Cómo elegir el nombre de tu startup: guía paso a paso

Atlas
Atlas

Pon en marcha tu empresa en unos pocos clics y prepárate para aceptar pagos de tus clientes, contratar tu equipo de trabajo y recaudar fondos.

Más información 
  1. Introducción
  2. 1. Descarga tu cerebro y, después, haz una lluvia de ideas
  3. 2. Exponte a fuentes de inspiración
  4. 3. Crea dos listas de nombres independientes
  5. 4. Descarta los nombres con asociaciones negativas
  6. 5. Fíjate en la competencia
  7. 6. Realiza una búsqueda de marcas comerciales
  8. 7. Simplifica las cosas
  9. 8. Elige un nombre que pueda crecer a la par que tu empresa
  10. 9. Valora la apropiabilidad
  11. 10. Pide opiniones externas
  12. 11. Confía en tu instinto
  13. Cómo puede ayudarte Stripe
    1. Solicitud de acceso a Atlas
    2. Constitución de la empresa en Delaware
    3. Obtención del ID fiscal (EIN) ante el IRS
    4. Compra de tus acciones en la empresa
    5. Presentación del formulario de elección fiscal conforme a lo establecido en la sección 83(b)
    6. Ventajas y descuentos para socios

Seleccionar el nombre perfecto para tu startup es un ejercicio de creatividad, pero con implicaciones trascendentales. El nombre de una empresa suele ser el primer punto de contacto que los clientes potenciales tienen con tu organización y da forma a su primera impresión y a sus expectativas iniciales. Un nombre bien elegido puede mejorar la imagen de tu marca, facilitar su aceptación, contribuir de forma significativa a que se recuerde mejor y favorecer las relaciones con los clientes. Un nombre mal elegido puede obstaculizar los esfuerzos de marketing, confundir a los clientes e incluso generar costosos problemas legales.

El proceso de determinar el nombre ideal que responda a tu visión empresarial, resulte atractivo a tus clientes potenciales y destaque en un mercado ya de por sí muy concurrido suele ser una tarea compleja y complicada. A continuación encontrarás una completa guía paso a paso sobre cómo elegir el nombre de tu startup. Desde las lluvias de ideas hasta la búsqueda de inspiración, pasando por investigar las marcas comerciales existentes, valorar su apropiabilidad y, al final, confiar en tu instinto, esta guía te ayudar a simplificar el proceso.

¿De qué trata este artículo?

  • Descarga tu cerebro y, después, haz una lluvia de ideas
  • Exponte a fuentes de inspiración
  • Crea dos listas de nombres independientes
  • Descarta los nombres con asociaciones negativas
  • Fíjate en la competencia
  • Realiza una búsqueda de marcas comerciales
  • Simplifica las cosas
  • Elige un nombre que pueda crecer a la par que tu empresa
  • Valora la apropiabilidad
  • Pide opiniones externas
  • Confía en tu instinto

1. Descarga tu cerebro y, después, haz una lluvia de ideas

Elegir el nombre de tu startup comienza por dejar fluir libremente las ideas y «descargar el cerebro» escribiendo todos los nombres, ideas, palabras y conceptos relacionados con la empresa sin autocorregirte ni juzgarte. Destina un bloque de tiempo sin interrupciones para hacerlo y ten en cuenta distintos aspectos de tu startup, tales como su misión, las principales propuestas de valor, los clientes potenciales y los problemas que resuelve. En esta fase, evita prejuzgar y descartar ninguna idea, para no limitar tu creatividad.

Una vez que hayas vaciado la mente, pasa a la lluvia de ideas. Este paso consiste en refinar y ampliar las ideas en bruto que has generado. Revisa la lista y ordénala en categorías, detectando patrones y realizando asociaciones. Puede resultar beneficioso solicitar la participación de otras personas, como cofundadores o mentores, para obtener perspectivas frescas. Tanto la descarga del cerebro como la lluvia de ideas son procesos iterativos, de modo que puedes repetir estos pasos varias veces. Este enfoque exhaustivo te permite asegurarte de que el nombre de tu startup sea innovador, concuerde con tu empresa y cree la primera impresión acertada.

2. Exponte a fuentes de inspiración

Una vez que has obtenido un gran abanico de ideas durante la lluvia de ideas, el siguiente paso de la elección del nombre de tu startup es buscar inspiración de varias fuentes. Este proceso consiste en enriquecer tu perspectiva, activar tu creatividad y descubrir territorios inexplorados que puedan aportar algo al nombre de tu startup.

  • Sumérgete en distintos entornos
    Salte de tu espacio de trabajo y sector habituales. Visita galerías de arte, bibliotecas, parques o incluso explora distintas ciudades. Este cambio de ambiente puede estimular la concepción de ideas nuevas.

  • Explora varias formas de arte y culturas
    Busca en libros, música, películas y culturas ajenos a tus preferencias habituales. Aprender palabras en otros idiomas que encarnan la esencia de tu startup también puede ser revelador.

  • Estudia otros sectores
    Examina cómo se aborda la creación de nombres en los distintos sectores. Mientras las compañías tecnológicas suelen preferir nombres cortos y pegadizos, las marcas de moda es posible que opten por nombres más elegantes y sofisticados.

  • Utiliza generadores de nombres en línea
    Aunque no pueden proporcionar el nombre perfecto, los generadores de nombres en línea pueden resultarte útiles como punto de partida para las lluvias de ideas y proponerte ideas novedosas.

  • Busca nombres de dominio
    Fijarte en los nombres de dominio existentes te puede dar una idea de los que están en uso y podría servirte de inspiración.

  • Saca partido de las redes sociales
    Sigue las páginas, los hashtags y a los influencers que sean afines al sector o a los valores de tu startup. Las interacciones en línea pueden ofrecerte valiosos conocimientos y nuevas ideas.

Ampliar tus horizontes y tratar de obtener inspiración de diversas fuentes alimentará tu creatividad y te aportará más opciones. Es importante que anotes lo que se te va ocurriendo. Para ello, pueden servirte de ayuda un cuaderno, las notas del teléfono o un collage de ideas. Esta colección de ideas constituirá un recurso valioso a medida que avances en el proceso de elección del nombre.

3. Crea dos listas de nombres independientes

Después de las fases de lluvia de ideas e inspiración, deberías tener una larga lista de posibles nombres. Ahora, ha llegado el momento de refinarlos y organizarlos en dos listas separadas: «nombres con historia» y «nombres que resuenan».

Nombres con historia
Esta lista debe contener los nombres que tienen detrás una narrativa convincente. Esta puede basarse en el origen de la startup, su misión, su propuesta de valor única o incluso una anécdota interesante relacionada con la empresa. Estas historias aportan profundidad a la marca y hacen que sea memorable. Por ejemplo, el nombre «Nike» procede de la diosa griega de la victoria, una historia potente que se hace eco de la misión de la marca de inspirar los logros deportivos. Al compilar esta lista, piensa en la historia de cada nombre y en cómo se corresponde con la identidad y los valores de la marca.

Nombres que resuenan
Esta lista se centra en los nombres que evocan emociones, imágenes o ideas que están alineadas con la identidad de la marca. Es posible que no tengan asociada una historia explícita, pero apelan de forma intuitiva a los clientes potenciales evocando sensaciones o asociaciones afines a tu marca. Son memorables y tienen el poder de generar una conexión inmediata con tus clientes potenciales. Por ejemplo, Jeff Bezos eligió «Amazon» porque le sugería algo grande (el Amazonas es el mayor río del mundo) y esperaba que su empresa adquiriese una envergadura similar.

Crear estas dos listas refina tus ideas y aporta claridad al proceso de elección del nombre. Aunque es posible que algunos nombres deban aparecer en ambas listas, la mayoría de ellos solo entrarán en una de las dos. Es importante recordar que ninguno de los dos tipos es intrínsecamente mejor; la elección ideal depende de la marca, de los clientes potenciales y del mercado. La clave reside en seleccionar un nombre que cuente la historia de la marca o que apele a los clientes potenciales, o que haga ambas cosas, en el mejor de los casos.

4. Descarta los nombres con asociaciones negativas

Después de crear las listas de nombres potenciales, evalúa cuidadosamente cada opción para asegurarte de que no provoque connotaciones ni asociaciones negativas. Esto ayuda a evitar posibles malentendidos, insensibilidad cultural, problemas legales y otros obstáculos que podrían menoscabar la reputación o el crecimiento de tu startup.

Un aspecto que debes tener en cuenta es el idioma. Un nombre que suene perfectamente en tu idioma podría tener un significado totalmente distinto en otro. Si tienes pensado operar en mercados internacionales, consulta el nombre de los nombres elegidos en varios idiomas para evitar asociaciones desfavorables o vergonzosas. Herramientas como el Traductor de Google te pueden ayudar en esta tarea. Sin embargo, contratar a un consultor cultural o lingüístico podría ser una opción más fiable para llevar a cabo una investigación a fondo.

Las asociaciones negativas no se limitan al idioma. Investiga la historia de cada nombre. ¿Lleva alguna carga histórica o cultural? ¿Se asocia a algún acontecimiento, persona o entidad controvertidos? Una investigación rigurosa puede ayudarte a identificar este tipo de problemas.

También debes asegurarte de que los nombres que estudies estén legalmente disponibles para su uso. Una búsqueda rápida en Google, una comprobación en la base de datos de marcas comerciales o una consulta con un experto jurídico puede revelarte si un nombre ya está registrado como marca comercial o asociado con una empresa existente. Descuidar este paso puede dar lugar a complicaciones legales y obligarte a cambiar el nombre de tu marca en el futuro.

5. Fíjate en la competencia

Tras descartar los nombres potenciales que tengan asociaciones negativas, el siguiente paso consiste en llevar a cabo un análisis minucioso de la competencia. Estudiar los nombres de otras empresas del sector puede proporcionarte conocimientos de gran valor, ayudarte a diferenciar tu marca y evitar confundirte con la multitud. Vamos a desglosar este análisis en pasos más pequeños:

  1. Crea una lista de competidores directos e indirectos y estudia sus nombres. ¿Qué tendencias observas en cuanto a sus nombres? ¿Hay temas, estructuras o tipos de nombres comunes? Aunque no quieras copiar estas tendencias, entenderlas puede proporcionarte un punto de referencia y aportarte contexto sobre lo que es habitual en tu sector.
  2. Piensa en cómo hacer que tu startup destaque. ¿Cómo puedes diferenciar tu nombre de la competencia y, al mismo tiempo, conseguir que sea pertinente y comprensible? Un nombre innovador y característico puede ayudarte a captar la atención de tus clientes potenciales y a diferenciar tu marca en el mercado. Por ejemplo, si tus competidores utilizan casi siempre nombres descriptivos, podrías usar un nombre más abstracto para sobresalir.
  3. Comprueba si los posibles nombres que has elegido son demasiado parecidos a los de tus competidores. Esto podría generar confusión entre los clientes y dar lugar a posibles problemas legales.

Sin embargo, aunque elegir un nombre que se diferencie claramente de los de tus competidores es fundamental, no conviene alejarte demasiado de las normas del sector, pues esto podría dar lugar a confusión o a malas interpretaciones. La clave reside en hallar el equilibrio entre conformidad y diferenciación. Lo ideal es que el nombre refleje que perteneces al sector, pero también que ofreces algo excepcional.

6. Realiza una búsqueda de marcas comerciales

Una vez que hayas filtrado los posibles nombres basándote en las historias, la resonancia, las asociaciones y la competencia, ha llegado el momento de llevar a cabo una búsqueda de marcas comerciales. En este paso, te aseguras de que los nombres que estás valorando estén legalmente disponibles para su uso. Pasar por alto este aspecto puede generar importantes complicaciones legales y podría obligarte a cambiar la marca; ambas situaciones resultan costosas en términos de tiempo y dinero.

Para empezar, realiza una investigación preliminar en Internet para saber si otras empresas ya están usando los posibles nombres. Sin embargo, recuerda que con esto no basta. No todas las empresas tienen presencia en línea y algunas podrían haber registrado un nombre aunque aún no lo estén usando.

Para llevar a cabo una búsqueda exhaustiva, utiliza la base de datos de marcas comerciales de la oficina de patentes y marcas de tu país. En Estados Unidos, puedes utilizar la base de datos en línea de la United States Patent and Trademark Office (USPTO). Te permite buscar palabras, expresiones, símbolos y diseños relacionados con marcas que ya se han registrado o que están pendientes de registro.

Aunque puedes navegar por estas bases de datos por tu cuenta, pueden resultar complejas e incluso ambiguas en algunos casos. Por eso, suele ser conveniente consultar a un abogado experto en marcas o a un experto legal especializado en derechos de propiedad intelectual. Estos profesionales podrán asegurarse de que realices una búsqueda minuciosa y de que la interpretes correctamente.

Además, ten en cuenta si tienes previsto operar internacionalmente. En este caso, deberás ampliar la búsqueda a los países correspondientes. Es posible que en las distintas jurisdicciones haya leyes diferentes en materia de marcas comerciales y que algunas que estén disponibles en tu país no lo estén en otros.

7. Simplifica las cosas

Al elegir el nombre de tu startup, es importante hallar el equilibrio entre creatividad, resonancia y sencillez. Al refinar la lista de posibles nombres, ten en cuenta los siguientes principios para asegurarte de seleccionar uno que sea fácil de asimilar e intuitivo:

  • Facilidad de pronunciación
    Selecciona un nombre que sea fácil de pronunciar. Los nombres fonéticamente intuitivos fomentan el marketing de boca a boca y reducen la confusión para tus clientes.

  • Coherencia ortográfica
    Respeta las reglas ortográficas convencionales. Una ortografía inusual o un uso extraño las mayúsculas puede hacer que a los clientes les resulte más difícil encontrarte en Internet y provocar incoherencias en la imagen de marca.

  • La brevedad es esencial
    Los nombres más cortos suelen ser más fáciles de recordar y utilizar, sobre todo en diseños de logotipos, nombres de dominio, alias de redes sociales y materiales de marketing. Una buena norma puede ser utilizar nombres con entre dos y tres sílabas o menos de 10 caracteres.

  • Único pero simple
    Intenta que el nombre sea simple, pero no genérico. Debería reflejar tu propuesta de valor diferenciada y conectar con tus clientes potenciales.

Aunque el nombre de tu startup debe destacar y sintetizar la historia de tu marca, es igual de importante que sea sencillo y que a tus clientes les resulte fácil utilizarlo. Un nombre sencillo es más fácil de recordar y de encontrar en Internet, y puede simplificar los esfuerzos de marketing.

8. Elige un nombre que pueda crecer a la par que tu empresa

Seleccionar un nombre que pueda evolucionar con tu empresa es otro paso fundamental en el proceso de elección del nombre. A continuación encontrarás algunas pautas para asegurarte de que el nombre no pierda pertinencia cuando tu empresa crezca:

  • Evita que sea demasiado concreto
    Intenta no elegir nombres que limiten la empresa a un producto, servicio o ubicación geográfica concretos. Cuando la empresa se expanda, podrías diversificar la oferta o acceder a otros mercados. Un nombre con un alcance demasiado delimitado podría volverse restrictivo e inducir a error con el tiempo.

  • Piensa a largo plazo
    Aunque en primera instancia te centres en los productos o mercados potenciales actuales, visualiza cuál quieres que sea la situación de tu empresa dentro de cinco o diez años. Asegúrate de que el nombre que elijas sea conforme con esta visión a largo plazo y también de que se amolde a posibles expansiones o cambios.

  • Comprueba si el dominio está disponible
    Cuando tu empresa se desarrolle, una presencia digital clara y concisa cobrará cada vez más relevancia. Comprueba que los dominios de sitios web de los posibles nombres estén disponibles. Es recomendable obtener un dominio que tenga la extensión .com o la que sea más pertinente y prestigiosa ene tu país o sector.

  • Resonancia permanente
    Elige un nombre que siga apelando a tus clientes potenciales aunque evolucionen las tendencias y preferencias del mercado. Evita utilizar palabras de la jerga actual o de moda que podrían quedarse obsoletas o perder su pertinencia.

Seleccionar un nombre que pueda crecer con tu empresa no solo permite la inevitable evolución y expansión de tu startup, sino que también te ahorra el tiempo, el coste y la pérdida de valor de marca asociados con un posible cambio de marca en el futuro.

9. Valora la apropiabilidad

En las últimas fases del proceso de elección del nombre, es importante tener en cuenta la «apropiabilidad»; es decir, en qué medida tu empresa puede reivindicar y poseer el nombre en distintos ámbitos. Esto incluye derechos legales sobre marcas comerciales, nombres de dominio y alias de redes sociales. A continuación facilitamos algunas indicaciones:

  • Disponibilidad de la marca comercial
    Lleva a cabo una búsqueda rigurosa de marcas comerciales como hemos indicado anteriormente. Debes elegir un nombre que puedas poseer y proteger legalmente para evitar posibles disputas legales en el futuro.

  • Disponibilidad del nombre de dominio
    Comprueba si el nombre elegido (o uno muy parecido) está disponible como nombre de dominio. Un dominio .com es ideal porque goza de reconocimiento universal, pero otras extensiones (.net, .org, .co) o las específicas del país (.es, .uk, .us) también pueden servir si son más adecuadas para tu empresa.

  • Presencia en redes sociales
    Asegúrate de que el nombre elegido (o uno muy parecido) esté disponible en las principales plataformas de redes sociales. Utilizar el mismo nombre de usuario en todas las plataformas ayuda a aumentar el reconocimiento de la marca y hace que a los clientes les resulte más fácil encontrarte e interactuar contigo.

  • Optimización de los motores de búsqueda (SEO)
    Piensa en la calidad de los resultados de los motores de búsqueda obtenidos con el nombre elegido. ¿Es demasiado común y puede dar lugar a que haya demasiados resultados ajenos que hagan sombra a tu marca? Un nombre bien pensado en términos de SEO te ayudará a aumentar la visibilidad digital y puede atraer el tráfico orgánico hacia tu empresa.

  • Oportunidades de imagen de marca visual
    Ten en cuenta cómo se puede representar visualmente el nombre en un logotipo, en los materiales de marketing y en los recursos de imagen de marca. Un nombre con un gran potencial visual de imagen de marca contribuirá a que los clientes reconozcan la marca y la recuerden.

Tener en cuenta la apropiabilidad te permite reivindicar el nombre elegido en varios canales y plataformas. Mejora la visibilidad y permite desarrollar una marca fuerte y reconocible.

10. Pide opiniones externas

Una vez que hayas tenido en cuenta la apropiabilidad y el crecimiento futuro durante el proceso de elección del nombre, el siguiente paso importante es solicitar opiniones externas. Esto te permitirá obtener conocimientos valiosos, revelará los puntos ciegos y te ayudará a valorar cómo van a recibir los clientes potenciales los posibles nombres. Esto es lo que debes hacer:

  • Trata de obtener opiniones diversas
    Recopila opiniones de personas diferentes (amigos, familiares, clientes potenciales, mentores y homólogos del sector). Esta diversidad te puede ayudar a saber si el nombre apela a un público amplio y a confirmar que no ofenda a ningún grupo de clientes potenciales.

  • Organiza grupos de discusión o encuestas
    Para adoptar un enfoque más estructurado, puede ser conveniente crear grupos de discusión o encuestas. Pide a los participantes que digan lo primero que les viene a la mente al escuchar o ver el nombre, si les parece memorable y si les resulta atractivo. Sus opiniones te pueden dotar de conocimientos importantes sobre el valor y la pertinencia percibidos del nombre.

  • Comprueba que no haya significados no intencionados
    Las opiniones externas pueden ayudarte a descubrir connotaciones culturales, lingüísticas o sociales que podrías haber pasado por alto. Esto puede resultar especialmente beneficioso si vas a operar en mercados internacionales o multiculturales.

  • Pruébalo en situaciones reales
    Proporciona al público de prueba situaciones de la vida real en las que se utilice el posible nombre. ¿Cómo suena al responder a una llamada telefónica, presentarte en una reunión o en un anuncio en la radio? El contexto real sirve para comprobar si el nombre resulta práctico y eficaz.

Obtener opiniones externas te permite probar los posibles nombres en un contexto más amplio, entender si apelan a tus clientes potenciales y delimitar la selección en función de ellas. Un nombre que para ti sea muy significativo podría no serlo para tus clientes potenciales. Por eso, recibir opiniones objetivas es fundamental.

11. Confía en tu instinto

Confiar en tu instinto es importante, sobre todo cuando hay varias opciones que parecen igual de atractivas. La marca de tu startup viene determinada por diversos factores. Un nombre imperfecto no destruirá el efecto de una imagen de marca bien ejecutada, del mismo modo que un nombre perfecto no puede compensar la presencia de elementos de imagen de marca mediocres. Una vez que hayas completado todos los ejercicios de elección del nombre, investigado la viabilidad comercial de los ganadores y obtenido opiniones de algunas personas externas seleccionadas, decántate por la opción que intuitivamente consideres correcta.

Aquí tienes algunos consejos que te guiarán en este último paso:

  • Conexión emocional
    ¿Qué nombre es el que más emociones te provoca? Como empresario, tu pasión y conexión con la marca desempeñan una función fundamental en el éxito de la empresa. Elegir un nombre que te guste mucho puede ayudar a alimentar esa pasión.

  • Confianza
    Pregúntate qué nombre te aporta más confianza al presentárselo a posibles inversores, clientes y socios. Tu confianza en el nombre influirá directamente a cómo otros perciben tu startup.

  • Longevidad
    Reflexiona sobre qué nombre puedes visualizar que seguirá pertinente y no perderá eficacia a largo plazo. A menudo, tu instinto detecta la longevidad de un nombre más allá de las tendencias inmediatas del mercado y de las preferencias temporales.

  • Singularidad
    Estudia qué nombre te parece más característico y apropiable. Tu intuición te puede guiar para elegir un nombre que de verdad haga destacar tu empresa.

Tras haber llevado a cabo una investigación rigurosa y tenido en cuenta los distintos aspectos prácticos, es importante que escuches a tu corazón. El instinto a menudo te guiará hacia un nombre que no solo cumpla todos los criterios lógicos, sino que también conecte contigo en un nivel más profundo. Si lo piensas, los nombres de empresas más exitosos son los que combinan la estrategia con la resonancia emocional.

Cómo puede ayudarte Stripe

Stripe Atlas te lo pone fácil para constituir y configurar tu empresa, de forma que lo tengas todo listo para aceptar pagos de tus clientes, contratar a tu equipo y recaudar fondos cuanto antes.

Rellena el formulario de Stripe Atlas con los datos de tu empresa. No te llevará ni 10 minutos. Acto seguido, constituiremos tu empresa en Delaware, te conseguiremos el ID fiscal (EIN) ante la agencia tributaria estadounidense (IRS), te ayudaremos a comprar en un clic tus acciones en la nueva empresa y presentaremos automáticamente el formulario de elección fiscal conforme a lo establecido en la sección 83(b). Atlas ofrece varias plantillas jurídicas para contratos y contrataciones, y también puede ayudarte a abrir una cuenta bancaria y empezar a aceptar pagos antes incluso de que la IRS te asigne un ID fiscal.

Quien haya fundado una empresa con Atlas también podrá acceder a descuentos exclusivos de los principales socios de software, al onboarding en un clic con determinados socios y a créditos gratis de Stripe para el procesamiento de pagos. Constituye tu empresa hoy mismo.

Solicitud de acceso a Atlas

Rellenar los datos de tu nueva empresa te llevará menos de 10 minutos. Elegirás la estructura de tu empresa (sociedad de tipo C, sociedad de responsabilidad limitada o filial) y el nombre de tu empresa. Nuestro comprobador instantáneo de nombres de empresa te indicará si el nombre está disponible antes de enviar la solicitud de acceso. Puedes añadir hasta cuatro cofundadores más, decidir cómo repartir el capital social entre ellos y, si lo deseas, reservar un fondo de acciones para tus compañeros de equipo en el futuro. Nombrarás a la directiva, añadirás una dirección y un número de teléfono (las personas fundadoras pueden optar a una dirección virtual gratuita durante un año si la necesitas), y revisarás y firmarás los documentos legales en un clic.

Constitución de la empresa en Delaware

Atlas revisará tu solicitud de acceso y presentará tus documentos de constitución en Delaware en un plazo de un día hábil. Todas las solicitudes de acceso a Atlas incluyen un servicio de tramitación urgente en 24 horas ante el estado, sin ninguna comisión extra. Atlas te cobrará 500 $ por la constitución y el primer año de los servicios de agente registrado (un requisito de cumplimiento de la normativa estatal) y 100 $ por cada año posterior para mantener el agente registrado.

Obtención del ID fiscal (EIN) ante el IRS

Una vez terminada la constitución de la empresa en Delaware, Atlas solicitará el ID fiscal de tu empresa ante el IRS. Podrán optar a la tramitación urgente las personas fundadoras que proporcionen un número de seguridad social, una dirección y un teléfono de EE. UU. En el resto de los casos, se aplicará una tramitación estándar. En el caso de los pedidos estándar, Atlas llama a la IRS para obtener el EIN en tu nombre y utiliza datos en tiempo real de la IRS para determinar la fecha en la que probablemente estará disponible tu presentación. Puedes encontrar más información sobre cómo obtiene Atlas tu EIN y consultar los plazos actuales de recepción de ID fiscales.

Compra de tus acciones en la empresa

En cuanto Atlas constituya la empresa, emitiremos de forma automática las acciones a las personas fundadoras y te ayudaremos a comprarlas para que poseas formalmente tu participación en la empresa. Atlas permite a las personas fundadoras comprar en un clic sus acciones con propiedad intelectual, así como reflejar esta compra en los documentos de la empresa, de forma que no tengas que enviar dinero en efectivo ni hacer un seguimiento de él, ni tampoco revisar los pagos.

Presentación del formulario de elección fiscal conforme a lo establecido en la sección 83(b)

Entre las personas que fundan startups, es habitual optar por presentar un formulario de elección fiscal conforme a lo establecido en la sección 83(b) para tratar de ahorrar en el futuro con los impuestos personales. Atlas puede presentar y enviar por correo postal dicho formulario en un clic, tanto en nombre de las personas fundadoras de EE. UU. como de las de otros países, de forma que no haya que hacer ninguna visita a la oficina de correos. Lo presentaremos mediante correo certificado de USPS y recibirás en el Dashboard una copia del formulario firmado junto con un justificante de presentación.

Ventajas y descuentos para socios

Atlas colabora con una selección de herramientas externas que ofrecen acceso o precios especiales a quien haya fundado alguna empresa con Atlas. Ofrecemos descuentos en herramientas de ingeniería, fiscales y financieras, de cumplimiento de la normativa y de operaciones, incluidas OpenAI y Amazon Web Services. Atlas también colabora con Mercury, Carta y AngelList para ofrecer un onboarding automático más rápido con la información de la empresa en Atlas, de forma que puedas tenerlo todo listo para realizar operaciones bancarias y recaudar fondos con una rapidez aún mayor. Quien haya fundado alguna empresa con Atlas también puede acceder a descuentos en otros productos de Stripe, lo que incluye hasta un año de créditos gratis para el procesamiento de pagos.

Lee nuestras guías de Atlas para personas fundadoras de startups u obtén más información sobre Atlas y cómo puede ayudarte a configurar tu nueva empresa de forma rápida y sencilla. Constituye tu empresa hoy mismo.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.