Detección y prevención de fraude en el e-commerce: 16 mejores prácticas y tácticas para las empresas

Radar
Radar

Combate el fraude con la solidez de la red de Stripe.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es el fraude en el e-commerce?
  3. Tipos de fraude en el e-commerce
  4. Prevención y detección del fraude en el e-commerce
    1. 1. Autenticación multifactor (MFA)
    2. 2. Machine learning e inteligencia artificial
    3. 3. Pasarelas de pagos seguras
    4. 4. Cifrado y certificados SSL
    5. 5. Rastreo de IP y geolocalización
    6. 6. Controles de velocidad
    7. 7. Equipos de prevención de fraude
    8. 8. Auditorías y actualizaciones de seguridad periódicas
    9. 9. Concienciación y capacitación de los empleados
    10. 10. Educación del cliente
    11. 11. Gestión de contracargos
    12. 12. Supervisar las transacciones y el comportamiento de los usuarios
    13. 13. Configurar reglas y filtros para la detección del fraude
    14. 14. Usar sistemas de verificación de domicilio y tarjetas
    15. 15. Estar en contacto con otras empresas y organizaciones del sector
    16. 16. Utilizar la biometría y los análisis conductuales

Hoy en día, las empresas de e-commerce deben proteger sus plataformas y a sus clientes del fraude en el e-commerce. El aumento de ciberdelincuentes sofisticados que se aprovechan sin piedad de las vulnerabilidades en las transacciones en línea plantea una amenaza constante tanto para las empresas como para los clientes.

A continuación, te ofrecemos una guía sobre lo que las empresas de e-commerce deben saber sobre los tipos de fraude en el e-commerce, aparte de un amplio abanico de tácticas y herramientas de detección y prevención que pueden utilizar.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es el fraude en el e-commerce?
  • Tipos de fraude en el e-commerce
  • Prevención y detección del fraude en el e-commerce

¿Qué es el fraude en el e-commerce?

El fraude en el e-commerce es cualquier tipo de actividad fraudulenta o engaño que se produce durante las transacciones en línea, que suele implicar el robo de datos personales o financieros, compras no autorizadas o reclamaciones falsas relacionadas con productos o servicios. El blanco suelen ser comerciantes minoristas en línea, sistemas de pago y clientes, y las consecuencias son pérdidas económicas, daños a la reputación y desgaste de la confianza del cliente.

Tipos de fraude en el e-commerce

El fraude en el e-commerce puede adoptar diferentes formas, según la manera en que el estafador decida atacar a las empresas y a los clientes. Aquí tienes un resumen de los tipos más comunes:

  • Robo de identidad: los estafadores usan datos personales robados para efectuar compras en línea no autorizadas, lo que suele provocar daños financieros a las víctimas ingenuas.

  • Fraude con tarjeta de crédito: los estafadores obtienen los datos de la tarjeta de crédito por diferentes vías y los usan para efectuar transacciones no autorizadas, lo que provoca pérdidas económicas para el titular de la tarjeta y las empresas.

  • Fraude por contracargo: los clientes disputan transacciones legítimas y alegan que nunca hicieron la compra ni recibieron los productos, lo que provoca pérdidas económicas a las empresas.

  • Phishing e ingeniería social: los ciberdelincuentes usan técnicas engañosas para manipular a los clientes, a fin de que revelen datos personales o financieros confidenciales o para que realicen acciones que resulten en fraude o vulneraciones de seguridad.

  • Fraude de usurpación de cuentas: usuarios no autorizados consiguen acceder a la cuenta de una víctima, para lo que suelen robar las credenciales de inicio de sesión, y la usan para realizar transacciones fraudulentas o robar datos personales.

  • Fraude de reembolso: los estafadores se aprovechan de las políticas y los procedimientos de devoluciones mediante alegaciones falsas de no recepción o daños de los productos con el fin de obtener artículos de sustitución o reembolsos que no les corresponden.

  • Fraude de afiliados: un afiliado deshonesto manipula la estructura de comisiones de un programa de marketing de afiliados mediante la creación de clientes potenciales, ventas o clics falsos para recibir transferencias ilícitas.

  • Falsificación o productos falsificados: los vendedores ofrecen artículos de baja calidad o artículos falsificados camuflados como productos originales, por lo que engañan a los clientes y dañan la reputación de la marca.

  • Fraude de entrega directa: los agentes fraudulentos de entrega directa (dropshippers) engañan a los clientes al aceptar pagos por artículos que nunca envían, o bien roban los datos de la tarjeta de crédito para comprar artículos a otros minoristas y enviarlos directamente a la víctima.

El fraude en el e-commerce es cada vez más preocupante por el rápido auge de las transacciones digitales y las compras por Internet. Para hacer frente a estas amenazas, las empresas deben invertir en medidas de seguridad sólidas, sistemas de detección de fraude y capacitación para empleados, a fin de reducir el riesgo de sufrir fraude y protegerse a sí mismas y también a los clientes. Las tácticas que las empresas emplean son tan variadas y dinámicas como los tipos de fraude en el e-commerce.

Prevención y detección del fraude en el e-commerce

Las empresas combinan diferentes métodos para prevenir, detectar y combatir el fraude en el e-commerce, a fin de protegerse a ellas mismas y a sus clientes de diversas amenazas. Algunos de estos métodos son los siguientes:

1. Autenticación multifactor (MFA)

La autenticación multifactor, también conocida como autenticación en dos pasos (2FA) o verificación en dos pasos, es un proceso de seguridad que exige que los usuarios utilicen al menos dos formas independientes de identificación para verificar su identidad al iniciar sesión o realizar una transacción confidencial. La MFA ofrece seguridad adicional, ya que dificulta a los usuarios no autorizados el acceso a las cuentas o los sistemas, incluso aunque hayan vulnerado una forma de identificación.

Los factores de autenticación se clasifican en estas tres categorías principales:

  • Algo que sabes: incluye las contraseñas, los PIN o las preguntas de seguridad que el usuario debe proporcionar para acreditar su identidad.
  • Algo que tienes: se refiere a dispositivos u objetos físicos que el usuario tiene en su poder, como un token de hardware, un móvil con una aplicación de autenticación o una tarjeta inteligente.
  • Algo que eres: engloba identificadores biométricos exclusivos para el usuario, como escaneos de huellas dactilares, reconocimiento facial o patrones de voz.

La MFA suele requerir que el usuario combine al menos dos de estos factores para obtener acceso. Por ejemplo, puede que un usuario tenga que introducir una contraseña (algo que sabe) y luego proporcionar un código único generado por la aplicación de autenticación en su móvil (algo que tiene). De esta forma, los atacantes lo tienen bastante más complicado para conseguir acceso no autorizado, ya que tendrían que vulnerar varios factores de autenticación.

2. Machine learning e inteligencia artificial

El machine learning (ML) y la inteligencia artificial (IA) se usan cada vez más para prevenir y detectar el fraude en el e-commerce por su capacidad para analizar grandes volúmenes de datos, identificar patrones y adaptarse a las nuevas tendencias. Estas tecnologías mejoran la precisión y eficacia de la detección de posibles actividades fraudulentas, lo que reduce la necesidad de realizar revisiones manuales y de utilizar sistemas basados en reglas.

Aquí tienes algunas formas de aplicar el ML y la IA para prevenir y detectar el fraude en el e-commerce:

  • Detección de anomalías: los algoritmos de ML pueden analizar grandes volúmenes de datos de transacciones para identificar actividades atípicas o sospechosas que se desvían de los patrones establecidos. Estas anomalías se pueden marcar para investigarlas más a fondo.

  • Puntuación de riesgo: los sistemas de IA pueden asignar puntuaciones de riesgo a las transacciones en función de diferentes factores, como el historial de transacciones, el comportamiento del usuario, la ubicación geográfica y la información del dispositivo. Las transacciones de alto riesgo se pueden marcar para realizar una revisión manual o adoptar otras medidas de autenticación.

  • Análisis predictivo: mediante el historial de datos y la identificación de patrones, los modelos de ML pueden predecir posibles actividades fraudulentas, lo que permite a las empresas tomar medidas preventivas para mitigar los riesgos.

  • Análisis de comportamiento: los sistemas con tecnología de IA pueden analizar el comportamiento de los usuarios, como la velocidad de escritura, los movimientos del ratón y los patrones de navegación, a fin de identificar incoherencias que pueden indicar fraude o intentos de usurpación de cuentas.

  • Supervisión en tiempo real: el ML y la IA pueden procesar grandes volúmenes de datos en tiempo real, lo que permite detectar y combatir inmediatamente posibles amenazas.

  • Aprendizaje adaptativo: una de las principales ventajas del ML y la IA es la capacidad de aprender nuevas tendencias y tácticas de los estafadores y adaptarse a ellas. Este proceso de aprendizaje continuo ayuda a mantener la eficacia de los sistemas de detección de fraude a lo largo del tiempo.

  • Reducir los falsos positivos: los sistemas de detección de fraude tradicionales basados en reglas pueden generar una cantidad elevada de falsos positivos, lo que provoca la disconformidad del cliente y pérdidas de ventas. El ML y la IA pueden mejorar la precisión de la detección de fraude al tener en cuenta un abanico más amplio de factores y realizar una adaptación dinámica a la información nueva.

3. Pasarelas de pagos seguras

Las pasarelas de pagos seguras facilitan el procesamiento seguro de los pagos por Internet entre los clientes, las empresas y las instituciones financieras. Además, garantizan el cifrado de la información financiera confidencial, como los números de las tarjetas de crédito y los datos de las cuentas bancarias, para una transmisión segura, a fin de prevenir el acceso no autorizado, las filtraciones de datos y el fraude.

4. Cifrado y certificados SSL

Los certificados SSL (capa de sockets seguros) y el cifrado protegen los datos confidenciales transmitidos entre el navegador de un usuario y el servidor de un sitio web, a fin de preservar la confidencialidad de la información y protegerla del acceso no autorizado, la manipulación o la interceptación.

Los certificados SSL son certificados digitales que autentican la identidad de un sitio web y establecen una conexión cifrada entre el navegador del usuario y el servidor del sitio web. A continuación te explicamos cómo los certificados SSL y el cifrado contribuyen a proteger la comunicación en línea:

  • Autenticación: los certificados SSL validan la identidad de un sitio web al confirmar que el nombre de dominio está registrado en la organización correcta. Esto ayuda a los usuarios a confiar en que la comunicación se establece con el sitio web deseado y no con un impostor malintencionado.

  • Cifrado: los certificados SSL facilitan el uso de algoritmos cifrados que cifran de forma segura los datos transmitidos entre el navegador del usuario y el servidor del sitio web. De esta forma, se preserva la confidencialidad de la información, como las credenciales de inicio de sesión, los números de las tarjetas de crédito y los datos personales, para que usuarios no autorizados no logren interceptarla ni leerla.

  • Experiencia de navegación segura: en los sitios web con certificados SSL aparece un candado o una barra de direcciones en verde en el navegador del usuario, lo que indica que la conexión es segura. Este indicador visual asegura a los usuarios que la información está protegida.

  • Más confianza y credibilidad: los certificados SSL y el cifrado refuerzan la confianza de los usuarios, ya que demuestran que el sitio web tiene el compromiso de velar por sus datos y su privacidad. Esto puede aumentar la confianza del usuario, las tasas de conversión y la fidelidad del cliente.

  • Ventajas de la optimización de los motores de búsqueda (SEO): los motores de búsqueda como Google consideran los certificados SSL y las conexiones seguras como factores de posicionamiento en sus algoritmos. Los sitios web con certificados SSL pueden mejorar su posicionamiento en los motores de búsqueda, lo que aumenta su visibilidad y el tráfico.

  • Cumplimiento de la normativa: muchos sectores y normativas, como el estándar de seguridad de datos del sector de pagos con tarjeta (PCI DSS), relativos al tratamiento de los datos de las tarjetas de crédito, exigen utilizar certificados SSL y cifrado para proteger la información confidencial.

Para implementar el cifrado SSL, los propietarios de un sitio web deben obtener un certificado SSL de una autoridad de certificación (CA) de confianza e instalarlo en su servidor web. Una vez instalado, el servidor usará el certificado SSL para establecer conexiones cifradas con los navegadores de los usuarios, a fin de garantizar la seguridad de los datos transmitidos y su protección frente al acceso no autorizado.

5. Rastreo de IP y geolocalización

El rastreo de IP y la geolocalización son técnicas para determinar la ubicación geográfica de un dispositivo conectado a Internet mediante su dirección IP (protocolo de Internet). Estos métodos se usan de forma generalizada para prevenir y detectar el fraude en el e-commerce, ya que ayudan a las empresas a identificar actividades atípicas o sospechosas que pueden ser indicio de transacciones fraudulentas o accesos no autorizados.

Aquí tienes algunas formas en que el rastreo de IP y la geolocalización propician la seguridad del e-commerce:

  • Detectar patrones atípicos: el rastreo de direcciones IP y los datos de geolocalización pueden revelar actividades sospechosas, como muchas transacciones desde distintas ubicaciones en poco tiempo o intentos de inicio de sesión desde ubicaciones desconocidas, lo que puede denotar fraude o intentos de usurpación de cuentas.

  • Restricciones basadas en la geolocalización: las empresas pueden configurar filtros de geolocalización para bloquear transacciones o intentos de acceso desde regiones o países específicos con altas tasas de fraude, lo que reduce el riesgo de actividades fraudulentas.

  • Servicio de verificación de domicilio: comparar los datos de geolocalización de una dirección IP con la dirección de facturación proporcionada por el cliente durante una transacción puede ayudar a detectar discrepancias y a prevenir transacciones no autorizadas.

  • Análisis de la identidad digital: el rastreo de direcciones IP y la geolocalización se pueden combinar con otros datos, como la huella digital del dispositivo, para crear una identidad digital más completa para los usuarios. Esto ayuda a las empresas a evaluar con más precisión el riesgo asociado a una transacción y a identificar posibles transacciones fraudulentas.

  • Controles de la velocidad geográfica: controlar el tiempo y la distancia entre transacciones consecutivas o intentos de inicio de sesión puede ayudar a detectar actividades sospechosas. Por ejemplo, si un usuario efectúa una compra desde un país y otra desde otro país distinto en un período de tiempo poco realista, puede indicar la vulneración de una cuenta o el robo de los datos de la tarjeta de crédito.

  • Experiencia del usuario personalizada: los datos de geolocalización se pueden utilizar para personalizar el contenido, el idioma y las opciones de divisa en función de la ubicación del usuario, lo que mejora la experiencia general del cliente.

  • Cumplimiento de la normativa: algunas empresas están obligadas a cumplir la normativa local relacionada con la privacidad de los datos, la tributación o las restricciones de contenido. El rastreo de IP y la geolocalización pueden favorecer el cumplimiento de esta normativa mediante la identificación de la ubicación del usuario y la aplicación de las reglas apropiadas.

Incorporar el rastreo de IP y la geolocalización en las estrategias de detección y prevención de fraude mejora las medidas de seguridad de las empresas de e-commerce, reduce el riesgo de actividades fraudulentas y mejora la experiencia general del cliente, al mismo tiempo que ayuda a las empresas a cumplir la normativa local y a ofrecer una experiencia del usuario más personalizada en función de la ubicación del cliente.

6. Controles de velocidad

Los controles de velocidad son una técnica de detección y prevención de fraude para supervisar y analizar la velocidad y frecuencia de las transacciones, los inicios de sesión u otras actividades en línea asociadas a un usuario o dispositivo. Sirven para identificar patrones atípicos o sospechosos que pueden indicar actividades fraudulentas o intentos de usurpación de cuentas. Se pueden implementar en varios niveles, como cuentas de usuario, direcciones IP, dispositivos o tarjetas de crédito.

7. Equipos de prevención de fraude

Los equipos de prevención de fraude desarrollan e implementan estrategias de seguridad integrales que protegen a las empresas y a los clientes de varios tipos de amenazas en línea. Estos equipos están integrados por expertos en ámbitos como la ciberseguridad, el análisis de datos y la gestión de riesgos que trabajan juntos para supervisar, detectar y combatir posibles actividades fraudulentas. Son responsables de mantenerse al tanto de las tendencias, las tecnologías y las mejores prácticas emergentes para garantizar la eficacia y adaptación de las medidas de seguridad de su organización.

8. Auditorías y actualizaciones de seguridad periódicas

Las auditorías y actualizaciones periódicas de seguridad ayudan a las empresas a identificar posibles vulnerabilidades, evaluar la eficacia de sus controles de seguridad y mantenerse al día de los últimos estándares de seguridad y las mejores prácticas.

Aquí tienes un resumen de los aspectos importantes de las actualizaciones y auditorías de seguridad en el contexto del e-commerce:

  • Evaluaciones de vulnerabilidad: las auditorías de seguridad periódicas implican analizar y probar la plataforma de e-commerce, la infraestructura del servidor y las aplicaciones en busca de vulnerabilidades, errores de configuración y deficiencias de los que se podrían beneficiar los ciberdelincuentes. Este proceso ayuda a las empresas a priorizar y abordar los principales problemas de seguridad para minimizar el riesgo de fraude o filtraciones de datos.

  • Pruebas de penetración: en las pruebas de penetración, conocidas también como piratería ética, los expertos en ciberseguridad simulan ataques reales para evaluar la eficacia de las medidas de seguridad e identificar aspectos susceptibles de mejora.

  • Auditorías de cumplimiento de la normativa: las empresas deben asegurarse de que sus plataformas de e-commerce cumplen los estándares de seguridad pertinentes, como la normativa PCI DSS, el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) u otra normativa específica del sector. Las auditorías periódicas de cumplimiento de la normativa ayudan a las empresas a mantener su nivel de cumplimiento y a evitar posibles multas y sanciones.

  • Revisión de la política de seguridad: revisar y actualizar periódicamente los procedimientos y las políticas de seguridad ayuda a las empresas a adaptarse a las nuevas amenazas y a garantizar que todos los empleados sepan cuáles son sus funciones y responsabilidades a la hora de mantener un entorno de e-commerce seguro.

  • Gestión de parches: actualizar el software, los complementos y los sistemas periódicamente con los últimos parches de seguridad es importante para abordar cualquier vulnerabilidad conocida y reducir el riesgo de ciberataques. Un proceso sólido de gestión de parches garantiza una aplicación puntual y eficaz de las actualizaciones, lo que minimiza posibles tiempos de inactividad y problemas de compatibilidad.

  • Evaluaciones de proveedores externos: las empresas también deben evaluar las medidas de seguridad y el cumplimiento de la normativa de los proveedores externos, como los procesadores de pagos o los proveedores de servicios en la nube, ya que estos pueden introducir vulnerabilidades en el entorno de e-commerce.

9. Concienciación y capacitación de los empleados

La concienciación y capacitación de los empleados son aspectos fundamentales de la estrategia de seguridad general de la organización, en particular para las empresas de e-commerce. Los empleados desempeñan una función importante en el mantenimiento de la seguridad e integridad de las empresas y las plataformas de e-commerce, ya que suelen tratar datos confidenciales de los clientes, acceder a sistemas críticos e interactuar con los clientes. Al ofrecer una capacitación periódica y aumentar la concienciación sobre las mejores prácticas de seguridad, las organizaciones pueden crear una cultura de vigilancia y reducir la probabilidad de que se produzcan errores humanos que podrían provocar fraude o incidentes de seguridad.

Estos son algunos aspectos importantes de la capacitación y concienciación de los empleados sobre el e-commerce:

  • Capacitación durante el onboarding: los nuevos empleados deben recibir capacitación en seguridad durante su proceso de onboarding, para garantizar el conocimiento de las políticas, los procedimientos y las mejores prácticas de seguridad desde el principio.

  • Capacitación continua: actualizar y reforzar regularmente la capacitación en seguridad ayuda a los empleados a estar al tanto de las amenazas emergentes, las nuevas tecnologías y la evolución de las mejores prácticas de seguridad. Puede incluir talleres o módulos de capacitación en línea.

  • Reconocimiento del phishing: los empleados deben recibir capacitación para identificar y denunciar correos electrónicos de phishing, ataques de ingeniería social y otras tácticas comunes que los ciberdelincuentes utilizan para obtener acceso no autorizado a sistemas o información confidencial.

  • Prácticas de contraseñas seguras: la capacitación de los empleados para crear contraseñas únicas y seguras y usar la MFA puede reducir significativamente el riesgo de acceso no autorizado a los datos de los clientes y los sistemas de e-commerce.

  • Privacidad y tratamiento de los datos: los empleados deben recibir capacitación sobre el tratamiento adecuado de los datos y las prácticas de privacidad, incluso cómo almacenar, procesar y transmitir datos de los clientes de forma segura y cómo cumplir los reglamentos de protección de datos o la Ley de Privacidad del Consumidor de California (CCPA).

  • Respuesta a incidentes: los empleados deben estar familiarizados con el plan de respuesta a incidentes de la organización y saber los pasos en caso de detectar una vulneración de seguridad o de sospechar de una actividad fraudulenta.

  • Cultura de seguridad: fomentar una cultura de preocupación por la seguridad en la organización insta a los empleados a asumir la responsabilidad de mantener un entorno seguro de e-commerce y a denunciar cualquier posible problema o inquietud en relación con la seguridad.

  • Evaluaciones y actualizaciones periódicas: evaluar la eficacia de los programas de capacitación de los empleados e introducir mejoras basadas en los comentarios o los nuevos avances puede ayudar a mantener la pertinencia y eficacia de la capacitación.

Los programas de capacitación y concienciación de los empleados permiten que estos actúen como la primera línea de defensa contra el fraude y las amenazas de seguridad, lo que propicia un entorno de compras en línea más seguro y fiable para los clientes y, en general, unas operaciones más eficaces y a prueba de fraude.

10. Educación del cliente

La educación del cliente promueve una experiencia segura para comprar por Internet y protege a los clientes frente al fraude en el e-commerce. Al proporcionar a los clientes la información y las herramientas necesarias, las empresas pueden capacitarlos para tomar decisiones informadas, proteger sus datos personales y detectar posibles amenazas seguridad o fraude.

Aquí te exponemos algunas formas en que la educación del cliente puede reforzar las medidas antifraude en el e-commerce:

  • Prácticas seguras para comprar por Internet: educa a los clientes sobre las prácticas seguras para comprar por Internet, como comprar solo en sitios web de confianza, buscar indicadores de seguridad como los certificados HTTPS y SSL y evitar efectuar transacciones a través de conexiones wifi públicas.

  • Hábitos sobre contraseñas seguras: insta a los clientes a crear contraseñas únicas y seguras para sus cuentas y a usar la MFA siempre que sea posible. Esto puede ayudar a prevenir el acceso no autorizado y las usurpaciones de cuentas.

  • Reconocer el phishing y la ingeniería social: enseña a los clientes a identificar y denunciar correos electrónicos de phishing o ataques de ingeniería social con los que se pretende engañarlos para que revelen datos confidenciales o hagan clic en enlaces malintencionados. Asegúrate de que los clientes sepan las vías de comunicación que tu empresa utiliza y las que no.

  • Métodos de pago seguros: informa a los clientes sobre las ventajas derivadas del uso de los métodos de pago seguros, como las tarjetas de crédito o los monederos digitales, que suelen ofrecer una protección antifraude adicional y opciones de resolución de disputas.

  • Supervisión de cuentas: insta a los clientes a que supervisen la actividad de su cuenta con regularidad, para verificar si hay transacciones no autorizadas o cambios en sus datos personales.

  • Concienciación sobre la privacidad: educa a los clientes sobre la importancia de proteger sus datos personales y sobre cómo la empresa trata sus datos en virtud de los reglamentos de privacidad aplicables.

  • Denunciar la actividad sospechosa: proporcionar a los clientes instrucciones claras sobre cómo denunciar ante la empresa o las autoridades competentes una actividad sospechosa, como las transacciones no autorizadas, los intentos de phishing o los intentos de usurpación de cuentas.

  • Actualizaciones y alertas de seguridad: mantener informados a los clientes de nuevas funciones de seguridad, posibles amenazas o actualizaciones de la política de privacidad de la plataforma de e-commerce mediante boletines, entradas de blog o actualizaciones en las redes sociales.

11. Gestión de contracargos

La gestión de contracargos ayuda a las empresas a mitigar la repercusión financiera de los contracargos, a reducir la probabilidad de que se presenten futuras disputas y a mantener una buena relación con los procesadores de pagos y las redes de tarjetas. Los contracargos se producen cuando un cliente disputa una transacción y el banco emisor devuelve los fondos al cliente. Los motivos pueden ser diversos, como transacciones no autorizadas, disconformidad con el producto o problemas con la entrega.

Para obtener más información sobre cómo prevenir los contracargos, consulta estos artículos:

12. Supervisar las transacciones y el comportamiento de los usuarios

Con la supervisión de las transacciones y del comportamiento del usuario, las empresas pueden identificar y combatir las actividades sospechosas en tiempo real. El control y el análisis de los patrones de transacciones, los intentos de inicio de sesión y otras acciones de los usuarios permiten a las empresas detectar posibles fraudes, intentos de usurpación de cuentas y otras amenazas de seguridad.

Estas son algunas formas en que las empresas supervisan las transacciones y observan el comportamiento del usuario:

  • Puntuación de riesgo: asignar puntuaciones de riesgo a las transacciones, según factores como el importe de la transacción, la ubicación, el dispositivo y el historial de compras anteriores, puede ayudar a las empresas a identificar posibles transacciones fraudulentas y a adoptar las medidas apropiadas.

  • Supervisión en tiempo real: la supervisión continua y en tiempo real de las transacciones y del comportamiento del usuario permite a las empresas detectar y combatir posibles amenazas rápidamente, lo que permite minimizar las pérdidas económicas y los daños en su reputación.

  • Análisis de comportamientos: analizar el comportamiento de los usuarios, como los patrones de navegación, los movimientos del ratón y la dinámica de tecleo, puede ayudar a las empresas a identificar posibles estafadores o bots, ya que su comportamiento puede variar significativamente respecto al de los verdaderos clientes.

  • Supervisión de cuentas: la supervisión periódica de las cuentas de usuarios en busca de actividades atípicas, como varios intentos fallidos de inicio de sesión, cambios en los datos personales o patrones poco habituales en las transacciones, puede ayudar a detectar posibles internos de usurpaciones de cuentas o fraude.

  • Supervisión multicanal: la supervisión del comportamiento de los usuarios en varios canales, como la Web, el móvil y las redes sociales, puede aportar a las empresas una visión más completa de las interacciones de los clientes y de las posibles tendencias de fraude.

13. Configurar reglas y filtros para la detección del fraude

La configuración de filtros y reglas para la detección del fraude ayuda a las empresas a identificar y combatir posibles actividades o transacciones sospechosas con puntualidad y eficacia. Gracias a la definición de criterios y umbrales indicativos de fraude, las empresas pueden marcar o bloquear transacciones que coincidan con estos patrones.

A continuación te explicamos el funcionamiento de las reglas y los filtros de detección de fraude para las empresas de e-commerce:

  • Reglas personalizables: desarrolla reglas personalizadas de detección de fraude basadas en los factores de riesgo exclusivos de tu negocio, como el importe de la transacción, los datos demográficos del cliente, los tipos de productos y las tendencias de fraude históricas. Estas reglas deben poder adaptarse a los cambios en las tendencias de fraude y las necesidades empresariales.

  • Umbrales dinámicos: implementa umbrales dinámicos para diferentes indicadores de riesgo, como los importes de las transacciones, la frecuencia de las mismas o los controles de velocidad. Esto puede ayudar a prevenir falsos positivos y a garantizar que las transacciones legítimas no se marquen como fraudulentas por error.

  • Revisión en tiempo real: aplica reglas y filtros de detección de fraude en tiempo real para identificar y combatir rápidamente posibles amenazas, lo que te permite minimizar la repercusión del fraude en tu negocio y tus clientes.

  • Machine learning e IA: incorpora algoritmos de machine learning e inteligencia artificial a tu sistema de detección de fraude para aprender continuamente de los datos históricos y adaptarte a las nuevas tendencias de fraude. Así puedes mejorar la precisión y eficacia de tus reglas y filtros con el paso del tiempo.

  • Enfoque de varios niveles: usa una combinación de reglas, filtros y otras técnicas de prevención de fraude, como el rastreo de IP, la geolocalización, la huella digital del dispositivo y la autenticación multifactor, para crear un sistema de detección de fraude completo y sólido.

  • Revisión y optimización periódicas: revisa y analiza periódicamente la eficacia de tus reglas y filtros de detección de fraude y adáptalos según procesa para hacer frente a las nuevas tendencias de fraude, reducir los falsos positivos y minimizar la repercusión en los verdaderos clientes.

  • Integración con otras herramientas: integra tus reglas y filtros de detección de fraude con otras herramientas de gestión de riesgos y prevención de fraude, como pasarelas de pagos seguras, cifrado SSL y sistemas de verificación de clientes, a fin de crear una estrategia de seguridad uniforme e integral.

14. Usar sistemas de verificación de domicilio y tarjetas

La utilización de sistemas de verificación de domicilio y tarjetas ayuda a las empresas a confirmar la autenticidad de la información de facturación de los clientes y a reducir la probabilidad de que se produzcan transacciones fraudulentas. Estos sistemas comparan la información proporcionada por el cliente durante el proceso de finalización de la compra con los datos registrados en el banco emisor, para garantizar que la tarjeta utilizada es legítima y pertenece a la persona que realiza la compra.

Estas son algunas formas en que las empresas de e-commerce pueden verificar las transacciones:

  • Servicio de verificación de domicilio (AVS): el AVS es una herramienta que utilizan los procesadores de pagos para validar la dirección de facturación proporcionada por el cliente comparándola con el domicilio que el emisor de la tarjeta tiene registrado. En caso de discrepancia, la transacción podría marcarse o rechazarse, lo que reduce el riesgo de fraude.

  • Valor de verificación de la tarjeta (CVV): el CVV es una medida de seguridad de las tarjetas de crédito y débito y que consiste en un código de tres o cuatro dígitos que es único para cada tarjeta. Al exigir a los clientes que introduzcan el CVV durante el proceso de finalización de la compra, las empresas pueden verificar que la persona que efectúa la compra tiene la tarjeta física en su poder, lo que reduce la probabilidad de que se practiquen transacciones fraudulentas con información robada de la tarjeta.

  • 3D Secure (3DS): 3D Secure es una capa adicional de seguridad para las transacciones en línea con tarjetas de crédito y débito. Conlleva un proceso de autenticación que requiere que los clientes verifiquen su identidad mediante una contraseña única o la autenticación biométrica, lo que garantiza que el titular de la tarjeta es quien realiza la compra. Algunos ejemplos de protocolos 3D Secure son Verified by Visa de Visa, Mastercard SecureCode de Mastercard y SafeKey de American Express.

  • Integración con las pasarelas de pagos: la integración de los sistemas de verificación de domicilio y tarjetas con tu pasarela de pagos ayuda a crear un proceso de finalización de la compra sencillo y seguro, al mismo tiempo que se reduce el riesgo de que se produzcan transacciones fraudulentas.

  • Equilibrar la seguridad con la experiencia del usuario: aunque los sistemas de verificación de domicilio y tarjetas pueden ayudar a prevenir el fraude, es importante equilibrar las medidas de seguridad con una experiencia del usuario fluida. Unos sistemas de verificación demasiado estrictos pueden provocar pagos rechazados por error y frustración a los clientes. Revisar y optimizar periódicamente tus procesos de verificación puede ayudarte a conseguir este equilibrio.

15. Estar en contacto con otras empresas y organizaciones del sector

Estar en contacto con otras empresas y organizaciones del sector puede ser una estrategia útil para las empresas de e-commerce a la hora de combatir el fraude. Gracias a la colaboración y al uso compartido de información, las empresas pueden aprender de las experiencias de las demás, obtener información sobre las nuevas tendencias de fraude y adoptar mejores prácticas de detección y prevención de fraude. Este enfoque de colaboración ayuda a crear una estructura de e-commerce más segura y sólida.

La participación en foros del sector, la asistencia a conferencias y la participación en redes o asociaciones de profesionales pueden facilitar la comunicación y colaboración entre las empresas, los procesadores de pagos, los expertos en seguridad y las fuerzas de seguridad. Compartir información sobre las tendencias, las tácticas y las técnicas de mitigación de fraude puede ayudar a las empresas a anticiparse a las nuevas amenazas y a desarrollar estrategias de prevención de fraude más eficaces.

Además, las empresas pueden beneficiarse de la colaboración con las empresas de ciberseguridad y los investigadores de seguridad, que pueden ofrecer asesoramiento profesional, inteligencia sobre amenazas y soluciones de vanguardia para mejorar las funcionalidades de detección y prevención de fraude.

16. Utilizar la biometría y los análisis conductuales

La utilización de la biometría y los análisis conductuales en la prevención de fraude en el e-commerce es una forma eficaz y sofisticada de verificar la identidad del cliente y detectar posible fraude. Estas tecnologías analizan rasgos físicos exclusivos y patrones de comportamiento de los usuarios para autenticarlos, lo que ofrece una capa de seguridad adicional difícil de replicar o eludir para los estafadores.

La biometría se refiere al uso de rasgos físicos, como huellas dactilares, reconocimiento facial o patrones de voz, para verificar la identidad de un usuario. Muchos smartphones modernos y otros dispositivos vienen equipados con sensores biométricos, lo que facilita a los clientes el uso de estas funciones durante el proceso de autenticación. La incorporación de la biometría en las medidas de seguridad permite a las empresas de e-commerce mejorar la precisión de la verificación del cliente y reducir el riesgo de accesos no autorizados o usurpaciones de cuentas.

El análisis conductual, por otro lado, conlleva el análisis de los patrones de comportamiento de los usuarios, como los movimientos del ratón, la dinámica de tecleo, los hábitos de navegación o el tiempo que se pasan en una página. Estos patrones pueden ayudar a diferenciar entre los verdaderos clientes y los estafadores, ya que estos últimos suelen mostrar comportamientos distintos que se salen de lo normal. Con la supervisión y el análisis de estos patrones, las empresas de e-commerce pueden detectar y combatir posibles fraudes en tiempo real, lo que permite reducir las pérdidas económicas y los daños en la reputación.

Mediante la incorporación de estas estrategias adicionales en la estructura que ya tienen para prevenir, detectar y combatir el fraude, las empresas pueden reforzar aún más sus medidas de seguridad y protegerse a sí mismas y a sus clientes del fraude en el e-commerce.

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.