Transacciones con tarjeta presente y no presente: lo que las empresas deben saber

Payments
Payments

Acepta pagos electrónicos y en persona desde cualquier rincón del mundo con una solución de pagos diseñada para todo tipo de negocios: desde startups en crecimiento hasta grandes empresas internacionales.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es una transacción con tarjeta presente?
  3. Ventajas y desafíos de las transacciones con tarjeta presente
    1. Ventajas
    2. Desafíos
  4. ¿Qué es una transacción con tarjeta no presente?
  5. Ventajas y desafíos de las transacciones con tarjeta no presente
    1. Ventajas
    2. Desafíos
  6. Transacciones con tarjeta presente y no presente: cómo elegir la opción más adecuada para tu empresa

Ante la previsión de que las ventas de e-commerce alcancen los casi 6 billones en 2023, es evidente que las transacciones con tarjeta no presente (CNP) constituyen una parte significativa de la diversidad de transacciones de muchas empresas. Sin embargo, las transacciones con tarjeta presente (CP) continúan desempeñando una función importante, sobre todo para las empresas que siguen teniendo establecimientos físicos. A fin de poder estudiar sus ventajas, posibles desafíos e idoneidad para los distintos modelos de negocio, las empresas deben conocer en profundidad estos tipos de transacciones.

Vamos a abordar las diferencias entre las transacciones CP y CNP, a examinar sus características únicas y a explorar lo que pueden hacer las empresas para evaluar y seleccionar la opción que mejor responda a sus necesidades. También vamos a describir la función que desempeñan los proveedores de servicios de pago en este proceso de toma de decisiones y las ventajas que estos socios pueden aportar a las empresas que se enfrentan a este panorama tan complejo.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es una transacción con tarjeta presente?
  • Ventajas y desafíos de las transacciones con tarjeta presente
  • ¿Qué es una transacción con tarjeta no presente?
  • Ventajas y desafíos de las transacciones con tarjeta no presente
  • Transacciones con tarjeta presente y no presente: cómo elegir la opción más adecuada para tu empresa

¿Qué es una transacción con tarjeta presente?

Una transacción con tarjeta presente (CP) es un método de pago en el que el titular presenta su tarjeta de crédito o de débito física a la empresa en el momento de la venta. La mayoría de las veces, suele tener lugar en tiendas físicas, cuando el cliente desliza, introduce o acerca la tarjeta a un lector de tarjetas.

La característica diferenciadora de una transacción CP es que tanto el titular como la tarjeta de pago están presentes físicamente, lo que permite a la empresa validar la transacción en tiempo real. En estas transacciones, se utilizan lectores de tarjetas o terminales de punto de venta (POS) para leer la información de la tarjeta. Con frecuencia, para completarlas es preciso que el titular firme o introduzca su PIN.

Ventajas y desafíos de las transacciones con tarjeta presente

Las transacciones CP son la columna vertebral del comercio cotidiano y representan el tipo de transacciones que la mayoría de los consumidores utilizan en sus compras en tiendas físicas. Al igual que sucede con las demás, las transacciones CP presentan su propio conjunto de ventajas y desafíos que las empresas deben conocer.

Ventajas

  • Mayor seguridad
    Una de las principales ventajas de las transacciones con tarjeta presente es su mayor seguridad. La presencia física del titular y de la tarjeta en el punto de venta permite verificar la identidad del primero y, de este modo, reducir la probabilidad de que se produzcan transacciones fraudulentas.

  • Costes de transacciones reducidos
    Al considerarse que presentan menos riesgo que las transacciones con tarjeta no presente, las comisiones de procesamiento de las transacciones CP suelen ser más bajas. Y esto podría suponer un ahorro significativo para las empresas a largo plazo.

  • Procesamiento instantáneo de los pagos
    Las transacciones CP se procesan en tiempo real y las empresas reciben confirmación del pago correcto de inmediato. Esta rapidez al realizarlas mejora la experiencia de compra del cliente.

Desafíos

  • Necesidad de hardware físico
    Para procesar las tarjetas de pago en las transacciones con tarjeta presente, se requiere un sistema POS. Esto puede suponer un escollo para las pequeñas empresas o para aquellas que se encuentran en ubicaciones remotas, pues podrían tener dificultades para adquirir o mantener estos sistemas.

  • Posibilidad de fallos del hardware
    Cualquier hardware, incluidos los terminales POS, puede averiarse o no funcionar correctamente, lo que podría interrumpir las operaciones empresariales. Las empresas deben estar preparadas para abordar estos problemas con rapidez y no perder ventas.

  • Exposición al fraude de tarjeta presente
    Aunque las transacciones CP se consideran más seguras, no son inmunes al fraude. Sigue existiendo el riesgo de que las tarjetas hayan sido objeto de robo, falsificación o skimming (cuando los agentes fraudulentos capturan los datos de la banda magnética de la tarjeta).

  • Limitación a las ventas en persona
    Por definición, las transacciones CP solo son posibles cuando el cliente está presente físicamente, lo que limita el alcance del mercado de la empresa en comparación con las transacciones en línea.

¿Qué es una transacción con tarjeta no presente?

Una transacción con tarjeta no presente (CNP) se refiere a una transacción que tiene lugar por Internet, por teléfono o por correo, en la que el titular no presenta la tarjeta física en el momento de realizar el pago. En estas situaciones, la empresa depende de que el cliente proporcione los datos necesarios (es decir, número de tarjeta, fecha de caducidad y código CVV) para procesar el pago.

Dado que estas transacciones pueden conllevar un riesgo mayor de fraude, al no ser posible verificar físicamente la tarjeta, suelen requerir medidas de seguridad adicionales, como el servicio de verificación de domicilio (AVS) o el uso de códigos de seguridad.

Ventajas y desafíos de las transacciones con tarjeta no presente

Las transacciones CNP han adquirido una gran popularidad debido al auge de las operaciones digitales y remotas. Facilitan el comercio mundial, pues ofrecen a los clientes la flexibilidad de realizar sus compras dondequiera que estén y en el momento en que lo deseen, sin tener que estar físicamente presentes en un establecimiento comercial físico. Sin embargo, este tipo de transacciones conllevan una serie de riesgos inherentes; sobre todo, más posibilidades de fraude. Es vital que las empresas conozcan los pros y los contras de las transacciones CNP para poder gestionarlas con eficacia.

Ventajas

  • Ampliación del alcance comercial
    Las transacciones CNP derriban las fronteras geográficas, ya que permiten a las empresas atender a clientes de todo el mundo. Esto permite ampliar en gran medida la base de clientes y los ingresos potenciales de las empresas.

  • Mayor comodidad para el cliente
    Las transacciones CNP hacen posible que los clientes compren en cualquier momento y desde cualquier ubicación, lo que mejora la experiencia de compra en su conjunto.

  • Reducción de los costes operativos
    Mantener tiendas físicas conlleva un sinfín de costes generales, tales como el alquiler, las facturas de electricidad o los sueldos del personal. Las transacciones CNP, para cuya gestión se necesitan habitualmente menos recursos, permiten reducir estos costes.

  • Aumento de las oportunidades de ventas
    Las transacciones CNP ofrecen a las empresas oportunidades de ventas adicionales, como compras por impulso en línea, ventas al alza (o upselling) y ventas cruzadas (o cross-selling), que son más difíciles de materializar en los entornos de tiendas físicas.

Desafíos

  • Mayor riesgo de fraude
    Puesto que el titular de la tarjeta no está presente durante la transacción, para la empresa es más complicado verificar la identidad del cliente, lo que aumenta el riesgo de que se produzcan transacciones fraudulentas.

  • Comisiones de procesamiento más altas
    A causa del mayor riesgo asociado a las transacciones CNP, los procesadores de pagos suelen cobrar tarifas más altas por estos tipos de transacciones.

  • Problemas de confianza del cliente
    Dado que las transacciones se efectúan de forma remota, a los clientes puede preocuparles la seguridad y pueden tener reticencias a la hora de facilitar los datos de sus tarjetas, lo que podría afectar a las tasas de conversión.

  • Riesgos de disputas y contracargos
    Las transacciones CNP son más proclives a generar disputas y contracargos, en parte porque el cliente puede realizar una compra sin estar realmente presente en una tienda física para comprobar qué es lo que está comprando.

Si bien las transacciones CNP son cada vez más comunes, además de necesarias, a medida que aumenta la cantidad de negocio que se traslada al entorno en línea, es importante que las empresas tengan en cuenta tanto las oportunidades como los retos que presentan. La clave para gestionar las transacciones CNP de forma satisfactoria reside en mitigar los riesgos y maximizar las ventajas. Esto pasa, por ejemplo, por implementar mecanismos sólidos de prevención del fraude y elegir un procesador de pagos fiable que proporcione un procesamiento seguro de este tipo de transacciones.

Transacciones con tarjeta presente y no presente: cómo elegir la opción más adecuada para tu empresa

Al elegir entre las transacciones CP y CNP, las empresas deben tener en cuenta sus modelos operativos globales y las expectativas de sus clientes.

Históricamente, las transacciones CP están vinculadas a los establecimientos físicos en los que los clientes o los vendedores deslizan, insertan o acercan las tarjetas físicas a un terminal. Las transacciones CNP, en cambio, se han convertido en reflejo del auge del e-commerce, porque la tarjeta física no está presente en el punto de venta, sino que el cliente ha de escribir sus datos de pago. Sin embargo, para muchas empresas (sobre todo las que realizan ventas tanto en línea como en persona), la decisión no consiste en elegir un método u otro, sino que lo apropiado suele ser un enfoque híbrido.

Las diferencias fundamentales entre estos tipos de transacciones reside en la forma en que se gestionan las necesidades en materia de datos de los clientes, comisiones por transacción y prevención del fraude. Aunque las transacciones CP ofrecen comisiones por transacción más bajas, pueden circunscribir el alcance comercial de una empresa a su ubicación física. Además, requieren una inversión en equipos de POS. Por su parte, las transacciones CNP permiten a las empresas expandir su alcance a todo el mundo, pero exigen una infraestructura de seguridad más robusta a causa del mayor riesgo de fraude que conllevan.

La decisión al respecto debe ser conforme con la escala de la empresa, los clientes potenciales y los entornos de ventas. Si gestionas una boutique o un restaurante local, las transacciones CP seguramente serán la opción acertada. Si gestionas un sitio de e-commerce o una empresa basada en suscripciones dirigida a clientes de distintas ubicaciones geográficas, las transacciones CNP encajarán mejor en tus operaciones.

Para las empresas con varios canales de ventas, como una tienda física que también venda por Internet, es esencial disponer de una solución de procesamiento de pagos que pueda gestionar ambos tipos de transacciones de forma eficiente. No se trata de elegir una u otra, sino de hallar la combinación perfecta en función de tu estrategia de ventas unificada.

Para tomar esta decisión, es esencial trabajar con un proveedor de procesamiento de pagos fiable. Este puede ofrecerte valiosos consejos gracias a su experiencia y conocimientos del sector, soluciones escalables adaptadas a las necesidades de tu empresa y soporte para mantener el cumplimiento de la normativa y abordar los aspectos de la seguridad.

En definitiva, para optimizar el proceso de pagos, la clave reside en comprender las diferencias fundamentales entre las transacciones CP y CNP, así como el modo en que afectan a tu empresa. Estas consideraciones pueden ayudarte a mejorar la eficacia de las transacciones y también la experiencia de los clientes en su conjunto.

The content in this article is for general information and education purposes only and should not be construed as legal or tax advice. Stripe does not warrant or guarantee the accurateness, completeness, adequacy, or currency of the information in the article. You should seek the advice of a competent attorney or accountant licensed to practice in your jurisdiction for advice on your particular situation.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.