Aspectos básicos de la capacidad adquirente local: guía de pagos estratégicos para empresas globales

Payments
Payments

Acepta pagos electrónicos y en persona desde cualquier rincón del mundo con una solución de pagos diseñada para todo tipo de negocios: desde startups en crecimiento hasta grandes empresas internacionales.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es la capacidad adquirente local?
  3. ¿Cómo funciona la capacidad adquirente local?
  4. Ventajas de la capacidad adquirente local
  5. Desafíos y obstáculos relacionados con la capacidad adquirente local
  6. ¿Qué tipos de empresas usan la capacidad adquirente local?
  7. ¿Stripe puede habilitar la capacidad adquirente local?

Uno de los grandes desafíos a los que se enfrentan las empresas a medida que crecen a escala mundial y amplían su presencia en el mercado es optimizar la tasa de aceptación de pagos para lograr todo el potencial de ventas. Las transacciones con errores son un problema importante en el comercio por Internet, y las empresas deben intentar reducirlas para proteger sus ingresos.

La capacidad adquirente local es una solución novedosa que puede ayudar a las empresas globales a agilizar sus procesos de pagos y a mejorar la tasa de éxito de sus transacciones. En el caso de las empresas que operan en varios países o regiones, comprender la capacidad adquirente local y aplicar estrategias relacionadas con esta solución puede ser decisivo para mejorar sus resultados y la experiencia del cliente.

Sin embargo, hay muchas empresas que no conocen la capacidad adquirente local. A continuación encontrarás una guía que te ayudará a comprender qué es la capacidad adquirente local, sus ventajas y desafíos, cómo la utilizan los distintos tipos de empresas y cómo puede implantarse a través de plataformas de procesamiento de pagos como Stripe para ayudar a las empresas a tomar decisiones importantes sobre su infraestructura de pagos.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es la capacidad adquirente local?
  • ¿Cómo funciona la capacidad adquirente local?
  • Ventajas de la capacidad adquirente local
  • Desafíos y obstáculos relacionados con la capacidad adquirente local
  • ¿Qué tipos de empresas usan la capacidad adquirente local?
  • ¿Stripe puede habilitar la capacidad adquirente local?

¿Qué es la capacidad adquirente local?

La capacidad adquirente local es un método de procesamiento de pagos en el que el adquirente (la entidad financiera que procesa el pago en nombre de una empresa) tiene su sede en el país donde se ha realizado el pago. Este proceso es distinto a la capacidad adquirente transfronteriza, en la que al adquirente tiene su sede en un país distinto al del origen del pago.

La capacidad adquirente local ofrece la ventaja para los pagos de ser local, ya que la transacción se realiza en un entorno que es familiar para el banco emisor, lo que aumenta las probabilidades de éxito. La capacidad adquirente local ofrece una serie de ventajas, que analizaremos a continuación.

¿Cómo funciona la capacidad adquirente local?

A continuación te explicamos de forma simplificada cómo funciona la capacidad adquirente local:

  • Inicio: el proceso empieza cuando un cliente decide hacer una compra e inicia el pago introduciendo los datos de la tarjeta en el sitio web de la empresa o la aplicación.

  • Pasarela de pagos local: los detalles del pago se envían a través de una conexión segura y cifrada a una pasarela de pagos del país del cliente. La pasarela hace de intermediario, transmitiendo la información de la tarjeta de forma segura de la empresa al adquirente.

  • Adquirente local: el adquirente local, también conocido como banco del comerciante (que tiene su sede en el mismo país que el cliente), recibe los detalles del pago de la pasarela.

  • Solicitud al emisor: el adquirente envía la solicitud de transacción al banco emisor de la tarjeta del cliente para su aprobación.

  • Aprobación o rechazo: el banco emisor comprueba los detalles y aprueba o rechaza la transacción en función de los fondos disponibles, la validez de la tarjeta y otras medidas de seguridad. Como la transacción es local, las probabilidades de aprobación normalmente son mayores en comparación con una transacción internacional.

  • Confirmación: si se aprueba la transacción, el adquirente envía la confirmación a la empresa a través de la pasarela de pagos, y puede completar la venta. El adquirente abona el importe de la transacción aprobada a la cuenta de la empresa, menos las comisiones acordadas de la transacción.

Todo este proceso tiene lugar en cuestión de segundos y suele ser invisible para el cliente. Como la transacción se produce en el mismo país, las empresas que usan la capacidad adquirente local pueden aumentar las probabilidades de éxito en los pagos y proporcionar una experiencia del cliente más fluida.

Ventajas de la capacidad adquirente local

La capacidad adquirente local ofrece varias ventajas para las empresas que quieren mejorar su rendimiento y rentabilidad en el mercado global. Estas son algunas ventajas clave de usar la capacidad adquirente local:

  • Aumento de las tasas de autorización
    Las tasas de autorización se refieren al porcentaje de intentos de transacción que aprueba el banco del titular de la tarjeta. Gracias a la capacidad adquirente local, estas tasas tienden a ser mayores. Esto se debe a que la solicitud de pago permanece en el país de origen y, por lo tanto, se reduce la probabilidad de un rechazo debido a factores transfronterizos. Por ejemplo, si una empresa con sede en EE. UU. vende productos a clientes estadounidenses, utilizar un adquirente con sede en EE. UU. puede dar lugar a menos rechazos (ya que el banco emisor reconoce la transacción como local).

  • Costes más bajos
    La capacidad adquirente local puede ayudar a las empresas a mitigar algunas de las cargas financieras asociadas al procesamiento de pagos internacionales. Normalmente, las empresas que utilizan la capacidad adquirente transfronteriza están sujetan a más comisiones porque la transacción es internacional. En cambio, al usar un adquirente local, las empresas pueden evitar estas comisiones transfronterizas. Además, las comisiones de intercambio (las que paga el adquirente al banco del titular de la tarjeta) suelen ser menores para las transacciones nacionales. Un banco de Francia, por ejemplo, podría ahorrar en costes de transacción cuando usa un adquirente francés para los pagos de clientes franceses.

  • Mejora de la experiencia del cliente
    La capacidad adquirente local puede contribuir a una experiencia del cliente positiva al reducir los errores en los pagos y garantizar que las transacciones se hacen con las menores dificultades posibles. Si las interrupciones y los rechazos en los pagos son menores, los clientes podrán hacer compras con mayor tranquilidad. Por ejemplo, un servicio de suscripción por Internet con clientes de Alemania podría usar un adquirente alemán para aumentar el éxito de los pagos recurrentes, lo que mejoraría la experiencia del cliente al evitar interrupciones del servicio debido a fallos en los pagos.

  • Cumplimiento de la normativa local
    La capacidad adquirente local puede simplificar los panoramas reguladores en constante cambio y los procesos de cumplimiento de la normativa para las empresas. Dado que cada país tiene un conjunto único de normas y reglamentos relacionados con el procesamiento de pagos, mantener las transacciones dentro del marco normativo local puede garantizar que las empresas cumplan todas las normas necesarias y evitar posibles problemas legales que puedan surgir de las transacciones internacionales. Por ejemplo, una empresa de e-commerce de Brasil que utiliza un adquirente local ya estaría operando bajo las normativas y leyes de Brasil, lo que facilitaría la carga del cumplimiento de la normativa.

Al adoptar la capacidad adquirente local, las empresas pueden posicionarse para optimizar su procesamiento de pagos, mejorar la satisfacción del cliente, reducir costes y abordar los entornos normativos.

Desafíos y obstáculos relacionados con la capacidad adquirente local

Pese a que la capacidad adquirente local proporciona ventajas considerables, también conlleva una serie de desafíos. Estos son algunos de los obstáculos que hay que tener en cuenta:

  • Configuración complicada y que requiere mucho tiempo
    El proceso de configurar capacidad adquirente local requiere bastantes recursos y esfuerzo. Las empresas deben afianzar relaciones con bancos de todos los países en los que operan, y cada relación conlleva su propio conjunto de requisitos y negociaciones. Por ejemplo, una empresa de EE. UU. que quiere expandirse a Japón tiene que establecer una relación con un banco japonés y crear la infraestructura para procesar transacciones de forma local. Esto implica no solo entablar una nueva relación comercial, sino también comprender y ajustarse a las prácticas y normativas bancarias de otro país.

  • Mantenimiento
    Después de que una empresa configure un sistema de capacidad adquirente local, este sistema requiere un mantenimiento y supervisión continuos. El panorama de pagos está cambiando constantemente, y los sistemas deben estar actualizados para asegurarse de que funcionan bien y cumplen con las normativas cambiantes. Por ejemplo, si la Unión Europea introduce nuevas normativas de seguridad de los datos, una empresa que utilice capacidad adquirente local en cualquier país de la UE tendrá que ajustarse a sus sistemas para garantizar el cumplimiento de la normativa.

  • Conversión de divisas
    Las empresas que operan en países con diferentes divisas se enfrentan a desafíos adicionales. Incluso si utilizan capacidad adquirente local, es posible que necesiten convertir divisas para la elaboración de los informes financieros o para repatriar ingresos. La conversión de divisas conlleva costes y riesgos potenciales relacionados con las fluctuaciones del tipo de cambio. Por ejemplo, una empresa de e-commerce de Australia que vende productos en Francia recibirá pagos en euros. Sin embargo, si quiere convertir los ingresos en dólares australianos, tendrá que hacerse cargo de los tipos de cambio y los costes de conversión, que pueden añadir gastos operativos.

  • Gestión de varios adquirentes
    En función del número de países en los que opera una empresa, puede necesitar gestionar relaciones con varios adquirentes. Cada adquirente puede tener comisiones, herramientas de elaboración de informes y niveles de atención al cliente distintos. Esta complejidad crece con cada mercado adicional en el que opera. Por ejemplo, un marketplace global con vendedores en EE. UU., Canadá, el Reino Unido y Australia tendrían que gestionar relaciones con cuatro adquirentes distintos, cada uno de ellos con su propio conjunto de requisitos.

Con una planificación cuidadosa, asociaciones estratégicas y la plataforma de procesamiento de pagos adecuada, las empresas pueden superar con éxito estos posibles obstáculos y experimentar las ventajas de la capacidad adquirente local, sobre todo si trabajan con el proveedor adecuado.

¿Qué tipos de empresas usan la capacidad adquirente local?

La capacidad adquirente local es una solución versátil que puede beneficiar a muchos tipos de empresas, sobre todo a aquellas cuya presencia sea global o tengan previsto expandirse a nivel internacional. La amplia utilidad del modelo proviene de su objetivo fundamental: optimizar las tasas de aceptación de pagos y mejorar la experiencia del cliente. Estos son algunos tipos de empresas que se pueden beneficiar considerablemente de la capacidad adquirente local:

  • Comerciantes minoristas en línea
    Uno de los tipos de empresas que más recurren a la capacidad adquirente local son las que operan en el sector de comercio minorista en línea. Estas empresas suelen atender a una base de clientes internacionales, lo que hace que el procesamiento de pagos sea un componente importante de sus operaciones. Gracias a la capacidad adquirente local, los comerciantes minoristas en línea pueden incrementar sus tasas de autorización, ya que los pagos procesados en el mismo país en el que los clientes hacen sus pagos tienen una menor probabilidad de rechazo. Piensa en un minorista de moda por Internet con sede en EE. UU. y una considerable base de clientes en el Reino Unido. Al usar capacidad adquirente local para sus transacciones del Reino Unido, el minorista puede aumentar la probabilidad de que los pagos se efectúen con éxito y, por lo tanto, reducir las ventas perdidas debido a transacciones rechazadas.

  • Servicios de suscripción
    Las empresas que operan con un modelo se suscripción pueden sacar bastante provecho de la capacidad adquirente local. Estas empresas dependen de los ingresos recurrentes, lo que significa que los pagos constantes y realizados correctamente son importantes para su estabilidad financiera. La capacidad adquirente local puede incrementar la tasa de éxito de los pagos recurrentes, lo que reduce el abandono de clientes debido a errores en los pagos. Por ejemplo, un servicio de streaming de música con sede en Suecia y con suscriptores en España podría usar la capacidad adquirente local para sus transacciones en este último país. Este planteamiento ayudaría a que los pagos de los suscriptores no se rechazaran debido a problemas de procesamiento transfronterizo, lo que conllevaría menos cancelaciones de suscripciones debido a errores en los pagos.

  • Plataformas digitales
    Las plataformas digitales, incluidas las de redes sociales, las de juegos y los servicios de streaming de contenido, normalmente tienen (o aspiran a tener) una amplia base de usuarios internacionales. Estas empresas pueden usar capacidad adquirente local para proporcionar a sus usuarios una experiencia fluida de pagos, lo que puede influir considerablemente en la satisfacción y el compromiso de estos. Por ejemplo, una plataforma de juegos con usuarios de todo el mundo podría usar capacidad adquirente local para procesar las compras dentro del juego. Esta estrategia no solo aumentaría la probabilidad de que las transacciones se realizaran correctamente, sino que mejoraría la experiencia general del usuario al reducir las interrupciones relacionadas con los pagos.

  • Plataformas de reservas y de viajes
    Las empresas del sector de viajes y hostelería, como agencias de viajes por Internet y plataformas de reservas, se enfrentan a un volumen elevado de transacciones internacionales. Estas empresas pueden usar la capacidad adquirente local para mejorar sus tasas de pagos efectuados con éxito, aspecto especialmente importante en un sector en el que las confirmaciones instantáneas de pago son cruciales. Por ejemplo, una plataforma de reservas con sede en Singapur que presta servicios a clientes de todo el mundo podría usar la capacidad adquirente local en cada país para procesar los pagos. Este enfoque podría reducir el número de transacciones rechazadas y garantizar que los clientes pueden hacer reservas fácilmente.

  • Empresas de SaaS (Software como Servicio)
    Las empresas de SaaS (Software como Servicio) a menudo atienden a una base global de clientes y, al igual que los servicios de suscripción, dependen en gran medida de los pagos recurrentes. La capacidad adquirente local puede beneficiar a estas empresas al reducir los errores en los pagos y garantizar una fuente de ingresos estable. Por ejemplo, una empresa de SaaS (Software como Servicio) con base en EE. UU. y que presta servicios a empresas de Alemania podría usar un adquirente local en este país. Esta estrategia podría mejorar la tasa de éxito de sus comisiones de suscripción mensuales y, por lo tanto, garantizar unos ingresos constantes y minimizar el abandono involuntario de clientes por problemas en los pagos.

Cualquier empresa con un volumen considerable de transacciones por Internet y clientes internacionales pueden usar la capacidad adquirente local para optimizar los procesos de pago y mejorar las experiencias de los clientes.

¿Stripe puede habilitar la capacidad adquirente local?

Sí, Stripe proporciona soporte para la capacidad adquirente local a través de una infraestructura de pagos global y exhaustiva. Gracias al paquete de API de Stripe y a una amplia red de bancos asociados, las empresas pueden establecer y gestionar fácilmente la capacidad adquirente local en muchos países de todo el mundo.

Las funcionalidades de capacidad adquirente local de Stripe proporcionan varias ventajas clave. En primer lugar, las empresas pueden obtener mejores tasas de autorización, lo que genera más transacciones efectuadas correctamente y un aumento de los ingresos. Además, las empresas pueden evitar las comisiones transfronterizas y beneficiarse potencialmente de tasas de intercambio más bajas. Por último, al usar Stripe, las empresas pueden sacar partido de una plataforma potente y con muchas funciones que simplifica el complejo proceso de configurar y mantener la capacidad adquirente local.

Así es cómo Stripe capacita a las empresas para usar la capacidad adquirente local:

  • Operaciones globales
    Stripe opera en más de 40 países de todo el mundo. Esta amplia cobertura permite a las empresas utilizar Stripe como adquirente local en muchos mercados, sin necesidad de establecer relaciones individuales con bancos en cada país.

  • Plataforma unificada
    Stripe ofrece una plataforma unificada, lo que significa que las empresas pueden gestionar todas sus transacciones, ya sean nacionales o internacionales, mediante una única interfaz. Así, se agilizan las operaciones y se reduce la complejidad de tratar con varios adquirentes o procesadores de pagos.

  • Enrutamiento dinámico
    Stripe dirige las transacciones de forma inteligente, en función de numerosos factores, incluidos el país de emisión y el tipo de tarjeta, lo que impulsa las tasas de autorización y mejora el rendimiento de los pagos. Por ejemplo, en Francia dirigimos de forma inteligente los pagos a Cartes Bancaires, Visa o Mastercard, según la opción que registre una tasa de éxito más alta.

  • Cumplimiento de la normativa
    Stripe está al día en lo referente a cambios normativos en los países donde opera, lo que elimina en gran medida la carga de las empresas en cuanto a la preocupación derivada de los problemas normativos de cada mercado individual.

  • Conversión de divisas
    Stripe admite el procesamiento en más de 135 divisas, lo que simplifica el proceso de conversión de divisas para las empresas que operan en varios mercados. Aunque las empresas todavía deben ser conscientes de los riesgos y costes de los tipos de cambio, la amplia gestión de divisas de Stripe puede ayudar a mitigar algunas de las complejidades asociadas a las transacciones internacionales.

  • Soporte ininterrumpido
    Stripe ofrece un servicio de atención al cliente constante. Esto puede ser extraordinariamente valioso para las empresas, ya que trabajan con pagos internacionales y capacidad adquirente local.

Pese a que configurar la capacidad adquirente local puede ser una tarea compleja que exige bastantes recursos, proveedores como Stripe pueden simplificar el proceso. Al elegir un proveedor de servicios de pago que admite capacidad adquirente local, las empresas pueden enfrentarse a los desafíos y aprovechar las ventajas de este enfoque estratégico para el procesamiento de pagos. Aquí encontrarás más información sobre cómo Stripe asume la capacidad adquirente local en una amplia gama de soluciones adaptadas a las empresas internacionales.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.