Guía paso a paso para aceptar pagos recurrentes en tu empresa

Billing
Billing

Stripe Billing lets you bill and manage customers however you want—from simple recurring billing to usage-based billing and sales-negotiated contracts.

Learn more 
  1. Introducción
  2. ¿Qué son los pagos recurrentes?
  3. Ventajas de los pagos recurrentes para las empresas
  4. ¿Qué tipo de empresas ofrece pagos recurrentes?
  5. Aspectos que debes tener en cuenta al implementar un modelo de pagos recurrentes
  6. Cómo configurar los pagos recurrentes
  7. Cómo configurar los pagos recurrentes con Stripe Billing
    1. Cómo configurar Billing para ofrecer pagos recurrentes

Los pagos recurrentes tienen el potencial de transformar un negocio: generan ingresos previsibles, reducen considerablemente el tiempo que hay que dedicar a tareas administrativas y fomentan relaciones más estrechas y duraderas con los clientes. Los pagos recurrentes se están volviendo más frecuentes, como demuestra el hecho de que las ventas en e-commerce de EE. UU. mediante suscripciones se hayan casi duplicado desde 2019.

Los pagos recurrentes pueden mejorar la experiencia de los clientes y, recientemente, se ha producido una reducción en las tasas de abandono de empresas que han puesto en marcha modelos de pagos recurrentes. Estos pagos aportan a las empresas ingresos fiables y les permiten prever los beneficios futuros con mayor precisión.

A continuación, te contaremos cómo funciona todo el proceso de configuración de un modelo de pagos recurrentes y te ayudaremos a conseguir los beneficios que los ingresos periódicos pueden aportarle a tu empresa.

Esto es lo que encontrarás en este artículo:

  • ¿Qué son los pagos recurrentes?
  • Ventajas de los pagos recurrentes para las empresas
  • ¿Qué tipo de empresas ofrece pagos recurrentes?
  • Aspectos que debes tener en cuenta al implementar un modelo de pagos recurrentes
  • Cómo configurar los pagos recurrentes
  • Cómo configurar los pagos recurrentes con Stripe Billing

¿Qué son los pagos recurrentes?

Los pagos recurrentes, también conocidos como «pagos de suscripciones» o «pagos automáticos», son aquellos que se cobran automáticamente en la tarjeta o la cuenta bancaria de un cliente siguiendo un calendario previamente acordado. Se suelen utilizar para pagar facturas de suministros, abonos de gimnasios, servicios bajo suscripción (como Netflix o licencias de software), entre muchos otros servicios.

Las empresas suelen configurar los pagos recurrentes para que se hagan cada mes, pero también pueden establecer otros intervalos periódicos (por ejemplo, cada semana, trimestre o año). Los clientes consideran que los pagos recurrentes son cómodos, ya que no tienen que acordarse de efectuarlos y es menos probable que se produzcan interrupciones de los servicios por haberse olvidado de hacerlo. A las empresas les ofrecen ingresos previsibles y les ayudan a reducir los costes administrativos.

Ventajas de los pagos recurrentes para las empresas

Los pagos recurrentes tienen beneficios tanto para las operaciones como para la estrategia financiera de un negocio. Aquí tienes un breve resumen de las ventajas más importantes:

  • Previsibilidad de los ingresos
    Los pagos recurrentes aportan una mayor previsibilidad a la fuente de ingresos del negocio, porque eliminan las dudas de cuándo se hará efectivo (o si llegará en algún momento) un pago puntual. Al poner en marcha un modelo con pagos recurrentes, las empresas pueden contar con una fuente estable de ingresos que siguen unos intervalos regulares. Esta previsibilidad ayuda con la planificación financiera y hace que la elaboración de presupuestos sea más precisa y fiable. Permite a las empresas planificar el crecimiento futuro e invertir en infraestructuras, ya que sabrán que van a recibir esos ingresos. Además, como reduce la incertidumbre y ofrece una base financiera fiable, permite que las empresas tengan operaciones más fluidas.

  • Mejora del flujo de caja
    La gestión del flujo de caja es importante para todas las empresas. Los pagos recurrentes mejoran de forma significativa el flujo de caja, ya que ofrecen una fuente estable de ingresos que hace que sea más fácil gestionar los gastos, pagar las facturas a tiempo, invertir en el crecimiento del negocio y mantener una estabilidad financiera. En cambio, si los ingresos son irregulares, puede haber una falta de liquidez que dificulte satisfacer las necesidades de las inversiones y los gastos operativos.

  • Rentabilidad
    Implementar un sistema de pagos recurrentes puede ser excepcionalmente rentable. Al automatizar el proceso de facturación, se reducen las cargas administrativas y los costes asociados a las tareas manuales de facturación y cobro. Estas mejoras en la eficiencia se traducen en un ahorro sustancial de tiempo y recursos.

  • Mayor tasa de retención de clientes
    Los pagos recurrentes pueden aumentar la tasa de retención de clientes. Si los clientes autorizan el cobro automático, es probable que sigan usando el servicio gracias a la facilidad y a la comodidad del proceso de pago. De esta forma, se puede conseguir una mayor tasa de retención de clientes: una de las métricas más importantes para el crecimiento de la empresa.

  • Reducción de los pagos atrasados
    Los pagos recurrentes reducen el número de pagos atrasados o no completados, lo que mejora la fiabilidad de las fuentes de ingresos. Esta periodicidad ayuda a las empresas a mantener un flujo de caja más próspero y reduce el tiempo y los recursos necesarios para hacer un seguimiento de los pagos pendientes.

  • Oportunidades de aumentar las ventas (upselling) y hacer ventas cruzadas (cross-selling)
    Los pagos recurrentes ayudan a las empresas a aumentar las ventas o hacer ventas cruzadas de otros productos o servicios. Al tener una relación financiera con los clientes (que ya están integrados en el sistema de pagos), tendrán más probabilidades de plantearse comprar otros productos o servicios de la empresa. Así se pueden aumentar los ingresos y la fidelidad de los clientes.

  • Simplificación de la contabilidad
    Los pagos recurrentes simplifican el proceso de contabilidad, ya que mejoran la forma de gestionar el control de los ingresos y agilizan el proceso de conciliar cuentas. Así se pueden reducir los errores, ahorrar tiempo y facilitar el control del rendimiento financiero.

  • Respeto del medio ambiente
    Gracias a la facturación digital, no es necesario imprimir facturas en papel, lo que reduce la huella de carbono de la empresa y va en consonancia con el deseo de llevar a cabo prácticas respetuosas con el medio ambiente que tienen muchos clientes.

¿Qué tipo de empresas ofrece pagos recurrentes?

Los pagos recurrentes se han convertido en una práctica habitual en muchos sectores, en los que hay una gran variedad de empresas que usa este modelo de pagos. En gran medida, se debe a la comodidad y fiabilidad que proporciona tanto a las empresas como a los clientes. Al ofrecer pagos recurrentes, las empresas pueden automatizar su proceso de cobro de ingresos y estabilizar su flujo de caja, y los clientes agradecen la facilidad y previsibilidad de los pagos.

Estos son algunos ejemplos de empresas de diferentes sectores que suelen utilizar opciones de pagos recurrentes:

  • Servicios de suscripción: los servicios de suscripción, como las plataformas de streaming (Netflix o Spotify son dos ejemplos muy conocidos) o los periódicos digitales, cobran una cuota recurrente para acceder a su contenido (normalmente, de forma mensual o anual).

  • Suministros: los proveedores de servicios públicos de suministro, como las compañías eléctricas, de agua o de gas, suelen usar pagos recurrentes para garantizar un servicio constante y que las operaciones financieras sean fluidas.

  • Centros deportivos y de bienestar: muchos gimnasios y centros de bienestar, como los estudios de yoga o pilates, ofrecen abonos mediante pagos recurrentes que se suelen cobrar cada mes.

  • Empresas de SaaS (Software como Servicio): los proveedores de SaaS, como Adobe o Salesforce, suelen cobrar una cuota de suscripción recurrente para acceder a sus plataformas de software.

  • Empresas de seguros: los pagos recurrentes son habituales en el sector de los seguros, donde las primas se suelen pagar de forma mensual, trimestral o anual.

  • Empresas de telecomunicaciones: los proveedores de servicios de telefonía e Internet facturan a menudo a los clientes de forma recurrente para garantizar una conectividad sin interrupciones.

  • Organizaciones sin ánimo de lucro: muchas organizaciones benéficas y sin ánimo de lucro ofrecen la opción de fijar donaciones recurrentes, lo que les proporciona un flujo constante de fondos con los que sustentar su causa.

  • Servicios de comida y alimentos a domicilio: las empresas que proporcionan paquetes de comida o alimentos a domicilio suelen ofrecer modelos de pagos recurrentes y, normalmente, cobran a los clientes cada semana o mes.

  • Plataformas de formación en línea: las plataformas que ofrecen cursos o contenido educativo por Internet, como Coursera o MasterClass, suelen utilizar pagos recurrentes en sus servicios de suscripción.

  • Proveedores de almacenamiento en la nube: las empresas que ofrecen servicios de almacenamiento en la nube, como Google Drive o Dropbox, suelen utilizar pagos recurrentes en sus planes de almacenamiento prémium.

  • Servicios de alquiler: los gestores inmobiliarios y las empresas de alquiler de coches y de equipos también pueden usar los pagos recurrentes para simplificar su proceso de facturación y asegurar ingresos regulares.

Estos son solo algunos ejemplos de la gran variedad de empresas que utiliza los pagos recurrentes. A medida que la economía digital siga evolucionando, es probable que veamos a aún más empresas adoptar este modelo de pagos cómodo, flexible y eficiente.

Aspectos que debes tener en cuenta al implementar un modelo de pagos recurrentes

Configurar un modelo de pagos recurrentes en tu empresa puede ser una forma estupenda de garantizar ingresos previsibles y mejorar la retención de clientes. Sin embargo, para implementar este tipo de sistema es necesario hacer una planificación y un análisis minuciosos. Estos son algunos aspectos que debes tener en cuenta:

  • Define las necesidades de tu empresa
    Para empezar, debes entender bien el funcionamiento y las necesidades de tu negocio. Pregúntate si tu empresa se beneficiaría de un modelo de pagos recurrentes. Las empresas que ofrecen servicios de forma periódica y continuada, como las suscripciones, los abonos o los contratos a largo plazo, suelen ser idóneas para usar pagos recurrentes. Analiza tu situación y plantéate si los pagos recurrentes encajan con tu modelo y estrategia de negocio.

  • Elige el modelo de precios adecuado
    Hay diferentes modelos de precios que se pueden aplicar a los pagos recurrentes, como cuotas fijas, tarifas por niveles, tarifas según el consumo y modelos freemium. El modelo que mejor se adecúe a tu empresa dependerá de tu producto o servicio, de tu base de clientes y de las condiciones del mercado. Investiga y compara estos modelos para decidir cuál es el más adecuado para los servicios que ofreces.

  • Asegúrate de cumplir las normativas pertinentes
    Si decides configurar los pagos recurrentes, debes cumplir las normativas legales y financieras pertinentes. Entre ellas, se incluyen el estándar de seguridad de datos del sector de pagos con tarjeta (PCI DSS, por sus siglas en inglés) y otras leyes y normativas aplicables, que dependerán de tu ubicación y la naturaleza de tu empresa. Debes consultar a asesores jurídicos y financieros para asegurarte de que todos los aspectos de tu sistema de pagos recurrentes cumplan las normativas pertinentes.

  • Proporciona transparencia
    Ofrecer transparencia es fundamental para lograr la satisfacción de los clientes. Asegúrate de que tus clientes comprendan bien los términos y condiciones de los pagos recurrentes; por ejemplo, cuánto se les cobrará, cuándo se hará el pago y cómo pueden cancelar el pago recurrente: no solo generarás una mayor confianza, sino que evitarás disputas y confusiones en el futuro.

  • Ofrece opciones de pago flexibles
    Si ofreces diferentes opciones de pago, puedes mejorar la experiencia de los clientes. Considera la posibilidad de admitir pagos mediante diferentes métodos, como tarjetas de crédito y débito, transferencias bancarias y monederos digitales. También es conveniente ofrecer diferentes ciclos de facturación (por ejemplo, cada mes, trimestre o año) para satisfacer las distintas preferencias de los clientes.

  • Invierte en una pasarela de pagos fiable
    Contar con una pasarela de pagos fiable es importante para gestionar los pagos recurrentes. Busca una solución que ofrezca automatización, seguridad e integración con tus sistemas actuales. También convendría que la pasarela de pagos pudiera gestionar los pagos fallidos y enviar recordatorios de los próximos pagos.

  • Gestiona los pagos fallidos
    Planifica cómo gestionarás los pagos fallidos. Para ello, podrías configurar reintentos automáticos, avisar al cliente o pausar el servicio hasta que se reciba el pago. No te olvides de indicar tu política sobre pagos fallidos de una forma clara a tus clientes.

  • Presta un servicio excelente de soporte al cliente
    Por último, asegúrate de que el servicio de soporte al cliente está a la altura de sus expectativas. Los clientes deben poder contactar con tu equipo de soporte si tienen preguntas o problemas con los pagos recurrentes. Formar a tu equipo para gestionar estas consultas puede mejorar la satisfacción de los clientes y ayudarte a retenerlos.

Ten presentes los aspectos que acabamos de explicar para diseñar un sistema de pagos que beneficie a tu empresa y ofrezca un proceso de pago sencillo a tus clientes.

Cómo configurar los pagos recurrentes

A continuación te ofrecemos una guía detallada sobre cómo configurar los pagos recurrentes:

1. Comprende las necesidades de tu empresa: antes de empezar, debes comprender bien tu modelo de negocio y las necesidades de tu empresa. ¿Se adaptaría tu producto o servicio a una estructura de pagos recurrentes? Esta opción suele ser más fácil de implementar y aporta unos mayores beneficios para empresas que ofrecen servicios de suscripciones, abonos o contratos a largo plazo.

2. Elige un modelo de precios adecuado: hay diferentes modelos de precios que debes tener presentes cuando vayas a configurar los pagos recurrentes: cuotas fijas, tarifas por niveles, cuotas por usuario, tarifas según el consumo y modelos freemium, entre otros. El modelo que mejor se adecúe a tu empresa dependerá de tu producto o servicio, de tu base de clientes y de tu estrategia de negocio general.

3. Selecciona una pasarela de pagos fiable: elige una pasarela de pagos segura y fiable que cumpla la normativa PCI DSS y ofrezca funciones como el reintento automatizado de pagos, la gestión de la reclamación de pago e integraciones simples con tus sistemas empresariales actuales.

4. Comprueba que cumplas la normativa: asegúrate de que tu modelo de pagos recurrentes cumpla todas las leyes y normativas pertinentes (por ejemplo, leyes locales del país en el que operes, normativas internacionales si operas en todo el mundo y reglamentos financieros relacionados con el procesamiento seguro de los pagos).

5. Configura el sistema de pagos recurrentes: usa la pasarela de pagos que hayas elegido para configurar el sistema de pagos recurrentes. Para ello, tendrás que establecer la frecuencia de los pagos (por ejemplo, semanal, mensual o anual), definir el precio según el modelo de precios que hayas elegido y, posiblemente, segmentar a tus clientes en función de su nivel o consumo de la suscripción.

6. Ofrece varias opciones de pago: para ofrecer una experiencia más fluida a los clientes, proporciona varias opciones de pago, como tarjetas de crédito y débito, transferencias bancarias, monederos digitales, etc. Esta flexibilidad aumenta las posibilidades de que los clientes elijan tu servicio y lo sigan utilizando.

7. Gestiona la autorización de los clientes: para poder empezar a cobrar a los clientes de forma recurrente, tendrás que obtener su consentimiento explícito. Establece un sistema para capturar y almacenar esta autorización de forma segura.

8. Comunícate con claridad: si tus comunicaciones son claras, podrás generar confianza y reducir las quejas y disputas de los clientes. Asegúrate de que tus clientes comprendan los términos y condiciones de los pagos recurrentes, como el importe, el ciclo de facturación y la forma en que pueden cancelar o modificar la suscripción.

9. Planifica qué hacer con los pagos fallidos: incluso aunque tengas una pasarela de pagos fiable, necesitarás una estrategia para tratar con los pagos fallidos. Considera la posibilidad de configurar reintentos automatizados, enviar notificaciones por correo electrónico a los clientes y, quizá, suspender los servicios hasta que recibas el pago correctamente.

10. Proporciona soporte a los clientes: por último, ofrecer un soporte excelente a los clientes puede mejorar considerablemente su experiencia. Tu equipo de soporte debe haberse formado para gestionar todas las consultas relacionadas con los pagos recurrentes para poder resolver de forma rápida y eficaz cualquier problema que haya.

Para configurar los pagos recurrentes, es necesario llevar a cabo una planificación e implementación minuciosas, pero el esfuerzo puede ofrecer resultados, como ingresos más previsibles, un mejor flujo de caja y una mayor retención de clientes.

Cómo configurar los pagos recurrentes con Stripe Billing

Billing proporciona un conjunto muy completo de funciones para gestionar suscripciones y pagos recurrentes en empresas de todos los tamaños, desde startups hasta grandes empresas.

Estas son algunas de las funciones principales de Billing:

  • Suscripciones y facturación
    Billing ofrece herramientas flexibles para gestionar suscripciones y emitir facturas periódicas. Además, podrás establecer diferentes modelos de precios, como cuotas fijas, tarifas por niveles o facturación según el consumo.

  • Períodos de prueba y descuentos
    Puedes configurar períodos de prueba gratuitos y descuentos para tus clientes. Billing gestiona estas ofertas y cambia fácilmente a los clientes a la tarifa habitual una vez que el plazo de la promoción haya finalizado.

  • Gestión automatizada de la facturación y la reclamación de pago
    Billing automatiza todo el proceso de facturación, incluidos el reintento de pagos fallidos y el envío de recordatorios a los clientes. Así se reduce el trabajo manual y se mejoran las tasas de cobro.

  • Pagos internacionales
    Billing acepta más de 135 divisas y una gran variedad de métodos de pago locales, lo que facilita aceptar pagos de clientes de todo el mundo.

  • Ciclos de facturación personalizables
    Puedes personalizar los ciclos de facturación según lo que necesite tu empresa. Puedes establecer períodos de facturación mensuales, trimestrales, anuales o personalizados.

Cómo configurar Billing para ofrecer pagos recurrentes

Implementar Billing para ofrecer pagos recurrentes es una iniciativa estratégica que permite simplificar las operaciones financieras de tu empresa y mejorar la experiencia de los clientes. A continuación, te proporcionamos un breve resumen del proceso:

  • Crea una cuenta de Stripe: primero, deberás crear una cuenta de Stripe. Cuando la hayas configurado, podrás acceder al Dashboard de Stripe, que será tu centro de control desde donde gestionarás los pagos y las suscripciones.

  • Configura el modelo de precios: en el Dashboard, puedes elegir el modelo de precios que usarás. Puedes crear planes con diferentes niveles, ciclos de facturación y divisas.

  • Crea una suscripción: cuando hayas configurado el modelo de precios, podrás empezar a crear suscripciones para tus clientes. Cuando vayas a crear una suscripción, tendrás que especificar el cliente y el plan al que se va a suscribir.

  • Gestiona la autorización de los clientes: para poder empezar a cobrar a los clientes, tendrás que obtener su autorización explícita. Stripe proporciona herramientas que ayudan a capturar y almacenar este consentimiento de forma segura.

  • Gestiona las suscripciones: Billing te permite gestionar las suscripciones con eficiencia. Puedes cambiar a un cliente a un plan superior o inferior, aplicar descuentos o cancelar suscripciones según sea necesario.

  • Gestiona los pagos fallidos: el sistema automatizado de gestión de reclamaciones de pago de Stripe se encarga de los pagos fallidos. Reintenta estos pagos y envía recordatorios a los clientes, lo que mejora las posibilidades de recuperar esos ingresos.

Para integrar Billing en tu sitio web o aplicación, puedes usar las API de Stripe. Stripe ofrece documentación y guías exhaustivas para ayudarte con la integración. Además, si utilizas una plataforma como WordPress, hay plugins que facilitan la integración de Billing. Para obtener más información y empezar a trabajar con Stripe, accede aquí.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.