¿Cuánto tardan las transferencias de crédito SEPA en Alemania?

Payments
Payments

Accept payments online, in person, and around the world with a payments solution built for any business—from scaling startups to global enterprises.

Learn more 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es una transferencia de crédito SEPA?
  3. ¿Cuánto tarda una transferencia de crédito SEPA nacional?
  4. ¿Cuánto tarda una transferencia de crédito SEPA internacional?
  5. ¿Cuáles son las alternativas a las transferencias de crédito SEPA?
  6. ¿Cuál es la forma más rápida para que las empresas transfieran dinero?
  7. ¿Qué pueden hacer las empresas si se retrasan las transferencias bancarias?

Las transferencias bancarias son fundamentales para que las empresas garanticen transacciones financieras rápidas, seguras y transparentes. Desde la introducción de la zona única de pagos en euros (SEPA), los fondos pueden transferirse dentro de Europa en un abrir y cerrar de ojos. No obstante, aún hay diferencias entre las transferencias bancarias nacionales e internacionales que las empresas deben saber. En este artículo te explicamos qué es una transferencia de crédito SEPA, cuánto tardan las transferencias nacionales e internacionales, y las posibles alternativas. También abordamos la forma más rápida para que las empresas transfieran dinero y qué pueden hacer si las transferencias bancarias se retrasan.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es una transferencia de crédito SEPA?
  • ¿Cuánto tarda una transferencia de crédito SEPA nacional?
  • ¿Cuánto tarda una transferencia de crédito SEPA internacional?
  • ¿Cuáles son las alternativas a las transferencias de crédito SEPA?
  • ¿Cuál es la forma más rápida para que las empresas transfieran dinero?
  • ¿Qué pueden hacer las empresas si se retrasan las transferencias bancarias?

¿Qué es una transferencia de crédito SEPA?

Se trata de una transacción sin efectivo dentro de la zona SEPA, que actualmente consta de 36 países europeos. «SEPA» son las siglas en inglés de «zona única de pagos en euros» o Single Euro Payments Area. Con las transferencias de crédito SEPA, tanto particulares como empresas pueden transferir dinero desde una cuenta bancaria de un país de la SEPA a una cuenta de otro país de la SEPA, con independencia de las fronteras nacionales. El único requisito es que los destinatarios tengan un código internacional de cuenta bancaria (IBAN). El código de identificación del banco (BIC) es opcional. Además de las transferencias bancarias en euros, también es posible transferir dinero mediante adeudo directo con SEPA. Una ventaja importante del sistema es que ya no hay ninguna diferencia significativa entre los pagos nacionales e internacionales. SEPA también reduce los costes que supone mover dinero a otros países. El sistema SEPA reemplazó al adeudo directo electrónico (ELV) en Alemania en 2014.

Para obtener información más detallada sobre lo que las empresas deben saber, consulta el artículo de Stripe relativo a las transferencias de crédito SEPA.

Una ventaja de estas transferencias es que suelen ser muy rápidas. Sin embargo, puede haber diferencias entre las transacciones nacionales e internacionales. Por ello, las empresas deben saber cuándo tardará la transferencia. Este aspecto es especialmente importante si el dinero tiene que llegar a la cuenta del destinatario en un plazo específico.

¿Cuánto tarda una transferencia de crédito SEPA nacional?

En Alemania suele tardar un día hábil. Según el artículo 675s del Código Civil alemán (BGB), los proveedores de servicios de pago tienen la obligación legal de cumplir con este plazo. Esto solo se aplica a las transferencias electrónicas o por Internet. Los fines de semana y los días festivos no cuentan como días hábiles, por lo que el dinero que se transfiere en estos días no necesariamente llegará a la cuenta del destinatario al día siguiente.

También existe una disposición exclusiva para las transacciones que se realizan en papel. Estas transacciones pueden tardar legalmente un día más que las transferencias bancarias electrónicas; en definitiva y por norma general, deben completarse en un plazo de dos días hábiles. Esto se debe a que los bancos primero deben dedicar tiempo a transferir el formulario a su sistema electrónico.

A pesar de estos límites de tiempo, ten en cuenta que cada banco tiene su propia hora límite para las transferencias de crédito SEPA. Esto se aplica con independencia del horario de apertura del banco. La hora límite más temprana posible en Alemania es a las 2:00 p. m.

Las transferencias de crédito SEPA que se ordenen antes de las 2:00 p. m. deben procesarse dentro de los plazos legales. Para muchos bancos, especialmente en las grandes ciudades y las bancas electrónicas, la hora límite es a las 8:00 p. m. Si no lo tienes claro, puedes consultar la hora límite de tu banco en las condiciones de servicio o en el sitio web de tu banco. También puedes consultar directamente a tu sucursal. Todas las transferencias bancarias que se ordenen después de la hora límite se posponen hasta el siguiente día hábil.

También pueden producirse retrasos si el formulario de transferencia contiene errores, como información faltante o números confusos, por lo que siempre debes comprobar detenidamente la transferencia bancaria antes de enviarla. Exceder el límite diario para las transferencias bancarias también podría provocar un retraso. Normalmente, la transferencia bancaria se procesa al día siguiente.

¿Cuánto tarda una transferencia de crédito SEPA internacional?

Al igual que las transferencias en Alemania, una transferencia SEPA internacional también tarda un día hábil, pero solo si el pago se hace en euros a la cuenta del destinatario. Las transacciones en divisas extranjeras pueden tardar hasta cuatro días hábiles. No existen requisitos legales estrictos para las divisas extranjeras. Lo mismo se aplica a las transferencias bancarias fuera de la zona SEPA. Las transferencias en divisas inusuales o estados no pertenecientes a la UE, por ejemplo, pueden tardar entre 10 y 14 días.

¿Cuáles son las alternativas a las transferencias de crédito SEPA?

Hay dos alternativas a las transferencias de crédito SEPA que son aún más rápidas: las transferencias urgentes y las transferencias en tiempo real.

Las transferencias urgentes son transacciones que se completan en pocas horas. El tiempo exacto depende del banco. Las transferencias urgentes se pueden ordenar por Internet o en ventanilla directamente en el banco. Las comisiones suelen oscilar entre 5 € y 25 €, aunque algunos bancos ofrecen el servicio de forma gratuita.

Las transferencias en tiempo real son incluso más rápidas que las urgentes. Como su nombre indica, el dinero suele llegar a la cuenta del destinatario en cuestión de segundos. Por tanto, se trata de la forma más rápida de transferir dinero. Las transferencias en tiempo real, conocidas también como pagos SEPA instantáneos, están disponibles en todos los países de la zona SEPA. Se pueden ordenar por Internet las 24 horas del día durante los 365 días del año. Sin embargo, esto requiere que el banco receptor también tenga el servicio de transferencia en tiempo real, porque no todos los bancos lo ofrecen. Los costes pueden variar: algunos bancos ofrecen transferencias en tiempo real de forma gratuita, mientras que otros cobran una comisión de entre unos céntimos y unos pocos euros. Esto suele depender de si eres un cliente particular o de empresa.

¿Cuál es la forma más rápida para que las empresas transfieran dinero?

Las transferencias en tiempo real son la forma más rápida. Sin embargo, no solo los bancos pueden procesar transferencias bancarias en cuestión de segundos. Algunos proveedores de servicios de pago y determinadas fintechs también ofrecen ya un servicio similar. El tiempo necesario y los costes de las transferencias varían según el proveedor, por lo que es conveniente comparar las cifras con lujo de detalles.

¿Qué pueden hacer las empresas si se retrasan las transferencias bancarias?

Las empresas pueden tomar las siguientes medidas si las transferencias se retrasan:

  • Contactar con el banco: el primer paso es que la empresa se ponga en contacto con el banco desde el que se ordenó la transferencia bancaria. Además de pedir al banco que verifique el estado de la transferencia bancaria, puedes solicitarle que haga un seguimiento de la transferencia, identifique las posibles razones del retraso y ofrezca soluciones.

  • Comprobar los detalles: también debes comprobar la exactitud de los datos de la transferencia, como el nombre del destinatario, el IBAN y el BIC. El retraso podría deberse a falta de información o a datos incorrectos.

  • Preguntar en el banco: los destinatarios del pago también pueden preguntar en su banco y pedir ayuda. Si el dinero ha ido a la cuenta equivocada, la transferencia generalmente se puede revertir. Ten en cuenta que el banco puede tener un límite de tiempo para revertir una transacción.

  • Presentar una queja: si el retraso se debe a problemas técnicos sufridos por los bancos involucrados y no se encuentra una solución satisfactoria rápidamente, las empresas pueden presentar una queja formal.

Si quieres información más detallada y te interesan nuestros artículos sobre pagos, visita el portal de recursos de Stripe. Descubre cómo puedes usar Stripe Payments para aceptar pagos internacionales y aumentar tus ventas. Si buscas apoyo profesional para tus procesos financieros, crea una cuenta de Stripe hoy mismo.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.