Comisiones por el procesamiento de tarjetas de crédito: lo que las empresas deben saber

Payments
Payments

Acepta pagos por Internet y en persona desde cualquier rincón del mundo con una solución de pagos diseñada para todo tipo de negocios, desde startups en crecimiento hasta grandes empresas internacionales.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es el procesamiento de pagos?
  3. ¿Qué comisiones tiene el procesamiento de pagos?
  4. Comisiones de procesamiento de tarjetas de crédito por red de tarjetas
  5. ¿Cómo se determinan las comisiones por el procesamiento de pagos?
  6. ¿Se pueden negociar las comisiones por el procesamiento de pagos?
  7. Cómo reducir los costes de procesamiento de tarjetas de crédito y pagos

Las empresas que quieren que sus sistemas de pagos mantengan unos márgenes de beneficio sustanciales a largo plazo necesitan conocer bien las comisiones por el procesamiento de pagos y tarjetas de crédito. En 2022 las empresas de Estados Unidos pagaron más de 160.000 millones de dólares en comisiones de procesamiento, un 16,7 % más que el año anterior. Con los clientes adoptando cada vez más transacciones digitales y diversos métodos de pago, las empresas necesitan mantenerse ágiles y tener métodos de pago populares para sus mercados objetivo. Esto incluye conocer las comisiones de los diferentes tipos de transacciones.

En este artículo se explica qué son las comisiones por el procesamiento de pagos y cómo funcionan. Se proporciona información que las empresas pueden usar para optimizar sus estrategias de pagos y elegir las soluciones adecuadas para estimular todos sus canales de ventas principales. Aquí explicamos lo que debes saber.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es el procesamiento de pagos?
  • ¿Qué comisiones tiene el procesamiento de pagos?
  • Comisiones de procesamiento de tarjetas de crédito por red de tarjetas
  • ¿Cómo se determinan las comisiones por el procesamiento de pagos?
  • ¿Se pueden negociar las comisiones por el procesamiento de pagos?
  • Cómo reducir los costes de procesamiento de tarjetas de crédito y pagos

¿Qué es el procesamiento de pagos?

El término «procesamiento de pagos» hace referencia a los procedimientos transaccionales que permiten transferir fondos de forma segura entre un pagador y un beneficiario. Normalmente, el procesamiento de pagos implica el uso de métodos de pago electrónicos, como las tarjetas de crédito y débito y los monederos digitales. El proceso incluye la autorización, la compensación y el cobro de transacciones entre varias entidades, como el titular de la tarjeta, el negocio, el banco adquirente, el banco emisor y las redes de pagos.

En el procesamiento de pagos, las pasarelas y los procesadores de pagos actúan como intermediarios con el fin de facilitar la comunicación y el intercambio de datos entre estas entidades, lo que garantiza que las transacciones sean eficientes, válidas y seguras.

¿Qué comisiones tiene el procesamiento de pagos?

Las comisiones asociadas al procesamiento de pagos pueden variar en función del procesador de pagos, el tipo de transacción y el acuerdo específico al que haya llegado la empresa con el procesador. Algunas comisiones habituales del procesamiento de pagos son las siguientes:

  • Comisiones de las transacciones
    Las comisiones de las transacciones, que se cobran por cada transacción que se procesa, pueden ser un porcentaje del valor de la transacción y una tarifa fija por transacción. Estas comisiones pueden variar en función de una serie de factores, como el tipo de tarjeta; si la tarjeta se ha deslizado o insertado, o si se ha tecleado manualmente el número durante la transacción; y el sector o el tipo de negocio.

  • Comisiones mensuales
    Algunos procesadores de pagos pueden cobrar una comisión mensual fija por sus servicios, que puede cubrir el mantenimiento de la cuenta, la elaboración de informes y el soporte al cliente. Stripe no cobra comisiones mensuales ni tasas de instalación. Aquí puedes consultar información más detallada sobre los precios transparentes, de tarifa plana y de pago por uso de Stripe.

  • Tarifas por terminales y equipos
    Es posible que las empresas necesiten comprar o alquilar equipos de procesamiento de pagos, como terminales de tarjetas de crédito o sistemas de punto de venta (POS), por los que pueden pagar una cuota única o recurrente.

  • Comisiones de las pasarelas de pagos
    Para las transacciones por Internet, las empresas pueden necesitar una pasarela de pagos, que puede tener sus propias comisiones. Pueden ser tasas de instalación, comisiones mensuales o comisiones por transacción.

  • Comisiones por el cumplimiento de la normativa PCI
    Con el fin de asegurar que gestionan los datos de los titulares de las tarjetas de forma segura, las empresas deben cumplir el estándar de seguridad de datos del sector de pagos con tarjeta (PCI DSS). Algunos procesadores cobran una comisión por ayudar a las empresas a mantener el cumplimiento de la normativa o por multas debidas al incumplimiento.

  • Comisiones por contracargos
    Cuando un cliente disputa una transacción y solicita un contracargo, los procesadores de pagos pueden cobrar una comisión para cubrir los costes de procesar e investigar la disputa.

  • Tasas por cancelación anticipada
    Si una empresa decide cancelar el contrato que tiene con un procesador de pagos antes de que finalice la duración acordada, el procesador puede cobrarle una tasa por cancelación anticipada.

  • Comisiones varias
    Esta categoría puede incluir comisiones por servicios adicionales, como las comisiones por apertura de cuentas, extractos y lotes.

Los proveedores de procesamiento de pagos varían en cuanto a su estructura de comisiones. Cuando vayas reduciendo la lista de posibles proveedores, debes revisar detenidamente los contratos de procesamiento de pagos para conocer las comisiones especificadas en sus acuerdos específicos. Así podrás comparar diferentes procesadores y encontrar la solución más rentable para las necesidades de tu empresa. Más adelante explicamos qué costes y comisiones del procesamiento de tarjetas de crédito se pueden negociar y cómo hacerlo de un modo efectivo.

Comisiones de procesamiento de tarjetas de crédito por red de tarjetas

Las comisiones por el procesamiento de tarjetas de crédito son un subconjunto de las comisiones por el procesamiento de pagos que se aplica específicamente a las transacciones con tarjetas de crédito. Las partes que cobran comisiones por el procesamiento de tarjetas de crédito son las redes de tarjetas, los bancos emisores y los procesadores de pagos.

Las comisiones por el procesamiento de tarjetas de crédito se pueden desglosar en tres tipos principales:

  • Tasas de intercambio
    Son un subconjunto de comisiones que establecen las redes de tarjetas (Visa, Mastercard, Discover y American Express en Estados Unidos) y se pagan al banco emisor del titular de la tarjeta. Normalmente, las tasas de intercambio son una combinación de un porcentaje del valor de la transacción y una tarifa fija por transacción. Pueden variar en función de factores como el tipo de tarjeta (de crédito, débito, recompensas, corporativa, etc.), el tipo de transacción (tarjeta deslizada, insertada, tecleada o enviada por Internet) y el sector de la empresa.

  • Tasas de evaluación o de red
    Estas tasas también las establecen las redes de tarjetas y cubren los costes de gestión y mantenimiento de la infraestructura de la red. Las tasas de evaluación suelen ser un pequeño porcentaje del valor de la transacción y pueden variar ligeramente de unas redes de tarjetas a otras.

  • Comisiones de procesador o servicios de comerciante
    El procesador de pagos o el proveedor de servicios de comerciante cobra estas comisiones por su función de facilitar las transacciones con tarjetas de crédito. Las comisiones del procesador pueden ser una tarifa fija por transacción, un porcentaje del valor de la transacción o una combinación de ambos.

Las comisiones por el procesamiento de tarjetas de crédito puede variar de una red de tarjetas a otra, ya que cada red establece sus propias tasas de intercambio y evaluación. Aunque las comisiones específicas de cada red de tarjetas pueden ser complejas y estar sujetas a cambios, aquí proporcionamos una visión general de las comisiones asociadas a las principales redes de tarjetas:

  • Visa
    Las tasas de intercambio de Visa dependen de varios factores, como el tipo de tarjeta, el método de la transacción y el sector de la empresa. Las tasas pueden oscilar entre un 1,15 % + 0,05 y 2,4 % + 0,10 dólares por transacción aproximadamente.

  • Mastercard
    De forma similar a Visa, las tasas de intercambio de Mastercard varían en función de diversos factores. Las tasas pueden oscilar entre 1,15 % + 0,05 y 2,5 % + 0,10 dólares por transacción aproximadamente.

  • Discover
    Las tasas de intercambio de Discover también dependen del tipo de tarjeta, el método de la transacción y el sector. Por lo general, las tasas oscilan entre 1,4 % + 0,05 y 2,4 % + 0,10 dólares por transacción aproximadamente.

  • American Express
    American Express funciona de un modo ligeramente diferente a las otras redes de tarjetas: a menudo actúa como banco emisor y como red de tarjetas. Las tasas de American Express suelen estar entre 1,43 % + 0,10 y 3,30 % + 0,10 dólares por transacción.

Ten en cuenta que hablamos de intervalos. Las tasas exactas de una transacción específica pueden variar. Las empresas deben consultar las tablas de tarifas del procesador de pagos y la red de tarjetas para tener la información más actualizada sobre las comisiones por el procesamiento de tarjetas de crédito.

¿Cómo se determinan las comisiones por el procesamiento de pagos?

Las comisiones por el procesamiento de pagos no son uniformes para todas las empresas y todos los casos de uso. A continuación explicamos algunas formas en las que diferentes tipos de comisiones pueden variar:

  • Tasas de intercambio
    Las establecen las redes de tarjetas y se pagan al banco emisor del titular de la tarjeta. Estas tasas vienen determinadas por varios factores, como el tipo de tarjeta (de crédito, débito, recompensas o corporativa), el método de la transacción (tarjeta deslizada, insertada, aproximada, tecleada o enviada por Internet) y el sector de la empresa. Las tasas de intercambio suelen ser una combinación de un porcentaje del valor de la transacción y una cuota fija por transacción.

  • Comisiones de las redes de tarjetas
    Las tarjetas de redes también cobran tasas de evaluación o red para cubrir los costes de gestión y mantenimiento de su infraestructura. Estas tasas pueden variar ligeramente de unas redes a otras y, normalmente, son un pequeño porcentaje del valor de la transacción.

  • Comisiones de los procesadores de pagos
    Los procesadores de pagos cobran comisiones por su función de facilitar las transacciones. Estas comisiones pueden ser una tarifa fija por transacción, un porcentaje del valor de la transacción o una combinación de ambos. Los procesadores también pueden cobrar otras comisiones por servicios como el mantenimiento de cuentas, el soporte al cliente o la gestión de contracargos.

  • Método de pago
    Las comisiones asociadas a los diferentes métodos de pago, como las tarjetas de crédito y débito, y los monederos digitales, pueden variar. Generalmente, las transacciones con tarjetas de crédito tienen comisiones más altas que las transacciones con tarjetas de débito, y las transacciones con tarjetas prémium o de recompensas pueden tener tasas de intercambio más altas.

  • Tipo de transacción
    El método de la transacción puede afectar también a las comisiones de procesamiento. Las transacciones en persona donde se desliza o inserta la tarjeta suelen tener comisiones más bajas que las transacciones con tarjeta no presente, como las transacciones por Internet o donde se teclea el número de tarjeta, debido al mayor riesgo de fraude.

  • Sector de la empresa y volumen de transacciones
    Las empresas que operan en sectores con tasas más altas de fraudes o contracargos pueden estar sujetas a comisiones de procesamiento más altas. Además, las empresas con un volumen más alto de transacciones o un tamaño medio de ticket más elevado pueden negociar comisiones más bajas con su procesador de pagos.

  • Modelo de precios del procesador de pagos
    Los procesadores de pagos pueden usar diferentes modelos de precios, como tarifas planas, precios escalonados, precios de intercambio plus o precios basados en suscripciones. El modelo de precios elegido por el procesador puede afectar a la comisión global que le cobra a la empresa.

Dados los numerosos factores que influyen en las comisiones por el procesamiento de pagos, es importante que las empresas conozcan la estructura de comisiones específica de cada proveedor y comparen diferentes procesadores de pagos para encontrar la solución más rentable que satisfaga sus necesidades.

¿Se pueden negociar las comisiones por el procesamiento de pagos?

La respuesta corta es: sí, se pueden negociar las comisiones con el procesador de pagos o el proveedor de servicios de comerciante. La respuesta larga es más complicada. Aunque algunas comisiones, como las tasas de intercambio y las comisiones de las redes de tarjetas, las establecen las propias redes y no se pueden negociar, es posible reducir otras comisiones, como las de los procesadores y los cargos por servicios adicionales.

Para lograr una negociación satisfactoria de las comisiones por el procesamiento de pagos, ten en cuenta estos pasos:

  • Conocer las comisiones actuales de tu empresa: revisa las comisiones por procesamiento de pagos y los extractos actuales de tu empresa para obtener una idea clara de lo que se está pagando. Saber en qué punto estás te dará una sólida posición de partida para las negociaciones.

  • Averigua sobre otros procesadores: compara las comisiones y los servicios que ofrecen diferentes procesadores de pagos para familiarizarte con los estándares del sector e identificar las comisiones que pueden ser más competitivas. Usa esta información como media durante las negociaciones.

  • Evalúa el historial y el volumen de transacciones de tu empresa: los procesadores de pagos pueden estar más dispuestos a negociar las comisiones con empresas que tienen un alto volumen de transacciones o un buen historial con una tasa baja de contracargos y fraudes. Demostrar el valor y la fiabilidad de tu empresa puede reforzar tu posición.

  • Prepárate con detalles concretos: a la hora de negociar con un procesador de pagos, una buena preparación es fundamental. Comunica lo que te preocupa con claridad, centrándote en las comisiones o los servicios específicos de los que te gustaría hablar. Con independencia de que tengas mucho o poco margen de negociación, merecerá la pena prepararse con investigación y datos.

  • Considera contratos de varios años: algunos procesadores de pagos pueden ofrecer mejores comisiones si firmas un contrato a largo plazo. Si te parecen bien los servicios que ofrece el procesador, esta puede ser una manera efectiva de conseguir comisiones más bajas.

  • Solicita una revisión de precios por parte del procesador de pagos de tu empresa para asegurarte de que tienes las mejores comisiones posible de acuerdo con el volumen de transacciones y el historial de tu negocio.

Cuando se negocian las comisiones por el procesamiento de pagos, puede que no siempre se consigan comisiones más bajas, pero todo el terreno que puedas ganar en esta área contribuirá a reducir los costes.

Cómo reducir los costes de procesamiento de tarjetas de crédito y pagos

Aunque algunos costes y comisiones son fijos, las empresas y plataformas pueden tomar varias medidas para reducir algunos costes de procesamiento de tarjetas de crédito y pagos. Aquí proporcionamos algunas estrategias para tener en cuenta:

  • Comparar precios y negociar
    Compara diferentes procesadores de pagos y sus estructuras de comisiones con el fin de encontrar la opción más práctica para la forma en la que tu empresa gestiona los pagos actualmente y cómo tienes previsto ampliar el negocio en el futuro. Como hemos mencionado antes, no dudes en negociar con los procesadores de pagos para mejorar las comisiones, especialmente si tu empresa tiene un elevado volumen de transacciones o un buen historial con una tasa baja de contracargos.

  • Optar por el modelo de precios adecuado
    Elige un procesador de pagos que ofrezca un modelo de precios que se ajuste a tu empresa. Por ejemplo, los precios de intercambio plus suelen ser más transparentes y rentables que los precios escalonados, mientras que las tarifas planas pueden ser beneficiosas para empresas con un volumen de transacciones inferior.

  • Reducir el riesgo de fraude y contracargos
    Implementar medidas de seguridad como un servicio de verificación de domicilio (AVS) y la comprobación del valor de verificación de la tarjeta (CVV) puede minimizar el riesgo de transacciones fraudulentas y contracargos, lo que puede traducirse en comisiones de procesamiento más bajas. Puedes obtener más información aquí sobre cómo reducir los contracargos.

  • Elegir métodos de procesamiento seguros
    Siempre que sea posible, usa el método de procesamiento más rentable. Por ejemplo, las transacciones en persona con un lector de tarjetas suelen tener comisiones más bajas que las transacciones con tarjeta no presente. Asegúrate de que los terminales de pago de tu empresa están actualizados y admiten tarjetas con chip EMV, porque esto puede reducir la responsabilidad en determinados tipos de fraude.

  • Aprovechar métodos de pago con un coste inferior
    Anima a los clientes a usar métodos de pago con un coste inferior siempre que sea posible, como tarjetas de débito o monederos digitales, que pueden tener comisiones de procesamiento más bajas que las tarjetas de crédito.

  • Revisa periódicamente las comisiones de procesamiento
    Revisa periódicamente las comisiones por el procesamiento de pagos y los extractos para asegurarte de que no te están cobrando comisiones innecesarias ni tasas más altas de las acordadas inicialmente. Vigila si hay cambios en las estructuras de comisiones o si el procesador ha agregado otras nuevas sin tu conocimiento.

  • Transacciones por lotes
    Procesa las transacciones por lotes al final de la jornada en lugar de procesar cada transacción individualmente. Esto puede minimizar las comisiones por transacción y reducir los costes laborales globales.

  • Mantener el cumplimiento de la normativa PCI
    Asegúrate de que tu empresa cumple la normativa PCI DSS para evitar tasas por incumplimiento y reducir el riesgo de vulneraciones de seguridad, que pueden dar lugar a importantes multas y comisiones más altas por parte del procesador de pagos.

  • Usar programas específicos del sector
    Algunas redes de tarjetas ofrecen programas adaptados a organizaciones específicas (por ejemplo, determinados tipos de organizaciones sin ánimo de lucro y educativas) que proporcionan tasas de procesamiento reducidas. Comprueba si tu empresa encaja en alguno de estos programas.

Las comisiones por el procesamiento de tarjetas de crédito pueden afectar considerablemente a los resultados netos de una empresa. A medida que aumenta el volumen de pagos con tarjeta junto con tu negocio, este efecto se agrava. Merece la pena dedicar tiempo a determinar el enfoque de procesamiento de pagos más eficiente y rentable, uno que le dé a tu empresa la funcionalidad más sólida y ágil para tu inversión. Si deseas obtener más información sobre la estructura de comisiones de Stripe y cómo está diseñada para ayudar a las empresas a crecer de manera eficiente, ve a esta página.

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.