Cómo aceptar pagos en un sitio web: guía rápida para empresas

Payments
Payments

Acepta pagos electrónicos y en persona desde cualquier rincón del mundo con una solución de pagos diseñada para todo tipo de negocios: desde startups en crecimiento hasta grandes empresas internacionales.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Se pueden aceptar pagos con tarjeta de crédito en un sitio web?
  3. ¿Qué tipo de negocios precisan aceptar pagos en un sitio web?
  4. ¿Cuánto cuesta aceptar pagos en un sitio web?
  5. Ventajas y riesgos de aceptar pagos en un sitio web
    1. Ventajas
    2. Riesgos
  6. Cómo aceptar pagos de los clientes en un sitio web
    1. 1. Identificar las necesidades del negocio
    2. 2. Elegir un procesador de pagos
    3. 3. Crear una cuenta en el procesador de pagos
    4. 4. Integrar el procesador de pagos en el sitio web
    5. 5. Configurar los ajustes de los pagos
    6. 6. Probar el sistema de pagos
    7. 7. Lanzar el sistema de pagos
    8. 8. Gestionar las transacciones
    9. 9. Cumplir las obligaciones normativas y contables

La comodidad, la velocidad y el alcance de Internet han empujado a una gama diversa de negocios a incorporar sistemas de pagos en línea en sus sitios web. Dada la gran cantidad de opciones disponibles hoy día para el procesamiento de pagos, resulta más fácil que nunca aceptar pagos en el sitio web de un negocio.

Aceptar y procesar pagos en línea amplía la base de clientes potenciales de una empresa, optimiza sus operaciones y responde a la preferencia de los clientes por las opciones de pago digitales. En una encuesta de Onbe, el 70 % de los encuestados declaró que prefería recibir pagos por medios digitales y el 73 % indicó que prefería comprar y pagar con métodos digitales, incluidos los pagos en aplicaciones y los pagos de igual a igual. Las empresas se ven presionadas a generar una experiencia de transacción simple y segura en sus sitios web para seguir siendo competitivas.

La forma de implementar los pagos por Internet depende de varios factores del negocio, como los productos o servicios que vende y los segmentos de clientes y mercados a los que se dirige. Debes definir las necesidades específicas de tu negocio antes de comenzar a aceptar pagos en tu sitio web. A continuación encontrarás un resumen sobre el funcionamiento de los pagos por Internet, los riesgos y ventajas que debes tener en cuenta, y cómo empezar.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Se pueden aceptar pagos con tarjeta de crédito en un sitio web?
  • ¿Qué tipo de negocios precisan aceptar pagos en un sitio web?
  • ¿Cuánto cuesta aceptar pagos en un sitio web?
  • Ventajas y riesgos de aceptar pagos en un sitio web
  • Cómo aceptar pagos de los clientes en un sitio web

¿Se pueden aceptar pagos con tarjeta de crédito en un sitio web?

Sí, es posible aceptar pagos con tarjeta de crédito en un sitio web. Para ello, las empresas pueden integrar un sistema seguro de procesamiento de pagos que gestione las transacciones con los clientes. Los proveedores de servicios de pago modernos, como Stripe, facilitan la gestión de estos pagos por parte de los sitios web y garantizan la seguridad y la eficiencia del proceso para ambas partes.

¿Qué tipo de negocios precisan aceptar pagos en un sitio web?

Antes, solo ciertos negocios —como los minoristas del e-commerce y las empresas de software como servicio (SaaS)— precisaban aceptar pagos por Internet a través de un sitio web. Sin embargo, con el avance de la tecnología de pagos digitales y la diversificación de las funciones y los casos de uso, muchos más tipos de negocios han comenzado a aceptar pagos por Internet.

Los siguientes tipos de negocios podrían necesitar aceptar pagos en sus sitios web:

  • Los minoristas de e-commerce que venden bienes físicos, como ropa o dispositivos electrónicos, necesitan tener la capacidad de aceptar pagos por Internet. Los pagos del e-commerce son inmediatos y pueden ser transfronterizos.
  • Las empresas que ofrecen productos o servicios digitales —como software, música, libros electrónicos o cursos en línea— prosperan en línea, en un entorno en el que el procesamiento de pagos es una parte importante del recorrido del cliente.
  • Los servicios de suscripción —ya sean de contenidos en streaming, revistas en línea o sitios web para socios— se basan en gran medida en los pagos recurrentes automatizados, una función que es posible gracias a los sistemas de pagos por Internet.
  • Las organizaciones sin ánimo de lucro aceptan donaciones en línea, lo que les permite llegar a más personas con mayor facilidad para recaudar fondos.
  • Los negocios de viajes y hostelería, como los hoteles y las aerolíneas, han migrado sus sistemas de reservas a Internet para simplificar el proceso de reserva y ofrecer una experiencia de cliente más fluida.
  • Los servicios de entrega de comida y las tiendas de alimentos en línea han de contar con sistemas de pagos por Internet para poder completar las transacciones de forma rápida y segura, y garantizar así la satisfacción del cliente.
  • Los organizadores de eventos —conciertos, representaciones teatrales y eventos deportivos— utilizan los pagos por Internet para simplificar la venta de entradas, lo que hace que el proceso sea más cómodo para los asistentes.
  • Los proveedores de servicios profesionales —como asesores, autónomos y docentes— aceptan pagos por Internet para sus citas y servicios.
  • Las agencias inmobiliarias ahora aceptan el pago por Internet de los alquileres y las compras, con lo que se reduce el papeleo y se acelera el proceso de pago.

Cada uno de estos tipos de negocios tiene unos requisitos diferentes en cuanto a los sistemas de pagos por Internet. No obstante, todos ellos precisan medios seguros, eficientes y fáciles de usar para aceptar pagos de clientes y donantes en línea.

¿Cuánto cuesta aceptar pagos en un sitio web?

El coste puede variar significativamente en función de varios factores, como el servicio de procesamiento de pagos elegido, el volumen de transacciones y el tipo de pagos aceptados. El siguiente es un resumen de las tarifas básicas que se suelen aplicar en la aceptación de pagos en línea:

  • Comisiones por procesamiento de pagos
    La mayoría de los procesadores de pagos cobran una comisión por cada transacción que, por lo general, supone un pequeño porcentaje del importe de la transacción más una comisión fija. Aquí encontrarás información sobre los precios de Stripe.

  • Comisiones mensuales
    Algunos procesadores de pagos cobran una comisión mensual por el acceso a sus servicios, especialmente en el caso de funciones avanzadas como la facturación de suscripciones, la protección antifraude y otros servicios de valor añadido. Estas comisiones pueden ir desde unos pocos dólares hasta varios cientos de dólares al mes. Stripe no cobra comisiones mensuales.

  • Tasas de instalación
    Aunque muchos procesadores de pagos no cobran tasas de instalación, algunos sí lo hacen. Esto es especialmente común cuando configuras una cuenta de comerciante para tu empresa. Stripe no cobra tasas de instalación.

  • Comisiones por contracargos
    Si un cliente disputa un cobro y esto lleva a un contracargo, el procesador de pagos podría cobrar una comisión. El coste puede ser de entre 15 y 25 $, o incluso más, por cada contracargo. Stripe no cobra una comisión aparte por los contracargos, aunque las empresas son responsables de pagar el importe de la transacción disputada y la comisión por contracargo de la red de tarjetas.

  • Comisiones asociadas a ciertos tipos de tarjeta
    Ciertos tipos de tarjeta, como las tarjetas de crédito empresariales o las de recompensas, pueden conllevar comisiones de procesamiento más altas.

Este es un breve resumen de las comisiones que típicamente puedes encontrar al habilitar pagos por Internet para tu negocio, pero no es una lista completa. Las tasas y comisiones pueden variar de un proveedor a otro y, también, en función del sector de la empresa, el producto o servicio que vende, el área en la que opera, su volumen de ventas y sus métodos de pago comunes. Revisa cuidadosamente los detalles sobre los precios y las condiciones del servicio antes de elegir un servicio de procesamiento de pagos.

Ventajas y riesgos de aceptar pagos en un sitio web

Al aceptar pagos en un sitio web, las transacciones resultan más sencillas para los clientes y las empresas pueden llegar a más mercados. Pero la aceptación de pagos por Internet conlleva tanto ventajas como riesgos.

Ventajas

  • Mayor comodidad
    Al ofrecer pagos por Internet, los clientes pueden hacer compras desde cualquier lugar que cuente con acceso a Internet. Esto incluye las transacciones móviles, y muchos clientes prefieren pagar mediante sus smartphones. Esta disponibilidad constante puede impulsar significativamente las ventas y satisfacer las expectativas del cliente.

  • Mayor alcance
    Mediante la aceptación de pagos por Internet, las empresas pueden vender sus productos y servicios a clientes de todo el mundo. Este tipo de alcance elimina las limitaciones geográficas de las tiendas físicas.

  • Operaciones más eficientes
    Normalmente, los sistemas de pagos por Internet cuentan con herramientas para el seguimiento de las ventas, la gestión de facturas y la supervisión de los datos de clientes. Estas funciones permiten a las empresas automatizar muchas tareas administrativas, con lo que se reduce la carga de trabajo manual y se mejora la eficiencia operativa.

  • Mejora de la tesorería
    Las transacciones en línea se procesan casi al instante, lo que puede mejorar el flujo de caja de la empresa y permitir una gestión financiera más ágil.

Riesgos

  • Problemas de fraude y seguridad
    Las transacciones en línea están expuestas a las ciberamenazas, incluidas las actividades fraudulentas y las filtraciones de datos. Las empresas deben invertir en estrictos protocolos de seguridad y en tecnología de cifrado para proteger la información confidencial de los clientes y preservar la confianza. Una forma de cumplir estos objetivos es elegir un proveedor de servicios de pago que ofrezca este tipo de funciones y servicios. Aquí puedes encontrar más información sobre las medidas integrales que incorpora Stripe para proteger los pagos y detectar el fraude, prevenirlo, y responder ante este.

  • Contracargos
    Los contracargos, que se producen cuando el cliente disputa una transacción y solicita la devolución de los fondos, pueden salir caros. Provocan la pérdida de ingresos y, además, conllevan comisiones. Si se producen contracargos con frecuencia, la reputación de la empresa se puede ver dañada, y es posible que los procesadores de pagos la analicen en mayor detalle y apliquen comisiones más altas.

  • Problemas técnicos
    Los fallos en el sitio web y los problemas técnicos pueden provocar la pérdida de ventas y la frustración de los clientes, así como un menoscabo a largo plazo en la reputación de la empresa. Es necesario realizar un mantenimiento regular y resolver los problemas con prontitud para garantizar una experiencia de usuario fluida, lo cual es importante para mantener la fidelidad de los clientes actuales y fomentar el boca a boca positivo para captar nuevos clientes.

  • Cumplimiento de la normativa
    Todas las empresas deben cumplir las leyes y normas, como el estándar de seguridad de datos del sector de pagos con tarjeta (PCI DSS). La gestión de estos requisitos puede ser compleja y llevar mucho tiempo, pero el incumplimiento de la normativa puede derivar en multas considerables y en el menoscabo de la reputación de la empresa.

Ten en cuenta estas ventajas y riesgos al implementar un sistema de pagos por Internet. Una estrategia bien planteada puede ayudarte a maximizar los beneficios, mitigar las posibles dificultades y generar operaciones eficientes desde el inicio.

Cómo aceptar pagos de los clientes en un sitio web

La aceptación de pagos en un sitio web es un proceso polifacético que precisa la selección de las herramientas adecuadas y su integración en el sitio web. Hay muchas soluciones disponibles, cada una de ellas dirigida a distintas necesidades empresariales y casos de uso, y cada una con un proceso de configuración diferente. No obstante, en la mayoría de los casos, los pasos generales para configurar e implementar los pagos en sitios web son similares. Este es el resumen:

1. Identificar las necesidades del negocio

El primer paso es conocer las necesidades específicas de tu empresa. ¿Necesitas procesar pagos únicos, suscripciones recurrentes o ambas cosas? ¿Opera tu negocio en varios países y necesita aceptar distintas divisas y métodos de pago? ¿Necesitas tener la opción de dividir pagos entre varios destinatarios? Tus respuestas definirán el tipo de solución de pago adecuado para ti.

2. Elegir un procesador de pagos

Tras identificar tus necesidades, elige un procesador de pagos que ofrezca las funciones importantes para ti y, preferentemente, que se pueda integrar en tus sistemas de operaciones actuales sin complicaciones. Ten en cuenta aspectos tales como las comisiones por transacciones, las medidas de seguridad, los métodos de pago admitidos y el soporte para clientes.

3. Crear una cuenta en el procesador de pagos

La creación de una cuenta suele consistir en rellenar un formulario con información sobre tu negocio y, a veces, pasar un proceso de verificación. Para empezar a utilizar una cuenta de Stripe, haz clic aquí.

4. Integrar el procesador de pagos en el sitio web

Este paso es ligeramente diferente en función del sitio web y el proveedor de procesamiento de pagos elegido. La mayoría de los procesadores de pagos proporcionan plugins o API prediseñados para la integración. Si utilizas una plataforma de e-commerce conocida, como Shopify, WooCommerce o Magento, puede que ofrezca una integración directa. Si vas a crear un sitio web personalizado, puede que debas contratar a un desarrollador para realizar la integración de la API de pagos. Si buscas un proveedor de procesamiento de pagos con recursos para atender a una gran variedad de tamaños de empresa y casos de uso, has de saber que Stripe cuenta con una biblioteca de API para desarrolladores fáciles de usar, así como con soluciones prediseñadas y que requieren poca programación.

5. Configurar los ajustes de los pagos

Elige las divisas y las opciones de pago que deseas aceptar. En este punto, algunas empresas configuran también modelos de suscripción, pagos recurrentes y opciones de «compra ahora, paga después» (BNPL).

6. Probar el sistema de pagos

Utilice el modo de prueba del procesador de pagos para simular transacciones y asegurarse de que todo funciona correctamente. De esta forma, podrás identificar y resolver problemas antes de que les ocurran a los clientes.

7. Lanzar el sistema de pagos

Una vez que hayas probado a fondo el sistema de pagos, podrás cambiarlo al modo activo y comenzar a aceptar pagos.

8. Gestionar las transacciones

Supervisa regularmente las transacciones, gestiona las disputas o contracargos y realiza un seguimiento del rendimiento de ventas. La mayoría de los procesadores de pagos ofrecen un panel o herramientas de análisis para este fin.

9. Cumplir las obligaciones normativas y contables

Asegúrate de cumplir todas las normas y estándares pertinentes, como la normativa PCI DSS, que establece la forma en que las empresas deben manejar los datos de las tarjetas de crédito. Si ofreces suscripciones o aceptas pagos recurrentes o diferidos, tendrás que asegurarte también de estar gestionando correctamente el reconocimiento de ingresos.

Con una buena planificación para la integración de un sistema de pagos en tu sitio web, podrás elegir un modelo que se adapte a tu negocio, admita los métodos de pago preferidos por tus clientes y ofrezca una experiencia de transacción intuitiva y segura que fomente la confianza. Para obtener más información sobre cómo Stripe potencia los pagos a empresas en Internet, haz clic aquí.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.