¿Qué es el impuesto especial?

Tax
Tax

Stripe Tax te permite calcular, cobrar y declarar impuestos sobre pagos internacionales con una sola integración. Ten en claro dónde tienes que registrarte, cobra automáticamente el importe correcto de impuestos y accede a los informes que necesitas para presentar declaraciones.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es el impuesto especial?
  3. ¿Cuándo se cobra el impuesto especial?
  4. Ejemplos de impuestos especiales
  5. Diferencias entre el impuesto sobre las ventas y el impuesto especial

En Estados Unidos, la mayoría de las empresas conoce el impuesto sobre las ventas y sus obligaciones para cumplir la normativa pertinente. Sin embargo, algunas empresas también tendrán que lidiar con impuestos especiales en función de los tipos de productos y servicios que ofrezcan.

En esta guía trataremos lo que debes saber sobre el impuesto especial: cuándo se cobra, ejemplos de impuestos especiales y cómo se diferencia del impuesto sobre las ventas, entre otros temas.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es el impuesto especial?
  • ¿Cuándo se cobra el impuesto especial?
  • Ejemplos de impuestos especiales
  • Diferencias entre el impuesto sobre las ventas y el impuesto especial

¿Qué es el impuesto especial?

El impuesto especial es un impuesto que se aplica a un bien o servicio concreto en EE. UU. y que se puede imponer a nivel estatal o federal.

¿Cuándo se cobra el impuesto especial?

A diferencia del impuesto sobre las ventas, que se aplica a todas las ventas gravables, el impuesto especial se dirige a determinados productos o servicios, como la gasolina, el alcohol, los cigarrillos o los billetes de avión. El impuesto especial se cobra cuando un producto o servicio tiene una consecuencia imprevista que se debe tener en cuenta, pero que no se refleja en el precio del artículo. Por ejemplo, un impuesto especial sobre la gasolina es un intento de reducir los atascos de tráfico.

Ejemplos de impuestos especiales

El impuesto especial aparece en algunos sectores. Aquí tienes algunos ejemplos habituales:

  1. Impuestos especiales sobre el transporte
    La Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) tiene un impuesto especial sobre el transporte aéreo de pasajeros y el transporte de bienes. Los impuestos especiales sobre el transporte también se aplican a la compra de gasolina (cada estado establece el tipo impositivo correspondiente).
    Otros productos y servicios relacionados con el transporte que están sujetos a impuestos especiales federales o estatales son, entre otros, el gasóleo, otros tipos de combustibles, los camiones, los remolques y los neumáticos. Los fondos recaudados con los impuestos especiales sobre el transporte se suelen utilizar para mantener autopistas y carreteras interestatales.

  2. Impuestos sobre consumos nocivos
    Se trata de impuestos que se aplican a productos que se pueden considerar nocivos, como el alcohol, los cigarrillos y, más recientemente, los productos para vapear. Se pueden aplicar a nivel federal o estatal. Por ejemplo, en EE. UU., hay un impuesto especial federal sobre los cigarrillos. Los diferentes estados también pueden incorporar otros impuestos especiales al impuesto especial federal.

Los estados suelen usar estos tipos de impuestos sobre consumos nocivos para desincentivar determinados comportamientos. Estados como Colorado y Oregón han establecido impuestos especiales elevados para hacer que los cigarrillos sean prohibitivamente caros y así desincentivar el consumo de tabaco por parte de sus residentes.

  1. Impuestos especiales ad valorem
    Si bien la mayoría de los impuestos sobre consumos nocivos tiene un tipo fijo (como el que se aplica a los cigarrillos que hemos mencionado antes), otros son ad valorem (es decir, se aplican en función del valor del producto o según un porcentaje).

Por ejemplo, la agencia tributaria estadounidense (IRS) aplica un impuesto ad valorem del 10 % en servicios de bronceado. En vez de cobrar un importe fijo por los servicios, exige que los salones de bronceado paguen un 10 % del coste de los servicios que prestan en concepto de impuesto especial.

  1. Impuestos especiales sobre el consumo
    En la mayoría de los casos, un minorista paga el impuesto especial directamente al Gobierno. Sin embargo, hay situaciones en las que un particular quizá tenga que pagar el impuesto especial directamente al Gobierno. Por ejemplo, si un particular contribuye demasiado a un plan de pensiones individual o retira fondos demasiado pronto, es posible que tenga que pagar un impuesto especial por el importe que aporte o retire.

Diferencias entre el impuesto sobre las ventas y el impuesto especial

Los términos «impuesto especial» e «impuesto sobre las ventas» muchas veces se usan indistintamente, pero son dos impuestos diferentes. Ambos se pueden aplicar a la misma compra y, además, el impuesto especial se puede aplicar a compras en las que no haya impuesto sobre las ventas. Asimismo, el impuesto especial suele tener un tipo fijo (excepto si es ad valorem), pero el impuesto sobre las ventas es un porcentaje del precio de la venta.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.