¿Qué es Visa? Resumen de este actor principal del sector de los pagos

Payments
Payments

Accept payments online, in person, and around the world with a payments solution built for any business—from scaling startups to global enterprises.

Learn more 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es Visa?
  3. ¿Dónde se usa Visa?
  4. ¿Quién usa Visa?
  5. Funcionamiento de Visa
  6. Ventajas que obtienen las empresas al aceptar Visa
  7. Medidas de seguridad de Visa
  8. Requisitos para que las empresas empiecen a aceptar pagos con Visa
  9. Alternativas a Visa

Visa es un actor fundamental del sector de procesamiento de pagos usado por una gran variedad de empresas, desde pequeños comercios minoristas hasta grandes multinacionales. En 2022, Visa procesó 242.000 millones de transacciones en todo el mundo, según los datos de Statista. A pesar de su popularidad, Visa tiene limitaciones, sobre todo en regiones en las que los métodos de pago locales son populares. Mercados como el de China y algunos países de África suelen preferir las redes locales y las soluciones de pagos mediante dispositivos móviles, que ofrecen diferentes funciones y estructuras de comisiones.

Las empresas que quieran saber cómo usar Visa y las implicaciones del procesamiento de pagos de Visa primero deben comprender los productos y la presencia de Visa en diferentes mercados de todo el mundo. Asimismo, deberán conocer los tipos de empresas y clientes a los que mejor puede atender Visa.

Como hemos mencionado, Visa tiene competencia en mercados en que los sistemas de pago locales son comunes. Si bien Visa ofrece muchos servicios (como protección antifraude y análisis), estas ofertas suelen adaptarse a las necesidades de organizaciones más grandes, en vez de a las de pequeñas empresas o startups. Visa se centra en la seguridad y ofrece protecciones de varias capas en las transacciones. Sin embargo, sus funcionalidades de seguridad quizá no encajen con los requisitos de todas las empresas, sobre todo de aquellas que busquen soluciones personalizadas o que operen en sectores con necesidades de cumplimiento de la normativa especializadas.

A continuación, explicaremos a grandes rasgos dónde y cómo opera Visa, a quién presta servicios y qué alternativas hay en diferentes mercados. También analizaremos los detalles de los servicios que ofrece Visa, las comisiones y los costes que implica, y cómo gestiona Visa la seguridad y protege los pagos en cada paso del proceso de la transacción.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es Visa?
  • ¿Dónde se usa Visa?
  • ¿Quién usa Visa?
  • Funcionamiento de Visa
  • Ventajas que obtienen las empresas al aceptar Visa
  • Medidas de seguridad de Visa
  • Requisitos para que las empresas empiecen a aceptar pagos con Visa
  • Alternativas a Visa

¿Qué es Visa?

Visa es una empresa de tecnología de pagos internacional que conecta a clientes, empresas, bancos y gobiernos, y les permite usar una divisa digital en vez de efectivo o cheques. Como intermediario financiero, Visa gestiona una de las redes de procesamiento de pagos más avanzada y amplia. Visa es una red de tarjetas, pero no emite tarjetas ni establece tipos de interés, sino que proporciona la infraestructura con la que emisores autorizados y titulares de tarjetas pueden hacer transferencias electrónicas de fondos (EFT, por sus siglas en inglés).

Aunque Visa gestiona principalmente transacciones con tarjeta, ha ampliado sus funcionalidades para incorporar también pagos a través del móvil, pagos sin contacto y soluciones mediante blockchain. Su capacidad de adaptación es la razón principal por la que quien necesita distintas opciones de pago puede elegir Visa.

¿Dónde se usa Visa?

Hay unos 3000 millones de tarjetas de débito Visa en circulación en todo el mundo, lo que demuestra que Visa es una de las redes de pago que más se usa y acepta de forma generalizada. Las principales instituciones financieras, empresas y entidades gubernamentales de todo el mundo confían en Visa para facilitar transacciones con divisas digitales.

Visa opera en varios sectores del mercado y regiones geográficas, y está presente en prácticamente todos los continentes:

  • Norteamérica y Europa: Visa es la principal tarjeta de pago del mercado, sobre todo en Estados Unidos, el Reino Unido e Irlanda. Los clientes y las empresas utilizan Visa ampliamente en diferentes tipos de transacciones, desde comercios minoristas hasta pagos B2B.

  • Región Asia-Pacífico: Visa tiene una alta tasa de aceptación en países como Australia, Japón y Singapur. Además, ha ganado terreno en países con sólidas redes de pagos nacionales, como China y la India (sobre todo en transacciones internacionales).

  • Latinoamérica: Visa es una red de pagos que se usa con frecuencia de Brasil a México. Suele colaborar con instituciones financieras locales para ofrecer tarjetas y soluciones de pagos adaptadas a las necesidades de cada mercado.

  • Oriente Medio y África: la aceptación de Visa ha aumentado en centros económicos principales como Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos y Sudáfrica. En estos lugares, muchas veces es la opción preferida en transacciones locales e internacionales. También ha entrado de forma proactiva en mercados que siguen desarrollando sus infraestructuras de pagos financieras y digitales, como algunos países del África subsahariana.

Instituciones financieras de estas regiones suelen elegir Visa por sus amplias medidas de seguridad, su escalabilidad y su gran aceptación internacional. Dado su alcance geográfico generalizado y su gran penetración en el mercado, Visa sigue siendo una opción preferente para las empresas que operan o hacen transacciones internacionalmente.

¿Quién usa Visa?

Visa tiene una cuota de mercado dominante en varias regiones clave (sobre todo en EE. UU., donde representa más del 60 % del mercado total de tarjetas de crédito). Como consecuencia, empresas de todos los sectores usan Visa para hacer pagos y aceptarlos de sus clientes. Aquí tienes una lista no exhaustiva de los principales sectores en los que se suele usar Visa:

  • Comercios minoristas y empresas de e-commerce
    Visa se suele aceptar en comercios minoristas físicos, ya sean tiendas pequeñas o centros comerciales grandes. También es un método de pago principal en plataformas de e-commerce, donde se suele preferir por su velocidad y sus funciones de seguridad.

  • Empresas de hostelería y viajes
    Los hoteles, las aerolíneas y las agencias de viajes usan Visa ampliamente en procesos de reservas y pagos. La aceptación internacional de Visa hace que sea una de las opciones preferidas tanto de quienes viajan como de las empresas internacionales.

  • Servicios
    Visa es un método habitual para hacer pagos recurrentes y cargos únicos en servicios de todo tipo, como en empresas de telecomunicaciones y proveedores de servicios públicos. Los sistemas de pagos automatizados suelen aceptar transacciones con Visa para simplificar la facturación de los clientes.

  • Instituciones educativas y sector público
    Las entidades reguladoras del gobierno y las instituciones educativas utilizan Visa en adquisiciones y servicios. Puede manejar grandes volúmenes de transacciones y ofrece datos detallados de nivel 3, que son un conjunto exhaustivo de información necesario en las transacciones B2B y B2G con tarjeta de crédito. Entre los datos se incluyen las descripciones de los artículos, las cantidades y los impuestos, entre otros. Si se proporcionan datos de nivel 3, las tasas de intercambio suelen ser inferiores. Por lo tanto, las organizaciones se pueden beneficiar de recopilar y transmitir esta información.

  • Empresas B2B
    Visa admite varias opciones de pago B2B, como las tarjetas virtuales y las transferencias electrónicas, que están optimizadas para pagos de proveedores, nóminas y desembolsos masivos.

  • Proveedores de monederos digitales y servicios de pago a través del móvil
    Las nuevas tecnologías de pagos, incluidos los monederos digitales como Apple Pay o Alipay, suelen incorporar Visa como una de las principales redes de tarjetas para transacciones tokenizadas.

  • Comercio internacional
    Visa destaca en los pagos transfronterizos, en los que acepta varias divisas y ofrece conversión entre ellas. Este aspecto es especialmente importante para las empresas que se centran en el comercio internacional y para los nativos digitales que hacen compras en sitios web de otros países.

  • Servicios de suscripción
    Las plataformas multimedia, los proveedores de SaaS (Software como Servicio) y diferentes modelos basados en suscripciones suelen confiar en Visa para hacer cargos recurrentes automatizados.

  • Mercados financieros
    Los fondos de inversión libre, los gestores de activos y otras entidades del sector financiero usan Visa para diferentes actividades de inversión, como los envíos de fondos y la gestión de la liquidez.

Uno de los principales motivos por los que instituciones de todo el mundo utilizan Visa con tanta frecuencia es porque también la usa un grupo variado de clientes, como los siguientes:

  • Clientes particulares
    Las tarjetas Visa suelen ser la opción de pago predeterminada en el día a día de los particulares, ya que satisfacen una gran variedad de necesidades (ya sean compras esenciales o gestiones financieras complejas). Muchas personas prefieren Visa por su aceptación generalizada y sus funciones de seguridad.

  • Particulares con un patrimonio neto elevado
    A las personas que tienen unos recursos financieros considerables, Visa les ofrece opciones de tarjetas prémium con ventajas como seguros de viaje, servicios de un agente personal y acceso exclusivo a eventos. Estas tarjetas suelen incorporar unos límites de gasto superiores y funcionalidades avanzadas de control financiero.

  • Autónomos y trabajadores independientes
    Los profesionales independientes utilizan Visa para recibir pagos y cubrir gastos del negocio. El abanico de productos financieros que ofrece Visa se adapta a la flexibilidad y a las diversas fuentes de ingresos que caracterizan a este modelo de trabajo.

  • Nativos digitales
    Las personas que están muy metidas en la tecnología digital (sobre todo poblaciones más jóvenes) suelen usar Visa porque es compatible con monederos digitales y sistemas de pagos a través del móvil. La infraestructura tecnológica de Visa, que incluye códigos QR y transacciones tokenizadas, se adapta bien a los hábitos de los nativos digitales.

  • Viajeros
    Las personas que vuelan con frecuencia y los viajeros internacionales suelen elegir Visa porque se acepta en muchos lugares de mundo y admite varias divisas. Muchos viajeros buscan tarjetas que no impongan comisiones en transacciones con una divisa extranjera, y esta opción está disponible en muchas ofertas de Visa.

  • Propietarios de pequeñas empresas
    Las tarjetas Visa para pequeñas empresas ofrecen soluciones especializadas que incluyen gestión de gastos y recompensas en gastos del negocio. Muchas de esas tarjetas incorporan herramientas con las que clasificar y controlar los gastos, lo que facilita la preparación de los impuestos.

  • Emprendedores y startups
    Los nuevos proyectos empresariales suelen confiar en Visa porque es fácil de integrar con plataformas de pagos y sistemas de puntos de venta (POS, por sus siglas en inglés). Visa ofrece opciones como tarjetas virtuales y transferencias electrónicas para adaptarse a los requisitos de gastos dinámicos de las startups.

  • Estudiantes
    Las tarjetas de débito y prepago Visa son populares entre los estudiantes por su facilidad de uso y sus comisiones bajas. Estas tarjetas suelen suponer su primer paso en la gestión financiera, lo que les permite controlar los gastos y acumular un historial de crédito.

  • Jubilados
    A las personas mayores les interesan la simplicidad y la aceptación generalizada de Visa. Muchas de ellas eligen tarjetas con recompensas directas y poco mantenimiento, ya que muchas veces las usan para gestionar la pensión o los pagos del Seguro Social.

Cada una de estas categorías de clientes encuentra beneficios en las funciones y las ventajas que ofrece Visa. La capacidad de adaptación a diferentes comportamientos de gasto y estilos de vida que tiene esta red de pagos hace que sea versátil y atractiva en general.

Funcionamiento de Visa

Visa desempeña un papel fundamental en la autorización, la compensación y el cobro de transacciones. Las transacciones se cifran y procesan en tiempo real, normalmente en cuestión de milisegundos, lo que es un aspecto importante en entornos con un volumen elevado y baja latencia. Visa se centra en la prevención de fraude y la seguridad de los datos. Para ello, emplea algoritmos y técnicas de machine learning avanzados a fin de detectar actividades fraudulentas y proteger la información de las cuentas. Este aspecto es especialmente útil para las empresas y las plataformas por el volumen de pagos que manejan y las responsabilidades a gran escala que plantean los riesgos de fraude.

Aquí tienes un resumen de la forma en que Visa facilita el procesamiento de pagos como red de tarjetas:

  • Emisión de tarjetas y colaboraciones
    Visa colabora con instituciones financieras que emiten tarjetas con la marca Visa. Estas instituciones son responsables de las relaciones con los clientes y la evaluación del riesgo.

  • Inicio de la transacción
    Cuando el titular de una tarjeta inicia una transacción, la información pasa del terminal del sistema POS de la empresa al adquirente (el banco de la empresa).

  • Enrutamiento de la transacción
    A continuación, Visa actúa como intermediario y envía la información de la transacción al banco emisor para que la apruebe o rechace según varios factores, como los fondos disponibles o la posibilidad de que se trate de un fraude.

  • Seguridad de los datos
    Durante este proceso de enrutamiento, Visa usa varias capas de protocolos de seguridad para proteger la información confidencial e impedir que haya actividades fraudulentas (por ejemplo, tokenización y métodos de autenticación en varios pasos).

  • Cobro y compensación
    Una vez que se ha aprobado la transacción, Visa coordina la transferencia de fondos del banco emisor al adquirente. En este proceso, es necesario conciliar y cobrar todas las transacciones, lo que se suele hacer en lotes al final de cada día hábil.

  • Estructura de comisiones
    Por cada transacción, Visa cobra una pequeña comisión (normalmente, una fracción del importe total de la transacción). Esta comisión se distribuye entre la empresa, el banco emisor y el banco adquirente, según los acuerdos preestablecidos.

  • Datos de las transacciones
    Visa también proporciona funcionalidades de análisis y elaboración de informes que permiten a las empresas observar los patrones de las transacciones, el comportamiento de los clientes y otras métricas pertinentes. Esta información se suele utilizar para mejorar la eficiencia operativa y elaborar estrategias empresariales.

Además, Visa ofrece diferentes interfaces de programación de aplicaciones (API, por sus siglas en inglés) y kits de desarrollo de software (SDK, por sus siglas en inglés) que permiten que las funciones de pagos se integren con facilidad en distintos entornos digitales. Su interoperabilidad de red permite hacer transacciones transfronterizas, por lo que es apropiada para las empresas que hagan negocios internacionalmente.

Ventajas que obtienen las empresas al aceptar Visa

Al aceptar Visa, las empresas obtienen ventajas que van más allá de la posibilidad de hacer transacciones básicas, como las siguientes:

  • Mayor alcance de clientes: al aceptar Visa, se amplía el acceso al mercado y se llega a clientes que prefieren hacer pagos con tarjeta o a quienes no tienen otras formas de pago. Este aspecto también se aplica a los clientes internacionales que dependen de sistemas de pagos reconocidos en todo el mundo.

  • Transacciones rápidas: la tecnología de Visa permite autorizar, compensar y cobrar transacciones rápido. Esta agilidad beneficia a las empresas y a los clientes, ya que se procesan mayores volúmenes de ventas en menos tiempo.

  • Gestión de riesgos: Visa ofrece estrictos protocolos de seguridad para protegerse de las actividades fraudulentas. Así se reduce la exposición al riesgo que las empresas pueden soportar en transacciones digitales.

  • Datos sobre clientes: gracias a los datos detallados sobre las transacciones que están disponibles, las empresas pueden analizar el comportamiento de los clientes para tomar decisiones basadas en los datos. Después, pueden usar esta información para estrategias de marketing, planificación del inventario y otros aspectos operativos.

  • Versatilidad: la compatibilidad de Visa con varias plataformas de pagos, desde terminales del sistema POS hasta sitios web de e-commerce, ofrece a las empresas flexibilidad en la forma de aceptar pagos.

  • Ventajas operativas: Visa ofrece API y SDK que se pueden integrar en los sistemas actuales de las empresas. Así se facilita la contabilidad, el control del inventario y la elaboración de informes financieros.

  • Programas de fidelidad: la infraestructura de Visa permite integrar programas de fidelidad y recompensas, que favorecen las ventas recurrentes y la captación de clientes.

Visa ofrece a empresas de todos los sectores información basada en datos que puede orientar la toma de decisiones. Mediante análisis avanzados, las empresas pueden comprender mejor los comportamientos de gasto de los clientes y las tendencias de las transacciones. Estos datos detallados pueden ser sumamente importantes a la hora de elaborar estrategias de pagos.

Medidas de seguridad de Visa

Dado el diverso conjunto de empresas y clientes a quienes Visa presta servicio y su alcance global, la seguridad es sumamente importante para el gran entorno de pagos de Visa. Esta red cuenta con mecanismos sofisticados que tienen varias capas de seguridad para proteger la integridad de las transacciones y la confidencialidad de los datos. Entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • Métodos de cifrado
    Visa usa una estrategia de cifrado con más capas que las tecnologías básicas de SSL/TLS. Por ejemplo, Visa cifra los datos que se transfieren de un modo distinto al que usa con los datos que se almacenan. Así se reducen las vulnerabilidades en diferentes etapas del procesamiento de datos.

  • Tokenización
    La tokenización reemplaza los datos de la tarjeta y muchas veces se integra con puntos de datos adicionales (como el historial de transacciones) para crear un token multidimensional que sea complicado de descifrar.

  • Algoritmos de evaluación de riesgos
    Se encargan de hacer evaluaciones continuas y en tiempo real mediante modelos de machine learning entrenados con conjuntos de datos masivos que los hacen cada vez más precisos.

  • Detalles de la autenticación en varios pasos
    Esta función incluye la autenticación mediante códigos que se envían por SMS y un segundo paso mediante una aplicación o un hardware (como las llaves de seguridad) que son resistentes al phishing.

  • Modalidades biométricas
    Visa está ampliando el número de modalidades biométricas que admite (además de las huellas y el reconocimiento facial) para incluir el reconocimiento de la voz y aspectos biométricos conductuales.

  • Cumplimiento de la normativa
    La segunda Directiva sobre servicios de pago (PSD2) de la Unión Europea es un marco regulatorio que busca mejorar la seguridad de los pagos, fomentar la innovación y optimizar la protección de los clientes en el mercado de pagos electrónicos de la UE. Si bien la PSD2 de la UE se conoce bien, algunas jurisdicciones como Australia, Canadá y Singapur tienen sus propias normativas que Visa cumple. En algunos casos, estas normativas especifican el tipo de cifrado o los requisitos de almacenamiento de datos que se deben cumplir.

  • Sectores con un riesgo elevado
    Las empresas de sectores con un riesgo elevado (por ejemplo, las que tratan con sustancias reguladas) afrontan un escrutinio adicional que puede suponer mayores comisiones por transacción o requisitos de usar determinadas funciones de seguridad avanzadas.

  • Productos personalizados
    Las diferentes tarjetas o soluciones de pagos suelen tener funciones de seguridad personalizadas. Por ejemplo, las tarjetas corporativas pueden tener controles de gasto avanzados y notificaciones en tiempo real, que son funciones de gestión financiera y de seguridad.

Visa ofrece soluciones de seguridad adaptables y con varias capas que reflejan la complejidad que supone procesar pagos en todo el mundo, así como el compromiso de seguridad que demanda.

Requisitos para que las empresas empiecen a aceptar pagos con Visa

Mediante varias API y SDK, las empresas pueden integrar la infraestructura de Visa directamente en pasarelas de pagos personalizadas, lo que les ofrece escalabilidad y adaptabilidad en diferentes plataformas y aplicaciones. Para empezar a aceptar pagos con Visa (tal y como ocurre con otros tipos de pagos con tarjeta), las empresas suelen tener que configurar una cuenta de comerciante mediante un banco adquirente o un proveedor de procesamiento de pagos como Stripe.

Las empresas que aceptan pagos mediante productos de Stripe ya pueden aceptar Visa y no tienen que abrir ninguna cuenta de comerciante independiente, ya que Stripe proporciona esta función. Los términos contractuales, las condiciones, las obligaciones y los derechos se suelen establecer en el acuerdo entre la empresa y el proveedor de servicios para comerciantes.

Tras establecer las funciones de la cuenta de comerciante, las empresas suelen integrar terminales de pagos o sistemas POS que son compatibles con tarjetas Visa. Para ello, podrían necesitar un hardware o software diferente, en función de si las empresas quieren aceptar pagos en persona, por Internet o en una aplicación móvil. Visa y Stripe permiten aceptar pagos en todos estos entornos, tanto si los clientes usan tarjetas de crédito y débito Visa físicas como si las almacenan en un monedero digital.

Aunque usen Visa u otra red de tarjetas, las empresas deben cumplir con el estándar de seguridad de datos del sector de pagos con tarjeta (PCI DSS, por sus siglas en inglés), un conjunto de estándares de seguridad diseñado para proteger la información de las tarjetas durante las transacciones financieras y después de ellas.

Alternativas a Visa

Visa no es la única opción para hacer pagos internacionales. Las empresas y los clientes tienen otras alternativas según cuáles sean sus necesidades. Asimismo, las opciones pueden diferir bastante en función de la ubicación geográfica, el tipo de transacción y los costes implicados. En EE. UU., estas son las otras principales redes de tarjetas:

  • Mastercard: suele ser el principal competidor de Visa y ofrece ventajas similares y aceptación internacional. Además, Mastercard tiene servicios especializados para empresas (como herramientas de análisis).

  • American Express: si bien su aceptación internacional es menor, ofrece programas de recompensas y ventajas más robustos (como protección de las compras y seguros de viaje).

  • Discover: se acepta principalmente en EE. UU. y es conocida por su servicio de atención al cliente y por sus comisiones relativamente más bajas.

Puedes obtener más información sobre las redes de tarjetas de EE. UU. y otras redes de pagos. Todas ellas proporcionan alternativas a Visa.

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.