Pasarelas de pagos de marca blanca: qué son y qué ventajas ofrecen

Payments
Payments

Accept payments online, in person, and around the world with a payments solution built for any business—from scaling startups to global enterprises.

Learn more 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es una pasarela de pagos?
  3. ¿Cómo funcionan las pasarelas de pagos?
  4. ¿Qué es una pasarela de pagos de marca blanca?
  5. ¿Qué tipos de empresas utilizan pasarelas de pagos de marca blanca?
  6. Ventajas de utilizar una pasarela de pagos de marca blanca
    1. Control y personalización
    2. Coste y eficiencia
    3. Seguridad y cumplimiento de la normativa
  7. Cómo elegir tu pasarela de pagos de marca blanca
    1. Necesidades y objetivos de la empresa
    2. Costes y ventajas
    3. Proveedores y productos

Las empresas buscan cada vez más maneras de diferenciarse del resto, simplificar los procesos y mejorar la experiencia del cliente. Un área fundamental en la que se entrelazan todos estos objetivos es el procesamiento de pagos.

Según un informe de Polaris Market Research, el mercado global de soluciones de procesamiento de pagos se valoró en unos 74.000 millones de dólares en 2021 y se prevé que supere los 192.000 millones de dólares en 2030. La envergadura del sector del procesamiento de pagos refleja su valor comercial y la diversidad de necesidades existentes. Por eso, no hay una solución universal que sirva para todos por igual.

Las pasarelas de pagos de marca blanca ayudan a las empresas a mejorar la experiencia de pago que ofrecen y a remodelar la forma de llevar a cabo las transacciones en línea. Vamos a explorar esta tecnología y a explicarte las ventajas de este tipo de soluciones. A continuación, encontrarás lo que necesitas saber.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es una pasarela de pagos?
  • ¿Cómo funcionan las pasarelas de pagos?
  • ¿Qué es una pasarela de pagos de marca blanca?
  • ¿Qué tipos de empresas utilizan pasarelas de pagos de marca blanca?
  • Ventajas de utilizar una pasarela de pagos de marca blanca
  • Cómo elegir tu pasarela de pagos de marca blanca

¿Qué es una pasarela de pagos?

Una pasarela de pagos es una tecnología que se utiliza en las empresas para aceptar y procesar los pagos por Internet. Actúa como un puente entre el método de pago de un cliente (por ejemplo, las tarjetas de crédito, los monederos digitales o las transferencias bancarias) y la cuenta de comerciante de una empresa para transferir los fondos de manera rápida y segura.

Las pasarelas de pagos ayudan a garantizar la seguridad de las transacciones cifrando la información confidencial, como los números de las tarjetas de crédito y los datos personales. Además, junto con los demás agentes que intervienen en el proceso de pago, contribuyen a verificar la autenticidad de las transacciones a fin de prevenir el fraude. Las pasarelas de pagos también ayudan a autorizar las transacciones y se comunican con las entidades emisoras de las tarjetas para confirmar que los clientes disponen de fondos suficientes para llevar a cabo la compra.

¿Cómo funcionan las pasarelas de pagos?

El proceso de funcionamiento de una pasarela de pagos consta de varios pasos:

  1. Inicio: la transacción se inicia cuando un cliente decide realizar una compra y especifica sus datos de pago en el sitio web o la aplicación de la empresa.
  2. Cifrado: una vez que el cliente envía sus datos de pago, el navegador web los cifra (normalmente mediante SSL) para transmitirlos de forma segura. A continuación, los datos cifrados se envían al servidor de la empresa y, en el caso de las transacciones en línea, el pago se transmite a la pasarela de pagos.
  3. Direccionamiento: la pasarela de pagos envía la información de la transacción al procesador de pagos pertinente que, a continuación, se la transmite a la entidad emisora de la tarjeta o a la red de tarjetas correcta.
  4. Autorización: el banco del cliente recibe la solicitud de autorización, verifica que en la cuenta de este último haya fondos disponibles, comprueba si existe algún tipo de actividad fraudulenta y, por último, devuelve una respuesta al procesador de pagos. Esta respuesta puede ser una aprobación (si hay fondos disponibles y todo está en regla) o un rechazo (si no hay fondos suficientes, la tarjeta ha caducado, etc.).
  5. Gestión logística del pedido: la pasarela de pagos envía la autorización a la empresa que, a continuación, cursa el pedido del cliente. Si la autorización se rechaza, se informa al cliente de que la transacción no ha podido realizarse.
  6. Cobro: la entidad emisora de la tarjeta transfiere los fondos a la cuenta de la empresa durante un proceso que se denomina «cobro». Con esto, se completa la transacción.

¿Qué es una pasarela de pagos de marca blanca?

Una pasarela de pagos de marca blanca es una solución de pasarela de pagos plenamente desarrollada que las empresas pueden personalizar según sus requisitos como si fuera suya y de su propia marca. Este modelo permite a las empresas ofrecer soluciones de pago transparentes, seguras y personalizadas sin tener que desarrollar la tecnología desde cero, con los costes, el tiempo y los innumerables desafíos técnicos que esto conllevaría.

Las pasarelas de pagos de marca blanca pueden admitir un amplio abanico de métodos de pago, desde tarjetas de crédito y de débito hasta monederos digitales o transferencias bancarias. De este modo, ofrecen a las empresas la flexibilidad de poder atender a la diversidad de preferencias de su base de clientes. También admiten varias divisas e idiomas para que las empresas puedan expandir su alcance y acceder a mercados internacionales.

¿Qué tipos de empresas utilizan pasarelas de pagos de marca blanca?

Las pasarelas de pagos de marca blanca son una opción viable para diversas empresas, independientemente de su tamaño o sector, sobre todo para aquellas que desean optimizar sus procesos de pagos y reforzar su presencia de marca. Sin embargo, resultan especialmente atractivas para algunos tipos de empresas, tales como las siguientes:

  • Empresas de e-commerce
    Para las empresas de e-commerce, es importante contar con un proceso de pagos fluido y sencillo. Las pasarelas de pagos de marca blanca les permiten integrar una solución de este tipo totalmente funcional que incorpora su marca, de tal forma que ayuda a mejorar la experiencia del usuario y a impulsar la confianza y fidelidad de los clientes.

  • Proveedores de software como servicio (SaaS)
    Los proveedores de SaaS suelen integrar una pasarela de pagos en su software para facilitar las transacciones recurrentes. Las pasarelas de pagos de marca blanca les permiten proporcionar a sus usuarios una experiencia de pago sin fricciones que lleva su propia marca.

  • Bancos y entidades financieras
    Este tipo de empresas puede optar por una pasarela de pagos de marca blanca a fin de ofrecer a sus clientes una solución de pagos por Internet segura y fiable que incorpore su marca, pero sin tener que desarrollar internamente esta tecnología.

  • Plataformas y marketplaces
    Las plataformas y los marketplaces en línea, en los que hay varios vendedores que comercializan sus productos o servicios, pueden sacar mucho partido de las pasarelas de pagos de marca blanca. Pueden utilizarlas para procesar los pagos de manera segura, abonar los fondos a los vendedores y proporcionar una experiencia de pago uniforme a todos ellos.

  • Startups y pymes
    Para las startups y las pequeñas y medianas empresas (pymes) que no cuentan con recursos ni los conocimientos técnicos suficientes para desarrollar una pasarela de pagos desde cero, una solución de marca blanca ofrece una opción rentable en poco tiempo.

Ventajas de utilizar una pasarela de pagos de marca blanca

Aunque muchas empresas se sienten satisfechas con las pasarelas de pagos genéricas, las de marca blanca ofrecen algunas ventajas sumamente atractivas. Se trata de las siguientes, entre otras:

Control y personalización

Adoptar una pasarela de pagos de marca blanca permite a las empresas disfrutar de un mayor control de su infraestructura de pagos. No se trata solo de la imagen de marca, aunque no cabe duda de que la posibilidad de ofrecer una solución de pagos que lleve tu nombre comercial aumenta la coherencia de marca y la confianza en ella. Se trata también de adaptar la experiencia de pago a las necesidades y preferencias concretas de tus clientes, además de coordinarla con las operaciones y la estrategia de tu empresa.

Por ejemplo, puedes personalizar la interfaz de usuario de forma que ofrezca un proceso de pago sencillo e intuitivo, reduzca las fricciones y aumente las tasas de conversión. También puedes integrar la pasarela con tus sistemas empresariales (como el software de CRM, ERP y contabilidad) para simplificar las operaciones y mejorar la visibilidad y exactitud de los datos.

Coste y eficiencia

Desarrollar una pasarela de pagos internamente es un proceso complejo y costoso que exige contar con experiencia y conocimientos técnicos especializados. Incluso una vez que la pasarela se haya implementado, sigue acarreando los costes y los esfuerzos continuos asociados con el mantenimiento, las actualizaciones, la seguridad, el cumplimiento de la normativa y el soporte.

En cambio, las pasarelas de pagos de marca blanca ya están hechas. No tienes que invertir recursos para desarrollarlas ni que preocuparte por el mantenimiento ni por las actualizaciones, pues el proveedor se encarga de todos estos aspectos. Esto te permite concentrarte en las actividades esenciales de tu empresa y utilizar los recursos de manera más eficiente.

Seguridad y cumplimiento de la normativa

Es fundamental que los clientes confíen en que sus datos confidenciales están protegidos. Además, las empresas están obligadas a cumplir reglas y normativas, como los estándares de seguridad de datos de la normativa PCI (PCI DSS), el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) o la Segunda Directiva sobre servicios de pago (PSD2). Estas reglas y normativas pueden ser muy complejas y complicadas de integrar al desarrollar la infraestructura de pagos, pero es imprescindible cumplirlas para evitar cuantiosas multas y daños reputacionales.

Las pasarelas de pagos de marca blanca se diseñan basándose precisamente en la seguridad y el cumplimiento de la normativa. Utilizan tecnologías avanzadas de cifrado, mecanismos de detección del fraude y otras prestaciones de seguridad para proteger los datos de los clientes. Además, se diseñan de tal forma que sean conformes con los estándares y las normativas del sector para que esta tarea no recaiga sobre tus hombros.

Cómo elegir tu pasarela de pagos de marca blanca

Las pasarelas de pagos de marca blanca pueden ofrecer grandes ventajas a las empresas que eligen de manera reflexiva una solución que cubra sus necesidades y esté alineada con sus objetivos. Es importante tener en cuenta varios factores al tomar la decisión sobre si usar o no una pasarela de pagos de marca blanca.

Necesidades y objetivos de la empresa

En primer lugar, debes evaluar las necesidades y los objetivos de tu empresa. Plantéate preguntas como estas:

  • ¿Qué métodos de pago prefieren tus clientes?
  • ¿Qué divisas e idiomas tienes que admitir?
  • ¿Tienes previsto expandirte a otros mercados?
  • ¿En qué medida es importante la imagen de marca en tu proceso de pago?
  • ¿Cómo te imaginas la experiencia de pago de tu empresa?

Las respuestas a estas preguntas te ayudarán a determinar si una pasarela de pagos de marca blanca es la solución adecuada para tu empresa y, en caso afirmativo, qué funciones y prestaciones requieres.

Costes y ventajas

A continuación, debes tener en cuenta los costes y las ventajas. No se trata solo de comparar los costes de una pasarela de pagos de marca blanca con los costes de una solución desarrollada internamente. También hay que tener en cuenta las ventajas (por ejemplo, mejor experiencia del cliente, aumento de las tasas de conversión, simplificación de las operaciones, mayor visibilidad de los datos y reducción del riesgo) y cuantificarlas en términos de ingresos, ahorro y valor estratégico.

Proveedores y productos

Por último, debes buscar proveedores y productos. Hay muchos proveedores de pasarelas de pagos de marca blanca en el mercado, cada uno de ellos con sus propios puntos débiles y fuertes, productos, modelos de precios y políticas de soporte al cliente. Busca un proveedor que:

  • se alinee con los requisitos y los objetivos de tu empresa;
  • tenga un historial de éxito en el sector;
  • ofrezca un producto sólido y flexible;
  • preste un servicio excelente de soporte al cliente;
  • ofrezca precios transparentes y justos.

Una infraestructura de pagos simplificada, intuitiva y segura es lo mínimo que esperan los clientes modernos. Las pasarelas de pagos de marca blanca ofrecen a las empresas un modo de cumplir estas expectativas, pues proporcionan una experiencia de pago fluida y personalizada, ahorran tiempo y costes, mejoran la seguridad y el cumplimiento de la normativa, y refuerzan la identidad de marca.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.