¿Qué son las vías de pago? Guía para las redes de pagos principales

  1. Introducción
  2. ¿Qué son las vías de pago?
  3. Vías de pago conocidas
    1. ACH
    2. SWIFT
    3. SEPA
    4. CHIPS
    5. FPS
    6. Fedwire
    7. Interac
    8. RTP
    9. Vías con tarjeta
    10. Sistemas de pagos con el móvil
    11. Criptomonedas y cadena de bloques

Hoy en día, las empresas se enfrentan a una presión cada vez mayor para satisfacer las demandas en constante evolución de los clientes. Por ejemplo, ofrecer una experiencia de pago intuitiva, sin complicaciones y segura ya no es un lujo, sino algo imprescindible. A medida que el comercio es cada vez más digital y global, las empresas de todos los tamaños deben entender las complejidades de las redes de pagos y el procesamiento de pagos si quieren retener a los clientes, mantener una ventaja competitiva y prosperar.

Ofrecer opciones de pago variadas y cómodas que sean también rápidas y seguras pueden impulsar la satisfacción del cliente. Y proporcionar una experiencia de pago excepcional a los clientes puede ayudar a las empresas a ampliar su alcance a nuevos mercados y segmentos de clientes, lo que impulsa el crecimiento y la rentabilidad.

En este artículo, exploraremos lo que las empresas deben saber sobre las vías de pago, incluidos los factores que deben tener en cuenta para adoptar decisiones fundamentadas que se adapten a sus necesidades y objetivos únicos. Al comprender los matices del procesamiento de pagos, las empresas pueden crear un entorno de pago sólido, adaptable y centrado en el cliente que respalde el éxito a largo plazo.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué son las vías de pago?
  • Vías de pago conocidas
    • ACH
    • SWIFT
    • SEPA
    • CHIPS
    • FPS
    • Fedwire
    • Interac
    • RTP
    • Vías con tarjeta
    • Sistemas de pagos con el móvil
    • Criptomonedas y cadena de bloques

¿Qué son las vías de pago?

Las vías de pago son la infraestructura y los sistemas subyacentes que facilitan la transferencia de fondos entre partes, como particulares, empresas y entidades financieras. Permiten un movimiento seguro y eficaz del dinero, ya sea a nivel nacional o internacional, y son componentes importantes del ecosistema financiero global. Sin las vías de pago, para las empresas y las personas sería difícil realizar transacciones financieras en la economía mundial actual.

Las vías de pago tienen muchos nombres, en función del contexto y del sistema de pago específico. Entre los términos adicionales para describir las vías de pago se incluyen los siguientes:

  • Redes de pagos
  • Sistemas de pago
  • Sistemas de cobro
  • Sistemas de liquidación
  • Sistemas de transferencias de dinero

El término utilizado puede variar en función de la región, sector o tipo específico de pago.

En el caso de las empresas, comprender las vías de pago es importante por varios motivos:

  • Gestión de los costes
    Las distintas vías de pago tienen diferentes comisiones y costes por transacción. Al seleccionar la vía de pago que mejor se adapte a sus necesidades específicas, las empresas pueden minimizar los gastos y mejorar la eficacia financiera global.

  • Rapidez y eficiencia
    El tiempo que tarda en procesar las transacciones puede variar considerablemente en las diferentes vías de pago. Las empresas deben conocer las opciones disponibles para garantizar la puntualidad de las transferencias, que puede repercutir en el flujo de caja, las relaciones con los proveedores y la satisfacción de los clientes.

  • Seguridad y cumplimiento de la normativa
    Las vías de pago tienen diferentes niveles de seguridad y cumplimiento de la normativa. Garantizar una transferencia de fondos segura y conforme a la normativa ayuda a proteger a las empresas contra el fraude, las filtraciones de datos y los posibles problemas legales.

  • Alcance mundial
    En el caso de las empresas que operan o realizan transacciones transfronterizas, conocer las vías de pago disponibles puede facilitar el comercio internacional y la expansión. Al usar las vías de pago adecuadas, las empresas pueden operar en mercados extranjeros y gestionar transacciones transfronterizas de forma más eficaz.

  • Experiencia del cliente
    Ofrecer varias opciones de pago puede mejorar la experiencia del cliente e incrementar las tasas de conversión. Conocer las distintas vías de pago permite a las empresas ofrecer a sus clientes los métodos de pago más cómodos y accesibles, lo que mejora la satisfacción general y la fidelidad.

Las vías de pago desempeñan una función importante en las empresas y la economía mundial. Comprender estos sistemas permite a las empresas optimizar sus transacciones, gestionar los costes, mantener la seguridad y satisfacer las diversas preferencias de los clientes.

Vías de pago conocidas

Debido al aumento del comercio digital y la conectividad global, las vías de pago son cada vez más importantes para las empresas y los particulares. Hay muchas vías de pago en la actualidad, pero entre las más habituales se encuentran las siguientes:

ACH

ACH, o Automated Clearing House, es una red electrónica para procesar transacciones financieras en Estados Unidos. Es un sistema centralizado que facilita el movimiento de fondos entre bancos y otras entidades financieras, lo que permite las transacciones como domiciliaciones, pagos de facturas y transferencias electrónicas de fondos.

La red ACH la gestiona la National Automated Clearing House Association (Nacha) y la regula la Reserva Federal y la Asociación de Pagos Electrónicos. El sistema agiliza las transacciones a través de la consolidación y las remesas, lo que hace que la red ACH sea más rentable y eficiente en comparación con otros métodos, como los cheques impresos o las transferencias electrónicas.

Cómo funcionan las transferencias ACH

La red ACH proporciona a las empresas y particulares una forma rentable y eficaz de gestionar sus pagos y transferencias en EE. UU.

Este es un resumen de cómo funciona el proceso ACH:

  1. Inicio: el proceso empieza cuando una empresa, particular u otra entidad (el «originador») inicia un pago a través de su banco o entidad financiera (la «entidad financiera depositaria de origen» u «ODFI»).
  2. Envío: la ODFI recopila los detalles de la transacción, como la información de la cuenta bancaria del destinatario, el importe de la transacción y los códigos necesarios de identificación, y envía la transacción a la red ACH.
  3. Liquidación: la red ACH recopila las transacciones de distintas ODFI y las ordena en remesas, en función de los bancos receptores («entidades financieras depositarias de recepción» o «RDFI»). Las remesas normalmente se procesan a intervalos predeterminados a lo largo del día.
  4. Cobro: la red ACH procesa las remesas y transfiere los fondos de las ODFI a las RDFI. La Reserva Federal, que ajusta las cuentas de reserva de los bancos respectivos según corresponda, juega un papel clave en el proceso de cobro.
  5. Contabilización: la RDFI recibe los detalles de la transacción y contabiliza los fondos en la cuenta bancaria del destinatario. Con este paso se completa la transacción ACH.
  6. Conciliación y resolución de disputas: el iniciador y el receptor tienen la posibilidad de revisar sus transacciones y plantear disputas o cuestiones, en caso necesario.

Las transacciones ACH se pueden clasificar en dos categorías: créditos ACH y adeudos ACH. En una transacción de crédito ACH, el originador envía fondos a la cuenta del destinatario, parecido al depósito directo de la nómina o de ayudas de la administración pública. En una transacción de adeudo ACH, el originador retira fondos de la cuenta del destinatario, similar a los pagos de facturas o a suscripciones recurrentes. Aquí encontrarás más información sobre Adeudo directo ACH como método de pago con Stripe.

SWIFT

SWIFT, que son las siglas en inglés de «Sociedad de Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales», es una red global de mensajes que utilizan las entidades financieras a fin de intercambiar información de forma segura, principalmente para las transferencias electrónicas internacionales. Es una organización cooperativa, con sede principal en Bélgica, y cuenta con miles de bancos y entidades financieras miembros en todo el mundo.

SWIFT no transfiere fondos por sí misma, sino que actúa como plataforma segura de comunicación que facilita el proceso de transferencia al transmitir mensajes estandarizados entre las entidades participantes. Estos mensajes contienen información importante, como instrucciones de pago, así como detalles de la cuenta y de la transacción, que permiten a los bancos ejecutar transacciones de forma eficaz.

Cómo funcionan las transferencias SWIFT

A continuación se muestra un resumen del funcionamiento del proceso SWIFT:

  1. Inicio: un cliente de un banco, ya sea un particular o una empresa, solicita una transferencia electrónica internacional en su banco. En este contexto, al banco se le denomina «banco de origen».
  2. Creación del mensaje: el banco de origen prepara un mensaje SWIFT que contiene los detalles necesarios para la transacción, como la información de la cuenta del ordenante y del destinatario, el importe de la transacción y el tipo de divisa.
  3. Transmisión: el mensaje SWIFT se transmite de forma segura a través de la red SWIFT, que utiliza un sistema códigos de identificación únicos, llamados «códigos de identificación del banco (BIC)» o «códigos SWIFT» para dirigir los mensajes al banco destinatario correcto. Estos códigos suelen tener una longitud de entre 8 y 11 caracteres y permiten identificar el banco, el país y la sucursal específica implicada en la transacción.
  4. Bancos intermediarios: en función de la transacción, puede que en el proceso de transferencia haya uno o varios bancos intermediarios implicados. Estos bancos permiten facilitar la transacción al reenviar el mensaje SWIFT al siguiente banco de la cadena de pago, llegando en última instancia al banco del destinatario.
  5. Recepción y procesamiento: el banco del destinatario recibe el mensaje SWIFT, verifica los detalles de la transacción y procesa el pago abonando los fondos transferidos a la cuenta del destinatario.
  6. Confirmación: una vez que la transacción se ha completado, el banco del destinatario puede que envíe un mensaje de confirmación al banco de origen a través de la red SWIFT.
  7. Conciliación y resolución de disputas: el ordenante y el destinatario tienen la oportunidad de revisar sus transacciones y plantear disputas o cuestiones, en caso necesario.

SWIFT garantiza el intercambio seguro y eficiente de mensajes financieros entre bancos y entidades financieras en todo el mundo, lo que lo convierte en un componente importante del sistema financiero global.

SEPA

SEPA, que son las siglas en inglés de «Zona única de pagos en euros», es una iniciativa de integración de pagos cuyo objetivo es simplificar las transferencias bancarias en euros en la Unión Europea, así como otros países participantes como, por ejemplo, Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza y el Reino Unido. El objetivo de SEPA es crear un mercado único para pagos electrónicos en euros, de modo que las transacciones transfronterizas sean tan sencillas de ejecutar como las nacionales.

SEPA cubre diferentes tipos de transacciones denominadas en euros, incluidos los adeudos directos, las transferencias de crédito y los pagos con tarjeta. El Consejo Europeo de Pagos (EPC) es el responsable de desarrollar las reglas, normas y directrices que controlan las transacciones SEPA, lo que garantiza un marco unificado y coherente para todos los países participantes.

Cómo funciona SEPA

Veamos cómo funciona SEPA:

  1. Estandarización: SEPA ha introducido formatos y procedimientos estandarizados para los pagos electrónicos, que se basan en la norma global de mensajes ISO 20022. Este formato estandarizado permite a las entidades financieras intercambiar datos entre sí, lo que agiliza la forma en que se procesan y concilian las transacciones transfronterizas.
  2. Cuentas bancarias: en SEPA, los clientes y empresas solo necesitan una cuenta bancaria de la Unión Europea para hacer y recibir pagos en toda la zona SEPA. Así se elimina la necesidad de abrir cuentas independientes en diferentes países.
  3. IBAN y BIC: las transacciones SEPA requieren el uso de códigos internacionales de cuentas bancarias (IBAN) y de códigos de identificación de los bancos (BIC) para identificar las cuentas bancarias y las entidades financieras. Estos códigos sustituyen a los habituales números de cuentas nacionales y a los códigos bancarios, lo que hace que las transacciones sean más seguras y menos propensas a errores.
  4. Procesamiento de pagos: las transacciones SEPA aplican plazos y comisiones de procesamiento estandarizados, con independencia de si son nacionales o internacionales. Esto crea un entorno de pagos más transparente y predecible para clientes y empresas.
  5. Adeudos directos: el esquema de adeudos directos SEPA (SDD) permite a las empresas cobrar pagos recurrentes en euros de los clientes en toda la zona SEPA, lo que simplifica la gestión de la facturación recurrente y las suscripciones.
  6. Transferencias de crédito: el esquema de transferencias de crédito SEPA (SCT) permite la transferencia de fondos en euros entre cuentas de la zona SEPA. Por lo general, estas transferencias se procesan en un día laborable, lo que garantiza pagos rápidos y eficaces.

SEPA facilita a los clientes y empresas de los países participantes la realización de transacciones transfronterizas, lo que fomenta la integración económica, promueve la competencia entre los proveedores de servicios de pago y facilita el comercio y los intercambios dentro de la región. Aquí encontrarás más información sobre el uso de SDD como método de pago con Stripe.

CHIPS

CHIPS, o Clearing House Interbank Payments System, es una red de pagos en tiempo real diseñado específicamente para transacciones de un importe elevado en EE. UU. CHIPS, propiedad de The Clearing House, una organización privada que opera este sistema, lo usan los bancos para realizar transferencias electrónicas internacionales y nacionales, así como para cobrar transacciones en dólares estadounidenses.

CHIPS desempeña un papel importante en transferir grandes sumas de dinero entre entidades financieras. Estas transacciones suelen tener fines comerciales, como liquidar operaciones de valores, realizar desembolsos de préstamos o transferir fondos entre bancos. Está diseñado para procesar transacciones de gran valor de forma rápida, segura y precisa.

Cómo funciona CHIPS

A continuación se muestra un resumen del funcionamiento del proceso CHIPS:

  1. Inicio: el banco de origen inicia una transacción de gran valor, como una transferencia electrónica internacional o una nacional de gran valor, en nombre de su cliente.
  2. Envío: el banco de origen envía a CHIPS las instrucciones de pago, incluido el importe de la transacción y la información de la cuenta bancaria del destinatario.
  3. Procesamiento en tiempo real: a diferencia de los sistemas de procesamiento como, por ejemplo, la red ACH, que utilizan remesas, CHIPS procesa transacciones en tiempo real. Cada transacción se cobra de forma individual en cuanto los fondos necesarios están disponibles en las cuentas de los bancos de origen. Esto garantiza que los pagos de gran valor y urgentes se procesan de inmediato.
  4. Cobro: CHIPS cobra la transacción transfiriendo los fondos de la cuenta del banco de origen a la del banco del destinatario. Clearing House mantiene cuentas de cobro de los bancos participantes en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York, y estas cuentas se utilizan para facilitar la transferencia de fondos entre los bancos.
  5. Confirmación: una vez cobrada la transacción, CHIPS envía un mensaje de confirmación al banco de origen y al del destinatario, y les notifica que la transacción se ha completado correctamente.
  6. Conciliación y resolución de disputas: el banco del ordenante y el del destinatario tienen la oportunidad de revisar sus transacciones y plantear disputas o cuestiones, en caso necesario.

CHIPS procesa un volumen enorme de transacciones a diario, con un valor acumulado que puede alcanzar billones de dólares estadounidenses. Su mecanismo de cobro bruto en tiempo real garantiza que las operaciones de gran valor se ejecuten con rapidez y seguridad, lo que reduce el riesgo de cobro y mejora la eficiencia general del sistema financiero.

FPS

FPS, o servicio de Faster Payments, es un sistema de pagos del Reino Unido que permite transferencias electrónicas de fondos casi en tiempo real entre los bancos participantes y las entidades financieras. Lanzado en 2008, FPS ha revolucionado la forma en que la gente hace pagos nacionales en el Reino Unido, proporcionando una alternativa más rápida y eficiente que los métodos de pago tradicionales, como Bacs o CHAPS (Clearing House Automated Payment System).

FPS está diseñado para transacciones de poco valor, como los pagos diarios entre particulares o empresas. Funciona de forma ininterrumpida, lo que permite el procesamiento de pagos en tiempo real y garantiza que los fondos están generalmente disponibles en segundos, incluso en fin de semana y en días festivos.

Cómo funciona FPS

A continuación se muestra un resumen del funcionamiento del proceso FPS:

  1. Inicio: un particular o una empresa inicia un pago a través de la plataforma bancaria móvil o en línea de su banco o entidad financiera, o bien mediante un proveedor de servicios de pago que utilice la infraestructura FPS.
  2. Envío: el banco o proveedor de servicios de pago del cliente envía las instrucciones de pago, como la información de la cuenta bancaria del destinatario, el importe de la transacción y los detalles de referencia necesarios, a la infraestructura central de FPS.
  3. Procesamiento en tiempo real: FPS procesa transacciones en tiempo real y no utiliza remesas, lo que significa que cada transacción se ejecuta y se cobra de forma individual en cuanto se envía.
  4. Cobro: FPS cobra la transacción transfiriendo los fondos de la cuenta bancaria del ordenante a la del destinatario. El cobro tiene lugar en cuentas del Banco de Inglaterra, lo que garantiza un movimiento de fondos seguro y eficaz entre las entidades participantes.
  5. Confirmación: una vez cobrada la transacción, el banco o proveedor de servicios de pago del ordenante y el banco del destinatario reciben un mensaje de confirmación de FPS, notificándoles que la transacción se ha completado correctamente. A continuación, el banco del destinatario pone los fondos a disposición de este.
  6. Conciliación y resolución de disputas: el ordenante y el destinatario tienen la oportunidad de revisar sus transacciones y plantear disputas o cuestiones, en caso necesario.

El servicio de Faster Payments ha mejorado considerablemente la rapidez y comodidad de las transferencias nacionales de fondos en el Reino Unido. Se adapta a diferentes tipos de transacciones, como de persona a persona (P2P), de persona a empresa (P2B) y de empresa a empresa (B2B), lo que proporciona una solución flexible, segura y eficaz para los pagos electrónicos en tiempo real.

Fedwire

Fedwire, también conocido como Federal Reserve Wire Network, es un sistema de transferencias electrónicas de fondos que opera la Reserva Federal en EE. UU. Facilita las transferencias electrónicas de fondos de gran valor entre las entidades financieras participantes, incluidos los bancos, cooperativas de crédito y otras entidades aptas. Fedwire se utiliza principalmente para transacciones urgentes y de gran valor. Desempeña un importante papel en el cobro de obligaciones interbancarias y la implementación de la política monetaria relacionada con la oferta monetaria, los tipos de interés, la disponibilidad de crédito, así como otros objetivos macroeconómicos de EE. UU.

Cómo funciona Fedwire

A continuación se muestra un resumen del funcionamiento del proceso Fedwire:

  1. Inicio: la entidad financiera de origen inicia una transacción Fedwire en nombre de su cliente, normalmente para pagos urgentes o de gran valor.
  2. Envío: la entidad de origen envía las instrucciones de pago, como el importe de la transacción, la información de la cuenta bancaria del destinatario y los códigos de identificación necesarios, a su Banco de la Reserva Federal local.
  3. Procesamiento en tiempo real: Fedwire procesa transacciones en tiempo real y una a una, en lugar de en remesas. Esto significa que cada transacción se ejecuta y cobra individualmente tan pronto como se envía, lo que garantiza que los pagos de gran valor y urgentes se procesan de inmediato.
  4. Cobro: la Reserva Federal cobra la transacción adeudando los fondos en la cuenta de reserva de la entidad de origen y abonándolos en la del destinatario.
  5. Confirmación: una vez cobrada la transacción, la Reserva Federal envía un mensaje de confirmación a la entidad de origen y a la del destinatario, notificándoles que la transacción se ha completado correctamente.
  6. Conciliación y resolución de disputas: la entidad de origen y la del destinatario tienen la oportunidad de revisar sus transacciones y plantear disputas o cuestiones, en caso necesario.

Fedwire permite a las entidades financieras procesar transacciones de gran valor, como el cobro de obligaciones interbancarias, operaciones de valores y el desembolso de préstamos, rápidamente y con precisión. Al proporcionar un mecanismo fiable y eficiente para el cobro de pagos, Fedwire contribuye a la estabilidad de los mercados financieros de EE. UU.

Interac

Interac es una red interbancaria de Canadá que facilita las transacciones electrónicas financieras, como los pagos con tarjeta de débito, la banca electrónica y las transferencias de dinero. Creada en 1984, Interac opera a través de dos servicios principales: Interac Debit e Interac e-Transfer.

Cómo funciona Interac Debit

Interac Debit es un servicio de punto de venta (sistema POS) que permite a los clientes hacer compras con sus tarjetas de débito, en la tienda y por Internet. Cuando un cliente utiliza su tarjeta de débito para hacer una compra, la transacción se procesa a través de la red Interac, que conecta el banco del cliente con el de la empresa. A continuación, los fondos se transfieren de la cuenta del cliente a la de la empresa.

  1. Un cliente hace una compra con su tarjeta de débito.
  2. El terminal del sistema POS o la pasarela de pagos en línea de la empresa se comunica con el banco del cliente a través de la red Interac.
  3. El banco del cliente verifica el saldo disponible en la cuenta y confirma o rechaza la transacción.
  4. Si se aprueba, los fondos se transfieren de la cuenta del cliente a la de la empresa.
  5. La empresa recibe una confirmación de la aprobación de la transacción y, de este modo, se completa la compra.

Cómo funciona Interac e-Transfer

Interac e-Transfer es un servicio popular para enviar y recibir dinero de forma electrónica entre particulares y empresas en Canadá. Se suele usar para pagar facturas o enviar dinero a amigos o familiares. El servicio está disponible a través de entidades financieras participantes y se puede acceder a través de plataformas bancarias móviles o en línea.

  1. El ordenante se registra en su cuenta bancaria móvil o en línea y selecciona la opción «Interac e-Transfer».
  2. El ordenante escribe la dirección de correo electrónico del destinatario o el número de teléfono móvil, junto con el importe que quiere enviar y una pregunta de seguridad opcional.
  3. La entidad financiera del ordenante envía una notificación al destinatario a través del correo electrónico o SMS, informándole de que ha recibido una Interac e-Transfer.
  4. El destinatario hace clic en el enlace de la notificación y selecciona su banco de la lista de entidades financieras participantes.
  5. El destinatario responde a la pregunta de seguridad (si procede) y elige la cuenta donde quiere depositar los fondos.
  6. Los fondos se transfieren de forma segura e inmediata entre las cuentas del ordenante y el destinatario.

Interac Debit e Interac e-Transfer proporcionan formas eficaces, seguras y fiables de realizar transacciones financieras electrónicas en Canadá. Se han convertido en parte integrante de la infraestructura financiera del país y siguen evolucionando para satisfacer las necesidades cambiantes de clientes y empresas.

RTP

RTP (Pagos en tiempo real) es un sistema de vía de pago que permite la transferencia inmediata de fondos entre bancos y entidades financieras, lo que facilita el procesamiento y el cobro instantáneo de pagos. El sistema RTP está diseñado para proporcionar servicios de pago más rápidos y eficientes en comparación con los métodos de pago tradicionales.

Cómo funciona el sistema RTP

  1. Inicio: un ordenante inicia una solicitud de pago a través de su entidad financiera o banco, que incluye la información de la cuenta del destinatario y el importe de la transacción.
  2. Validación: el banco del ordenante valida los detalles de la transacción, comprueba los fondos disponibles y garantiza el cumplimiento de las normativas y políticas aplicables.
  3. Transmisión: si se aprueba la transacción, el banco del ordenante transmite el mensaje de pago al banco del destinatario mediante un canal de comunicación seguro.
  4. Procesamiento: el banco del destinatario procesa el mensaje de pago entrante, verifica los detalles de la transacción y abona los fondos transferidos a la cuenta del destinatario.
  5. Confirmación: los bancos del ordenante y del destinatario envían mensajes de confirmación a sus respectivos clientes, notificándoles que la transacción se ha completado correctamente.
  6. Cobro: los bancos cobran la transacción entre ellos, normalmente a través de una compensación central o un sistema de cobro.

El sistema RTP funciona ininterrumpidamente, lo que permite pagos y cobros instantáneos aunque se hagan en fin de semana, días festivos o en horario laborable normal. Este procesamiento en tiempo real ofrece muchas ventajas, como la mejora en el flujo de caja, la reducción en los costes de las transacciones y la mejora en la transparencia financiera.

Vías con tarjeta

Las vías con tarjeta, también conocidas como «redes de tarjetas» o «esquemas con tarjetas», son la infraestructura y sistemas que facilitan las transacciones electrónicas con tarjeta, tales como pagos con tarjeta de crédito, de débito o de prepago. Entre las redes de tarjetas principales se incluyen Visa, Mastercard, American Express y Discover. Estas vías con tarjeta establecen las reglas, normas y procedimientos para procesar transacciones con tarjeta entre las partes, incluidos los titulares de tarjetas, empresas, bancos adquirentes y bancos emisores.

Cómo funcionan las vías con tarjeta

A continuación se explica cómo operan las vías con tarjeta en una transacción de pago con tarjeta habitual:

  1. El titular de la tarjeta inicia el pago: cuando el titular de una tarjeta hace una compra, muestran su tarjeta de débito o crédito para el pago. Esto se puede realizar en persona (pasando la banda magnética de la tarjeta, insertándola o aproximándola) o de forma digital, en el caso de los pagos móviles o por Internet.
  2. La empresa procesa la transacción: el sistema POS o pasarela de pagos en línea de la empresa captura la información de la tarjeta y los detalles de la transacción y, a continuación, transmite esta información al banco adquiriente de la empresa.
  3. El banco adquiriente reenvía la transacción: el banco adquiriente (que es el de la empresa) reenvía la información de la transacción a la red de tarjetas pertinente, que dirige la transacción al banco emisor del titular de la tarjeta.
  4. El banco emisor autoriza la transacción: el banco emisor (que es el del titular de la tarjeta) verifica los datos de la tarjeta, comprueba los fondos o crédito disponibles y evalúa los posibles riesgos de fraude. Si todo es correcto, el banco emisor autoriza la transacción y envía un mensaje de aprobación a través de la red de tarjetas al banco adquiriente y, después, a la empresa.
  5. La empresa recibe la autorización: una vez que la empresa recibe la autorización, puede completar la venta. Se hace un adeudo en la cuenta del titular de la tarjeta y se retienen los fondos para un futuro cobro.
  6. Cobro: al final de cada día laborable, la empresa envía una remesa de transacciones autorizadas al banco adquiriente, que las reenvía a la red de tarjetas. La red de tarjetas dirige cada transacción a los bancos emisores respectivos, y los fondos se transfieren del banco emisor al banco adquiriente. A su vez, el banco adquiriente deposita los fondos, menos las comisiones y cargos, en la cuenta de la empresa.

A través de este proceso, las vías con tarjeta permiten transacciones de pagos sencillas y seguras en todo el mundo, garantizando que los titulares de tarjetas, las empresas y las entidades financieras pueden hacer negocios e intercambiar fondos de forma eficaz.

Sistemas de pagos con el móvil

Los sistemas de pagos con el móvil son servicios financieros digitales que permiten a los usuarios hacer transacciones electrónicas con dispositivos móviles, como smartphones o tabletas. Estos sistemas han ganado popularidad en los últimos años debido a su comodidad, rapidez y seguridad. Entre los sistemas conocidos de pagos con el móvil se incluyen Apple Pay, Google Pay y Samsung Pay.

Cómo funcionan los sistemas de pagos con el móvil

  1. Configuración de la cuenta: para usar un sistema de pagos con el móvil, en primer lugar el usuario debe configurar una cuenta con el proveedor de servicios. Esto normalmente implica vincular su cuenta bancaria, tarjeta de débito o tarjeta de crédito a la aplicación de pagos con el móvil.
  2. Compatibilidad del dispositivo: el dispositivo móvil del usuario debe ser compatible con el sistema de pagos con el móvil, lo que significa que el teléfono debe tener el hardware necesario, como un chip NFC (comunicación de campo cercano), y el software, como la aplicación correspondiente de pagos con el móvil.
  3. Inicio del pago: al hacer una compra, el usuario selecciona la opción de pago con el móvil en el sistema POS del negocio o durante el proceso de compra en Internet. En el caso de pagos sin contacto, el usuario tan solo tiene que aproximar o mantener su dispositivo móvil cerca del terminal del sistema POS, que incluye tecnología NFC.
  4. Autenticación del pago: el sistema de pagos con el móvil autentica la identidad del usuario y verifica la información de pago. Los métodos de autenticación pueden incluir datos biométricos (como la huella o el reconocimiento facial), un PIN o una contraseña.
  5. Procesamiento de la transacción: una vez que el pago está autenticado, el sistema de pagos con el móvil procesa la transacción; para ello, transmite de forma segura la información de pago al banco adquiriente de la empresa. A continuación, el banco adquiriente reenvía la transacción a la red de tarjetas (si procede) y al banco emisor del usuario para su autorización.
  6. Autorización y confirmación: el banco emisor del usuario autoriza la transacción y se envía un mensaje de confirmación a través de la cadena al sistema de pagos con el móvil y, en última instancia, a la empresa. La empresa completa la venta y el usuario recibe una notificación de confirmación en su dispositivo móvil.
  7. Cobro: al igual que en los pagos tradicionales con tarjeta, las transacciones de pagos con el móvil se cobran entre el banco adquiriente, la red de tarjetas (si procede) y el banco emisor. La empresa recibe los fondos, menos las comisiones o cargos, en su cuenta bancaria.

Los sistemas de pago con el móvil ofrecen muchas ventajas, como una mayor comodidad, transacciones más rápidas, un aumento de la seguridad a través del cifrado y la tokenización, así como la capacidad de hacer un seguimiento digital y de gestionar los gastos. A medida que la tecnología evoluciona y los dispositivos móviles se generalizan, es probable que los sistemas de pago con el móvil sigan ganando popularidad.

Criptomonedas y cadena de bloques

Las criptomonedas son divisas digitales o virtuales que utilizan técnicas avanzadas de seguridad para prevenir el fraude y la falsificación. Se basan en una tecnología llamada «cadena de bloques», que es una red segura y descentralizada que registra las transacciones a través de una red de ordenadores, lo que crea un registro inalterable y transparente de todas las transacciones. Esta tecnología hace que sea muy difícil manipular o modificar los registros de transacciones.

Bitcoin, Ethereum y Litecoin son ejemplos de criptomonedas populares que se pueden usar en los pagos por Internet y, en algunos casos, en transacciones en persona. A diferencia de los métodos de pago tradicionales, las criptomonedas no requieren intermediarios tales como bancos o procesadores de pagos. En lugar de eso, utilizan una red de ordenadores para comprobar y registrar las transacciones, lo que hace que sean más seguras y menos propensas al fraude.

Cómo funcionan las criptomonedas y la cadena de bloques

Así es cómo funcionan las criptomonedas y la cadena de bloques en el contexto de las vías de pago:

  1. Configuración del monedero: a fin de usar las criptomonedas para las transacciones, los usuarios deben configurar un monedero digital, que es una aplicación de software que almacena sus claves públicas y privadas. La clave pública sirve de dirección del usuario para recibir pagos, mientras que la privada es necesaria para autorizar transacciones.
  2. Inicio de la transacción: cuando un usuario quiere hacer un pago con criptomonedas, introduce la clave pública (dirección) del destinatario y el importe de la transacción en su aplicación de monedero. A continuación, la transacción se firma mediante cifrado con la clave privada del ordenante.
  3. Transmisión a la red: la transacción firmada se transmite a la red de la criptomoneda, donde se valida por «nodos», que son ordenadores que ejecutan el software de la cadena de bloques. Estos nodos se aseguran de que el ordenante tiene fondos suficientes y que la transacción cumple con las normas y protocolos de la red.
  4. Incorporación a la cadena de bloques: una vez que se ha validado, la transacción se agrupa junto con otras en un nuevo «bloque». Los usuarios compiten por resolver un complejo rompecabezas criptográfico para añadir este nuevo bloque a la cadena de bloques existente. Cuando un minero o validador añade correctamente un bloque, se confirma y se considera que la transacción está completada.
  5. Cobro descentralizado: a diferencia de los sistemas tradicionales de pago, las criptomonedas no requieren una compensación central o un intermediario para realizar el cobro. En lugar de eso, la naturaleza distribuida de la cadena de bloques permite transacciones directas entre usuarios, y la red mantiene un registro seguro y transparente de todas las transacciones.

Las vías de pago basadas en criptomonedas y cadena de bloques ofrecen varias ventajas, como menores comisiones por transacción, un aumento de la seguridad y la privacidad, tiempos de la transacción más rápidos y una accesibilidad global. Sin embargo, también se enfrentan a desafíos, como la volatilidad en el precio, la incertidumbre regulatoria y una aceptación limitada por parte de las empresas.

Es probable que las criptomonedas y la cadena de bloques jueguen un papel cada vez mayor en el panorama de pagos mundial. Aquí puedes obtener más información sobre cómo Stripe está habilitando pagos y transferencias para las plataformas mediante criptomonedas.

En general, las vías de pago han revolucionado las transacciones en todo el mundo, facilitando una amplia variedad de métodos de pago en diversos mercados. De las redes de tarjetas tradicionales y las transferencias ACH a las innovadoras plataformas de pagos con el móvil y los monederos digitales, estas redes han transformado la forma en que los clientes hacen sus compras y ampliado los límites del comercio. Ya sea un pago sin contacto en una tienda local, un envío de dinero internacional realizado al instante o una compra en Internet completada en unos pocos clics, la versatilidad y alcance de las vías de pago han conectado a las empresas y los clientes como nunca antes.

A medida que la tecnología siga avanzando y las economías estén cada vez más interconectadas, podemos esperar que las vías de pago sigan evolucionando, ofreciendo experiencias de transacción aún más sencillas y seguras en todo el mundo.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.