Métodos de pago alternativos: lo que las empresas deben saber

  1. Introducción
  2. ¿Qué son los métodos de pago alternativos?
    1. Historia de los métodos de pago alternativos
  3. Tipos de métodos de pago alternativos
  4. Métodos de pago alternativos populares en las distintas partes del mundo
  5. Cómo incluir los métodos de pago alternativos en la estrategia de pagos
  6. Cómo aceptar métodos de pago alternativos con Stripe
  7. Ventajas de aceptar los métodos de pago alternativos

El panorama de los pagos actual incluye más opciones que el efectivo y las tarjetas de débito y crédito. Es importante que conozcas los métodos de pago alternativos. Pero ¿qué son? El término «métodos de pago alternativos» describe en general todos los métodos de pago que permiten transferir fondos sin utilizar efectivo ni una tarjeta.

Es posible que en tu empresa utilicéis ya al menos uno de ellos, como un monedero digital. Según el 2021 Global Payments Report (en inglés), los métodos de pago alternativos están adquiriendo más popularidad que las tarjetas de crédito en las compras en línea y en persona. Y está previsto que la cifra aumente de forma considerable a mediados de la década. Para entonces, se calcula que más del 40 % de las transacciones en persona y casi el 60 % de las compras en línea se llevarán a cabo con métodos de pago alternativos.

Los comercios minoristas y las empresas deben aceptar estas opciones a fin de responder la demanda de sus clientes. Pero para poder aceptar estos métodos de pago alternativos, primero debes entender qué son y cómo funcionan. A continuación te contamos todo lo que debes saber sobre ellos.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué son los métodos de pago alternativos?
    • Historia de los métodos de pago alternativos
  • Tipos de métodos de pago alternativos
  • Métodos de pago alternativos populares en las distintas partes del mundo
  • Cómo incluir los métodos de pago alternativos en la estrategia de pagos
  • Cómo aceptar métodos de pago alternativos con Stripe
  • Ventajas de aceptar los métodos de pago alternativos

¿Qué son los métodos de pago alternativos?

Dicho en pocas palabras, un método de pago alternativo es cualquier opción que no sea efectivo ni una tarjeta de débito o crédito; es decir, cualquier cosa que no sea una de las opciones de pago tradicionales.

Más en concreto, un método de pago alternativo es una forma de transferir fondos sin utilizar efectivo ni tarjetas. Suele tratarse de soluciones basadas en tecnología que permiten a las personas enviar y gastar el dinero y disponer de él sin tener que llevar efectivo ni tarjetas encima.

Historia de los métodos de pago alternativos

Los métodos de pago alternativos han existido siempre, mucho antes incluso que la tecnología que utilizamos ahora para disponer de nuestro capital y gastarlo. El trueque, por ejemplo, es una de las primeras formas alternativas de pago. También las primeras monedas eran un tipo de pago alternativo, pues a menudo eran sumamente locales y solo poseían valor en una región determinada o para un comerciante concreto.

Con el tiempo y la estandarización del dinero, primero en forma de monedas nacionales y, después, de crédito, el acceso a él también se estandarizó y dio lugar a los métodos de pago tradicionales que conocemos. Sin embargo, a medida que Internet se desarrolla, los métodos de pago alternativos han ido creciendo con ella. Servicios como PayPal ofrecen a las personas una forma distinta de interactuar digitalmente con su cuenta bancaria y realizar pagos directamente a terceros sin tener que usar efectivo ni tarjetas. Los smartphones han ampliado el abanico de forma significativa, hasta el punto de que se prevé que las aplicaciones de pago con el móvil faciliten la transferencia de casi 1 billón de dólares en 2022, según Insider Intelligence.

Tipos de métodos de pago alternativos

A continuación se describen los métodos de pago alternativos con los que es más probable que las empresas se topen:

  • Monederos digitales
    El tipo más común de método de pago alternativo con el que deben interactuar las empresas y los comercios minoristas son los monederos digitales. Estos facilitan la transferencia de dinero sin necesidad de efectivo físico ni de una tarjeta. Para ello, utilizan la tecnología de comunicación de campo cercano (NFC), que permiten a las personas acercar su teléfono a un terminal para iniciar una transferencia. El usuario puede guardar efectivo digital o la información de la tarjeta en el monedero digital y utilizarlo para completar transacciones. Servicios como Apple Pay, Google Pay o PayPal pertenecen a esta categoría.

  • Transferencias bancarias
    Otra opción popular de método de pago alternativo son los pagos a través de la cámara de compensación automatizada (ACH) y otros tipos de transferencias bancarias. Permiten a los clientes transferir dinero de su cuenta bancaria a una empresa para completar una transacción. Funcionan de manera parecida a las tarjetas de débito, pero no se requiere una tarjeta física para mover los fondos del punto A al punto B.

  • Criptomonedas
    Otro método de pago alternativo que ha adquirido gran popularidad en la última década, aunque no necesariamente con el fin de realizar pagos, son las criptomonedas. Se trata de una moneda digital que suele minarse mediante ecuaciones computacionales complejas y que se puede almacenar o transferir en un monedero de hardware (algo que se denomina en ocasiones «almacenamiento en frío») o en un mercado de valores o servicio conectado a Internet denominado «monedero caliente» o «hot wallet». Las transferencias de criptomonedas pueden resultar complejas y conllevan comisiones elevadas. Este es uno de los motivos por los que no se ha generalizado su uso como moneda para realizar transacciones.

  • Compra ahora, paga después
    Otro método de pago alternativo que se ha desarrollado significativamente en los últimos años son las soluciones de «compra ahora y paga después», o compra a plazos. Esta opción permite al cliente adquirir un artículo sin abonarlo íntegramente en el momento de la compra. Normalmente, se ofrece al cliente la opción de realizar varios pagos de menor cuantía para completar la transacción y adquirir el artículo. Esta opción cobra cada vez más popularidad entre los clientes, pues les permite repartir el coste de un pago sin intereses y hace extensiva la opción de compra a crédito incluso a personas que no disponen de tarjeta de crédito.

Métodos de pago alternativos populares en las distintas partes del mundo

Aunque es probable que una empresa se encuentre con métodos de pago alternativos específicos de las diferentes regiones, cabe destacar que hay muchos de ellos que se utilizan en todo el mundo. Si tu empresa opera en el extranjero o desea atraer a clientes internacionales, debes conocer los métodos de pago alternativos de uso más extendido para poder llegar a una audiencia mayor.

Puede decirse que el método de pago alternativo más popular es Alipay. Este monedero digital gestionado por Alibaba Group tiene 1300 millones de usuarios, lo que lo convierte en el más utilizado del mundo. Si una empresa desea acceder al mercado chino, es fundamental que acepte Alipay.

WeChat Pay es otro monedero digital sumamente popular en China. Lo gestiona Tencent, una importante compañía tecnológica y de entretenimiento del gigante asiático, y tiene cientos de millones de usuarios. La solución se utiliza con frecuencia para transferir dinero a otras personas, pero también se puede usar para realizar compras en numerosos comercios.

Otro importante método de pago alternativo es PayPal, que se acepta internacionalmente y permite transferir dinero en más de 200 países. Aunque Venmo (que es propiedad de PayPal) o Zelle son opciones de uso habitual en Estados Unidos, no operan en otros países.

Cómo incluir los métodos de pago alternativos en la estrategia de pagos

Las empresas deben ofrecer métodos de pago alternativos para conservar su pertinencia ante los clientes actuales. Son opciones cuya popularidad va en aumento. En todo caso, las empresas deben tener previsto que sus clientes van a querer usar métodos de pago alternativos cada vez más y que los tradicionales van a ir quedándose en segundo plano.

Para tener en cuenta este cambio, las empresas deben trabajar con un procesador de pagos que admita los métodos de pago alternativos y acepte transacciones de servicios de uso común, como los monederos digitales y móviles, los servicios de transferencia bancaria, las criptomonedas, etc.

Stripe ofrece muchas de estas soluciones para empresas. Permite procesar las transacciones con tarjetas de crédito y de débito tradicionales de las principales entidades emisoras, además de aceptar pagos de conocidos monederos móviles como Alipay o Apple Pay. Admite las soluciones ACH y las transferencias bancarias, las opciones de «compra ahora y paga después» como Affirm o Klarna e incluso las criptomonedas.

Cómo aceptar métodos de pago alternativos con Stripe

A medida que los métodos de pago alternativos siguen ganando popularidad, no hay duda de que surgirán nuevas opciones. Por suerte, configurar un nuevo método de pago alternativo con Stripe es sencillo. De este modo, puedes mantenerte al día y dedicar tu tiempo y tu energía a otros asuntos.

Para activar un nuevo método de pago, solo tienes que abrir la configuración de Payments en el Dashboard, seleccionar el método de pago que deseas añadir y solicitar acceso. Una vez que hayas verificado tu información de comerciante y recibas la aprobación, el estado de la opción de pago cambiará de «pendiente» a «apto». En este punto, puedes cambiar el estado a «activo» para aceptar el método de pago.

Ventajas de aceptar los métodos de pago alternativos

Hay muchas ventajas a disposición de las empresas que deciden aceptar los métodos de pago alternativos. Una de las principales es la capacidad para impulsar más ventas gracias a la aceptación de una mayor cantidad de soluciones que permiten a los clientes realizar compras y completar transacciones. Al posibilitar la aceptación de los métodos de pago que son de uso frecuente en las distintas partes del mundo, los métodos de pago alternativos pueden ayudar a la empresa a expandirse a mercados en otras regiones. Además, permiten ampliar las opciones para los clientes que tienen un historial de crédito reducido, pues les ofrece soluciones de «compra ahora y paga después». Y todo ello limitando las fricciones en el momento de finalizar la compra, con lo que hacen posible realizar transacciones más rápidas y transparentes.

Los métodos de pago alternativos también permiten a la empresa ahorrar dinero, pues ayudan a evitar las elevadas comisiones de las transacciones con tarjeta de crédito. Al ofrecer estos métodos, la empresa fomenta que los clientes los utilicen en lugar de las tarjetas de crédito, con la consiguiente disminución de las comisiones.

En muchos casos, estas opciones ofrecen una seguridad mayor que beneficia tanto a la empresa como a sus clientes. Los monederos digitales, por ejemplo, reducen el riesgo de fraude, pues requieren que el cliente confirme su identidad antes de completar cada transacción. Algunos, como Apple Pay, crean una tarjeta virtual, de tal forma que la información real del titular de la tarjeta nunca se transmite al comercio. En caso de infracción de la seguridad, esto ayuda a reducir el riesgo de fraude.

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.