Optimizar tus pagos remotos en Francia con un acuerdo de venta a distancia

Última actualización: 29 de enero de 2024
  1. Introducción
  2. ¿Qué es un acuerdo de venta a distancia y para qué sirve?
  3. ¿Qué ventajas aporta un acuerdo de venta a distancia?
  4. ¿Cómo puedes obtener un acuerdo de venta a distancia?
  5. ¿Es caro un acuerdo de venta a distancia?

Hoy en día, no puedes dedicarte al e-commerce sin ofrecer una solución de pago remota en tu sitio web. ¿Cómo puedes empezar? ¿Es suficiente con un sitio web escaparate? ¿Cómo puedes integrar un módulo de pagos seguro? En este artículo te ofrecemos los detalles sobre un acuerdo de venta a distancia, entre otros, cómo obtenerlo, sus ventajas para los vendedores a distancia y los costes previstos.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es un acuerdo de venta a distancia y para qué sirve?
  • ¿Qué ventajas aporta un acuerdo de venta a distancia?
  • ¿Cómo puedes obtener un acuerdo de venta a distancia?
  • ¿Es caro un acuerdo de venta a distancia?

¿Qué es un acuerdo de venta a distancia y para qué sirve?

Se trata de un acuerdo entre una empresa y un banco o un proveedor de servicios de pago (PSP) acreditado por la Autoridad francesa de supervisión prudencial y resolución (ACPR). En el marco de este acuerdo, la empresa puede vender productos por Internet y recibir pagos por lo que compran los clientes. Permite integrar un terminal de pago electrónico (EPT, por sus siglas en inglés) virtual en el sitio web del proveedor. Esta función sirve para procesar las transacciones en línea y verificar el método de pago del cliente.

¿Qué ventajas aporta un acuerdo de venta a distancia?

Ofrece varias ventajas tanto al cliente como al proveedor. La primera es que se trata de un sistema de pago seguro, ya que se mantiene la confidencialidad de los datos personales del cliente, de tal forma que el proveedor no puede acceder a ellos directamente. Esto aporta más credibilidad al negocio del proveedor y hace que el cliente confíe en la seguridad de la transacción.

Un acuerdo de venta a distancia también facilita los pagos por Internet para el proveedor; de hecho, para hacer el pago, se remite al cliente a la página segura de un banco convencional o de un proveedor de servicios de pago, que procesan el pago a la empresa y recaudan los fondos correspondientes a la transacción. El acuerdo también protege a ambas partes frente al fraude y garantiza el pago por la transacción.

Además, en función del acuerdo de venta a distancia, el banco o el proveedor de servicios de pago independiente tiene autorización para ofrecer varios métodos de pago por Internet, como tarjetas bancarias, pagos en cuotas y adeudos SEPA. Cuantos más métodos de pago ofrezcas, mejor será la experiencia de pago del cliente.

¿Cómo puedes obtener un acuerdo de venta a distancia?

Para obtenerlo, debes presentar una solicitud completa para demostrar a tu banco o proveedor de servicios de pago que tu negocio es rentable. Tienes que proporcionar información sobre los productos o servicios que vendes, además de especificar tu modelo de negocio y los métodos de pago que pretendes ofrecer.

Ten en cuenta que algunas soluciones de pago, como PayPal, no usan los acuerdos de venta a distancia.

¿Es caro un acuerdo de venta a distancia?

Los cargos por este tipo de acuerdo varían en función del banco y del proveedor de servicios de pago de que se trate. Ten en cuenta que, si utilizas los servicios de un banco para proteger tus ventas a distancia, te costará más.

En términos generales, un acuerdo de este tipo con un banco te costará entre 100 y 300 €, más una cuota de suscripción mensual de entre 10 y 30 €. Puede que también tengas que pagar comisiones por cada venta (de un 0,3 a un 1,5 % del valor total de cada transacción) y cargos fijos (entre 0,10 y 0,80 € por transacción). Por tanto, un acuerdo de venta a distancia es una inversión con el banco.

Como alternativa, puedes usar un proveedor de servicios de pago acreditado por la ACPR, como Stripe, para obtener este tipo de acuerdo. Stripe ofrece una plataforma de pagos eficaz y puede gestionar tus pagos remotos a precio asequibles sin costes de configuración ni aportaciones. Los cargos aplicados dependen de la tarjeta utilizada: para las tarjetas estándar del Espacio Económico Europeo, pagarás una comisión del 1,5 % del valor más 0,25 € por cada transacción; para las transacciones con tarjetas del Reino Unido, pagarás una comisión del 2,5 % más 0,25 € por transacción.

Además, Stripe figura en la lista de soluciones de pago por Internet publicada por el Gobierno de Francia. Para obtener más información sobre cómo Stripe puede ayudarte a gestionar tus pagos remotos, contacta con alguno de nuestros expertos.

¿A punto para empezar? Contáctanos o crea una cuenta.

Accede a una plataforma completa de pagos con tarifas simples y con pago por consumo. Si lo prefieres, puedes contactarnos y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.