Pagos en Francia: una guía detallada

Payments
Payments

Accept payments online, in person, and around the world with a payments solution built for any business—from scaling startups to global enterprises.

Learn more 
  1. Introducción
  2. El estado del mercado
  3. Métodos de pago
    1. Uso actual
    2. Tendencias emergentes
  4. Facilidad y fricción de entrada
    1. Impuestos
    2. Contracargos y disputas
    3. Pagos internacionales
    4. Seguridad y privacidad
  5. Factores clave de éxito
  6. Conclusiones clave
    1. Ofrece diferentes opciones de pago
    2. Facilita la rapidez de las transacciones transfronterizas
    3. Simplifica el proceso de compra

Introducir tu empresa en el mercado francés puede generar oportunidades de crecimiento, especialmente para las empresas de e-commerce. En 2022, el 77 % de los franceses compraron algo por Internet, lo que pone de manifiesto la tendencia hacia los pagos en línea y digitales en el país. Para aprovechar esta tendencia de los pagos digitales y aceptar pagos en Francia, es necesario determinar qué opciones de pago ofrecer, cómo cumplir las leyes y normativas locales y cómo procesar las transacciones transfronterizas.

A continuación, se explican las estrategias que pueden aplicar las empresas extranjeras para expandirse en Francia:

  • Ofrecer opciones de pago variadas
  • Facilitar la rapidez de las transacciones transfronterizas
  • Simplificación del proceso de compra

El estado del mercado

El ecosistema de pagos francés incluye una variedad de métodos de pago, similares a los que se encuentran en Estados Unidos y Reino Unido. Desde las redes de tarjetas como Cartes Bancaires hasta los monederos digitales, Francia representa una interesante mezcla de métodos de pago antiguos y de reciente introducción. Los clientes franceses esperan ver los precios en su divisa local, el euro, aunque aceptar pagos internacionales en otras divisas también es importante para los florecientes mercados del e-commerce y del turismo de Francia.

Si bien el sector financiero se rige por un sólido conjunto de normativas, es flexible y comprende un conjunto diverso de métodos de pago. El Banque de France, el banco central del país, da forma a la política monetaria, mientras que la Autorité des Marchés Financiers (AMF) es responsable de la supervisión regulatoria del mercado financiero francés. El marco más amplio de la Unión Europea también influye en gran medida en el cumplimiento de la normativa.

Métodos de pago

El sector de pagos de Francia incluye una variedad de opciones que van desde métodos tradicionales como el efectivo y las tarjetas de crédito hasta alternativas digitales más modernas. A continuación se muestra un resumen de los métodos de pago más utilizados en Francia.

Uso actual

Muchos clientes franceses siguen usando efectivo y tarjetas con frecuencia. A partir de 2022, el efectivo representó el 50 % del volumen de transacciones en puntos de venta (POS) en Francia. Ese mismo año, las tarjetas de crédito y débito representaron el 43 % del volumen de transacciones en los puntos de venta.

El número de pagos sin contacto en Francia aumentó de 6.800 millones en 2021 a 8.600 millones en 2022 La adopción del pago por móvil ha aumentado significativamente en los últimos años, especialmente entre las poblaciones más jóvenes que se sienten más cómodas con las tecnologías digitales. Este cambio indica una mayor aceptación de los pagos por móvil por parte de los consumidores y una creciente confianza en la seguridad de las opciones de pago por móvil.

En el sector business-to-business (B2B), se utilizan mucho los pagos con tarjeta de crédito y las transferencias electrónicas. Sin embargo, las opciones de «compra ahora, paga después» como Mondu se han expandido a Francia y han brindado a los clientes acceso a pagos más flexibles. Los envíos de fondos de la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA), que permiten realizar transacciones transfronterizas rápidas en Europa, también permiten realizar pagos B2B sin problemas.

Métodos de pago B2C populares en Francia

  • Tarjetas de crédito (p. ej., Cartes Bancaires)
  • Monederos digitales (p. ej., Lydia)
  • Transferencias bancarias
  • Compra ahora, paga después (p. ej., Alma)

Métodos de pago B2B populares en Francia

  • Tarjetas de crédito y débito
  • Transferencias electrónicas (p. ej., SWIFT)
  • Transferencias bancarias (p. ej., SEPA)
  • Compra ahora, paga después (p. ej., Mondu)

Tendencias emergentes

Se prevé que los pagos de «compra ahora, paga después» en Francia aumentarán un 15 % anual y superarán los 13.700 millones de USD en 2024. Los proveedores locales, como Alma, ofrecen beneficios tanto para los clientes como para las empresas, ya que permiten a los clientes pagar las compras en cuotas, mientras que las empresas reciben el importe total por adelantado del servicio de «compra ahora, paga después».

Facilidad y fricción de entrada

Los pagos en Francia requieren crear una estrategia que aborde múltiples inquietudes de la empresa, como proponer una experiencia de comercio unificado y una amplia gama de métodos de pago, aceptar pagos internacionales, recaudar impuestos y cumplir con los mandatos gubernamentales de seguridad en los pagos. A continuación se muestran algunos factores que se deben tener en cuenta:

Impuestos

Francia cobra el impuesto sobre el valor añadido (IVA) a un tipo estándar del 20 % para la mayoría de los bienes y servicios. Aunque los clientes deben pagar el IVA, la mayoría de las empresas son responsables de recaudarlo y remitirlo al gobierno. La presentación tardía o indebida del IVA puede dar lugar a multas elevadas, y el incumplimiento de la normativa puede dar lugar a auditorías y repercusiones legales.

Contracargos y disputas

En Francia, los contracargos y las disputas se gestionan de conformidad con la normativa europea, aunque cada red de tarjeta de crédito tiene sus propias políticas de contracargos. Las empresas francesas están sujetas al Código del Consumidor, que atribuye a las empresas la responsabilidad de demostrar que una transacción fue legítima. Esto es particularmente relevante en los casos en los que se realicen transacciones no autorizadas.

Como parte de la Unión Europea, Francia ha implementado la Directiva de servicios de pago 2 (PSD2), una directiva que exige la autenticación reforzada de clientes. Este requisito suele influir en cómo se gestionan los contracargos y las disputas, ya que el nivel de verificación puede citarse en las resoluciones de disputas.

Pagos internacionales

Tanto si aceptas transacciones en persona de turistas internacionales como si aceptas ventas de e-commerce de países cercanos, cualquier empresa que gestione pagos internacionales en Francia debe lidiar con las conversiones de divisas y las fluctuaciones de los tipos de cambio. Esto puede aumentar la complejidad de las operaciones comerciales internacionales. Algunas cosas que debes tener en cuenta:

  • Conversión de divisas
    La conversión de divisas en Francia está sujeta a la normativa de la UE, en particular la PSD2, que exige total transparencia en las tasas de conversión y las comisiones. Las instituciones financieras y los proveedores de servicios de pago están obligados a revelar todos los costes asociados a sus servicios de conversión de divisas, incluyendo las comisiones de servicio y el recargo del tipo de cambio sobre el tipo interbancario. El tipo de cambio interbancario es el tipo de referencia para la conversión de divisas al que los bancos se conceden préstamos entre sí, y las instituciones financieras suelen añadir un recargo a este tipo de cambio para sus servicios de conversión de divisas. Los proveedores de servicios de pago externos, como Stripe pueden simplificar las transacciones transfronterizas tanto para los clientes como para las empresas.

  • Transferencias SEPA
    El método de pago de la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA), aplicable en toda Europa, facilita la realización de transacciones transfronterizas en euros. En 2021, Francia envió más transferencias de crédito SEPA que cualquier otro país, a excepción de Alemania.

  • Métodos de pago de otros países europeos
    Aceptar métodos de pago populares de otros países europeos, como Bancontact de Bélgica, puede mejorar las tasas de conversión para los clientes internacionales al eliminar barreras en el proceso de compra.

Seguridad y privacidad

Francia tiene un enfoque integral de la seguridad, el cumplimiento de la normativa y la regulación de los pagos, a menudo, ha sido uno de los primeros países en adoptar las directrices y directivas de la UE. En comparación con otros países en una situación económica similar, la normativa de Francia no es particularmente indulgente ni excesivamente restrictiva. Un aspecto que distingue a Francia es su énfasis en la seguridad de las transacciones, demostrado por la rápida adopción de los chips EMV y la integración de las redes de tarjetas locales con los sistemas de pago internacionales. A continuación se muestran algunos aspectos importantes de las normas de seguridad y privacidad de Francia:

  • Leyes de protección de datos
    Una de las principales normativas de protección de datos en Francia es el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) europeo. El RGPD establece la normativa para la protección de datos de los clientes, ya que exige el consentimiento explícito para la recopilación de datos y otorga a los clientes el derecho a que se olviden sus datos.

  • Cumplimiento de la Directiva de servicios de pago 2 (PSD2)
    La PSD2 también desempeña una función importante en la normativa francesa. Según la PSD2, los proveedores de servicios de pago deben cumplir con la autenticación reforzada de clientes (SCA) y las transacciones a menudo requieren la autenticación en dos pasos para continuar. Se añadirán nuevos requisitos como parte de la publicación de la PSD3.

  • Leyes contra el blanqueo de capitales (AML)
    Francia también sigue las directivas de la UE sobre el AML y la lucha contra la financiación del terrorismo (CTF). Las instituciones financieras están obligadas a implementar sistemas que supervisen e informen de actividades potencialmente sospechosas, y no hacerlo puede resultar en sanciones severas.

  • Tecnología de chip EMV
    Francia fue uno de los primeros países en adoptar la tecnología del chip EMV para los pagos con tarjeta, lo que estableció una norma de seguridad de tarjetas que ha influido en otros mercados. Estos chips crean un código de un solo uso para cada transacción, lo que dificulta que los estafadores roben información.

  • Supervisión de Tracfin
    El Tratamiento de la Información y la Acción contra los Circuitos Financieros Clandestinos (Tracfin) es una unidad del gobierno francés que se especializa en los esfuerzos contra el blanqueo de capitales. Tracfin revisa e investiga actividades financieras sospechosas y proporciona otra capa de seguridad financiera.

  • Normativa de los proveedores de servicios de pago
    Los proveedores de servicios de pago, como Stripe, deben cumplir con la normativa local y, a menudo, ir más allá de los requisitos básicos, empleando algoritmos de machine learning para detectar patrones fraudulentos y proteger los datos de los clientes.

Factores clave de éxito

Aunque Francia está a la vanguardia de muchas innovaciones en materia de pagos, el país se enfrenta a desafíos como la adopción de tecnología y un entorno normativo estricto. Abordar estos problemas es importante para operar con éxito en Francia. A continuación, te explicamos cómo abordar los pagos en Francia:

  • Métodos de pago consolidados y emergentes
    Si bien se espera que el mercado francés de pagos por móvil aumente un 30 % cada año hasta al menos 2027, los pagos por móvil aún no son universales. Esto pone de manifiesto la necesidad de que las empresas acepten una serie de métodos de pago, incluidas las tarjetas de crédito y débito tradicionales.

  • Transacciones internacionales simplificadas
    Aunque los pagos SEPA han simplificado los pagos transfronterizos dentro de Europa, las transacciones que se realizan fuera de esta jurisdicción tienen sus propios desafíos, como las fluctuaciones del tipo de cambio y las regulaciones divergentes. Asociarse con un procesador de pagos externo de confianza para aceptar pagos internacionales puede simplificar las transacciones internacionales para las empresas.

  • Mitigación del fraude con tarjetas
    Según un informe del Banco de Francia, el 0,059 % de los pagos con tarjeta fueron fraudulentos en 2021, una tasa considerable si se tiene en cuenta el gran volumen de este tipo de transacciones. Por ello, las empresas deben invertir en sistemas sofisticados de detección del fraude e implementar protocolos eficaces de gestión de los contracargos para abordar el fraude.

  • Procesos de compra fluidos
    Unos flujos optimizados del proceso de compra, un servicio de atención al cliente accesible y unas políticas de reembolso transparentes pueden reducir el abandono del carrito y mejorar la experiencia del proceso de compra. Con el tiempo, estos enfoques construyen la reputación y la confianza de una empresa con los clientes locales.

Conclusiones clave

Debido a la evolución de las expectativas de los clientes y a los avances tecnológicos en el mercado francés, las empresas deben crear un plan estratégico para cada aspecto del proceso de pago. Esto incluye diversificar las opciones de pago de los clientes, facilitar las transacciones transfronterizas sin esfuerzo y reducir el número de pasos del proceso de compra. A continuación se indican algunos consejos para que tu expansión a Francia sea un éxito:

Ofrece diferentes opciones de pago

  • Acepta tarjetas de crédito y débito tradicionales
    Acepta pagos tradicionales con tarjeta junto con métodos de pago digitales más modernos, para asegurarte de que cumples con las preferencias de los clientes, especialmente para las compras en la tienda.

  • Adáptate a las preferencias de pago por móvil
    Mantén actualizados tus sistemas de pago para adaptarlos a las preferencias de pagos por móvil y monederos digitales (incluidas las plataformas locales como Lydia) y disfrutar de la ventaja de contar con transacciones más rápidas.

  • Implementa opciones en múltiples divisas
    Amplía las opciones de pago para incluir varias divisas y métodos de pago populares de otros países europeos, como Suiza y Reino Unido. Dada la posición de Francia como destino turístico líder, así como la diversidad de orígenes de sus residentes, esta medida puede mejorar las ventas y aumentar la satisfacción del cliente.

Facilita la rapidez de las transacciones transfronterizas

  • Familiarízate con las transferencias SEPA
    Las transferencias SEPA son importantes, especialmente para los pagos transfronterizos B2B efectuados dentro de Europa. Ofrece esta opción cuando factures a clientes internacionales.

  • Incorpora pagos de «compra ahora, paga después»
    Acepta opciones de «compra ahora, paga después» para transacciones de clientes y empresariales, como Mondu para clientes B2B y Alma para pagos B2C. Estos métodos de pago flexibles pueden hacer que las compras más grandes sean más accesibles tanto para los clientes nacionales como para los internacionales.

  • Detecta y previene el fraude
    Aplica herramientas de detección de fraude basadas en el machine learning, emplea la autenticación mediante 3D Secure para las transacciones en línea y proporciona canales claros para denunciar actividades sospechosas.

Simplifica el proceso de compra

  • Reduce los pasos del proceso de compra
    Optimiza el flujo de tu proceso de compra en línea reduciendo el número de pasos necesarios para que un cliente finalice su compra e integrando el proceso de compra en un clic o en una página.

  • Ofrece soporte accesible y en tiempo real
    Ofrece soporte al cliente en francés para resolver los problemas rápidamente y facilitar el proceso de pago para los clientes. Las opciones de chat en vivo o atención al cliente inmediata pueden resolver problemas de pago y crear una experiencia de pago más satisfactoria para tus clientes.

  • Simplifica los procedimientos de reembolso
    Establece un proceso de reembolso sencillo y transparente. Redacta una política de reembolso clara y comunícala claramente a tu base de clientes.

El contenido de este artículo solo tiene fines informativos y educativos generales y no debe interpretarse como asesoramiento legal o fiscal. Stripe no garantiza la exactitud, integridad, la adecuación ni la vigencia de la información contenida en el artículo. Debes buscar el asesoramiento de un abogado o contable competente y con licencia para ejercer en tu jurisdicción con el fin de obtener asesoramiento sobre tu situación particular.

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.