Cómo recaudar capital inicial para tu startup: mejores prácticas para distintas fuentes de financiación

Atlas
Atlas

Pon en marcha tu empresa en unos pocos clics y prepárate para aceptar pagos de tus clientes, contratar tu equipo de trabajo y recaudar fondos.

Más información 
  1. Introducción
  2. Diferencias entre la financiación inicial y otros tipos de financiación
  3. Por qué la financiación inicial es importante para las startups
  4. Preparación para recaudar capital inicial
  5. Fuentes de capital inicial
    1. Inversores providenciales
    2. Inversores de capital de riesgo (VC, por sus siglas en inglés)
    3. Micromecenazgo
    4. Bootstrapping
    5. Subvenciones
  6. Cómo recaudar capital inicial para una startup
    1. Si buscas fondos de inversores providenciales
    2. Si buscas fondos de inversores de capital de riesgo
    3. Si quieres recaudar el capital inicial mediante micromecenazgos
    4. Si quieres recaudar el capital inicial con boostrapping
    5. Si buscas subvenciones
  7. Cómo negociar capital inicial con los inversores
  8. Mejores prácticas para gestionar el capital inicial

El capital inicial, también conocido como financiación inicial o capital semilla, es una inversión inicial que los emprendedores o fundadores utilizan para arrancar una empresa o un proyecto nuevo y cubre los gastos operativos al comienzo. Este tipo de financiación suele ser una cantidad pequeña, en comparación con otras fuentes de financiación para una startup.

El capital inicial puede venir de una variedad de fuentes. Entre ellas se incluyen a los propios fundadores, las amistades y la familia, los inversores providenciales y las empresas de capital de riesgo en las primeras fases. La cantidad de capital inicial requerido puede variar en gran medida dependiendo de la naturaleza de la empresa y sus necesidades al comienzo. Este capital permite a los emprendedores pasar de la fase de concepción a la materialización de la empresa o el producto. A partir de ahí, pueden demostrar la viabilidad y el potencial de su empresa para atraer más inversiones.

Después de la fase de lanzamiento, una startup puede buscar rondas de financiación adicionales, como Serie A, B y C, que suelen implicar mayores cantidades de capital y pueden proceder de empresas de capital de riesgo, capital privado u otros inversores.

A continuación, describiremos lo que los fundadores en las primeras fases deben saber sobre cómo conseguir capital inicial: dónde buscarlo, cómo elegir la fuente de financiación adecuada para los objetivos empresariales específicos, cómo cerrar el trato y cómo invertir el capital inicial de forma inteligente.

¿De qué trata este artículo?

  • Diferencias entre la financiación inicial y otros tipos de financiación
  • Por qué la financiación inicial es importante para las startups
  • Preparación para recaudar capital inicial
  • Fuentes de capital inicial
  • Cómo recaudar capital inicial para una startup
  • Cómo negociar capital inicial con los inversores
  • Mejores prácticas para gestionar el capital inicial

Diferencias entre la financiación inicial y otros tipos de financiación

Las startups atraviesan distintas fases durante su ciclo de vida. Aunque cada fase del desarrollo (y la ronda de financiación que las acompaña) puede variar en función de cada startup, existen características generales que definen cada fase.

Puede decirse que la fase de lanzamiento es la más volátil (y emocionante) para las startups. A continuación, veremos cómo la financiación inicial difiere de otros tipos de financiación que podrían llegar más adelante:

  • Propósito y uso
    La financiación inicial tiene como principal objetivo convertir una idea en un concepto empresarial viable. Esto suele incluir llevar a cabo un estudio de mercado, desarrollar el producto y crear un equipo. En cambio, las rondas de financiación posteriores, como las Series A, B o C, se centran más en la ampliación de la empresa, la expansión del mercado, la mejora del producto o la entrada en nuevos mercados.

  • Importe
    Por norma general, el importe recaudado durante la fase de lanzamiento es mucho menor, en comparación con las rondas de financiación posteriores. La ronda inicial media en el primer trimestre de 2023 fue de tan solo 3,6 millones de dólares, frente a una ronda media de Serie A, que rondó los 18,7 millones. Suele ser suficiente para probar un concepto o alcanzar un hito importante. A medida que la startup crece y demuestra su potencial, puede atraer mayores inversiones en rondas posteriores.

  • Tipos de inversores
    La financiación inicial suele proceder de los propios fundadores, las amistades, la familia y los inversores providenciales. Se trata de particulares o grupos dispuestos a arriesgarse con una idea en una fase muy temprana. En cambio, las fases posteriores atraen a inversores institucionales como las empresas de capital de riesgo, que invierten mayores cantidades de dinero en empresas más consolidadas con experiencia probada. Las empresas de capital de riesgo invirtieron 671.000 millones de dólares en 38.644 tratos en todo el mundo en 2021, lo que representa una mayor cantidad de acuerdos que en la ronda de financiación inicial media.

  • Capital social y valoración
    Durante la fase de lanzamiento, puede que la valoración de la startup aún no esté bien establecida. Como consecuencia, los inversores pueden recibir una parte importante de capital social a cambio de una inversión de dinero relativamente pequeña. En fases posteriores, a medida que aumente la valoración de la empresa, esta ofrecerá porciones más pequeñas de capital social a cambio de cantidades mayores de capital de inversión. Cada trato es diferente, pero por regla general, los fundadores deben prever la venta de aproximadamente el 20 % del capital social en la ronda inicial.

  • Riesgo y recompensa
    La financiación inicial se suele considerar de alto riesgo porque puede que el modelo empresarial y la adecuación al mercado no se hayan comprobado al completo. Pero la recompensa puede ser elevada, ya que los primeros inversores suelen obtener una participación en el capital social más significativa. A medida que la startup madura y pasa a rondas de financiación posteriores, el riesgo disminuye, al igual que la posible recompensa en términos de participación en el capital social.

  • Condiciones generales
    Los acuerdos de financiación inicial suelen incluir menos condiciones generales en comparación con las rondas de financiación posteriores. A medida que las startups crecen y atraen a inversores más sofisticados, la complejidad de los acuerdos de financiación suele aumentar, con condiciones generales más estrictas.

Por qué la financiación inicial es importante para las startups

Aunque todas las rondas de financiación son importantes, la financiación inicial puede tener más impacto en las startups que las futuras rondas de inversión, a pesar de que la inversión suele ser menor. La financiación inicial puede influir en la trayectoria de una startup:

  • Validar la idea de negocio
    La financiación inicial proporciona el capital necesario para validar el concepto de una startup. En esta fase se trata de demostrar que el mercado necesita el producto o servicio, lo que es importante para atraer a futuros inversores. Sin financiación inicial, muchas ideas nunca prosperarían.

  • Sentar las bases
    El capital inicial permite a las startups configurar importantes operaciones, contratar a miembros de equipo claves y comenzar el desarrollo inicial del producto.

  • Facilitar un crecimiento y desarrollo iniciales
    Con la financiación inicial, las startups pueden centrarse en el crecimiento temprano, la mejora de su producto o servicio y la fundación de una base de clientes. Este crecimiento temprano demuestra el potencial de escalabilidad y éxito a largo plazo.

  • Atraer oportunidades de financiación futuras
    Una ronda de financiación inicial exitosa aporta capital y valida la startup ante futuros inversores. Esto suele conducir, a menudo, a rondas de financiación más sustanciales, como las de Serie A, ya que demuestra que la startup ha superado la fase de concepto y tiene un negocio viable y en crecimiento.

  • Obtener socios y mentores
    Los inversores en la fase de lanzamiento suelen aportar algo más que capital: pueden ser fuentes inestimables de asesoramiento, contactos en el sector y mentores. Esta asesoría puede resultar útil para superar los primeros desafíos de la gestión de una startup.

  • Permitir flexibilidad y autonomía
    La financiación inicial suele ir acompañada de menos condiciones que las rondas posteriores. En esta fase, las startups tienen más libertad para experimentar y realizar cambios si procede, sin la presión de las expectativas de los inversores a gran escala y los intrincados acuerdos.

  • Conseguir credibilidad
    La financiación inicial suele considerarse un sello de aprobación que aumenta la credibilidad de la startup a los ojos de clientes, socios y futuros inversores. Es una señal de que entidades o particulares expertos creen en el potencial de la startup.

Preparación para recaudar capital inicial

Las startups deben hacer mucho trabajo de preparación antes de ponerse en contacto con sus primeros inversores potenciales para obtener una financiación inicial. Esto es lo que debes hacer al principio del proceso de recaudación de fondos:

  • Perfecciona tu idea de negocio
    Antes de dirigirte a los inversores, asegúrate de que tu idea de negocio es clara, innovadora y responde a una auténtica necesidad del mercado. Esto implica realizar un estudio de mercado exhaustivo, comprender a tu público objetivo y desarrollar una propuesta de valor única.

  • Formula un plan empresarial sólido
    Un plan empresarial bien estructurado debería describir tu modelo empresarial, los análisis de mercado, la estrategia operativa, las previsiones financieras y los objetivos a largo plazo. Este documento será una hoja de ruta para tu empresa y una herramienta persuasiva para posibles inversores.

  • Desarrolla un prototipo o un PMV
    Si procede, desarrolla un prototipo o un producto mínimo viable (PMV). Esta representación tangible de tu idea demuestra a los inversores que has superado la fase conceptual y que tienes algo que funciona y que se puede probar en el mercado.

  • Crear un equipo fuerte
    Los inversores no solo invierten en ideas, sino también en personas. Forma un equipo con diversas destrezas y experiencias. Demostrar que cuentas con un equipo capaz puede aumentar significativamente la confianza de los inversores en tu startup.

  • Incorpora la planificación financiera
    Ten claro cuánta financiación necesitas y cómo piensas utilizarla. Prepárate para explicar tu modelo financiero y tus previsiones y muestra un camino claro que desemboque en la rentabilidad o el crecimiento.

  • Crea un discurso para inversores
    Desarrolla un discurso convincente que explique en pocas palabras tu idea de negocio, la oportunidad de mercado, el equipo y los datos financieros. Tu discurso debe ser atractivo, claro y conciso para atraer la atención de posibles inversores.

  • Identifica posibles inversores
    Busca e identifica a posibles inversores que sean una buena opción para tu startup. Pueden ser inversores providenciales, inversores de capital de riesgo, incubadoras o aceleradoras de empresas. Entiende su tesis de inversión y su cartera para personalizar tu enfoque.

  • Establece contactos y entabla relaciones
    Empieza a establecer relaciones en el entorno de las startups. Asiste a eventos del sector, únete a comunidades de startups y participa en plataformas en las que puedas conocer a posibles inversores y mentores.

  • Garantiza el cumplimiento de la normativa y las disposiciones legales
    Asegúrate de que tu startup cumple todos los requisitos legales y normativos. Esto puede incluir la constitución de la empresa, el registro de la marca o abordar cualquier otra normativa específica del sector.

  • Prepárate para la diligencia debida
    Los inversores llevarán a cabo una diligencia debida exhaustiva antes de invertir. Organiza todos tus documentos legales, financieros y empresariales para que estén listos para su revisión.

Fuentes de capital inicial

La procedencia de la financiación inicial influirá en la primera fase de la vida de la startup y posiblemente en su futuro. Esto se debe, principalmente, a las importantes diferencias en las condiciones de los distintos acuerdos de financiación y al tipo de relación que los fundadores tendrán con los inversores.

Antes de empezar a buscar de forma activa capital inicial de cualquier fuente, sopesa cuidadosamente tus opciones. Asegúrate de elegir una fuente de financiación que maximice los beneficios que tienen más valor para ti y minimice los inconvenientes y riesgos a los que eres más reacio. A continuación, te mostramos un resumen de las posibles fuentes de financiación inicial:

Inversores providenciales

  • Qué son: los inversores providenciales son particulares acaudalados que aportan capital a las startups, normalmente a cambio de obligaciones convertibles o capital social en propiedad. Suelen ser empresarios o ejecutivos jubilados.

  • Idoneidad: ideal para startups en fase su fase de arranque que necesitan orientación y oportunidades de establecer contactos.

Ventajas

  • Atención y orientación personalizada.

  • Condiciones flexibles y procesos menos formales.

  • Oportunidades valiosas para establecer contacto.

Inconvenientes

  • Capacidad de financiación limitada.

  • Pueden tener menos visión empresarial en comparación con los inversores profesionales.

  • Posibles conflictos en la dirección o la estrategia empresarial.

Inversores de capital de riesgo (VC, por sus siglas en inglés)

  • Qué son: los inversores de capital de riesgo son grupos profesionales que gestionan inversiones combinadas en startups de gran crecimiento a cambio de capital social.

  • Sostenibilidad: ideal para startups con un gran potencial de crecimiento y una ruta clara para la consecución de ingresos y rentabilidad.

Ventajas

  • Acceso a un capital considerable.

  • Experiencia en empresas en crecimiento.

  • Oportunidades sólidas para establecer contacto.

Inconvenientes

  • Proceso de investigación riguroso y competitivo.

  • Pérdida de parte del control y del capital social.

  • Presión para lograr un gran crecimiento y rentabilidad.

Micromecenazgo

  • Qué es: el micromecenazgo implica recaudar pequeñas sumas de dinero de una gran cantidad de personas y suele hacerse por Internet.

  • Idoneidad: adecuado para startups centradas en el consumidor, productos innovadores o empresas con una historia convincente o una vertiente social.

Ventajas

  • Acceso a un público más amplio.

  • Validación del concepto empresarial.

  • Financiación no dilutiva (en la mayoría de los casos).

Inconvenientes

  • Inversión que lleva mucho tiempo y genera incertidumbre.

  • Precisa de un mercado convincente.

  • Puede exponerse a riesgos de propiedad intelectual.

Bootstrapping

  • Qué es: el bootstrapping es cuando los emprendedores comienzan una empresa con poco capital, dependiendo de las finanzas personales y los ingresos de la empresa.

  • Idoneidad: perfecto para empresas que pueden empezar con un capital mínimo y fundadores que quieren mantener el control total.

Ventajas

  • Control total sobre la empresa.

  • Sin dilución del capital social.

  • Fomenta las operaciones eficientes y el ingenio.

Inconvenientes

  • Recursos limitados que pueden entorpecer el crecimiento.

  • Riesgo financiero personal.

  • Escalar puede ser lento.

Subvenciones

  • Qué son: las subvenciones son fondos o productos no reembolsables que sus emisores, a menudo departamentos gubernamentales, corporaciones, fundaciones o fideicomisos, desembolsan a un destinatario.

  • Idoneidad: sirve para las startups con fines de investigación, sociales, educativos o respetuosos con el medio ambiente, o para aquellas en determinados sectores favorecidos por los programas de subvenciones.

Ventajas

  • Financiación no dilutiva.

  • Suma credibilidad.

  • Puede financiar determinados proyectos.

Inconvenientes

  • Criterios estrictos y muy competitivos.

  • A menudo de alcance y escala limitados.

  • Proceso de aplicación de larga duración.

Cómo recaudar capital inicial para una startup

Una vez tengas la seguridad de qué fuentes de financiación vas a buscar, te explicamos cómo abordarlas de forma estratégica:

Si buscas fondos de inversores providenciales

  • Identifica inversores providenciales idóneos
    Busca e identifica inversores cuyos intereses se alineen con los de tu startup mediante tu red de contactos, directorios de inversores providenciales y eventos del sector. Encuentra inversores que entiendan y sientan una pasión por tu sector y tu visión.

  • Elabora un discurso convincente
    Tu presentación debe hilar una historia convincente sobre tu startup, debe hacer hincapié en el problema que resuelve y en tu visión. Apoya esta historia con análisis del mercado, previsiones financieras y un plan empresarial detallado.

  • Entabla relaciones
    Enfoca cada interacción como una oportunidad para crear una relación a largo plazo. Entabla conversaciones genuinas, valora los consejos y acepta recibir comentarios. Ten en cuenta que estás buscando un socio, no solo la financiación de alguien.

  • Prepárate para conversaciones detalladas
    Prepárate para explicar tu visión a largo plazo y cómo la experiencia y la red del inversor pueden contribuir al crecimiento.

  • Negocia las condiciones de forma justa
    Las negociaciones con los inversores providenciales suelen ser más flexibles. Comunica con claridad tus necesidades y asegúrate de comprender y adaptarte a las expectativas y los puntos de vista del inversor.

  • Aprovecha la relación
    Una vez que un inversor haya invertido, utiliza su experiencia y su red de contactos en beneficio de tu startup. Mantenlos informados e implícalos en las decisiones clave, convirtiendo la inversión en un trabajo colaborativo.

Si buscas fondos de inversores de capital de riesgo

  • Identifica a los VC adecuados
    Busca inversores de capital de riesgo con un historial de inversión en tu sector y fase empresarial. Utiliza tu red de contactos, las bases de datos en Internet y los eventos del sector para encontrar inversores de capital de riesgo con una tesis de inversión que se ajuste a los objetivos y las necesidades de tu startup.

  • Prepara un discurso de venta detallada
    Tu discurso de venta debe ser exhaustivo y fundamentado en datos. En él, debes mostrar tu modelo de negocio, el tamaño del mercado, el panorama competitivo, el producto, el equipo y las previsiones financieras. Los inversores de capital de riesgo buscan empresas escalables y con gran potencial de crecimiento, por lo que debes destacar estos aspectos de forma convincente.

  • Demuestra presencia y adecuación al mercado
    Los inversores de capital de riesgo suelen invertir en startups con cierta presencia o validación en el mercado. Presenta cualquier prueba del interés de la clientela, los ingresos, las métricas de crecimiento o las asociaciones que demuestren la adecuación de la startup al mercado y su potencial de crecimiento.

  • Entiende y prepárate para una diligencia debida estricta
    Ten todo listo para someterte a un proceso de diligencia debida riguroso. Este incluirá un análisis en profundidad de las finanzas, los asuntos legales, el modelo de negocio, el estudio de mercado y el historial del equipo. Organiza todos tus documentos y datos para agilizar este proceso.

  • Negocia las condiciones y la valoración
    Prepárate para unas negociaciones intensas sobre la valoración y las condiciones. Comprende la valoración de tu startup y prepárate para negociarla y justificarla. Familiarízate con los términos y condiciones más comunes de los inversores de capital de riesgo y ten en cuenta las implicaciones a largo plazo de estos para tu empresa.

  • Entabla una relación y transmite tu visión
    Aunque los inversores de capital de riesgo se centran principalmente en los beneficios, también es importante establecer una relación con ellos. Transmite tu visión a largo plazo y cómo su financiación, red de contactos y experiencia pueden ayudarte a alcanzar los objetivos.

Si quieres recaudar el capital inicial mediante micromecenazgos

  • Elige la plataforma correcta
    Selecciona la plataforma de micromecenazgo que se ajuste al producto o servicio que ofrece tu startup. Las distintas plataformas se adaptan a los diferentes tipos de proyectos y audiencias, así que elige una que se ajuste a tu mercado objetivo y al tipo de oferta, ya sea un micromecenazgo basado en capital social, recompensas o donaciones.

  • Crea una campaña convincente
    Tu campaña debe contar una historia convincente sobre tu startup, por qué es importante y qué la hace única. Utiliza imágenes atractivas y un lenguaje claro y persuasivo. Los vídeos pueden resultar especialmente eficaces para transmitir tu mensaje y conectar a nivel emocional con los posibles patrocinadores.

  • Establece objetivos y recompensas realistas
    Establece un objetivo de financiación que refleje lo que necesitas para sacar adelante el proyecto, de forma que sea alcanzable en función del tamaño de tu audiencia. En el caso del micromecenazgo basado en recompensas, debes diseñar recompensas atractivas y viables que incentiven las aportaciones sin sobrecargar tus recursos.

  • Fomenta tu campaña
    Utiliza las redes sociales, tu red de contactos personal y los foros de comunidades para anunciar tu campaña. Pon al día a tus patrocinadores y la audiencia con regularidad sobre el progreso que estás haciendo para impulsar continuamente las interacciones.

  • Interactúa con tus patrocinadores
    Considera a tus patrocinadores como algo más que simples promotores: son tus primeros seguidores y futuros clientes potenciales. Interactúa con ellos a lo largo de la campaña con actualizaciones, respondiendo a comentarios y agradeciendo su apoyo.

  • Cuenta con un plan tras la campaña
    Ten un plan claro para lo que ocurra después de la campaña. Este debe incluir el cumplimiento de las recompensas, el mantenimiento de comunicaciones con los patrocinadores y el aprovechamiento del éxito de la campaña para ganar más presencia y visibilidad.

Si quieres recaudar el capital inicial con boostrapping

  • Gestiona las finanzas sabiamente
    Prioriza la prudencia financiera y la gestión de presupuestos. Minimiza los gastos y reinvierte los beneficios en la empresa. Mantén separadas las finanzas personales de las de la empresa para llevar unos registros claros y evitar complicaciones financieras innecesarias.

  • Céntrate en el flujo de caja
    El flujo de caja es clave en el método bootstrapping. Desarrolla un modelo de negocio que genere ingresos constantes y vigila de cerca la gestión del flujo de caja para conservar y hacer crecer las operaciones de la empresa.

  • Utiliza los recursos existentes
    Aprovecha al máximo los recursos disponibles. Esto incluye tus destrezas, tu red de contactos y los activos existentes. Busca herramientas y servicios de bajo coste o gratuitos que puedan respaldar tus operaciones empresariales.

  • Crece de forma progresiva
    El bootstrapping suele conllevar un crecimiento más lento. Céntrate en un crecimiento gradual y sostenible en lugar de una expansión rápida. Este enfoque cauto te permite desarrollar una base sólida para tu empresa sin sobrecargar los recursos.

  • Implementa un enfoque centrado en la clientela
    Dado que la financiación externa no afecta al control de tu startup, puedes ajustar mucho tu empresa a las necesidades y comentarios de la clientela. Aprovecha esto al entablar relaciones con clientes sólidas y personalizar tus ofertas a las exigencias del mercado.

  • Planifica para escalar
    Dispón de una estrategia de escalado calara para tu empresa. A medida que crecen los ingresos, reinvierte en las áreas que proporcionarán los beneficios más considerables, como las de desarrollo de producto, marketing o contratación de personal clave.

Si buscas subvenciones

  • Busca las subvenciones pertinentes
    Busca subvenciones que se ajusten al sector, el objetivo o la tecnología de tu startup. Utiliza bases de datos en línea, sitios web gubernamentales y publicaciones del sector para encontrar subvenciones que se ajusten a tu modelo empresarial y tus objetivos.

  • Conoce los requisitos de las subvenciones
    Lee atentamente los criterios de admisibilidad, los requisitos de solicitud y los plazos de cada subvención. Las subvenciones suelen tener requisitos y objetivos muy específicos, así que asegúrate de que tu startup y la propuesta se ajustan a estos.

  • Crea una propuesta detallada
    Incluye una propuesta meticulosa y convincente en tu solicitud. Describe claramente tu idea de negocio, su impacto, cómo se utilizará el dinero de la subvención y los resultados esperados. Utiliza un lenguaje claro y conciso y cumple las directrices específicas de la subvención.

  • Demuestra impacto e innovación
    Muchas subvenciones se centran en financiar proyectos que impulsen la innovación, el impacto social o el avance tecnológico. Resalta cómo tu startup cumple estos criterios, aportando pruebas de su impacto e innovación potenciales.

  • Incorpora la planificación financiera y presupuestaria
    Incluye un presupuesto detallado que muestre cómo se asignarán los fondos de la subvención. Demuestra responsabilidad financiera y una clara comprensión de cómo la financiación hará prosperar tu proyecto.

  • Prepárate para el seguimiento y la elaboración de informes
    Prepárate para realizar un seguimiento si se acepta tu solicitud. Esto puede incluir la presentación de informes de progreso, estados financieros o pruebas de los hitos conseguidos, según lo estipulado en las condiciones de la subvención.

Cómo negociar capital inicial con los inversores

Los posibles inversores negociarán en representación de ellos mismos o de los inversores en su fondo. Sigue leyendo para saber cómo defenderte correctamente durante la negociación:

  • Entiende el punto de vista del inversor
    Los inversores buscan el rendimiento de su inversión. Puede que les encante tu idea, pero en última instancia están valorando el riesgo frente a la recompensa. Reconocer esto te ayudará a contextualizar tus argumentos y a entender sus contrapuntos.

  • Conoce tu valor
    Antes de iniciar cualquier negociación, ten clara la valoración de tu startup. Más allá de los números, esto abarca el potencial de la empresa, el mercado y el progreso que ya has realizado. Prepárate para defender tu valoración con datos y confianza.

  • Escucha al inversor
    Una buena negociación se basa en una comunicación eficaz. Es decir, hay que escuchar activamente lo que dice el inversor y responder de forma reflexiva. No se trata de imponer tus intereses, sino de encontrar un punto en común y un acuerdo que beneficie a ambas partes.

  • Prepárate para decir que no
    Una de tus mayores fortalezas en cualquier negociación es saber retirarte. Esto no significa crear polémica, sino ser firme en lo que necesitas para que tu startup tenga éxito. Si las condiciones de un inversor infravaloran tu empresa o no se ajustan a tu visión, prepárate para decir que no.

  • Sé razonablemente flexible
    Aunque es importante que sepas lo que quieres, ser demasiado rígido puede provocar la ruptura del trato. Establece unos límites claros, pero sé flexible dentro de ellos. Esto puede significar negociar el capital social, la estructura de la inversión u otras condiciones.

  • Valora las relaciones a largo plazo
    Recuerda que estás entablando una relación a largo plazo con tu inversor. Aborda las negociaciones con respeto y el deseo de colaborar. El objetivo no es solo conseguir financiación, sino también establecer una relación que favorezca el crecimiento de tu startup.

  • Presta atención a los detalles
    Presta mucha atención a las condiciones del trato, no solo a las cifras principales. Esto incluye comprender las cláusulas como las preferencias de liquidación, las disposiciones antidilución y los derechos de la junta directiva. Suele merecer la pena recibir asesoramiento jurídico para asegurarte de que comprendes plenamente las implicaciones de estas cláusulas.

  • Comunícate tras la negociación
    Tras una negociación exitosa, mantén abiertas las líneas de comunicación con tus inversores. Mantenerlos informados e implicados (en la medida apropiada) puede crear una relación sólida y duradera.

Mejores prácticas para gestionar el capital inicial

Cuando hayas conseguido tu financiación inicial, tienes que pensar en cómo utilizarla. Estas son algunas de las mejores prácticas a este respecto:

  • Prioriza los gastos con base en tu plan empresarial
    Empieza revisando el plan empresarial. En primer lugar, debes asignar fondos a las áreas que impulsan el crecimiento y el desarrollo de la empresa, tal y como se indica en tu plan empresarial. Esto podría incluir el desarrollo de producto, el estudio de mercado o las contrataciones clave. Seguir tu plan empresarial te garantiza que utilizas los fondos para alcanzar objetivos específicos y estratégicos.

  • Evita gastos innecesarios
    Sé prudente sin renunciar a la calidad. Es decir, debes contemplar cuidadosamente cada gasto y evitar gastos innecesarios. Por ejemplo, opta por un espacio de oficinas funcional y rentable en lugar de unas instalaciones lujosas. Ten en cuenta que cada euro ahorrado es un euro que puedes invertir en áreas que contribuyen directamente al crecimiento.

  • Invierte sabiamente en talento
    Tu equipo es el activo más preciado. Contrata a particulares cualificados que compartan tu visión y se comprometan con el éxito de la startup. Sin embargo, sé prudente a la hora de ampliar el equipo. Contratar en exceso puede mermar tus recursos con rapidez.

  • Céntrate en el desarrollo de producto y la adecuación al mercado
    Utiliza una parte significativa de tu capital inicial para mejorar tu producto o servicio. Esto incluye invertir en desarrollo, pruebas y mecanismos de comentarios para garantizar que tu oferta satisface las necesidades del mercado y es competitiva.

  • Realiza un marketing y una captación de clientes estratégicos
    Invierte en estrategias de marketing rentables y dirigidas. Céntrate en los canales que proporcionan el mayor ROI y sigue de cerca el rendimiento de tus campañas de marketing.

  • Mantén una reserva de fondos
    Guarda una parte de tu capital inicial como reserva de fondos. Esto puede ser útil para gastos imprevistos o si la empresa atraviesa una mala racha. Una reserva puede darte la flexibilidad y seguridad necesarias para afrontar los desafíos con un menor estrés en las finanzas.

  • Supervisa el flujo de caja con atención
    Supervisa periódicamente tu flujo de caja para asegurarte de que tu startup goza de buena salud financiera y ajusta tus gastos según sea necesario.

  • Reinvierte los beneficios en la empresa
    Si tu startup empieza a generar beneficios, contempla la posibilidad de reinvertir una parte considerable en la empresa. Esta reinversión puede impulsar el crecimiento y reducir la necesidad de financiación adicional externa.

  • Pide consejo a mentores o asesores financieros
    No dudes en pedir consejo a mentores o asesores financieros. Su experiencia y punto de vista pueden ser muy preciados y ayudarte a tomar decisiones financieras acertadas.

  • Prepárate para implementar cambios
    Sé flexible y prepárate para cambiar de estrategia si es necesario. El entorno de las startups es dinámico, y la capacidad de adaptar tus gastos para responder a las sugerencias del mercado o a las nuevas oportunidades puede influir en tu éxito.

El contenido de este artículo tiene únicamente fines informativos y educativos, y no debe interpretarse como asesoramiento jurídico ni fiscal. Stripe no garantiza la exactitud, integridad, idoneidad ni vigencia de la información contenida en el artículo. Debes solicitar el asesoramiento de un abogado o contable competente y con la licencia pertinente para ejercer en tu jurisdicción para que te asesore sobre tu situación particular.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.