Guía detallada sobre Apple Pay

Payments
Payments

Accept payments online, in person, and around the world with a payments solution built for any business—from scaling startups to global enterprises.

Learn more 
  1. Introducción
  2. ¿Cómo funciona Apple Pay?
  3. ¿Dónde se utiliza Apple Pay?
  4. ¿Quién utiliza Apple Pay?
    1. Tipos de usuarios individuales
    2. Tipos de usuarios empresariales
  5. Ventajas de aceptar Apple Pay
  6. Medidas de seguridad de Apple Pay
  7. Aceptar Apple Pay como método de pago
  8. Alternativas a Apple Pay
    1. Google Pay
    2. Samsung Pay
    3. Otros monederos digitales
    4. Tarjetas de pago sin contacto
    5. Pagos mediante código QR
    6. Asia-Pacífico
    7. Europa
    8. Latinoamérica
    9. África

Apple Pay es una plataforma de pago mediante dispositivos móviles y monedero digital que permite a los usuarios hacer compras en tiendas, a través de aplicaciones y en sitios web utilizando dispositivos Apple como iPhones, Apple Watches, iPads y Macs. Apple Pay cuenta con más de 500 millones de usuarios en todo el mundo y domina el mercado estadounidense de monederos digitales con una cuota de más del 90 %.

Las capacidades de Apple Pay han crecido hasta incluir funciones como Apple Cash para pagos de persona a persona y la Apple Card, una tarjeta de crédito. Esta integración con una serie de servicios y dispositivos de Apple ofrece a los usuarios una experiencia financiera completa. La plataforma utiliza tecnología avanzada con amplias funciones de seguridad y privacidad, que protege las transacciones con un cifrado líder en el sector. Apple Pay también es conocido por el uso que hace de métodos de autenticación biométrica, como Touch ID y Face ID.

Apple Pay está aceptado en casi 100 países y regiones, un alcance global posible gracias a las asociaciones con una amplia gama de bancos e instituciones financieras que permiten una fácil integración con cuentas bancarias y tarjetas de crédito internacionales. Apple Pay ha afectado sustancialmente al mercado de pagos globales, lo que ilustra el creciente cambio hacia métodos digitales y de pagos mediante dispositivos móviles en todo el mundo.

Las empresas que estén considerando integrar Apple Pay como método de pago deben entender los requisitos técnicos de la plataforma, los procesos de transacción y la experiencia de usuario, incluyendo cómo se integra Apple Pay con los sistemas de punto de venta y las pasarelas de pago online. En esta guía podrás conocer lo que las empresas necesitan saber para trabajar con Apple Pay.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Cómo funciona Apple Pay?
  • ¿Dónde se utiliza Apple Pay?
  • ¿Quién utiliza Apple Pay?
  • Ventajas de aceptar Apple Pay
  • Medidas de seguridad de Apple Pay
  • Aceptar Apple Pay como método de pago
  • Alternativas a Apple Pay

¿Cómo funciona Apple Pay?

Apple Pay utiliza una combinación de hardware, software y protocolos de seguridad para facilitar transacciones seguras y cómodas en una amplia gama de situaciones empresariales. Los dispositivos que ejecutan Apple Pay, incluidos iPhones, Apple Watches, iPads y Macs, deben tener el hardware necesario para aceptar pagos sin contacto, como un chip de comunicación de campo cercano (NFC). Durante toda la transacción, Apple no almacena los datos de la tarjeta de crédito o débito del usuario ni guarda información de la transacción que pueda vincularse al usuario. Todas las transacciones de Apple Pay están protegidas con tokenización: cada tarjeta de crédito o débito que un usuario añade a la app obtiene un número de cuenta de dispositivo único, que Apple Pay utiliza durante las transacciones en lugar del número real de la tarjeta.

Así es como los usuarios configuran Apple Pay y completan las transacciones:

  • Configuración: en primer lugar, los usuarios añaden una tarjeta de crédito o débito a su aplicación Apple Wallet. Los usuarios pueden escanear su tarjeta con la cámara del dispositivo o introducir los datos manualmente. Apple Pay envía de forma segura la información de la tarjeta al emisor de la tarjeta para su verificación. Cuando el usuario añade una tarjeta correctamente, Apple Pay genera el número de cuenta del dispositivo que cifra y almacena en el elemento seguro del dispositivo, un chip especializado.

  • Pagos en tienda: al pagar en una tienda, los usuarios acercan su dispositivo al lector sin contacto, que abrirá automáticamente la app Apple Pay. El chip NFC del dispositivo se comunica con el terminal y transmite el número de cuenta del dispositivo y un código de seguridad dinámico específico de la transacción. El usuario autentica el pago mediante Touch ID, Face ID o el código de acceso del dispositivo.

  • Pagos por Internet: para las compras por Internet o dentro de una aplicación, los usuarios seleccionan Apple Pay como método de pago y, a continuación, autentican la compra mediante Touch ID, Face ID o código de acceso. La transacción se completa utilizando el número de cuenta del dispositivo, que conserva la seguridad de los datos de la tarjeta.

  • Pagos de persona a persona: con Apple Cash, los usuarios pueden enviar y recibir dinero a través de Mensajes o utilizando Siri. Los fondos que recibe un usuario se almacenan en la tarjeta Apple Cash de la app Wallet y pueden utilizarse para compras o transferirse a una cuenta bancaria.

¿Dónde se utiliza Apple Pay?

Apple Pay tiene un impresionante alcance mundial, con más de 500 millones de usuarios activos. El mercado mundial de pagos sin contacto se valoró en 34.500 millones de dólares en 2021 y se prevé que crezca un 19 % anual hasta 2030, con pagos digitales en el Sudeste Asiático y África que se espera que muestren un mayor crecimiento a medida que la penetración de los smartphones y la infraestructura sin contacto se expandan en esas regiones. A continuación se describe la presencia y el uso de Apple Pay en cada una de las principales regiones geográficas.

¿Quién utiliza Apple Pay?

Clientes y empresas de todo el mundo utilizan Apple Pay para una variedad cada vez mayor de transacciones. Los usuarios de Apple Pay lo encuentran más rápido y cómodo que los métodos de pago tradicionales, y las características de seguridad de Apple Pay, como la tokenización y la autenticación biométrica, ofrecen una mayor tranquilidad. Los usuarios de Apple Pay también confían en el compromiso de Apple con la privacidad de los datos, lo que contribuye a la alta adopción de la plataforma. Apple Pay se utiliza para transacciones que incluyen compras en tiendas, transferencias de pagos de igual a igual, compras dentro de aplicaciones y compras en Internet, para las que Apple Pay se sitúa entre los cinco primeros métodos de pago en los procesos de compra.

A continuación se describen los principales grupos de usuarios de Apple Pay.

Tipos de usuarios individuales

  • Clientes millennials y de la generación Z: la adopción de Apple Pay es mayor entre los millennials (26-41) y la generación Z (10-25). Apple Pay lo utiliza el 51 % de los usuarios de monederos digitales millennials y el 73 % de los usuarios de monederos digitales de la generación Z.

  • Clientes con ingresos altos: Apple Pay es popular entre las personas con ingresos superiores a la media. La renta media de los usuarios de aplicaciones de iPhone es de 85.000 $, en comparación con los 61.000 $ de los usuarios de aplicaciones Android.

  • Clientes expertos en tecnología: las personas pioneras en adoptar los pagos mediante dispositivos móviles también son más propensas a utilizar Apple Pay.

  • Urbanitas: el uso de Apple Pay tiende a ser mayor en las ciudades con una infraestructura sin contacto desarrollada en comparación con las zonas rurales.

Tipos de usuarios empresariales

  • Minoristas: más del 85 % de los comercios estadounidenses acepta Apple Pay.

  • Transporte: sistemas de transporte público de todo el mundo permiten a los usuarios pagar los billetes con Apple Pay.

  • Hospitalidad: los hoteles y restaurantes admiten Apple Pay como opción de pago para agilizar los procesos de facturación y pago.

  • Ocio: los cines y salas de conciertos aceptan Apple Pay para la compra de entradas y servicios.

Ventajas de aceptar Apple Pay

Apple Pay ha evolucionado hasta convertirse en una herramienta compleja capaz de impulsar grandes transformaciones empresariales. La plataforma puede mejorar la eficiencia operativa, mejorar las experiencias de los clientes y promover el crecimiento de los ingresos. Las empresas que utilizan Apple Pay encuentran estas ventajas:

  • Transacciones más rápidas: el proceso de pago optimizado de Apple Pay reduce los tiempos de pago, lo que se traduce en colas de clientes más cortas, un mayor rendimiento y una huella operativa más reducida. Esto también mejora la experiencia del cliente, lo que puede fomentar la repetición de las visitas.

  • Procesos automatizados: las transacciones digitales de Apple Pay eliminan la necesidad de intervenciones manuales y reducen los costes operativos asociados al procesamiento de pagos.

  • Acceso a datos sobre las transacciones: los datos sobre transacciones en tiempo real de Apple Pay proporcionan numerosas ventajas empresariales con información sobre los patrones de gasto, las preferencias y los datos demográficos de los clientes. El acceso a estos datos permite a las empresas mejorar la gestión de su inventario, prever las ventas con precisión, personalizar las campañas de marketing, mejorar la oferta de productos y tomar otras decisiones importantes basadas en datos.

  • Seguridad mejorada: la autenticación biométrica y la tokenización de Apple Pay salvaguardan la información financiera confidencial y genera confianza en el cliente.

  • Interacción personalizada: Apple Pay se integra con programas de fidelización y sistemas de recompensas para permitir ofertas y promociones personalizadas. Esto crea una conexión más profunda con los clientes, lo que puede conducir a un mayor compromiso.

  • Transacciones de mayor valor: la comodidad y seguridad de Apple Pay puede animar a los clientes a gastar más. Un estudio de caso informó de un 10 % de aumento en el valor medio de los pedidos cuando los clientes utilizaron Apple Pay.

  • Reducción del abandono de carritos: la experiencia de pago fluida de Apple Pay puede minimizar el abandono de carritos, especialmente en dispositivos móviles, lo que se traduce en un aumento de las conversiones de ventas e impulsa aún más el crecimiento de los ingresos.

  • Fuentes de ingresos diversificadas: Apple Pay genera nuevas fuentes de ingresos a través de soluciones como las compras dentro de aplicaciones y la venta de entradas sin contacto.

  • Mejor defensa contra el fraude: las avanzadas funciones de seguridad de Apple Pay protegen a las empresas de posibles pérdidas económicas luchando contra actividades fraudulentas.

  • Ventaja competitiva: integrar Apple Pay puede ayudar a las empresas a diferenciarse de la competencia y demostrar su compromiso con la innovación y la orientación al cliente. Apple Pay puede atraer a clientes expertos en tecnología y mejorar la percepción de la marca, al tiempo que ayuda a la empresa a prepararse para el futuro a medida que evoluciona la tecnología de pagos digitales.

Medidas de seguridad de Apple Pay

La seguridad de Apple Pay incluye las siguientes medidas de seguridad para proteger la información financiera confidencial:

  • Secure Enclave: Secure Enclave es un chip especializado integrado en los dispositivos Apple que actúa como un almacén seguro en el hardware para datos confidenciales como la información de tarjetas de crédito y credenciales biométricas. El chip está físicamente aislado del resto del sistema operativo del dispositivo, lo que dificulta el acceso de los piratas informáticos a sus datos.

  • Elemento seguro: se trata de un chip independiente, también en los dispositivos Apple, que gestiona los pagos sin contacto mediante la tecnología NFC. Se encarga de almacenar y gestionar de forma segura los tokens (versiones cifradas de la información de las tarjetas de crédito) utilizados para las transacciones de Apple Pay.

  • Touch ID y Face ID: la autenticación biométrica proporciona una capa adicional de seguridad a las transacciones de Apple Pay. Solo los usuarios autorizados con una huella dactilar o un escáner facial válidos pueden acceder a Apple Pay y utilizarlo.

  • Cifrado: todos los datos de un dispositivo Apple, incluida la información de pago, se cifran por defecto utilizando Advanced Encryption Standard (AES) 256, un estándar de cifrado potente y ampliamente reconocido que hace que los datos sean ilegibles incluso si otra persona accede físicamente al dispositivo. Apple Pay también utiliza la tecnología NFC para comunicarse con los terminales de pago sin contacto, lo que proporciona una capa adicional de cifrado. Todos los datos transmitidos a través de NFC se cifran mediante protocolos estándar del sector, como Transport Layer Security (TLS) y Secure Sockets Layer (SSL).

  • Tokenización dinámica: en lugar de transmitir los datos de la tarjeta de crédito, Apple Pay utiliza un sistema de tokenización dinámica que sustituye los datos de la tarjeta por un token criptográfico único, que se envía al terminal de pago. Esto elimina el riesgo de que la información de la tarjeta quede expuesta durante el proceso de pago. Cada token es válido para una única transacción, por lo que incluso si un actor malintencionado intercepta un token, no podrá utilizarla para ninguna otra transacción.

  • Pasarelas de pagos seguras: Apple colabora con pasarelas de pago de confianza que cumplen la normativa PCI y se adhieren a protocolos de seguridad estrictos.

  • Supervisión en tiempo real: los sofisticados sistemas de detección de fraude de Apple supervisan las transacciones en busca de anomalías y actividades sospechosas, analizando patrones de transacciones, datos de geolocalización y otros factores relevantes para identificar y prevenir el uso fraudulento.

  • Puntuación de riesgo: a cada transacción de Apple Pay se le asigna una puntuación de riesgo. Las transacciones consideradas de alto riesgo pueden marcarse para una verificación adicional o bloquearse para proteger al usuario.

  • Control de acceso granular: las empresas tienen un control total sobre el acceso a Apple Pay dentro de sus organizaciones y pueden definir qué empleados pueden acceder y utilizar Apple Pay, establecer límites de gasto e implementar requisitos de autenticación obligatorios.

  • Auditorías de las transacciones: las empresas pueden acceder a registros detallados de transacciones dentro de Apple Business Manager. Esto proporciona una visibilidad completa de todas las transacciones de Apple Pay y permite una supervisión y conciliación eficaces.

  • Equipos de seguridad especializados: Apple invierte importantes recursos en la investigación y el desarrollo de la seguridad de Apple Pay para garantizar que la plataforma siga siendo resistente frente a las amenazas emergentes. También lleva a cabo periódicamente auditorías de seguridad independientes de sus sistemas e infraestructuras, de modo que pueda hacer frente con prontitud a los puntos vulnerables.

Aceptar Apple Pay como método de pago

Dependiendo de la pasarela de pagos de la empresa, aceptar Apple Pay puede requerir poca (o ninguna) configuración. Pero las empresas aún deben cumplir ciertos requisitos para empezar a utilizar Apple Pay. Los requisitos básicos incluyen poseer todos los registros y licencias empresariales necesarios en la región en la que ejerzan su actividad y cumplir todas las leyes y reglamentos pertinentes. Esto incluye cumplir todas las normativas fiscales aplicables y recaudar y remitir los impuestos según lo establecido, así como aplicar procedimientos de prevención del blanqueo de capitales (AML) y de conocimiento del cliente (KYC) para verificar la identidad de los clientes y evitar actividades ilícitas.

Las empresas también deben cumplir las normativas pertinentes sobre privacidad de datos, como el Reglamento General de Protección de Datos de la UE (RGPD) y la Ley de Privacidad del Consumidor de California (CCPA), así como el estándar de seguridad de datos del sector de pagos con tarjeta (PCI DSS) para la gestión segura de las tarjetas de pago.

Además de garantizar este cumplimiento de las leyes y las normativas, las empresas deben disponer de las siguientes capacidades técnicas básicas:

  • Dispositivos compatibles: Apple Pay funciona en dispositivos iOS con capacidad de NFC, incluidos iPhones, iPads y Apple Watches.

  • Conexión a Internet: las empresas deben disponer de una conexión estable a Internet para procesar transacciones a través de Apple Pay.

Las empresas deben trabajar con una pasarela de pagos para aceptar pagos con Apple Pay. Cada pasarela tiene sus propias necesidades de configuración. Stripe requiere poca configuración porque su hardware y software están equipados para aceptar Apple Pay. Antes de establecer cualquier método de pago, las empresas deben revisar cuidadosamente los términos y condiciones de sus acuerdos comerciales, todos los costes y comisiones asociados, y su acceso a la atención al cliente de los proveedores de servicios en caso de cualquier problema técnico o consulta.

Las empresas que quieran configurar Apple Pay a través de Stripe deben completar estos pasos:

  • Crear una cuenta de Stripe: las empresas deben tener una cuenta de Stripe totalmente funcional con los permisos necesarios para aceptar pagos a través de Apple Pay. Las empresas que no tengan una cuenta de Stripe tendrán que registrarse en Stripe y activar una cuenta. En esta fase, las empresas también deben confirmar que su cuenta de Stripe admite las divisas que tienen previsto aceptar a través de Apple Pay.

  • Configurar Stripe Connect: a continuación, las empresas deben configurar Stripe Connect y vincular su cuenta de comerciante de Apple Pay.

  • Integrar API o SDK de Stripe: las empresas deben tener la interfaz de programación de aplicaciones (API) de Stripe o el kit de desarrollo de software (SDK) integrado en su aplicación o sitio web para enviar solicitudes de pago y recibir confirmaciones de pago.

  • Completar la configuración de Apple Pay: las empresas deben seguir las instrucciones de configuración específicas de Apple para activar Apple Pay en su aplicación o sitio web.

  • Probar la funcionalidad: las empresas deben probar a fondo su integración antes de ofrecer Apple Pay a los clientes.

Alternativas a Apple Pay

A pesar del dominio de Apple Pay en el mercado, las empresas y los clientes disponen de numerosas alternativas de métodos de pago. A continuación se describen las alternativas más populares a Apple Pay en Estados Unidos.

Google Pay

Google Pay ofrece un amplio alcance y es compatible con la mayoría de los dispositivos iOS y Android con capacidades NFC, lo que puede ser una gran ventaja para las empresas que atiendan a una base de clientes diversa. Para las empresas que ya utilizan ampliamente Google, Google Pay se integra con Google Play Store, Google Ads y otros servicios, lo que agiliza el proceso de pago. Desde la perspectiva del cliente, Google Pay tiene una experiencia de usuario comparable a la de Apple Pay. Google Pay está experimentando un crecimiento constante de la cuota de mercado, sobre todo en las regiones dominadas por Android.

Samsung Pay

Samsung Pay cuenta con un sistema de seguridad inigualable, ya que utiliza su propia tecnología de transmisión magnética segura (MST) junto con NFC. Es compatible con casi cualquier terminal de pago, incluso los modelos más antiguos, y su mayor seguridad puede ser algo importante para las empresas que realizan transacciones delicadas. Samsung Pay también se integra con el programa de fidelización de Samsung, Samsung Rewards, que permite a las empresas ofrecer incentivos a los clientes a través de puntos y recompensas. Samsung tiene una gran cuota de mercado en el sector de los smartphones, sobre todo en Asia, lo que se traduce en una base de clientes preparada para las empresas que aceptan Samsung Pay. Sin embargo, el alcance de Samsung se limita a sus dispositivos.

Otros monederos digitales

Muchos bancos y proveedores de servicios de pago disponen de monederos digitales. A menudo, conllevan una estrecha integración con las plataformas bancarias y los servicios financieros existentes, lo que puede crear una experiencia cómoda y familiar para los clientes que ya utilizan esos servicios. Algunos de estos monederos digitales también tienen programas de recompensas y promociones, lo que ofrece a las empresas un método adicional para atraer y retener a los clientes. Los monederos digitales que se adaptan a mercados y regiones específicos y atienden a las preferencias locales pueden ser beneficiosos para las empresas que operan en esas zonas, aunque algunos monederos digitales locales pueden no ser tan interoperables como otras soluciones más ampliamente adoptadas tipo Apple Pay y Google Pay.

Tarjetas de pago sin contacto

Las tarjetas sin contacto tienen la mayor aceptación posible y funcionan en casi cualquier terminal de pago que admita pagos sin contacto. De este modo, los clientes pueden realizar sus transacciones sin problemas, independientemente del smartphone que utilicen. Las empresas no necesitan hardware adicional para aceptar tarjetas sin contacto, lo que convierte a este método en una solución sencilla y rentable. Las tarjetas sin contacto minimizan la curva de aprendizaje para clientes y empresas al basarse en el concepto familiar de las tarjetas de crédito y débito tradicionales. Aunque las tarjetas sin contacto son cómodas, los posibles problemas de seguridad obligan a las empresas a adoptar medidas adecuadas para proteger los datos de los clientes.

Pagos mediante código QR

Los pagos mediante código QR eliminan la necesidad de contacto físico con los terminales de pago, lo que resulta ideal en situaciones en las que la higiene es una preocupación. Requieren unos costes de establecimiento mínimos para las empresas, lo que las convierte en una opción viable para pequeñas empresas o para quienes buscan una solución rentable, y pueden procesarse rápidamente, lo que reduce los tiempos de espera y mejora la satisfacción del cliente. Los pagos mediante códigos QR pueden tener un alcance limitado en comparación con soluciones más consolidadas porque aún no han logrado una adopción generalizada.

Fuera de Estados Unidos, existen varias alternativas regionales a Apple Pay.

Asia-Pacífico

  • Alipay: Alipay tiene más de 900 millones de usuarios y se integra con diversos servicios online y offline. Su dominio se extiende a otros mercados asiáticos, lo que la convierte en una opción importante para las empresas que operan en esta región.

  • WeChat Pay: WeChat Pay de Tencent rivaliza estrechamente con Alipay en China al ofrecer funciones similares y una base de usuarios de más de 900 millones. Su integración con la plataforma de redes sociales WeChat refuerza aún más su posición.

  • OVO: OVO domina el mercado indonesio con una solución completa de monedero digital para pagos entre particulares, pago de facturas y opciones de inversión.

  • Paytm: Paytm, el principal monedero digital de la India, ofrece una amplia gama de servicios financieros, como pagos, microcréditos y gestión del patrimonio.

Europa

  • Google Pay: Google Pay es ampliamente utilizado en Europa, especialmente entre los usuarios de Android. Su integración con los servicios de Google y su creciente cuota de mercado en Europa lo convierten en un poderoso competidor para las empresas de toda la región.

  • Samsung Pay: Samsung Pay cuenta con una amplia base de usuarios en Europa, especialmente entre los usuarios de dispositivos Samsung. Su tecnología MST y las integraciones de programas de fidelización ofrecen a las empresas claras ventajas.

  • Swish: la sueca Swish ha logrado una adopción casi completa con más de 8 millones de usuarios en el país. Su enfoque en los pagos instantáneos entre iguales la convierte en una solución cómoda para las empresas de la región.

  • MB WAY: en Portugal, MB WAY cuenta con más de 4 millones de usuarios en su plataforma integral de pagos mediante dispositivos móviles, pagos de facturas y billetes de transporte público.

Latinoamérica

  • Mercado Pago: Mercado Pago lidera el mercado latinoamericano con su completa gama de servicios financieros, que incluye pagos por móvil, pagos en línea y soluciones para puntos de venta. Su integración con el marketplace Mercado Libre refuerza aún más su penetración.

  • Nubank: Nubank, el primer banco digital de Brasil, es un conocido monedero digital con funciones como pago de facturas, tarjetas de prepago y herramientas de inversión.

  • Tpaga: la empresa colombiana Tpaga es una solución versátil de monedero digital para empresas y particulares que facilita los pagos, el abono de facturas y las donaciones.

  • Clip: Clip de México es una cómoda solución de pago móvil para empresas que se centra en los pagos en el punto de venta y las transacciones sin contacto.

África

  • M-PESA: M-PESA opera en toda África Oriental y ha revolucionado los pagos móviles con sus servicios de transferencia entre iguales y su amplia red de agentes. Su éxito demuestra el potencial de los monederos digitales en regiones con poca presencia o ausencia total de bancos.

  • EcoCash: la empresa zimbabuense EcoCash tiene más de 7 millones de usuarios en su plataforma integral de pagos mediante dispositivos móviles, pagos de facturas y servicios de seguros.

  • Orange Money: Orange Money opera en varios países africanos y utiliza la extensa red de telecomunicaciones de Orange para ofrecer servicios financieros móviles, como pagos, transferencias y cuentas de ahorro.

  • Wave: Wave, de Senegal, es una plataforma de dinero móvil sencilla y asequible muy popular entre la población sin acceso a bancos.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.