Procesadores de pagos y adquirentes de comerciante: ¿qué son y cómo cooperan entre sí?

Payments
Payments

Acepta pagos por Internet y en persona desde cualquier rincón del mundo con una solución de pagos diseñada para todo tipo de negocios, desde startups en crecimiento hasta grandes empresas internacionales.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es un procesador de pagos?
  3. ¿Qué es un adquirente?
  4. ¿En qué se diferencian los procesadores de pagos y los adquirentes?
  5. ¿Cómo interactúan y cooperan los procesadores de pagos y los adquirentes?
  6. ¿Los clientes de Stripe necesitan contratar un adquirente por separado?
  7. ¿Cómo gestiona Stripe el procesamiento de pagos y los adquirentes?

Habida cuenta de que los negocios con modelo de suscripción pierden una media del 9 % de sus ingresos debido a incumplimientos o fallos en los pagos, está bien claro que es vital encontrar una estrategia bien afinada para el procesamiento de los pagos si la empresa aspira a mejorar sus operaciones y aumentar los beneficios. Para que sea posible efectuar y tramitar pagos en cualquier canal (y al mismo tiempo, cuidar la experiencia que se ofrece a la clientela), es imprescindible que las empresas tengan claro qué funciones desempeña cada componente del sistema. Como los procesadores de pagos y los adquirentes, que interactúan en cooperación para hacer posibles esos pagos.

En este artículo examinaremos qué son los procesadores de pagos y los adquirentes; veremos qué rasgos los diferencian, cuáles son sus funciones exclusivas, y cómo cooperan dentro del proceso de pago. También presentaremos cuál es el enfoque integral que caracteriza la propuesta de servicios de pago de Stripe, pensada para facilitar este aspecto a cualquier negocio. Veamos qué es lo que necesitas saber.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es un procesador de pagos?
  • ¿Qué es un adquirente?
  • ¿En qué se diferencian los procesadores de pagos y los adquirentes?
  • ¿Cómo interactúan y cooperan los procesadores de pagos y los adquirentes?
  • ¿Los clientes de Stripe necesitan contratar un adquirente por separado?
  • ¿Cómo gestiona Stripe el procesamiento de pagos y los adquirentes?

¿Qué es un procesador de pagos?

Un procesador de pagos es una empresa o un servicio que habilita las transacciones electrónicas entre clientes y empresas porque se ocupa de procesar y autorizar pagos mediante tarjeta de crédito, mediante tarjeta de débito y otros métodos de pago como los monederos digitales. La principal misión de un procesador de pagos consiste en verificar los datos de las transacciones, comprobar que hay fondos disponibles para cubrirlas y enviar con seguridad esos fondos de la cuenta del cliente a la cuenta bancaria de la empresa.

¿Qué es un adquirente?

Un adquirente, también conocido como banco adquirente o adquirente del comerciante, es una entidad financiera que se asocia con empresas y negocios con el fin de procesar transacciones realizadas mediante tarjetas de crédito y débito. En el contexto de los pagos electrónicos, el adquirente cumple un papel fundamental, porque se encarga de:

  1. Establecer y mantener cuentas de comerciante, con las cuales las empresas pueden aceptar pagos con tarjeta
  2. Posibilitar la autorización y el cobro de transacciones realizadas entre la empresa y el banco emisor o entidad emisora (la institución que ha emitido la tarjeta de débito o crédito a nombre del cliente)
  3. Asumir el riesgo de contracargos, fraude y disputas en transacciones realizadas con tarjetas

El adquirente se comunica con el banco emisor a través de las redes de tarjetas para verificar los datos de la transacción y comprobar que hay suficientes fondos disponibles. Una vez se ha aprobado la transacción, el adquirente cobra los fondos a nombre del negocio, generalmente en un plazo de pocos días hábiles.

¿En qué se diferencian los procesadores de pagos y los adquirentes?

Los procesadores de pagos y los adquirentes desempeñan cometidos distintos dentro del sistema general de procesamiento de pagos. Cada uno tiene su propósito específico para habilitar transacciones entre clientes y empresas. Sus funciones parecen similares a primera vista, pero es importante tener claro cuáles es la misión específica de cada componente y cómo se relacionan dentro del sistema.

Ahora veamos un resumen de las diferencias fundamentales entre procesadores de pagos y adquirentes:

Función en el proceso de la transacción:

  • Procesador de pagos: habilita y autoriza las transacciones electrónicas entre clientes y empresas, para lo cual verifica los datos concretos de cada transacción, comprueba si hay suficientes fondos disponibles y transfiere de forma segura el dinero entre la cuenta del cliente y la cuenta de comerciante.

  • Adquirente: se asocia con las empresas para procesar transacciones realizadas mediante tarjeta de débito o de crédito y es responsable de la apertura y el mantenimiento de cuentas de comerciante. Para ello habilita la autorización y el cobro de transacciones ante los bancos emisores, y asume el riesgo de que se produzcan contracargos, fraudes y disputas.

Relación con el negocio:

  • Procesador de pagos: opera como un proveedor de servicios para el procesamiento por parte de la empresa, así que autoriza transacciones a su nombre. La empresa no tiene una relación directa con el procesador, pero sí con un proveedor de servicios de pago que actúa como intermediario entre la empresa y el procesador de pagos. En algunos casos, el procesador de pagos y el proveedor de servicios de pago son la misma entidad (es lo que ocurre con Stripe, por ejemplo), que entonces sí tiene una relación directa con la empresa.

  • Adquirente: dado que proporciona y gestiona una cuenta de comerciante, la entidad adquirente también tiene una relación directa con la empresa. Es responsable de evaluar los riesgos de la cuenta de comerciante y asume cierto nivel de riesgo en caso de que se produzcan disputas o contracargos. Y al igual que sucedía en el caso anterior, si la empresa trabaja con un proveedor de servicios de pago integrales como es Stripe, no será necesario que trabaje además con otro adquirente. A continuación estudiaremos cómo proporciona Stripe esta funcionalidad combinada.

Relación con las redes de tarjetas y los bancos emisores:

  • Procesador de pagos: se comunica con las redes de tarjetas y los bancos emisores para verificar y autorizar las transacciones. Lo más habitual es que el procesador haya firmado acuerdos con varios adquirentes y actúe como intermediario entre adquirentes y negocios.

  • Adquirente: se comunica con las redes de tarjetas y los bancos emisores para autorizar y cobrar transacciones. Los adquirentes son miembros de las redes de tarjetas y han suscrito acuerdos para procesar transacciones en su nombre.

Dicho de otra forma: los procesadores de pagos se encargan de los aspectos técnicos que entraña procesar y autorizar transacciones, mientras que los adquirentes gestionan los aspectos financieros, como crear cuentas de comerciante y habilitar la comunicación con los bancos emisores. Ambas entidades son esenciales para que el proceso de pago electrónico se desarrolle de forma fluida y segura.

¿Cómo interactúan y cooperan los procesadores de pagos y los adquirentes?

Tanto procesadores de pagos como adquirentes son componentes imprescindibles del ecosistema de pagos digitales, que cooperan para asegurar que las transacciones entre clientes y negocios discurran con seguridad y eficiencia. Podríamos desglosar la colaboración entre estas dos clases de entidades en estos pasos:

  • Inicio de la transacción
    Cuando un cliente inicia un pago con una tarjeta de débito o crédito, la pasarela de pagos del negocio donde realiza su compra captura de forma segura los datos de la transacción y los transmite al procesador de pagos.

  • Autorización de la transacción
    El procesador de pagos transmite la información de la transacción al adquirente, que a su vez la envía a la red de tarjetas. La red de tarjetas remite la transacción al banco emisor para que dé su autorización.

  • Aprobación o rechazo
    El banco emisor verifica los datos de la tarjeta y comprueba si hay fondos disponibles en la cuenta del cliente. Basándose en esos dos factores, el banco emisor autoriza o rechaza la transacción. Esa respuesta se comunica a través de la red de tarjetas, del adquirente y del procesador de pagos para que llegue a la empresa.

  • Cobro
    Si la transacción se ha aprobado, el banco emisor transfiere los fondos al adquirente. El adquirente deposita los fondos en la cuenta de comerciante, trámite que suele tardar pocos días hábiles. El procesador de pagos se asegura de que los datos de la transacción se registren y transmitan con total exactitud a todas las partes implicadas.

Durante todo este proceso, procesador de pagos y adquirente trabajan mano a mano para gestionar los respectivamente los aspectos técnicos y financieros de la transacción. El procesador de pagos se ocupa de la autorización y asegura el envío de los datos de la transacción, mientras que el adquirente gestiona la cuenta de comerciante, autoriza la transacción consultando al banco emisor y propicia el cobro de los fondos.

¿Los clientes de Stripe necesitan contratar un adquirente por separado?

Stripe es una plataforma de procesamiento de pagos que desempeña tanto el papel de procesador de pagos como el de adquirente. Si una empresa crea una cuenta en Stripe, ya no necesita trabajar con un adquirente por separado ni abrir otra cuenta de comerciante. Stripe se encarga de todos los detalles del procesamiento de pagos, desde autorizar la transacción hasta cobrar el dinero.

Es decir, que es un proveedor de servicios de pago integral, por lo que simplifica el proceso de pago para las empresas, dado que aúna los roles de procesador de pagos y adquirente en un único servicio. Por tanto, los negocios que opten por usar Stripe podrán aceptar distintas formas de pago digital, como tarjetas de crédito o débito, pero sin tener que establecer relaciones con más entidades.

¿Cómo gestiona Stripe el procesamiento de pagos y los adquirentes?

Como integra las funciones de procesamiento de pagos y adquirente en una sola plataforma, con Stripe los pagos electrónicos resultan más sencillos para las empresas. Veamos cómo gestiona Stripe el procesamiento de pagos y la función de adquirente:

  • Activación
    Cuando una empresa se crea una cuenta en Stripe, configura una cuenta de Stripe que le servirá realmente como cuenta de comerciante y le permitirá aceptar diversas formas de pago digital (por ejemplo, tarjetas de crédito y débito) sin necesidad de contactar con otro adquirente ni abrir otra cuenta.

  • Procesamiento de transacciones
    Cuando un cliente inicia un pago en el sitio web o la aplicación del negocio, la pasarela de pagos integrada de Stripe captura los datos de la transacción de forma segura y los transmite a la infraestructura de procesamiento de Stripe.

  • Autorización de la transacción
    Stripe actúa como procesador de pagos y también como adquirente, así que se comunica con las redes de tarjetas y los bancos emisores para verificar los detalles de la transacción y comprobar que hay fondos disponibles.

  • Aprobación o rechazo
    El banco emisor aprueba o rechaza la transacción, de acuerdo con la disponibilidad de fondos y los datos de la tarjeta. Su respuesta se le comunica a Stripe a través de la red de tarjetas y a su vez, Stripe le notifica la decisión a la empresa.

  • Cobro
    Si se aprueba la transacción, Stripe habilita el envío de fondos desde el banco emisor a la cuenta que la empresa tiene a su nombre en Stripe. A continuación, Stripe envía el dinero desde la cuenta de comerciante a la cuenta bancaria que haya designado la empresa y así efectúa la transferencia definitiva del pago, que suele tardar unos días hábiles.

Stripe constituye una solución integrada y muy completa para que cualquier negocio acepte, procese y gestione los pagos electrónicos, ya que combina los roles de procesador de pagos y adquirente. Este enfoque unificado le resta complejidad al proceso de pago, limita al mínimo la necesidad de tratar con más actores dentro del entorno de pagos y agiliza la experiencia, tanto para las empresas como para su clientela. Si deseas más información, puedes empezar por aquí.

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.