Funcionamiento del procesamiento de las transacciones con tarjeta de crédito: guía rápida

Payments
Payments

Acepta pagos por Internet y en persona desde cualquier rincón del mundo con una solución de pagos diseñada para todo tipo de negocios, desde startups en crecimiento hasta grandes empresas internacionales.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es el procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito?
  3. Procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito: componentes claves
  4. ¿Cómo funciona el procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito?
  5. Costes para la empresa en el procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito
  6. ¿Por qué es importante para las empresas el procesamiento de las transacciones con tarjeta de crédito?

Mientras las preferencias de pago de los clientes continúan evolucionando, las empresas deben adaptar sus sistemas de procesamiento de pagos para seguir siendo competitivas. Mediante la creación de un sistema de procesamiento de tarjetas de crédito bien elaborado, las empresas pueden mejorar la experiencia del cliente, optimizar las operaciones y acceder a nuevas oportunidades de crecimiento.

Un sistema de procesamiento de pagos con tarjeta de crédito mal configurado puede provocar costes adicionales, ineficiencias operativas y una mayor vulnerabilidad al fraude de pagos. Es importante entender cómo funciona el procesamiento de las transacciones con tarjeta de crédito y cómo configurar un sistema para este tipo de procesamiento. Aquí encontrarás lo que necesitas saber.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es el procesamiento de tarjetas de crédito?
  • Procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito: componentes claves
  • ¿Cómo funciona el procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito?
  • Costes para la empresa en el procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito
  • ¿Por qué es importante para las empresas el procesamiento de las transacciones con tarjeta de crédito?

¿Qué es el procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito?

El procesamiento de tarjetas de crédito se produce cuando se autoriza, autentica y cobra una transacción electrónica entre el titular de la tarjeta, la empresa y sus respectivas instituciones financieras en la que se usa una tarjeta de crédito. Este proceso permite a las empresas aceptar pagos con tarjeta de crédito por bienes o servicios y permite que las transacciones resulten sencillas y cómodas tanto para la empresa como para el cliente.

Procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito: componentes claves

A pesar de que las transacciones con tarjeta de crédito suelen procesarse con mucha rapidez, lo que ocurre entre bambalinas es complejo. El proceso requiere muchos componentes que colaboran entre sí para asegurarse de que los fondos se mueven de forma segura y eficiente.

El siguiente es un resumen de las partes que participan en el proceso:

  • Titular de la tarjeta
    El titular de la tarjeta es la persona que posee la tarjeta y la utiliza para comprar bienes o servicios.

  • Comerciante
    El comerciante es la empresa o el proveedor de servicios que acepta los pagos con tarjeta de crédito del cliente a cambio de bienes o servicios.

  • Sistemas de puntos de venta (POS)
    El sistema POS está compuesto por el hardware y el software que utiliza la empresa para aceptar y procesar transacciones con tarjeta de crédito, como terminales, lectores de tarjetas y aplicaciones de software.

  • Pasarela de pagos
    Una pasarela de pagos es un servicio que transmite de forma segura la información de la transacción entre el sistema POS de la empresa y el procesador de tarjetas de crédito.

  • Procesador de tarjetas de crédito
    El procesador de tarjetas de crédito, también denominado «procesador de pagos», es una empresa que colabora con las redes de tarjetas y los bancos emisores para autorizar, autenticar y cobrar las transacciones con tarjeta de crédito en nombre del negocio.

  • Redes de tarjetas
    Las redes de tarjetas —como Visa, Mastercard, American Express y Discover— posibilitan la comunicación entre los procesadores de tarjetas de crédito y los bancos emisores, y definen las normas y estándares que se aplican a las transacciones.

  • Banco emisor
    El banco emisor, también llamado «emisor» o «emisor de la tarjeta», es la institución financiera que emite la tarjeta de crédito al titular. Autoriza y aprueba las transacciones, además de proporcionar los fondos para la compra.

  • Banco adquirente
    El banco adquirente, también denominado «adquirente» o «banco del comerciante», es la institución financiera que mantiene una relación contractual con la empresa para aceptar y procesar transacciones con tarjeta de crédito. Cobra los fondos al banco emisor y los deposita en la cuenta de la empresa.

¿Cómo funciona el procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito?

El procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito varía en función del lugar donde se produzca la transacción y el tipo de tarjeta utilizada. Por ejemplo, una transacción con tarjeta de crédito en línea se iniciará de forma diferente a una transacción con tarjeta en persona. De modo similar, una transacción en persona tendrá un funcionamiento distinto si la tarjeta de crédito está almacenada en un monedero digital que si el cliente utiliza una tarjeta física.

No obstante, incluso con estas pequeñas variaciones, el proceso general es bastante uniforme en todos los tipos de transacciones con tarjeta de crédito. Lo que sigue es un resumen simplificado del funcionamiento del proceso:

1. Inicio
El titular de la tarjeta proporciona la información de su tarjeta de crédito a la empresa. En el caso de las transacciones en persona, esto implica pasar la banda magnética de la tarjeta, insertar la tarjeta o acercarla. En las transacciones en línea, esto implica introducir los datos de la tarjeta de forma manual o seleccionar una tarjeta de los métodos de pago almacenados.

2. Transmisión de datos
El sistema POS o la pasarela de pagos de la empresa captura los datos de la transacción y los transmite de forma segura al procesador de tarjetas de crédito.

3. Solicitud de autorización
El procesador de tarjetas de crédito reenvía los datos de la transacción a la red de tarjetas pertinente que, a su vez, dirige la solicitud de autorización al banco emisor.

4. Aprobación o rechazo
El banco emisor verifica la cuenta del titular de la tarjeta y comprueba si hay fondos suficientes y si existen posibles problemas de fraude o seguridad. De acuerdo con esta evaluación, el banco aprueba o rechaza la transacción y comunica la decisión a la red de tarjetas. A continuación, esta deriva la información al procesador de tarjetas de crédito.

5. Respuesta de autorización
El procesador de tarjetas de crédito envía la respuesta de autorización, que puede ser una aprobación o un código de rechazo, al sistema POS o la pasarela de pagos de la empresa. Si se aprueba la transacción, el negocio puede completar la venta y proporcionar al cliente los bienes o servicios.

6. Cobro
Al final del día, la empresa envía un lote con todas las transacciones aprobadas al procesador de tarjetas de crédito para su cobro. El procesador, a su vez, reenvía los datos de las transacciones a las redes de tarjetas correspondientes.

7. Transferencia de fondos
Las redes de tarjetas se coordinan con los bancos emisores para transferir los fondos de cada transacción al banco adquirente, que los recibe en la cuenta de comerciante. A continuación, el banco adquirente transfiere los fondos a la cuenta bancaria empresarial normal del negocio tras descontar las comisiones por procesamiento. El proceso completo suele tardar entre 1 y 3 días laborables.

8. Facturación al titular de la tarjeta
El banco emisor añade el importe de la transacción al saldo de la cuenta del titular de la tarjeta y lo incluye en el extracto mensual. El titular de la tarjeta es responsable de pagar la factura de la tarjeta de crédito según los términos y condiciones establecidos en el acuerdo correspondiente.

Costes para la empresa en el procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito

Los costes del procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito pueden variar en función del tipo de tarjeta de crédito, el volumen de transacciones y el procesador de pagos concreto. Las empresas deben conocer estos costes para poder tomar decisiones fundamentadas y minimizar los gastos por procesamiento de pagos.

Los principales tipos de costes por procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito son los siguientes:

  • Tasas de intercambio
    El banco emisor del titular de la tarjeta cobra tasas de intercambio por cada transacción con tarjeta de crédito. Las tasas de intercambio suelen ser un porcentaje del importe de la transacción más una cuota fija por cada transacción. La tasa de intercambio exacta depende del tipo de tarjeta, el sector de la empresa y el modo de uso de la tarjeta en la transacción; por ejemplo, si el cliente pasa la banda magnética de la tarjeta de crédito o si introduce la información manualmente.

  • Tasas de evaluación
    A menudo, las redes de tarjetas cobran tasas de evaluación por el uso de su infraestructura de pagos. Estas tasas suelen suponer un pequeño porcentaje del importe de la transacción y pueden variar en función de la red de tarjetas y el volumen de transacciones.

  • Recargo del procesador
    Los procesadores de tarjetas de crédito y los proveedores de servicios para comerciantes cobran una tasa de recargo por sus servicios, que incluyen la gestión de la autorización, del cobro y de la comunicación con las redes de tarjetas y los bancos. Este recargo puede ser un porcentaje del importe de la transacción, una cuota por cada transacción o una comisión mensual. Aquí puedes encontrar más información sobre la estructura de comisiones de Stripe.

  • Comisiones de la pasarela de pagos
    Para las transacciones en línea, es posible que las empresas deban utilizar una pasarela de pagos, que transmite de forma segura la información de la transacción entre el sitio web de la empresa y el procesador de tarjetas de crédito. Por lo general, los proveedores de pasarelas de pagos cobran una comisión mensual o una cuota por transacción a cambio de sus servicios.

  • Tarifas por terminales y equipos
    A veces, las empresas tienen que invertir en terminales de POS, lectores de tarjetas u otro equipo para aceptar los pagos con tarjeta de crédito. Estos costes engloban la compra y el alquiler de equipos, así como las cuotas por el mantenimiento y las actualizaciones de software.

  • Comisiones por configuración y activación
    Algunos procesadores de tarjetas de crédito cobran una comisión única por configurar la cuenta de comerciante y activar el servicio de procesamiento.

  • Comisiones mensuales y anuales
    Algunos procesadores cobran comisiones mensuales o anuales por el mantenimiento de la cuenta, la elaboración de informes y el acceso a funciones o servicios adicionales.

  • Comisiones por contracargo o recuperación
    Si un cliente disputa una transacción, el procesador podría cobrar a la empresa una comisión por el proceso de contracargo. También se podrían aplicar comisiones por recuperación si la empresa ha de presentar documentación sobre la transacción al banco emisor. Cada proveedor de servicios de comerciante puede tener un enfoque diferente con respecto a este tipo de comisiones. Por ejemplo, Stripe ofrece Chargeback Protection, que cubre todos los costes asociados a los contracargos y exime de toda comisión.

  • Comisiones por el cumplimiento de la normativa PCI
    Con el fin de garantizar la seguridad de los datos del titular de la tarjeta, las empresas deben cumplir el estándar de seguridad de datos del sector de pagos con tarjeta (PCI DSS). Algunos procesadores cobran una comisión por el cumplimiento de la normativa PCI, mientras que otros lo incluyen como parte de sus servicios.

Las empresas deben comparar cuidadosamente los costes de procesamiento de los distintos proveedores y elegir la solución más rentable que se ajuste a sus necesidades. Mediante la negociación de tasas y comisiones, el mantenimiento de una ratio de contracargos baja y el cumplimiento de las directrices de PCI DSS, las empresas pueden minimizar los costes de procesamiento de las transacciones con tarjeta de crédito.

¿Por qué es importante para las empresas el procesamiento de las transacciones con tarjeta de crédito?

El procesamiento de las transacciones con tarjeta de crédito tiene un efecto directo sobre la capacidad de la empresa para ofrecer opciones de pago cómodas y seguras a sus clientes, lo cual puede afectar a las ventas, la satisfacción del cliente y el crecimiento en general. Encontrar el sistema de procesamiento de tarjetas de crédito más adecuado aporta, en estas áreas, ventajas como las siguientes:

  • Experiencia del cliente mejorada
    Al ofrecer una experiencia de pago con tarjeta de crédito sencilla y cómoda, las empresas pueden responder a las necesidades cambiantes de los clientes, lo que hace que aumente la satisfacción y fidelidad de estos. Las ventajas son aun mayores con un modelo de comercio unificado, con el que las empresas integran todos los canales, datos y sistemas back-end en una plataforma única y sin fisuras.

  • Aumento de ventas e ingresos
    Los pagos con tarjeta de crédito pueden impulsar las ventas de las empresas, ya que reducen las trabas a las que se enfrentan los clientes a la hora de efectuar una compra. Por lo general, los clientes gastan más cuando utilizan tarjeta de crédito que cuando utilizan efectivo. Además, al aceptar tarjetas de crédito, las empresas pueden aceptar también pagos en diferentes divisas sin tener que preocuparse de la conversión para ampliar sus mercados objetivo.

  • Mejora de la tesorería
    Las transacciones con tarjeta de crédito se suelen cobrar y depositar en la cuenta bancaria de la empresa en un plazo de entre 1 y 3 días, por lo que es posible acceder a los fondos con más rapidez que con otros métodos de pago, como los cheques.

  • Transacciones seguras y acordes a la normativa
    Un sistema de procesamiento de tarjetas de crédito sólido contribuye a la protección del negocio y sus clientes ante el fraude y las filtraciones de datos mediante el cumplimiento de la normativa de seguridad, como PCI DSS. El cumplimiento de la normativa es importante para salvaguardar la información confidencial de los clientes y preservar la confianza.

  • Ventaja competitiva
    Al aceptar pagos con tarjeta de crédito y ofrecer una experiencia de pago sencilla, las empresas pueden marcar la diferencia frente a los competidores que no ofrecen esas opciones para atraer a más clientes y aumentar su cuota de mercado.

  • Optimización de costes
    Si una empresa selecciona con cuidado el procesador de tarjetas de crédito adecuado y negocia tasas y comisiones favorables, puede optimizar las operaciones, minimizar los gastos de procesamiento y maximizar los márgenes sobre el coste.

  • Acceso a datos valiosos
    Los procesadores de tarjetas de crédito ofrecen a menudo datos e informes detallados sobre las transacciones, lo que permite a las empresas hacer un seguimiento de las ventas, identificar tendencias, y tomar decisiones de acuerdo con los datos para optimizar sus operaciones y estrategias de marketing.

  • Reducción de riesgos
    Mediante la aceptación de tarjetas de crédito, las empresas pueden minimizar los riesgos asociados al manejo de grandes cantidades de efectivo, como el robo, la pérdida o las equivocaciones en la gestión.

  • Adaptabilidad
    Un sistema de procesamiento de tarjetas de crédito bien diseñado permite a las empresas adquirir flexibilidad y adaptarse a las nuevas tecnologías de pago, como los pagos sin contacto o los monederos digitales, lo que les ayuda a estar a la cabeza de las tendencias del sector y atender a las cambiantes preferencias de los clientes.

Configurar un sistema de procesamiento de tarjetas de crédito de forma estratégica permite a las empresas acceder a estas ventajas y crear una base más sólida y adaptable sobre la que apoyar el crecimiento y la estabilidad.

Si trabajas con un proveedor de procesamiento de pagos consolidado, te asegurarás de que el sistema de procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito se ajusta a tus necesidades y te permite ofrecer una experiencia de cliente segura, eficiente y acorde a la normativa. Un proveedor de procesamiento de pagos como Stripe puede simplificar el proceso de configuración y dar a tu negocio acceso directo a su vasta experiencia en la gestión de transacciones con tarjeta de crédito. Para obtener más información sobre la forma en que Stripe ayuda a las empresas con respecto al procesamiento de transacciones con tarjeta de crédito, haz clic aquí.

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.