de sus clientes, mantener la confianza del cliente y evitar costosas pérdidas financieras.

A continuación se explica un guía con pasos prácticos para desarrollar e implementar una estrategia sólida de seguridad en los pagos. Tanto si eres un minorista de e-commerce, una tienda física o un proveedor de SaaS (Software como Servicio), es importante que cuentes con una estrategia sólida de seguridad en los pagos para alcanzar el éxito en tu empresa.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es la seguridad en los pagos?
  • Tipos de seguridad en los pagos
  • ¿Qué tipos de empresas deben preocuparse por la seguridad en los pagos?
  • Cómo crear una estrategia de seguridad en los pagos

¿Qué es la seguridad en los pagos?

La seguridad en los pagos hace referencia a los sistemas, procesos y medidas empleadas para proteger las transacciones financieras del acceso no autorizado, las filtraciones de datos y el fraude. Para las empresas en línea y con establecimientos físicos, garantizar la seguridad en los pagos es importante para mantener la confianza de los clientes, minimizar las pérdidas financieras y cumplir con las normativas relevantes y los estándares del sector.

Tipos de seguridad en los pagos

Existen varios tipos de medidas y tecnologías de seguridad en los pagos que las empresas pueden implementar para proteger las transacciones financieras y los datos de los clientes. Entre los tipos más habituales se incluyen los siguientes:

Cifrado

El cifrado protege los datos confidenciales de los clientes y las transacciones financieras del acceso no autorizado, la manipulación y el robo. Hay dos tipos principales de cifrado: simétrico y asimétrico. El cifrado simétrico consiste en utilizar la misma clave para bloquear y desbloquear los datos, mientras que el cifrado asimétrico, también conocido como «cifrado de clave pública», utiliza dos claves: una pública para bloquear y otra privada para desbloquear los datos. Por lo general, se considera que el cifrado asimétrico es más seguro, porque la clave privada no se comparte.

Las empresas utilizan habitualmente protocolos de cifrado, tales como Secure Sockets Layer (SSL) y Transport Layer Security (TLS), para proteger la transmisión de datos entre los exploradores de los clientes y los sitios web de las empresas o las plataformas de pagos. El cifrado SSL/TLS utiliza una combinación de cifrado simétrico y asimétrico para establecer una conexión segura y proteger los datos durante la transmisión.

Las empresas deben usar algoritmos sólidos de cifrado, protocolos actualizados y prácticas adecuadas de gestión de claves, como la rotación frecuente de claves y un almacenamiento seguro. Las evaluaciones y actualizaciones periódicas de tus sistemas de cifrado son necesarias para afrontar las amenazas emergentes y garantizar el máximo nivel de protección de los datos de los clientes.

Tokenización

La tokenización protege la información confidencial de los pagos al reemplazarla por tokens únicos que no tienen un valor intrínseco en caso de que se pongan en peligro. Disuade a los estafadores de robar la información de pago; para ello, la convierte de forma que, en caso de que se robe, resulta inútil. Este proceso reduce considerablemente el riesgo de accesos no autorizados y filtraciones de datos, y cumple los estándares y la normativa del sector.

La tokenización de los pagos reemplaza los datos confidenciales, como los números de la tarjeta de crédito, por tokens únicos que genera un sistema seguro. Estos tokens se utilizan para hacer referencia a la información original del pago, que se guarda en un almacén centralizado de tokens. Los tokens no se pueden usar para realizar transacciones fraudulentas o ingeniería inversa a fin de revelar los datos originales del pago.

Autenticación

La autenticación es una medida fundamental de la seguridad en los pagos que verifica la identidad de los usuarios que intentan acceder o completar una transacción.

Existen varios tipos de autenticación como, por ejemplo, los siguientes:

  • Autenticación en un paso (SFA): requiere una forma de identificación, normalmente una contraseña o un PIN.
  • Autenticación en dos pasos (2FA): requiere dos formas de autenticación, como una contraseña y un código único enviado a un dispositivo registrado.
  • Autenticación multifactor (MFA): requiere tres o más formas de identificación, que puede incluir datos biométricos, preguntas de seguridad o tokens físicos.

Gracias a la 2FA o MFA, las empresas pueden mejorar enormemente la seguridad en los pagos al añadir un nivel adicional de protección frente a transacciones no autorizadas. Entre los métodos de autenticación estándar utilizados en el procesamiento de pagos se incluyen los siguientes:

  • Valor de verificación de la tarjeta (CVV): un código de tres o cuatro dígitos imprimido en las tarjetas de débito y crédito, que los clientes deben proporcionar durante las transacciones por Internet o por teléfono para demostrar que tienen la tarjeta física en su poder.
  • Contraseña de un solo uso (OTP): un código único y con limitación de tiempo enviado al dispositivo registrado del cliente (p. ej., mediante SMS o una aplicación de autenticación) que el cliente tiene que introducir para completar una transacción.
  • Autenticación biométrica: el uso de características físicas únicas, como el reconocimiento facial, la huella o el escaneo del iris, para verificar la identidad del cliente.

Detección y prevención del fraude

Estos sistemas ayudan a las empresas a identificar y prevenir las transacciones fraudulentas al supervisar patrones en las transacciones, conductas de los clientes y otros factores de riesgo. Las técnicas como, por ejemplo, los algoritmos de machine learning, el análisis de comportamiento y la clasificación de riesgos pueden detectar anomalías y prevenir el fraude.

Cumplimiento de los estándares de seguridad de datos del sector de tarjetas de pago

Los estándares de seguridad de datos de la normativa PCI (PCI DSS) del sector de tarjetas de pago es un conjunto de estándares de seguridad diseñados para garantizar que todas las empresas que procesan, almacenan o transmiten información de tarjetas de crédito mantienen un entorno seguro. El cumplimiento de la normativa PCI DSS permite a las empresas proteger los datos de los clientes, minimizar el riesgo de filtraciones de datos y evitar posibles multas o sanciones.

Lograr y mantener el cumplimiento de la normativa PCI DSS es importante para proteger la información de pago confidencial de los clientes y demostrar tu compromiso con la seguridad. Para garantizar el cumplimiento de la normativa PCI DSS, las empresas deben cumplir los siguientes pasos:

  • Realizar una evaluación exhaustiva de riesgos para identificar posibles vulnerabilidades en tu infraestructura de procesamiento de pagos.
  • Implementar las medidas de seguridad necesarias, como el cifrado, la tokenización y controles seguros de acceso, para abordar los riesgos identificados.
  • Supervisar, probar y actualizar periódicamente los sistemas, las redes y las aplicaciones para mantener un entorno seguro y anticiparse a las amenazas emergentes.
  • Instruir a tus empleados en los requisitos de PCI DSS y en las mejores prácticas para gestionar los datos de los titulares de tarjetas de forma segura.
  • Trabajar con proveedores de procesamiento de pagos que cumplan la normativa PCI DSS, como Stripe, a fin de reducir la carga de trabajo de tus actividades de cumplimiento de la normativa y garantizar el mayor nivel de seguridad para los datos de tus clientes.

Pasarelas de pago seguras

Las pasarelas de pagos seguras facilitan el procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito a la vez que protegen los datos de pago de los clientes del acceso no autorizado y el fraude. Al proporcionar un canal seguro para transmitir información de pago entre el cliente, la empresa y el procesador de pagos, o banco adquirente, las pasarelas de pagos son un componente importante de un entorno de pago muy seguro.

Entre las funciones clave de las pasarelas de pagos seguras se incluyen las siguientes:

  • Cifrado
    Las pasarelas de pagos seguras emplean protocolos de cifrado, como SSL y TLS, para cifrar los datos de pago confidenciales durante la transmisión. Estos protocolos garantizan que la comunicación entre el explorador del cliente y la pasarela de pagos es segura y protege los datos para que no se intercepten o manipulen.

  • Tokenización
    Muchas pasarelas de pagos seguras ofrecen servicios de tokenización para mejorar aún más la seguridad en los pagos. La tokenización, que reemplaza los datos confidenciales del pago por tokens únicos que no sirven de nada si se ponen en peligro, ayuda a proteger los datos de los clientes, reduce el riesgo de filtraciones de datos y simplifica el cumplimiento de la normativa PCI DSS para las empresas.

  • Autenticación y prevención de fraude
    Las pasarelas de pagos seguras implementan diversos métodos de autenticación, como comprobaciones de CVV/CVC, 3D Secure y autenticación biométrica, para verificar la identidad del cliente y prevenir transacciones no autorizadas. Además, emplean sistemas para la detección y prevención avanzadas del fraude que usan machine learning, análisis de comportamiento y clasificación de riesgos a fin de identificar y bloquear transacciones fraudulentas en tiempo real.

  • Cumplimiento de la normativa del sector
    Las pasarelas de pagos seguras cumplen con PCI DSS y con otras normativas relevantes del sector, lo que garantiza que mantienen un entorno seguro para procesar, almacenar y transmitir datos de los titulares de tarjetas. Trabajar con una pasarela de pagos que cumpla con la normativa reduce la carga que supone para las empresas cumplir estos requisitos de forma independiente.

  • Tiempo de actividad y fiabilidad
    Una pasarela de pagos segura debe mantener un tiempo de actividad y una fiabilidad elevados para garantizar que los clientes puedan completar transacciones sin interrupciones. La supervisión periódica, la redundancia de medidas y una infraestructura sólida permiten a la pasarela procesar coherentemente transacciones de forma segura y eficaz.

Al elegir una pasarela de pagos, ten en cuenta las funciones de seguridad, el cumplimiento con la normativa PCI DSS, la facilidad de integración con tus sistemas actuales, las comisiones de transacción y el servicio de atención al cliente. Al asociarse con una pasarela de pagos segura y de confianza, o elegir un procesador de pagos como Stripe que ofrezca funciones de pasarela de pagos, puedes ofrecer a tus clientes una experiencia de pago sencilla y segura, al tiempo que proteges la empresa de posibles riesgos financieros y de reputación.

Firewall y seguridad de red

El firewall y la seguridad de red ayudan a proteger la infraestructura de pagos y los datos confidenciales de los clientes frente a amenazas externas, como piratas informáticos, software malicioso y otros estafadores.

Un firewall es un tipo de sistema de seguridad que actúa como un guarda de seguridad para la red de un ordenador, controlando la información que entra y sale según unas reglas concretas. Los firewalls crean una barrera de protección entre una red de confianza dentro de una empresa, como un sistema de pagos, y el mundo exterior, como Internet (que no es muy fiable), lo que ayuda a prevenir el acceso no autorizado a la red. Los firewalls pueden estar basados en hardware, en software o en una combinación de ambos.

Entre los aspectos fundamentales de los firewalls y la seguridad de red para las empresas se incluyen los siguientes:

  • Segmentación de la red
    Dividir la red en segmentos más pequeños y aislados ayuda a limitar los posibles daños de una infracción de seguridad. Al mantener los datos confidenciales de pago y los sistemas en segmentos separados de la red, las empresas pueden proteger mejor estos activos frente al acceso no autorizado y minimizar la carga de trabajo derivada del cumplimiento de la normativa PCI DSS.

  • Sistemas de detección y prevención de intrusiones (IDPS)
    Las soluciones IDPS supervisan el tráfico de la red en busca de actividad sospechosa, detectan posibles amenazas y toman medidas para prevenir o mitigar estas amenazas. Mediante una combinación de métodos, como la comprobación de las amenazas conocidas y el análisis de las reglas de comunicación, las soluciones IDPS pueden identificar y bloquear muchos tipos de ataques, inclusos los que son nuevos.

  • Controles de acceso sólidos
    Los controles de acceso como la autenticación multifactor (MFA), el control de acceso basado en roles (RBAC) y el «principio del privilegio mínimo», que consiste en conceder a las personas o entidades el nivel mínimo de acceso necesario para realizar sus tareas o funciones específicas relacionadas con el procesamiento de pagos, ayudan a garantizar que solo los usuarios autorizados puedan acceder a los recursos de la red y a los sistemas de pago confidenciales.

  • Supervisión de la seguridad y respuesta a incidentes
    La supervisión continua de la actividad de la red, junto a un plan de respuesta a incidentes bien definido, ayuda a las empresas a identificar rápidamente las amenazas de seguridad, y responder a ellas, lo que minimiza los posibles daños y el tiempo de inactividad.

Invierte en soluciones de seguridad de red y en firewalls que se adapten a las necesidades específicas de tu empresa y al perfil de riesgo. Al implementar estas medidas de seguridad, puedes proteger tu infraestructura de pagos frente a las amenazas externas, salvaguardar los datos de los clientes y mantener la reputación de la empresa.

Actualizaciones y parches de seguridad

Los comerciantes de software, los fabricantes de hardware y los proveedores de sistemas operativos lanzan actualizaciones y parches de seguridad para solucionar las vulnerabilidades conocidas, los errores u otros problemas de seguridad en sus productos. Las actualizaciones y parches de seguridad habituales son componentes cruciales para mantener un entorno seguro en las empresas. Permiten proteger la infraestructura de pagos, los datos de los clientes y otros sistemas críticos frente a vulnerabilidades, ciberataques y el acceso no autorizado.

Aplicar estas actualizaciones y parches periódicamente ayuda a las empresas a lo siguiente:

  • Corregir vulnerabilidades
    Las actualizaciones y los parches resuelven los fallos de seguridad o los puntos débiles que los piratas informáticos pueden aprovechar para obtener acceso no autorizado a los sistemas o robar datos confidenciales. Si estás al día en lo referente a los parches de seguridad, puedes reducir el riesgo de filtraciones de datos y ciberataques.

  • Mejorar el rendimiento
    Las actualizaciones suelen incluir mejoras de rendimiento, correcciones de errores o nuevas funciones que pueden mejorar la estabilidad general, la eficacia y las funciones de tus sistemas y software.

  • Preservar el cumplimiento de la normativa
    Los requisitos normativos a veces obligan a que las empresas apliquen actualizaciones de seguridad y parches en plazos determinados para preservar el cumplimiento de la normativa. La actualización periódica de tus sistemas puede ayudar a evitar multas o sanciones asociadas con la falta de cumplimiento de la normativa.

  • Protegerse frente a amenazas emergentes
    Las ciberamenazas continúan evolucionando a medida que los piratas informáticos descubren nuevas vulnerabilidades y desarrollan nuevas técnicas de ataque. La aplicación de actualizaciones y parches te permite anticiparte a estas amenazas emergentes y mantener un entorno seguro.

Todas las empresas necesitan una meditada para gestionar la seguridad en los pagos. Para garantizar la aplicación habitual de actualizaciones y parches de seguridad, las empresas deben cumplir los siguientes pasos:

  1. Establecer una política de gestión de parches: desarrolla una política clara que resuma el enfoque de tu organización de la gestión de parches y que incluya las responsabilidades, prioridades, plazos y procedimientos para aplicar actualizaciones y parches.
  2. Supervisar las actualizaciones: mantente informado acerca de las actualizaciones y parches nuevos; para ello, suscríbete a avisos o boletines sobre seguridad de comerciantes de software, fabricantes de hardware y proveedores de sistemas operativos. Asimismo, plantéate el uso de herramientas automatizadas que pueden ayudar a identificar parches que no tengas aplicados o software obsoleto.
  3. Priorizar y programar las actualizaciones: evalúa la gravedad de las vulnerabilidades identificadas y establece prioridades para las actualizaciones según el riesgo. Programa las actualizaciones y los parches durante periodos en los que se utilice poco el sistema para minimizar las interrupciones de tu actividad comercial.
  4. Probar e implementar actualizaciones: antes de implementar actualizaciones y parches, pruébalos en un entorno controlado para garantizar la compatibilidad e identificar posibles problemas. Una vez que se hayan completado las pruebas, implementa las actualizaciones y los parches en tu entorno de producción.
  5. Revisar y auditar: revisa frecuentemente tu proceso de gestión de parches para asegurarte de que es eficaz y que cumple con los estándares del sector y con las políticas de la organización. Lleva a cabo auditorías periódicas para verificar que todos los sistemas están actualizados y son seguros.

¿Qué tipos de empresas deben preocuparse por la seguridad en los pagos?

Todas las empresas que procesen, almacenen o transmitan información de pago, incluidos los datos de la tarjeta de crédito, deben tener la seguridad en los pagos como una de sus preocupaciones. Sea cual sea el tamaño, el sector o el tipo de empresa, mantener unos procesos de pago seguros es importante para proteger los datos confidenciales de los clientes, garantizar la confianza del cliente y cumplir con los estándares y la normativa del sector.

Entre los tipos habituales de empresas que tienen que preocuparse por la seguridad en los pagos se incluyen los siguientes:

  • Empresas de e-commerce
    Los comerciantes minoristas en línea y los proveedores de servicios que aceptan pagos a través de sus sitios web o de aplicaciones móviles tienen que implementar pasarelas de pagos seguras, cifrado y otras medidas de seguridad para proteger los datos de los clientes durante las transacciones.

  • Tiendas físicas
    Los comercios minoristas físicos que procesan pagos mediante un sistemas de punto de venta, incluidas las transacciones con la tarjeta presente, deben garantizar la seguridad de sus terminales de pago, la infraestructura de red y los datos almacenados de los clientes.

  • Empresas de hostelería
    Los hoteles, restaurantes y otras empresas de hostelería que gestionan pagos de clientes, deben implementar medidas sólidas de seguridad en los pagos, como sistemas POS seguros, tokenización y controles de acceso para proteger los datos de los clientes.

  • Empresas que aceptan pagos recurrentes
    Las empresas que ofrecen servicios, como servicios públicos, telecomunicaciones o suscripciones, y que procesan pagos recurrentes de los clientes tienen que garantizar la seguridad de sus procesos de pago y de los datos almacenados de los clientes.

  • Organizaciones sin ánimo de lucro
    Las organizaciones sin ánimo de lucro y las benéficas que aceptan donaciones o procesan pagos para eventos, membresías o artículos deben implementar métodos de pago seguros para proteger la información confidencial de los miembros y donantes.

  • Empresas B2B
    Las empresas que procesan pagos de otras empresas, como proveedores, comerciantes o socios, deben priorizar la seguridad en los pagos para mantener la confianza y proteger los datos financieros confidenciales.

Cómo crear una estrategia de seguridad en los pagos

La seguridad en los pagos es un desafío complejo que requiere una serie de soluciones variadas y flexibles. Pero si adoptas las medidas adecuadas, puedes crear un entorno seguro que fomente la confianza de los clientes y respalde prácticas de cumplimiento de la normativa eficaces.

Los siguientes pasos son un resumen de cómo las empresas pueden desarrollar una estrategia completa de seguridad en los pagos:

1. Realizar una evaluación de riesgos
Empieza por analizar tu infraestructura de pagos, procesos y sistemas actuales para identificar posibles vulnerabilidades y áreas de mejora. Determina los tipos de datos confidenciales que gestiona tu empresa y dónde se almacenan, procesan y transmiten.

2. Entender los requisitos de cumplimiento de la normativa
Familiarízate con las normas y reglamentos que rigen tu sector, como PCI DSS, y determina los requisitos de cumplimiento de la normativa específicos de tu empresa, en función de los mercados donde operes. Asegúrate de que entiendes los controles y las prácticas de seguridad que exigen estas normas.

3. Desarrollar políticas y procedimientos de seguridad
Establece políticas y procedimientos claros que aborden la seguridad de los pagos, incluidas directrices para el tratamiento de datos confidenciales, controles de acceso, respuesta a incidentes y formación de los empleados. Cerciórate de que estas políticas y procedimientos están en consonancia con las normas y reglamentos del sector.

4. Implementar medidas de seguridad
En función de tu evaluación del riesgo y los requisitos de cumplimiento de la normativa, implementa medidas de seguridad adecuadas, tales como el cifrado, la tokenización, una autenticación sólida y configuraciones de firewall. Selecciona pasarelas de pagos seguras y trabaja con proveedores que se adhieran a la normativa PCI DSS para agilizar las labores de cumplimiento de la normativa.

5. Supervisar sistemas y realizar pruebas de esfuerzo
Supervisa frecuentemente tus sistemas de pagos, redes y aplicaciones en busca de posibles amenazas o vulnerabilidades. Tácticas como los análisis de vulnerabilidades, las pruebas de penetración y las auditorías de sistemas pueden evaluar la eficacia de tus medidas de seguridad e identificar áreas de mejora.

6. Ajustar tu planteamiento según se indique
Incluso las estrategias de seguridad planeadas con esmero tendrán que ajustarse para adaptarse al paso del tiempo. Evalúa continuamente la eficacia de tu estrategia de seguridad de pagos y ajústala según sea necesario para hacer frente a los cambios en la empresa, la normativa del sector o el panorama de las amenazas. Las revisiones periódicas ayudan a garantizar que tu estrategia sigue siendo relevante y eficaz en lo referente a la protección de los datos de tus clientes.

7. Crear un plan de respuesta a incidentes
Desarrolla un plan de respuesta a incidentes bien definido para guiar a tu organización en caso de que se produzca una infracción de seguridad u otros incidentes. Este plan debería resumir las funciones y responsabilidades, los protocolos de comunicación y los procedimientos para contener y mitigar el incidente.

Obtén más información sobre cómo Stripe puede respaldar a tu empresa con seguridad en los pagos y prevención de fraude avanzados y descubre las herramientas y recursos disponibles a fin de garantizar una experiencia de pago sencilla y segura para tus clientes.

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.