Guía detallada sobre los adeudos ACH

Payments
Payments

Acepta pagos por Internet y en persona desde cualquier rincón del mundo con una solución de pagos diseñada para todo tipo de negocios, desde startups en crecimiento hasta grandes empresas internacionales.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es un adeudo ACH?
  3. ¿Dónde se usan los adeudos ACH?
  4. ¿Quiénes utilizan adeudos ACH?
    1. Uso empresarial de los adeudos ACH
    2. Uso de adeudos ACH por parte de clientes
  5. ¿Cómo funcionan los adeudos ACH?
    1. Inicio y ruta de las transacciones
    2. Seguridad de los datos
    3. Estructura de comisiones
    4. Cobro y compensación
    5. Adopción y tendencias de uso
  6. ¿Qué ventajas aporta a las empresas aceptar adeudos ACH?
    1. Comisiones por transacción más bajas
    2. Eficiencia para los pagos recurrentes
    3. Menos errores en el procesamiento de pagos
    4. Mejoras para la seguridad de los pagos
    5. Optimización de las operaciones
    6. Acceso a análisis de datos sólidos
    7. Más satisfacción para la clientela
    8. Tendencias de mercado y crecimiento de los adeudos ACH
  7. Medidas de seguridad de los adeudos ACH
  8. Requisitos para que las empresas acepten adeudos ACH
    1. Apertura de una cuenta de comerciante
    2. Contrato con un operador de ACH
    3. Cumplimiento de las regulaciones de Nacha
    4. Cumplimiento de la normativa del sector de pagos con tarjeta PCI (PCI DSS)
    5. Implementación de herramientas de prevención de fraude
    6. Integración del software
    7. Formación de plantillas de personal
    8. Divulgación y autorización
  9. Alternativas a los adeudos ACH

Las transferencias ACH son un método muy habitual para el procesamiento de pagos que traslada los fondos directamente entre dos cuentas bancarias. Dentro del ecosistema de pagos internacional, los sistemas ACH se coordinan con las prácticas bancarias locales. Cada país implementa una versión propia, adaptada según las prácticas y las regulaciones bancarias nacionales.

De acuerdo con Nacha, en 2022 y dentro de EE. UU., la red ACH procesó 30.000 millones de pagos. Tanto empresas como clientes se decantan cada vez más por la fiabilidad y la trazabilidad de las transacciones mediante adeudos ACH. Se trata de una modalidad de transferencia ACH que encaja muy bien dentro de la tendencia proclive a los pagos electrónicos.

Ahora bien, aunque las transferencias ACH constituyen un método de pago con gran presencia en los EE. UU., en otros países el panorama es distinto. Por ejemplo, en la Unión Europea, las transferencias SEPA representan un enfoque estandarizado para los pagos internacionales dentro de la zona euro, que agiliza el proceso tanto para emisores como para receptores de pagos y provoca que no sea tan necesario recurrir a sistemas como ACH. Los países con infraestructuras bancarias avanzadas tienden a registrar tasas de uso más elevadas de los adeudos ACH. En contraste, aquellas naciones cuyos sistemas bancarios no se encuentran tan desarrollados suelen confiar más en métodos de pago alternativos como los pagos con dispositivos móviles, muy populares gracias a que requieren menos infraestructura. La legislación bancaria local, la preferencia del gran público por las transacciones sin efectivo y el nivel de integración tecnológica en el plano local condicionan cómo se usan los pagos mediante adeudo ACH en cada lugar.

A escala global, los sistemas de adeudo ACH comparten un objetivo común: que se ejecuten transferencias de fondos de forma eficiente y fiable. Esta guía resume cómo funcionan los pagos mediante adeudo ACH y describe los rasgos específicos del adeudo ACH en distintas regiones de todo el planeta.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es un adeudo ACH?
  • ¿Dónde se usan los adeudos ACH?
  • ¿Quiénes utilizan adeudos ACH?
  • ¿Cómo funcionan los adeudos ACH?
  • ¿Qué ventajas aporta a las empresas aceptar adeudos ACH?
  • Medidas de seguridad de los adeudos ACH
  • Requisitos para que las empresas acepten adeudos ACH
  • Alternativas a los adeudos ACH

¿Qué es un adeudo ACH?

El adeudo ACH (Automatic Clearing House) es un tipo de transferencia ACH que retira fondos directamente de la cuenta bancaria de la persona pagadora. Su entidad operadora es Nacha, llamada originalmente National Automated Clearing House Association (Asociación nacional de la cámara de compensación automatizada), encargada de administrar la red ACH. Esta procesa grandes volúmenes de transacciones mediante tarjetas de débito y crédito por lotes. La red ACH actúa como un centro de gestión de trámites financieros y conecta a bancos y entidades financieras. Permite efectuar distintos tipos de pagos, como depósitos directos, nóminas, facturas de clientes, liquidaciones de impuestos y muchas transacciones de empresa a empresa (B2B).

Los adeudos ACH difieren de otros métodos de pago por su protocolo de procesamiento y su velocidad. Cuando una empresa o un particular inicia una transacción mediante adeudo ACH, la parte solicitante primero debe obtener la autorización de la persona titular de la cuenta para retirar fondos. Se puede hacer por medio de un contrato firmado, una conversación de voz grabada o un formulario de consentimiento por Internet. Tras obtener la autorización, el pago se procesa y suele tardar unos días hábiles en liquidarse: este plazo permite realizar las comprobaciones necesarias para garantizar la seguridad de la transacción.

El uso de los adeudos ACH en el plano internacional es reflejo de la preferencia generalizada por los pagos electrónicos. Según expone un informe de Nacha, en 2022 la red ACH procesó un monto de 76,7 billones de dólares en concepto de pagos, lo que representa una subida del 6 % respecto a 2021. El sistema destaca por su fiabilidad y se ha adoptado para diversos usos, como la tramitación de transacciones empresariales a gran escala y la automatización de facturas recurrentes. Ahora que empresas y clientes demandan soluciones de pagos electrónicos que se puedan integrar con sus herramientas de finanzas digitales, el adeudo ACH se ha convertido en un elemento fundamental para las transacciones financieras contemporáneas.

¿Dónde se usan los adeudos ACH?

La red ACH se utiliza sobre todo en EE. UU. Pero tengamos en cuenta que es uno de los mayores sistemas de pagos del mundo y uno de los que mejor funciona, muy versátil para las transacciones de clientes y empresas. Un informe publicado por Nacha demostró que la red ACH procesó más de 8000 millones de depósitos directos y 697 millones de pagos intradía en 2022.

Estados Unidos es la nación que lidera el uso de los pagos ACH. En ese país, este sistema de pagos se emplea para transacciones de pago de instituciones gubernamentales, para nóminas y para realizar transacciones de empresas y entre pares. El Estudio de pagos de la Reserva Federal correspondiente a 2022 señalaba que el incremento en el valor de los pagos ACH representaba más del 90 % del aumento del valor de los pagos sin efectivo registrado entre 2018 y 2021, síntoma de la creciente preferencia por este método frente a los pagos convencionales mediante cheques.

En todo el mundo se utilizan sistemas similares de transferencia de fondos electrónica, a menudo bajo denominaciones diferentes y marcos operativos distintos:

  • Países de la zona euro: la SEPA o zona única de pagos en euros (Single Euro Payments Area) utiliza un formato parecido al de ACH para efectuar transferencias en euros entre los países miembros. Gracias a la SEPA, los pagos internacionales en euros son tan sencillos como los pagos nacionales. Esto ha provocado su adopción generalizada en toda Europa.

  • Canadá: En Canadá opera la Asociación de pagos canadiense (Canadian Payments Association, también conocida como Payments Canada), que gestiona los pagos electrónicos en ese país bajo la denominación de adeudo directo. Este apartado incluye pagos de naturaleza similar a los adeudos ACH.

  • Reino Unido: El Sistema de pagos Bacs (Bacs Payment Schemes Limited) es la versión británica de ACH. El adeudo directo Bacs es un método muy popular entre clientes británicos para satisfacer pagos de facturas periódicas.

  • Australia: El Sistema de liquidación electrónica por lotes o Bulk Electronic Clearing System (BECS) es el equivalente australiano de la red BECS y gestiona adeudos directos e ingresos en cuentas bancarias australianas.

¿Quiénes utilizan adeudos ACH?

Existe un abanico muy extenso y variado de empresas y segmentos de clientes que recurren a las transacciones mediante adeudo ACH con frecuencia. Por su fiabilidad y su rentabilidad, la red ACH habilita servicios de pago muy atractivos para un amplio espectro de usuarios.

Uso empresarial de los adeudos ACH

  • Pequeñas y medianas empresas (pymes)
    Muchas pymes optan por las transacciones mediante adeudo ACH para satisfacer pagos a proveedores, abonar nóminas y liquidar obligaciones tributarias. ¿Y por qué eligen este método? Porque resulta muy sencillo configurar pagos recurrentes y porque el coste por transacción es muy bajo, especialmente si se compara con las comisiones por procesamiento de operaciones con tarjeta de crédito.

  • Grandes empresas
    Las corporaciones de grandes dimensiones suelen elegir las transacciones ACH para realizar cobros y desembolsos. Así aprovechan que los adeudos ACH son eficientes y predecibles para gestionar el flujo de caja, automatizar las cuentas por pagar y los procesos de cuentas por cobrar, sin olvidar que también reducen los gastos administrativos.

  • Organizaciones sin ánimo de lucro
    Es habitual que las ONG recurran a los adeudos ACH para cobrar donativos y tarifas de suscripción de las personas socias. El sistema dispone de funciones muy prácticas para los pagos recurrentes, que contribuyen a mejorar los índices de retención de donantes y proporcionan una fuente de ingresos estable.

  • Instituciones gubernamentales
    Las entidades gubernamentales y los entes públicos nacionales, regionales y locales emplean adeudos ACH para gestionar distintos pagos, como los ligados al cobro de impuestos y los desembolsos de prestaciones. La red ACH posee unos estándares de seguridad muy elevados y una gran capacidad para gestionar transacciones a gran escala: dos rasgos que la hacen ideal para las operaciones financieras del sector público.

  • Proveedores de servicios de atención médica y sanitaria
    Las entidades y organizaciones que se dedican a la salud procesan pagos de pacientes, reclamaciones de seguros y pagos a proveedores mediante la red ACH. Este método de pago encaja bien en sus necesidades por su capacidad para tramitar un gran volumen de transacciones y porque ofrece funciones de seguimiento de los pagos y simplifica la conciliación.

Uso de adeudos ACH por parte de clientes

  • Personas asalariadas
    Muchas personas empleadas por cuenta ajena reciben sus salarios mediante depósitos directos ACH.

  • Trabajadores independientes y esporádicos
    Quienes trabajan como profesionales autónomos independientes o por contrato (no empleados) pueden aprovechar los adeudos ACH para pagar facturas y gastos profesionales, porque su procesamiento simple y rápido, unido a las bajas comisiones, suponen grandes ventajas.

  • Compras por Internet
    Aquellos clientes que prefieren evitar las tarjetas de crédito cuando hacen compras en Internet pueden optar por el adeudo directo ACH como método de pago directo desde la cuenta bancaria, porque les proporciona un mayor control sobre sus gastos.

  • Propietarios de viviendas e inquilinos
    Es bastante frecuente que aquellas personas que tiene hipotecas o contratos de alquiler a su nombre efectúen adeudos ACH para satisfacer las cuotas mensuales. Así se aseguran de que no se saltarán ningún pago y hasta podrán mejorar su calificación crediticia personal.

  • Pensionistas
    Las personas jubiladas pueden decidirse a que sus pensiones o prestaciones del seguro social sean reintegradas directamente mediante adeudo ACH. De este modo, podrán disponer de esos fondos sin demoras.

  • Padres y estudiantes
    Los adeudos ACH sirven para satisfacer pagos de matrículas, así que ayudan a gestionar las finanzas de cualquier estudiante y permiten llevar un seguimiento de los gastos en educación a largo plazo.

  • Inversores
    Hay inversores particulares que emplean los adeudos ACH para transferir fondos a cuentas de corretaje y así capitalizan la oportunidad de invertir sin incurrir en comisiones muy elevadas debidas a las transferencias.

El valor de las transacciones de depósito directo ACH aumentó casi un 5 % entre 2021 y 2022, revelando así que las transacciones mediante adeudo ACH tienen cada vez más adeptos en distintos sectores de actividad empresarial y diferentes grupos de clientes. En la actualidad se están desarrollando nuevas tecnologías de pago digitales y en ese panorama, la red ACH continúa firme en su propósito: servir de apoyo a un amplio abanico de transacciones financieras. Con lo cual queda patente su importancia en los sistemas de pago contemporáneos.

¿Cómo funcionan los adeudos ACH?

El adeudo ACH es un sistema de transferencia de fondos electrónica muy utilizado en Estados Unidos. Este método conecta a bancos e instituciones financieras para que ejecuten el adeudo directo sobre cuentas de clientes. El sistema ACH sirve para pagar facturas, abonar cargos recurrentes y efectuar transacciones puntuales. Entre las empresas que utilizan con asiduidad los adeudos ACH figuran compañías proveedoras de servicios públicos, entidades que actúan como prestamistas hipotecarias y servicios basados en modelos de suscripción. Todos estos negocios explotan la eficiencia del sistema ACH para gestionar el procesamiento de pagos masivos y los depósitos directos en concepto de nóminas.

Inicio y ruta de las transacciones

Cuando un cliente o una empresa inicia una transacción mediante adeudo ACH, el proceso comienza con una solicitud de autorización para aplicar el adeudo a su cuenta bancaria, que puede tramitarse mediante un formulario en línea, una conversión telefónica grabada o un formulario impreso firmado. Seguidamente, la entidad que inicia el proceso y que se suele denominar «originadora» envía la información del pago a su banco, denominado «Entidad financiera depositaria originadora» (ODFI).

La ODFI agrupa varias solicitudes ACH y las remite por lotes, con una cadencia y horario predeterminados (pero siempre dentro del mismo día) a los operadores ACH, que pueden ser la Reserva Federal o la Clearing House. A su vez, estos operadores de ACH clasifican las transacciones y las dirigen por la ruta correspondiente a las «Entidades financieras depositarias receptoras» (RDFI), donde tienen sus cuentas las personas receptoras.

Seguridad de los datos

Las transacciones de ACH deben cumplir los rigurosos estándares sobre seguridad de datos que imponen Nacha y la Oficina de control de activos extranjeros (Office of Foreign Assets Control, OFAC). Entre otros detalles, se requiere que los datos permanezcan cifrados, tanto en tránsito como en reposo, que se apliquen protocolos de gestión y se respeten los reglamentos de protección de los consumidores. Además, el sistema ACH protege también los datos mediante el empleo de autenticación multifactor, auditorías de seguridad rutinarias y unos controles de acceso muy estrictos durante toda la transacción.

Estructura de comisiones

La buena relación coste-eficacia de los adeudos ACH supone un factor fundamental para que sea un método tan popular. Generalmente, las comisiones de los pagos ACH suelen ser más económicas que las derivadas de las transacciones con tarjetas de crédito y las transferencias electrónicas y los costes corren por cuenta de la persona originadora del pago. Las comisiones exactas varían según la entidad financiera implicada, la naturaleza de la transacción y el volumen de los pagos procesados.

Cobro y compensación

Una vez enrutada la transacción, lo habitual es que los adeudos ACH se cobren al siguiente día hábil. La RDFI verifica los datos de la cuenta y aplica el cobro o adeudo a la cuenta de la persona usuaria, según el tipo de transacción. Si los fondos disponibles no fuesen suficientes o si los datos de la cuenta fuesen incorrectos, la RDFI puede devolver la transacción a la ODFI. Este proceso puede tardar varios días.

Adopción y tendencias de uso

Los volúmenes que gestiona la red ACH crecen año tras año. En 2022, la red ACH procesó 30.000 millones de pagos, registrando una alza del 3 % respecto a 2021. Este crecimiento refleja la tendencia generalizada en favor de los pagos electrónicos y se apoya en que el sistema ACH resulta muy fiable y práctico.

¿Qué ventajas aporta a las empresas aceptar adeudos ACH?

Comisiones por transacción más bajas

Normalmente, las transacciones mediante adeudo ACH son menos costosas que las efectuadas con tarjeta de crédito o transferencia electrónica. Es excelente relación entre coste y efectividad se puede traducir en ahorros más que sustanciales para las empresas. Especialmente para las que tramitan un elevado número de transacciones.

Eficiencia para los pagos recurrentes

Los adeudos ACH son particularmente idóneos para empresas que trabajan con modelos de suscripción o que aplican pagos recurrentes. Este sistema agiliza el proceso de cobro porque efectúa adeudos automáticamente en las cuentas de clientes, de forma que reduce las labores administrativas y beneficia el flujo de caja.

Menos errores en el procesamiento de pagos

Los adeudos ACH rebajan las probabilidades de que se produzcan errores, algo muy habitual al introducir los datos de los pagos manualmente. Utilizar pagos automatizados equivale a menos errores humanos y al final se consigue que las operaciones financieras discurran más fluidas.

Mejoras para la seguridad de los pagos

La red ACH respeta unos protocolos de seguridad muy estrictos y contribuye así a proteger la información financiera confidencial. Ese esmero por la seguridad refuerza la confianza de los clientes, quienes así tienen la tranquilidad de saber que sus datos bancarios se manejan con el máximo cuidado.

Optimización de las operaciones

Los adeudos ACH pueden lograr que los flujos de trabajo operativos sean más eficientes porque automatizan el proceso de pago. Así permiten que las empresas se ahorren tener que gestionar cada transacción de forma individual y destinen sus recursos a otros fines.

Acceso a análisis de datos sólidos

Al igual que los procesadores de tarjetas de crédito, la red ACH proporciona a las empresas datos muy valiosos sobre las transacciones. Esta información es útil para tomar decisiones estratégicas, perfeccionar los procesos de pago y mejorar el servicio al cliente.

Más satisfacción para la clientela

A menudo, los clientes prefieren los adeudos ACH para realizar pagos porque son muy prácticos. Este rasgo mejora la experiencia que disfrutan y puede contribuir a retener esa clientela.

Tendencias de mercado y crecimiento de los adeudos ACH

Según indica un informe de Nacha, el valor de los pagos tramitados mediante ACH aumentó un 6 % en 2022 respecto al año anterior y los adeudos ACH se emplearon en más de la mitad de todas las transacciones.

Medidas de seguridad de los adeudos ACH

La red ACH procesa unos volúmenes enormes de transacciones de crédito y débito por lotes, incluidos depósitos directos y pagos de facturas domiciliados. Todas esas transacciones implican información financiera confidencial, así que la seguridad es crucial. En aras de preservar la integridad y la seguridad de las transacciones ACH, la propia red ACH aplica las medidas enumeradas a continuación:

  • Protocolos de autenticación y autorización
    Las transacciones ACH exigen respetar una serie medidas de autenticación muy rigurosas. Cada transacción inicia un proceso donde la entidad originadora confirma la identidad de la persona titular de la cuenta antes de que se autorice el pago. Esto suele involucrar varias comprobaciones internas para que la entidad financiera verifique si la solicitud es legítima.

  • Sistemas de supervisión de las transacciones
    La supervisión constante de las transacciones ACH ayuda a detectar y prevenir casos de fraude. Los sistemas analizan los patrones de las conductas de pago y señalizan aquellas transacciones insólitas que son sospechosas de actividad actividad fraudulenta o sin autorización. La vigilancia permanente defiende al sistema frente a potenciales filtraciones y brechas en la seguridad.

  • Estándares de cifrado
    Cifrar los datos confidenciales es un ingrediente esencial para la seguridad en ACH. Los datos en tránsito dentro de la red ACH se protegen con la aplicación de métodos criptográficos avanzados para evitar que sean interceptados y faciliten accesos sin autorización. La red ACH aplica este cifrado a los datos de las transacciones y a la información de identificación personal que los acompaña.

  • Cumplimiento de la normativa
    Los operadores de ACH y las entidades financieras se atienen a una serie de estándares regulatorios muy estrictos, estipulados por Nacha y otros organismos de regulación financiera. Cumplir esos estándares comprende someterse a auditorías periódicas, realizar evaluaciones de riesgos e implementar prácticas empresariales sólidas para garantizar la seguridad y la fiabilidad de sus pagos.

  • Protocolos de seguridad a nivel bancario
    Las entidades financieras que participan en la red ACH están obligadas a implantar protocolos de seguridad a nivel bancario, como cortafuegos, sistemas de detección de intrusiones y control de accesos para los sistemas donde la confidencialidad es clave. Se trata de medidas se seguridad ideadas para proteger al sistema de amenazas externas y mantener bajo control el riesgo de infracciones internas.

  • Redundancia y recuperación tras desastres
    La red ACH dispone de sistemas de copia de seguridad y planes de recuperación tras desastres, concebidos para proseguir las operaciones cuando suceda un fallo de sistema, una catástrofe natural o un ciberataque. Estas precauciones contribuyen a garantizar que la infraestructura de pagos continúe activa incluso en diferentes escenarios adversos.

  • Formación y capacitación
    Para preservar la seguridad del sistema ACH, un ingrediente esencial son los programas de formación y capacitación para empleados y clientes de entidades financieras, que se imparten constantemente. Ayudan a dar a conocer las amenazas potenciales y a que cada particular aprenda cuáles son las mejores prácticas para detectar y denunciar actividades sospechosas.

  • Comprobaciones de la integridad de los datos
    Cada transacción ACH incorpora comprobaciones de la integridad de los datos que permiten confirmar que la información no ha sufrido alteraciones ni manipulaciones durante la transmisión, así como que los datos han permanecido intactos desde el inicio del pago hasta el cobro.

Requisitos para que las empresas acepten adeudos ACH

Apertura de una cuenta de comerciante

Lo primero que debe hacer una empresa es abrir una cuenta de comerciante en un banco adquirente o una entidad financiera que permita aceptar pagos mediante adeudo ACH. Se trata de una cuenta especializada, en la que se ingresarán o retirarán los fondos de las transacciones ACH. El proceso de apertura de dicha cuenta obliga al banco a realizar un protocolo de diligencia debida para analizar la estabilidad financiera de la empresa y su perfil de riesgo.

Contrato con un operador de ACH

Además, la empresa tendrá que alcanzar un acuerdo con un operador de ACH, ya sea directamente o a través de un procesador de pagos externo. El contrato recogerá de forma pormenorizada las responsabilidades operativas, los procedimientos de cobro, los aspectos ligados a otras responsabilidades y demás principios relevantes sobre el uso de la red ACH.

Cumplimiento de las regulaciones de Nacha

Una de las etapas del proceso de activación exige que las empresas cumplan las regulaciones estipuladas por Nacha. Se trata de una serie de normas que rigen la ejecución, el procesamiento y la confirmación de las transacciones ACH. También incluyen directrices sobre la anulación de transacciones y los derechos de los consumidores.

Cumplimiento de la normativa del sector de pagos con tarjeta PCI (PCI DSS)

Aunque habitualmente solemos asociar la normativa PCI DSS a los pagos con tarjetas, las medidas de seguridad que esa normativa prescribe también son oportunas para cualquier otra transacción financiera que implique datos confidenciales, como sucede con los pagos mediante adeudo ACH. Las empresas que procesen pagos ACH tienen la obligación de atenerse a estos estándares para proteger los datos de su clientela.

Implementación de herramientas de prevención de fraude

Las empresas que aspiren a aceptar pagos ACH deberán disponer de sistemas para detectar y prevenir transacciones fraudulentas. Este apartado comprende herramientas que verifiquen la autenticidad de las solicitudes de transacción y confirmen la autoridad del cliente que las inicia. Los detalles específicos podrían variar según el tamaño y el tipo de la empresa, pero en cualquier caso se trata de mecanismos importantes para disminuir el riesgo de fraude.

Integración del software

Las empresas también suelen necesitar software capaz de integrarse con la red ACH y remitir transacciones ACH a la misma para su procesamiento. Muchas recurren a terceros proveedores que comercializan soluciones de pago integradas compatibles con el procesamiento ACH.

Formación de plantillas de personal

El personal empleado responsable de procesar y gestionar pagos ACH debería recibir formación para aprender a usar el software correspondiente, respetar las regulaciones del sistema ACH y reconocer (y responder a) transacciones fraudulentas. De esta manera se consigue que la plantilla sea competente y confíe en sus conocimientos para gestionar de la mejor manera los pagos ACH.

Divulgación y autorización

Las empresas se comprometen a divulgar y comunicar con claridad a sus clientes las condiciones de las transacciones mediante adeudo ACH. Asimismo, deben solicitar y obtener la autorización de dichos clientes para procesar esos pagos. Pueden hacerlo por vía escrita, electrónica u oral, según la naturaleza de la transacción.

Alternativas a los adeudos ACH

Existen métodos de pago alternativos a los ACH que conllevan funciones muy distintas y que las empresas deberían considerar. Las transferencias electrónicas son las más aptas para transacciones urgentes y de alto valor, mientras que las redes de tarjetas de pago como Visa y Mastercard lideran el mercado si lo medimos por el volumen total de transacciones. Otros servicios, como PayPal, son de uso habitual para efectuar pagos por Internet. De hecho, PayPal afirmó contar con más de 400 millones de cuentas activas en 2023.

Las plataformas de pagos que se pueden integrar en sitios web también van ganando más y más protagonismo. E igualmente en expansión se encuentra el sector de los pagos con dispositivos móviles y un porcentaje sustancial de los clientes internacionales que tienen dispositivos smartphone utilizan monederos digitales para hacer compras.

  • Transferencias electrónicas
    Cuando es necesario efectuar una transacción de inmediato, las transferencias electrónicas son la solución, porque se tramitan y cobran ese mismo día. Los bancos sirven de canales convencionales para ellas, a través de redes como SWIFT para los cambios de divisa internacionales. Las transferencias electrónicas sobresalen por su velocidad, que las hace idóneas para operaciones financieras de alto valor, en las que prima la celeridad.

  • Redes de tarjetas de pago
    A escala mundial, las redes de tarjetas de pago, como Visa y Mastercard, gestionan una porción muy notable de las transferencias de fondos por vía electrónica. Estas redes permiten realizar transacciones tanto con tarjetas de débito como de crédito. Tienen una enorme aceptación y cuentan con una infraestructura segura para liquidar pagos electrónicos.

  • Servicios de pago por Internet
    Las plataformas como Stripe han supuesto un terremoto para la manera en que las empresas gestionan las transacciones por Internet. Se ocupan de procesar pagos procedentes de distintas fuentes (como cuentas bancarias y tarjetas de crédito) y se integran con diversos sistemas de e-commerce, para proporcionar a las empresas una solución muy completa de pagos por Internet.

  • Sistemas de pagos con el móvil
    Los sistemas de pago mediante teléfono móvil como Apple Pay y Google Pay habilitan transacciones mediante smartphones y se adaptan tanto a entornos en línea como a sistemas de puntos de venta físicos. Precisamente por eso representan un sector en auge dentro de ámbito de procesamiento de pagos.

  • Pagos con criptomonedas
    Los pagos mediante criptomonedas se caracterizan por sus bajas comisiones y por la independencia respecto a los sistemas bancarios tradicionales. Algunas empresas utilizan divisas digitales como el Bitcoin para sus operaciones de alcance internacionales y se están convirtiendo en una opción para ciertas transacciones transfronterizas.

  • Sistemas de adeudo directo
    Sistemas como el europeo SEPA ofrecen una solución para efectuar adeudos directos, que permiten a cualquier negocio iniciar pagos directamente desde la cuenta bancaria de un cliente. Se trata de un método especialmente eficaz para pagos recurrentes y brinda una experiencia de pago sencilla y coherente para proveedores de servicios públicos y empresas que comercializan suscripciones.

  • Cheques electrónicos
    Los cheques electrónicos constituyen una alternativa digital a los cheques en papel convencionales, porque emulan el proceso del cheque tradicional pero en un formato en línea. Representan una opción familiar para muchos clientes y empresas acostumbrados a las transacciones con cheques en formato papel.

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.