Detección y prevención de fraude con tarjetas de crédito: mejores prácticas y tácticas para las empresas

Radar
Radar

Accept payments online, in person, and around the world with a payments solution built for any business—from scaling startups to global enterprises.

Learn more 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es el fraude con tarjetas de crédito?
  3. Tipos de fraude con tarjetas de crédito
  4. ¿Qué empresas son más vulnerables al fraude con tarjetas de crédito?
  5. Detección y prevención de fraude con tarjetas de crédito

A medida que el volumen de las transacciones electrónicas sigue en auge, también aumenta la posibilidad de que los estafadores exploten las vulnerabilidades de los sistemas de pago. El fraude con tarjetas de crédito preocupa cada vez más a las empresas de todo el mundo: según un informe de Nilson Report de 2021, las pérdidas globales por fraude con tarjetas ascendieron a 28.650 millones de dólares, y es importante que las empresas se eduquen sobre la detección y prevención del fraude con tarjetas de crédito.

La transición hacia las transacciones en línea y con tarjeta no presente ha aumentado el riesgo de fraude al dificultar la verificación de la autenticidad de los titulares de las tarjetas. Esto ha provocado un aumento significativo de los casos de fraude; de hecho, LexisNexis revela que por cada 1,00 $ de fraude, las empresas minoristas y de e-commerce de EE. UU. ahora incurren en un coste de 3,75 $, un aumento del 20 % en comparación con las cifras de 2019, cuando el coste se situó en 3,13 $.

Estas estadísticas revelan la importancia de que las empresas combatan de forma proactiva el fraude con tarjetas de crédito. La implementación de estrategias eficaces para la detección y prevención del fraude ayuda a las empresas a proteger sus ingresos e invertir en la integridad de la experiencia de sus clientes.

A continuación, se presentan las mejores prácticas para la detección y prevención del fraude con tarjetas de crédito, incluida una explicación detallada del papel que deben desempeñar las empresas y cómo los recursos adecuados para la prevención y mitigación del fraude pueden redoblar estos esfuerzos.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es el fraude con tarjetas de crédito?
  • Tipos de fraude con tarjetas de crédito
  • ¿Qué empresas son más vulnerables al fraude con tarjetas de crédito?
  • Detección y prevención de fraude con tarjetas de crédito

¿Qué es el fraude con tarjetas de crédito?

El fraude con tarjetas de crédito es una categoría de delito financiero que implica el uso no autorizado de una tarjeta de crédito, información de una tarjeta de crédito o la cuenta de una tarjeta de crédito para realizar compras u obtener fondos sin el consentimiento del titular de la tarjeta.

Tipos de fraude con tarjetas de crédito

El fraude con tarjetas de crédito puede cometerse con diferentes tácticas, cada una diseñada para explotar una vulnerabilidad diferente en los sistemas de pago. Por cada punto de contacto de un sistema de pago, hay estafadores que intentan aprovecharse de las posibles deficiencias. Aquí tienes algunos de los tipos más comunes de fraude con tarjetas de crédito:

  • Tarjetas de crédito robadas o perdidas
    Este tipo de fraude ocurre cuando un delincuente adquiere la tarjeta de crédito física de otra persona, ya sea por robo o pérdida. Después, el estafador usa la tarjeta para efectuar compras no autorizadas hasta que se denuncia que la tarjeta ha desaparecido y se desactiva.

  • Fraude de tarjeta no presente (CNP)
    El fraude CNP ocurre cuando un estafador obtiene información de una tarjeta de crédito, como un número de tarjeta, la fecha de vencimiento o el CVV, y la utiliza para realizar transacciones no autorizadas en línea, por teléfono o por correo, sin la tarjeta física. Los estafadores pueden obtener información de tarjetas mediante filtraciones de datos, phishing y otros medios.

  • Fraude por usurpación de cuentas
    En este tipo de fraude, un delincuente obtiene acceso no autorizado a la cuenta de una tarjeta de crédito existente, generalmente mediante phishing o robo de la identidad. Puede cambiar la información de contacto asociada a la cuenta, agregarse a sí mismo como usuario autorizado o solicitar que se emita una nueva tarjeta, que luego utilizaría para realizar compras no autorizadas.

  • Fraude de solicitud
    Se produce cuando un delincuente solicita una tarjeta de crédito utilizando datos personales robados o falsos. Una vez que recibe la tarjeta, la usa para realizar transacciones no autorizadas, por lo que la víctima tiene que lidiar con las consecuencias económicas.

  • Skimming
    Implica usar un pequeño dispositivo electrónico, conocido como «skimmer», para capturar la información de la tarjeta de crédito de la banda magnética de la tarjeta durante una transacción legítima, generalmente en un cajero automático o en un terminal de pago. A continuación, los estafadores utilizan los datos capturados para crear tarjetas falsas o realizar transacciones de tarjeta no presente.

  • Phishing y vishing
    Se trata de estafas que utilizan el correo electrónico, las llamadas telefónicas o los mensajes de texto para engañar a los titulares de las tarjetas para que revelen la información de su tarjeta de crédito. Por ejemplo, una persona puede recibir un correo electrónico que parece provenir de un banco o minorista legítimo, donde se le pide que «confirme» los detalles de su cuenta haciendo clic en un enlace o proporcionando información por teléfono.

Esta no es una lista exhaustiva de tácticas de fraude con tarjetas de crédito. Al igual que otros tipos de fraude en los pagos, el fraude con tarjetas de crédito evoluciona constantemente para seguir el ritmo de los avances tecnológicos y la naturaleza cambiante de los sistemas de pago.

¿Qué empresas son más vulnerables al fraude con tarjetas de crédito?

Ciertos tipos de empresas pueden ser más vulnerables al fraude con tarjetas de crédito debido a varios factores, incluida la naturaleza de sus transacciones, los sectores en los que operan y las medidas de seguridad que implementan. Estas son algunas de las empresas que suelen ser más susceptibles al fraude con tarjetas de crédito:

  • E-commerce y minoristas en línea
    Dado que estas empresas realizan transacciones CNP, lo que dificulta la verificación de la autenticidad del titular de la tarjeta, están más expuestas al fraude. Además, las transacciones en línea pueden ser más susceptibles a filtraciones de datos, phishing y ataques de software malicioso.

  • Pequeñas empresas
    Es posible que las pequeñas empresas carezcan de los recursos necesarios para invertir en sistemas sólidos de prevención y detección de fraude. También pueden ser menos conscientes de las últimas prácticas de seguridad, lo que puede hacerlos más vulnerables a diferentes tipos de fraude, incluido el fraude con tarjetas de crédito.

  • Sectores de alto riesgo
    Las empresas de los sectores de alto riesgo, como las apuestas, el entretenimiento para adultos y los viajes, experimentan tasas más altas de contracargos y fraude. Los delincuentes pueden apuntar a estos sectores debido al mayor valor de las transacciones o al mayor nivel de anonimato que ofrecen estas empresas.

  • Empresas con una alta rotación del personal
    La alta rotación del personal puede dificultar el mantenimiento de prácticas de seguridad coherentes y la capacitación adecuada del personal en materia de prevención de fraude. En algunos casos, los empleados pueden incluso participar en actividades fraudulentas.

  • Empresas con medidas de seguridad débiles
    Las empresas que no implementan medidas de seguridad sólidas, como el cifrado, la tokenización y el procesamiento seguro de los pagos, son más susceptibles al fraude. Una seguridad débil puede provocar filtraciones de datos, lo que hace que la información de los clientes sea más accesible para los delincuentes.

  • Minoristas con tiendas físicas y una tecnología obsoleta
    Los minoristas que utilizan sistemas de punto de venta (POS) o terminales de pago obsoletos pueden ser más vulnerables al skimming y otros tipos de fraude, ya que es posible que la tecnología más antigua no tenga las últimas funciones de seguridad, como los lectores de tarjetas con chip EMV.

Para reducir la vulnerabilidad al fraude con tarjetas de crédito, las empresas deben invertir en herramientas de prevención de fraude, implementar medidas de seguridad sólidas, capacitar a los empleados para reconocer y prevenir el fraude y mantenerse informados sobre las últimas tendencias y mejores prácticas de fraude.

Detección y prevención de fraude con tarjetas de crédito

Las empresas pueden emplear varias tácticas para prevenir, detectar y combatir el fraude con tarjetas de crédito de manera eficaz. Estas medidas pueden mitigar el riesgo de fraude y minimizar las pérdidas económicas. Esto es lo que necesitas saber sobre la creación de un plan integral para la detección y prevención de fraude y los componentes específicos que debe incluir:

  • Procesamiento seguro de los pagos
    La implementación de sistemas de procesamiento seguro de los pagos, como los que utilizan la tokenización y el cifrado, puede proteger los datos confidenciales de las tarjetas de crédito durante las transacciones y reducir el riesgo de vulneraciones.

  • Tecnología de las tarjetas con chip EMV
    Fomentar el uso de tarjetas con chip EMV y la adopción de terminales de pago compatibles con EMV puede reducir el riesgo de fraude en las tiendas físicas, ya que las tarjetas con chip son más difíciles de falsificar que las tarjetas de banda magnética.

  • Comprobaciones del sistema de verificación de domicilio (AVS) y del valor de verificación de la tarjeta (CVV)
    Con el sistema AVS y el CVV, los controles pueden verificar la autenticidad de las transacciones con tarjeta no presente y minimizar el riesgo de fraude.

  • Herramientas de detección de fraude
    El empleo de herramientas de detección de fraude, especialmente aquellas que utilizan algoritmos de machine learning y el análisis del comportamiento, sirve para marcar las transacciones sospechosas antes de que se procesen.

  • Capacitación de los empleados
    Educar a los empleados para que reconozcan y prevengan el fraude puede minimizar el riesgo de actividad fraudulenta, especialmente en entornos minoristas.

  • Supervisión periódica
    Supervisar las transacciones y las cuentas de los clientes con regularidad puede ayudar a las empresas a identificar patrones inusuales y detectar posibles fraudes a tiempo.

  • Gestión de contracargos
    La implementación de un sistema de gestión de contracargos puede ayudar a las empresas a rastrear, analizar y combatir de forma eficaz los contracargos, que pueden ser un indicador de fraude.

Colaborar con un proveedor de protección integral contra el fraude como Stripe Radar puede ser muy beneficioso para las empresas a la hora de prevenir y detectar el fraude con tarjetas de crédito. Radar utiliza algoritmos avanzados de machine learning y una amplia red global de datos para identificar y bloquear transacciones fraudulentas. Algunas funciones y ventajas clave de usar un proveedor de protección contra el fraude como Radar incluyen:

  • Reglas personalizables: las empresas pueden crear reglas personalizadas que se adapten a sus perfiles de riesgo exclusivos, lo que previene los falsos positivos y garantiza que las transacciones genuinas no se bloqueen.

  • Aprendizaje dinámico: los modelos de machine learning de Radar se actualizan continuamente con nuevos datos, lo que permite que el sistema se adapte a los patrones y las tendencias cambiantes de fraude.

  • Análisis integral: Radar proporciona a las empresas información y análisis detallados sobre sus transacciones, lo que les permite supervisar los patrones de fraude y tomar decisiones basadas en datos para minimizar el riesgo.

  • Integración con otros productos de Stripe: Radar está diseñado para funcionar a la perfección con otras soluciones de Stripe, lo que ofrece un ecosistema de pago y prevención de fraude uniforme y sólido.

Al emplear estas estrategias y colaborar con un proveedor de protección integral contra el fraude, las empresas pueden reducir significativamente su vulnerabilidad al fraude con tarjetas de crédito y limitar las pérdidas económicas. Si quieres informarte sobre cómo trabajar con Radar, haz clic aquí.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.