La facilitación de pagos (con un facilitador de pago) como servicio: cómo conseguir que los pagos internos impulsen el crecimiento

Connect
Connect

Las plataformas y los marketplaces más exitosos del mundo, entre ellos Shopify y DoorDash, utilizan Stripe Connect para integrar pagos en sus productos.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es un facilitador de pago?
  3. ¿Qué es un facilitador de pago como servicio?
  4. ¿Cómo funcionan los facilitadores de pago?
  5. ¿Cómo convertirse en un facilitador de pago?
  6. Comparativa: usar facilitadores de pago como servicio y convertirse en facilitador de pago
  7. Ventajas de un facilitador de pago como servicio
    1. Capacidad de monetizar pagos
    2. Seguridad y eficiencia
  8. ¿Qué deberíamos exigirle a un proveedor de facilitadores de pago como servicio?
  9. La solución Facilitador de pago de Stripe

A medida que las plataformas de software con tecnología avanzada se expanden, es importante responsabilizarse en la mayor medida posible de la experiencia que se brinda a la clientela, para generar una duradera lealtad al producto y reforzar la fidelidad a la marca. Ahora bien, muchas empresas trabajan con proveedores externos que les prestan servicios para tramitar los pagos.

Asumir la propiedad y responsabilidad de los pagos integrados y los servicios financieros (y personalizar estos servicios) dentro del propio producto podría ayudarte a diferenciar tu negocio y convertirse en una herramienta que estimule el crecimiento. Podría servirte para aumentar los ingresos, transformar los pagos en un factor generador de beneficios y ampliar el valor y la funcionalidad que ofreces a tus clientes.

Cada vez hay más empresas que adoptan la tecnología de pagos integrados. Según una encuesta de 2020, el 59 % de las empresas afirman utilizar pagos integrados. En una encuesta de 2022 que Stripe realizó con la cooperación de Edgar, Dunn & Company, el 67 % de las pymes afirmó estar suscritas a, como mínimo, una solución de software basada en la nube. El 73 % de esas pymes explicó que integraban los pagos con una o más de sus herramientas de software y el 65 % afirmó que veían con buenos ojos una posible incorporación de los servicios financieros que ofrecían sus proveedores de software en el futuro.

Vamos a estudiar en qué consiste la facilitación de pago (con facilitadores de pago) y qué es un facilitador de pago como servicio. Veremos cómo funciona y qué ventajas podría depararle a tu empresa.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es un facilitador de pago?
  • ¿Qué es un facilitador de pago como servicio?
  • ¿Cómo funcionan los facilitadores de pago?
  • ¿Cómo convertirse en un facilitador de pago?
  • Comparativa: usar facilitadores de pago como servicio y convertirse en facilitador de pago
  • Ventajas de un facilitador de pago como servicio
  • ¿Qué deberíamos exigirle a un proveedor de facilitadores de pago como servicio?
  • La solución Facilitador de pago de Stripe

¿Qué es un facilitador de pago?

Un facilitador de pago es un tipo de proveedor de servicios que habilita a empresas para aceptar distintas formas de pagos electrónicos, como tarjetas de débito y crédito, ACH y cheques electrónicos. Denominamos facilitación de pago al proceso de simplificar las transacciones o los pagos, para que sean más sencillos, rápidos y prácticos para todas las partes involucradas. Este concepto abarca varias actividades, como la configuración y la administración de métodos de pago, el procesamiento de pagos, la conciliación de transacciones y la protección contra el fraude. El objetivo de la facilitación de pago es simplificar el proceso de pago para particulares y empresas, así como garantizar que dichos pagos sean seguros, eficientes y accesibles.

¿Qué es un facilitador de pago como servicio?

Un facilitador de pago como servicio es un modelo de facilitación de pago listo para usar. Una compañía externa proporciona a las empresas las herramientas e infraestructura necesarias para aceptar pagos electrónicos, como los hechos mediante tarjetas de crédito y débito, ACH y cheques electrónicos. Habilitar a otras empresas para que externalicen el procesamiento de pagos (en lugar de que se vean obligadas a poner en pie y mantener una infraestructura propia) requiere muchos menos recursos que los necesarios para construir y administrar una solución de facilitador de pago convencional.

¿Cómo funcionan los facilitadores de pago?

Los facilitadores de pago tradicionales habilitan a las empresas para que acepten diversas modalidades de pago electrónico, y lo hacen proporcionándoles una pasarela de pagos y una cuenta de comerciante, elementos imprescindibles para aceptar y procesar pagos electrónicos. Progresivamente, se van ofreciendo funciones adicionales, como servicios de evaluación de riesgos, prevención y detección de fraude, gestión de contracargos, elaboración de informes y análisis.

Veamos ahora un breve resumen de la funcionalidad básica y de la asistencia que ofrecen la mayoría de facilitadores de pago:

  • Pasarela de pagos
    Los facilitadores de pago cuentan con una pasarela de pagos, un software cuya misión es actuar como intermediario entre el sitio web de un negocio y el procesador de pagos. La pasarela de pagos permite transmitir de forma segura los datos de pago del cliente (como el número de la tarjeta de crédito), desde el sitio web del negocio hasta el procesador de pagos, para su validación y procesamiento.

  • Cuenta de comerciante
    Los facilitadores de pago también proporcionan una cuenta de comerciante: se trata de una cuenta bancaria que permite a una empresa aceptar y procesar pagos electrónicos. La cuenta de comerciante está vinculada a la pasarela de pagos y su finalidad es depositar en la cuenta bancaria de la empresa los fondos procedentes de las transacciones concluidas satisfactoriamente.

  • Evaluación de riesgos
    Los facilitadores de pago se encargan de la evaluación de riesgos, es decir, de evaluar la capacidad de una empresa para procesar pagos. Normalmente, mediante una comprobación del crédito, los datos financieros y la titularidad o propiedad de la empresa. Este proceso asegura que las empresas sean estables desde el punto de vista financiero y tengan la capacidad de gestionar los fondos que reciben.

  • Cumplimiento de la normativa
    Los facilitadores de pago también se ocupan de vigilar el cumplimiento de las normativas dispuestas por los requisitos regulatorios, como PCI-DSS, AML y KYC. Estos son estándares de seguridad cuya finalidad es garantizar que los datos sensibles de los clientes se manipulen de forma segura, luchar contra el blanqueo de capitales y verificar las identidades de la clientela.

  • Gestión de riesgos
    Además, los facilitadores de pago asumen la gestión de riesgos; es decir, de identificar, evaluar y asignar prioridades respecto a riesgos potenciales para el negocio y sus clientes. Tales actividades abarcan desde la prevención y detección de fraudes hasta la gestión de contracargos, pasando por otros posibles riesgos.

  • Elaboración de informes
    Los facilitadores de pago cuentan con funciones de generación de informes, que permiten a cualquier empresa observar y rastrear sus transacciones, consultar saldos de cuentas y monitorizar los pagos.

¿Cómo convertirse en un facilitador de pago?

En lugar de recurrir a los servicios de un proveedor de facilitador de pago externo, algunas empresas optan por gestionar sus pagos internamente y se convierten en facilitadoras de pago. Para aquellas plataformas y marketplaces cuyos usuarios son comerciantes secundarios, convertirse en una entidad facilitadora de pago elimina gran parte de las complejidades que entrañaría que un comerciante secundario montase su propio canal de pagos por Internet. Operar en una plataforma que sirve como facilitador de pago implica que ya no hace falta trabajar con un banco adquirente, una pasarela de pagos ni otros proveedores de servicios.

Sin embargo, convertirse en facilitador de pago sí exige un esfuerzo más que notable, tanto en primera instancia como para fines de mantenimiento. Por ejemplo, hay que abrir una cuenta de comerciante, obtener un ID de comerciante (MID) y conseguir la certificación PCI-DSS. La plataforma debe satisfacer los requisitos de seguridad y cumplimiento de la normativa, tiene que registrarse en las redes de tarjetas y, por supuesto, construir y mantener la infraestructura operativa imprescindible para hacer posibles todas las funciones que luego pondrá a disposición de sus comerciantes secundarios. Asimismo, que las plataformas asuman internamente la labor de facilitación de pago convencional conlleva un riesgo muy sustancial, dado que también asumen la responsabilidad de redactar e implementar políticas de cumplimiento de la normativa.

Si quieres informarte a fondo sobre qué necesita una plataforma para convertirse en facilitador de pago, consulta nuestra guía sobre facilitación de pagos, que lo explica todo detalladamente, desde la implementación hasta las inversiones en tiempo y dinero, sin olvidar las cuestiones del mantenimiento y el cumplimiento de la normativa.

Comparativa: usar facilitadores de pago como servicio y convertirse en facilitador de pago

Actuar como facilitador de pago y utilizar un facilitador de pago como servicio son conceptos íntimamente relacionados, pero distintos. Ambas opciones sirven para que las empresas internalicen los pagos, pero aquí es donde terminan las similitudes. Para un negocio, la diferencia entre recurrir a un facilitador de pago como servicio, en comparación con la opción de convertirse ella misma en facilitador de pago, se reduce a una cuestión de tiempo, coste y riesgo. En resumidas cuentas, diríamos que trabajar con un facilitador de pago como servicio rebaja, y mucho, estos tres requisitos.

Un facilitador de pago es una empresa que presta servicios de procesamiento de pagos a otras empresas. Actúa como intermediaria entre el banco adquirente y su empresa cliente, ocupándose de procesar pagos en nombre de esta última. Por otra parte, un facilitador de pago como servicio constituye un modelo de negocio que se caracteriza porque una empresa proporciona servicios de facilitador de pago a otras empresas, a cambio de una comisión o tarifa, que se carga según el consumo del servicio. Por tanto, la empresa cliente externaliza el procesamiento de pagos para que se ocupe de ello un tercero, la empresa proveedora, que se hace responsable de gestionarlo en su nombre. El proveedor del facilitador de pago como servicio cobra una tarifa por su labor, que a menudo incluye un porcentaje de cada transacción procesada (a modo de comisión) o un cargo fijo por cada transacción.

La principal diferencia entre crear un facilitador de pago propio y contratar un facilitador de pago como servicio es la propiedad de los sistemas de procesamiento de pagos y el nivel de control que la empresa usuaria tendrá sobre la tramitación de sus pagos. En un modelo de facilitador de pago propio, la empresa es propietaria de los sistemas de procesamiento de pagos y ostenta el control directo, mientras que en un modelo de facilitador de pago como servicio, la propietaria de los sistemas de procesamiento de pagos es la tercera entidad (la que actúa como proveedora de servicios), encargada de procesar los pagos en nombre de la empresa cliente.

Históricamente, convertirse en facilitador de pago para incorporar los pagos integrados internamente ha sido una vía costosa, pero que permitía a las plataformas conservar el control sobre la experiencia que brindaban a su clientela y sobre los servicios financieros que ofrecían. Además, les permitían maximizar los ingresos obtenidos de los servicios financieros integrados. Sin embargo, las funciones de facilitador de pago como servicio (como las que ofrece Stripe) han ido ganando terreno, ofreciendo soluciones de marca propia que moderan y suavizan las desventajas que entraña externalizar la facilitación de pago para las plataformas.

Ventajas de un facilitador de pago como servicio

Un facilitador de pago como servicio constituye una solución de procesamiento de pagos práctica y económica para las empresas (especialmente para las pymes), que les permite centrarse en las operaciones fundamentales de su actividad, en lugar de dedicar esfuerzos a gestionar los pagos internamente. A continuación presentaremos una lista con las ventajas de este enfoque, que acarrean un impacto todavía mayor para aquellas plataformas cuya especialización está, en realidad, alejado del ámbito de los servicios financieros.

Capacidad de monetizar pagos

Incorporar servicios financieros puede generar más ingresos por cliente; hasta entre dos y cinco veces más que con el modelo tradicional. Recurrir a un facilitador de pago también puede contribuir a consolidar y ampliar el nivel de satisfacción de la clientela, expandir el alcance de la empresa en el mercado y mejorar la captación de datos útiles. Todos estos ingredientes contribuirían a monetizar los pagos y propiciar el crecimiento de la plataforma. Si hablamos de monetizar pagos, internalizarlos con la ayuda de un proveedor de facilitador de pago les brinda a las plataformas la capacidad para crear un nuevo canal de ingresos, derivados de las comisiones por transacción.

Cuando las plataformas ofrecen un catálogo de servicios financieros más extenso a sus comerciantes secundarios, aumentan los ingresos asociados a la integración de esas nuevas opciones financieras. Por ejemplo, la solución de facilitación de pago de Stripe ayuda a las plataformas a fomentar los ingresos procedentes de otros servicios financieros, como préstamos, programas de emisión de tarjetas, pagos en puntos de venta y transferencias más rápidas. Las soluciones de facilitación de pago tradicionales están limitadas a los pagos con tarjeta por Internet.

Seguridad y eficiencia

Las empresas que contratan a un proveedor de facilitador de pago como servicio se benefician de unas medidas de seguridad más fuertes contra el fraude y las filtraciones de datos. Lo más típico es que los proveedores implanten medidas de seguridad avanzadas, como cifrado, tokenización y autenticación multifactor para proteger la seguridad de los datos de los clientes. Además, un facilitador de pago como servicio también puede incrementar la eficiencia del procesamiento de pagos para los negocios, ya que automatizan muchas de las tareas manuales asociadas a dicho procesamiento. Como resultado, se acortan los plazos de procesamiento, se reducen los errores y se pueden generar informes más detallados y útiles.

Otras ventajas clave de recurrir a un proveedor de facilitador de pago como servicio:

  • Monetizar los pagos
  • Habilitar a los usuarios para aceptar pagos en cuestión de minutos
  • Soluciones personalizables a medida
  • Menos complejidad
  • Menor inversión de tiempo y recursos
  • Menos riesgos
  • Requisitos de mantenimiento mínimos
  • Acceso a asistencia técnica y conocimientos tecnológicos especializados sobre pagos

Son muchas las plataformas más avanzadas tecnológicamente que rechazan internalizar su procesamiento de pagos porque, sencillamente, este área figura fuera de su ámbito de especialización. Un facilitador de pago como servicio aporta a las plataformas todas las ventajas de ser un facilitador de pago propiamente dicho sin necesidad de adquirir conocimientos específicos adicionales. Ventajas como el acceso a tecnología puntera de pagos externalizada y protección de primera clase contra el fraude, además de asistencia técnica de excelente calidad, de la mano de expertos en servicios financieros que se encargan de iterar, refinar y evolucionar sin pausa la solución de facilitación de pago.

¿Qué deberíamos exigirle a un proveedor de facilitadores de pago como servicio?

Para decidir cuál es el proveedor de facilitador de pago como servicio más idóneo para las necesidades de tu empresa y de los comerciantes secundarios a quienes proporcionas soporte, hay que evaluar una larga serie de detalles sobre funcionalidad y soporte:

  • Cumplimiento de la normativa y seguridad
    Debes verificar que el facilitador de pago cumple todos los requisitos de las normativas vigentes, como PCI-DSS, y que es capaz de proporcionar un entorno seguro para procesar pagos electrónicos. Es muy importante buscar un facilitador de pago que disponga de un historial sólido en materia de seguridad y cumplimiento de las normativas, y que tenga implementadas medidas como la tokenización, el cifrado y herramientas de prevención y detección del fraude.

  • Capacidades de procesamiento de pagos
    Debes fijarte en facilitadores de pago que ofrezcan una amplia gama de opciones de procesamiento de pagos, que incluyan tarjetas de débito y crédito, ACH y cheques electrónicos. Piensa en qué modalidades de pago acepta actualmente tu negocio y no te olvides de aquellas que planificáis adoptar en el futuro.

  • Integraciones personalizables
    Algunos facilitadores de pago ofrecen integraciones personalizables que permiten a las empresas fusionar fácilmente los servicios de facilitador de pago con aquellos sistemas con los que trabajan. Así se ahorra tiempo y se reduce el nivel de complejidad del proceso de integración.

  • Tarifas, comisiones y precios
    Compara las tarifas y los precios que proponen distintos facilitadores de pago; debes asegurarte de sacar el máximo partido al dinero que inviertas. Busca facilitadores de pago que ofrezcan precios transparentes y que expliquen con claridad qué tarifas están asociadas a sus servicios.

  • Soporte para clientes
    Las funciones financieras que gestiona un facilitador de pago son esenciales para las operaciones del negocio. Por eso es fundamental encontrar un proveedor que ofrezca un servicio de asistencia y soporte ejemplar. Puede incluir asistencia técnica 24/7 por teléfono y correo electrónico, así como recursos disponibles a través de internet, como repertorios de preguntas frecuentes y guías.

  • Escalabilidad
    Cerciórate de que el facilitador de pago elegido tenga capacidad para adaptar la escala de su propuesta y amoldarse a las necesidades de tu empresa a medida que estas cambien. Eso puede implicar soporte para cantidades más elevadas de transacciones, nuevos métodos de pago e integración con sistemas nuevos.

  • Elaboración de informes y análisis
    Algunos facilitadores de pago cuentan con funciones de generación de informes y análisis, para que tu empresa pueda rastrear sus transacciones, consultar saldos de cuentas y monitorizar los pagos. Disponer de pagos integrados y otros servicios financieros generará un volumen de datos gigantesco acerca de tus clientes. Lo ideal sería dar con un facilitador de pago que disponga de mecanismos integrados para sintetizar y aplicar datos.

La solución Facilitador de pago de Stripe

La solución de facilitador de pago como servicio de Stripe se ha diseñado para ayudar a las plataformas a incrementar sus ingresos mediante la integración total de los pagos (además de otros servicios financieros) en su software. Así pueden entrar en el mercado de forma rápida y sencilla, pero con costes de instalación bajos y maximizando al mismo tiempo el potencial de monetización. La solución Facilitador de pago de Stripe también proporciona la capacidad de ofrecer otros servicios financieros bajo marca propia, como la emisión de tarjetas y la concesión de préstamos.

El servicio de procesamiento de pagos de Stripe es muy completo y permite a las plataformas aceptar un extenso repertorio de pagos electrónicos, cuya integración es muy fácil. Es un sistema seguro, que cumple con las normativas vigentes y dispone también de más funciones, como prevención y detección del fraude, gestión de contracargos y una estructura de precios flexible y transparente, además de herramientas de análisis y generación de informes.

Con la solución de Stripe, basada en API, las plataformas tienen la posibilidad de diseñar uno por uno todos los aspectos de su experiencia ideal para la clientela. Esto incluye opciones para:

  • Personalizar por completo la experiencia del usuario o aprovechar los componentes de interfaz de usuario prediseñados
  • Establecer los plazos de transferencias
  • Definir las tarifas y comisiones
  • Gestionar movimientos complejos de dinero
  • Integrar y unificar informes financieros
  • Expandir el negocio globalmente sin tener que abrir cuentas bancarias locales y crear entidades empresariales en cada mercado
  • Ofrecer más servicios a los clientes además de los pagos habituales, como pagos en punto de venta, facturación, emisión de tarjetas de pago, suscripciones y préstamos
  • Asumir la responsabilidad sobre la experiencia del cliente
  • Maximizar los ingresos
  • Diferenciarse de otras marcas en mercados muy competitivos

La solución Facilitador de pago de Stripe se concibió específicamente para solventar las carencias y salvar las dificultades que generaban dudas entre las plataformas que sopesaban si valía la pena utilizar un facilitador de pago de una tercera entidad. Muchas de las plataformas internacionales con mayor crecimiento utilizan nuestra solución de facilitación de pagos para impulsar sus ingresos de SaaS, transformar los pagos en un centro generador de beneficios y ofrecer nuevos servicios financieros.

Aquí encontrarás más información sobre la solución Facilitador de pago de Stripe. Si quieres hablar con nuestro equipo de especialistas para descubrir cómo puede ayudar Stripe a estimular el crecimiento de tu negocio, ponte en contacto.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.