Contrato de GbR: lo que deben saber las empresas en Alemania

Atlas
Atlas

Start your company in a few clicks and get ready to charge customers, hire your team, and fundraise.

Learn more 
  1. Introducción
  2. ¿Es obligatorio tener un contrato de GbR?
  3. ¿Cuáles son las ventajas de un contrato de GbR por escrito?
  4. ¿Qué debería incluir un contrato de GbR?
    1. Objetivo de la empresa
    2. Gestión
    3. Decisiones
    4. Contribuciones
    5. Reparto de beneficios y apropiación
    6. Remuneración
    7. Responsabilidad
    8. Renuncia
    9. Disolución

A la hora de formar una GbR, una de las primeras dudas que asaltan a los socios es: ¿necesitamos un contrato? En este artículo descubrirás si necesitas un contrato de sociedad civil (GbR) y qué ventajas tiene un contrato para la empresa y los socios. También destacaremos los elementos más importantes que debes incluir en un contrato de GbR.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Es obligatorio tener un contrato de GbR?
  • ¿Cuáles son las ventajas de un contrato de GbR por escrito?
  • ¿Qué debería incluir un contrato de GbR?

¿Es obligatorio tener un contrato de GbR?

Una sociedad civil (Gesellschaft bürgerlichen Rechts en alemán) o GbR, es una estructura empresarial que cuenta con la participación de dos o más personas para materializar un proyecto y perseguir unos intereses comunes. Las pequeñas empresas, los profesionales independientes y los colectivos o las empresas conjuntas pueden establecer una GbR sin demasiado esfuerzo administrativo, puesto que la empresa no se incluye en el Registro Mercantil y se puede fundar de manera relativamente informal.

Desde el punto de vista jurídico, se considera que una GbR se funda exclusivamente sobre la base de una decisión conjunta de los socios. La legislación no exige un contrato de GbR ni un acta de constitución, ni verbal ni por escrito. Sin embargo, existe una excepción: si los socios incorporan bienes inmuebles en la GbR, se requiere entonces de un contrato (artículo 311b del Código Civil alemán). Si no se redacta un contrato de GbR, se aplican los requisitos legales descritos en los apartados del 705 al 740 del Código Civil. No obstante, estos son de carácter general y solo ofrecen una orientación limitada.

¿Cuáles son las ventajas de un contrato de GbR por escrito?

A pesar de que no es estrictamente necesaria un acta de constitución para fundar y dirigir una GbR, hay motivos para redactar una. En lugar de realizar un acuerdo verbal, es mejor registrarlo por escrito. En el caso de que surjan disputas dentro de la GbR en el futuro, contar con un documento contractual puede resultar útil como base del debate. Si no se puede argumentar con base en un documento escrito, los debates se desarrollarán motivados por las conclusiones subjetivas de los socios sobre cualquier acuerdo. Una ventaja clara de un contrato GbR es la gestión del conflicto, por ejemplo, si se disuelve la GbR, cambian los socios o si hay dudas sobre la distribución de las finanzas o los poderes representativos. Tener un contrato de GbR reduce el riesgo de ambigüedad y de disputas legales. A mayores, establecer acuerdos claros garantiza que la empresa puede seguir trabajado a la perfección incluso si se dan situaciones de excepción en la GbR.

Además, un contrato de GbR puede ayudar a reducir el riesgo de responsabilidad para los socios particulares. A diferencia de una GmbH o estructuras empresariales similares, todos los socios en una GbR son totalmente responsables a nivel personal; esta responsabilidad incluye su patrimonio privado (artículo 721 de Código Civil alemán). Esta responsabilidad hace referencia a todas las deudas y obligaciones corporativas de la GbR, así como a cualquier perjuicio sufrido por la empresa o terceros debido a actos ilícitos o malas decisiones de los socios. Si las acciones de uno o dos particulares tienen como resultado un perjuicio financiero, las demás personas también deben asumir la responsabilidad. Por lo tanto, te recomendamos que uses un acta de constitución para definir determinados acuerdos y responsabilidades con el objetivo de minimizar el riesgo de responsabilidad para todas las partes involucradas. Por ejemplo, puedes plantear un límite de responsabilidad personal de los socios particulares.

Lo ideal sería que un contrato de GbR se adapte a las necesidades y objetivos específicos de los socios. Esto incluye establecer normas que rijan los procesos de toma de decisiones o la distribución de beneficios y pérdidas. Por ejemplo, el Código Civil alemán asume que todos los socios contribuyen con la misma cantidad de acciones y que, por lo tanto, los beneficios se distribuyen a partes iguales. Se debe describir con claridad la distribución individual de beneficios en el acta de constitución. Los derechos, las obligaciones y las responsabilidades de cada socio también deben estar estructurados con precisión. Por lo tanto, contar con un acta de constitución puede garantizar una mayor seguridad y claridad.

De cara al exterior, tener un contrato de GbR por escrito puede demostrar a los posibles socios, inversores u otros grupos interesados que la empresa funciona de forma profesional. Esto puede aumentar la credibilidad de la GbR y reforzar la confianza en la empresa.

¿Qué debería incluir un contrato de GbR?

Desde una perspectiva puramente legal, los socios de una GbR disfrutan de un nivel importante de libertad a la hora de redactar su contrato de sociedad civil. Sin embargo, recomendamos la inclusión de algunos elementos en particular:

Objetivo de la empresa

El acta de constitución debería indicar claramente el objetivo común que persiguen los socios mediante sus actividades (artículo 705 del Código Civil alemán). Lo ideal es que el objetivo de la empresa esté definido con precisión y que no sea ni demasiado general ni demasiado específico. En cualquier caso, debería haber margen para ampliar o restringir ligeramente actividades en el futuro. Se desaconsejan las descripciones generales del estilo «venta de todo tipo de productos». Dentro del acta de constitución, una oración que defina el objetivo de la empresa podría ser la siguiente:

«Con el objetivo de codirigir un negocio artístico para la compraventa de piezas de arte, las partes firmantes deben establecer una sociedad civil (GbR) con el nombre de: Marchantes de arte González y Moyano, GbR».

Gestión

La gestión de la GbR la comparten los socios. En consecuencia, se requiere el consentimiento de todos los socios para todos los contratos y las resoluciones. La única excepción es si otros acuerdos se estipulan dentro del acta de constitución. Para tomar decisiones y funcionar a diario con agilidad, la gestión de la GbR se suele delegar en una persona o un grupo de particulares. Te recomendamos definir en el documento contractual el alcance de las transacciones particulares y restringir estas a importes manejables. El equipo de gestión podrá actuar de forma independiente o según un importe acordado, sin tener que pedir el consentimiento de los demás socios. Este equipo también puede representar a la empresa y a todos los socios de cara al exterior. En consecuencia, se pueden tener distintas variantes dentro del acta de constitución:

«La gestión y representación de la empresa las llevan a cabo, de forma conjunta, todos los socios».

«Los socios tienen derecho, de forma conjunta, a gestionar y representar a la empresa. No obstante, cada socio puede representar a la empresa por su cuenta cuando se establezcan relaciones externas».

«La gestión y representación de la empresa las lleva a cabo la socia Marina Sánchez».

Decisiones

El contrato de GbR también debería regular el proceso de toma de decisiones de la empresa. Por lo general, el Código Civil alemán requiere que las decisiones sean unánimes, lo que no siempre es práctico. Por lo tanto, los socios deberían considerar cuidadosamente si las decisiones han de ser unánimes o por mayoría de votos. Estas dos oraciones, entre otras, se podrían incluir en el acta de constitución:

«Los socios deberán tomar las decisiones sobre asuntos de la empresa mediante resoluciones. Cada socio representa un voto. Las resoluciones de la empresa deben aprobarse por unanimidad».

«Las resoluciones de la empresa se aprueban con base en una mayoría simple de los votos emitidos en toda la empresa».

Se recomienda llevar a cabo reuniones de socios periódicamente para empresas con cuatro o más socios. Estas permiten a los socios compartir información sobre la situación financiera de la GbR y revisar las próximas decisiones. Los acuerdos específicos relacionados con la frecuencia y el desarrollo de la reunión, junto con los motivos por los que convocar reuniones y resoluciones, se pueden indicar en el acta de constitución.

Contribuciones

Por lo general, el Código Civil alemán asume que cada socio contribuye por igual a la GbR. La ley no estipula un depósito mínimo. Aunque se precisa de una contribución de capital para una GmbH, una GbR puede recibir contribuciones no monetarias, como aquellas en especie, contactos o intercambio de conocimiento. Estas contribuciones personales de socios pueden y deben indicarse en el contrato de GbR, sobre todo si varían considerablemente en su ámbito. Esto se debe al reparto de beneficios. En el acta de constitución, se podrían escribir los siguientes enunciados:

«Manuel González contribuye a la GbR con 3000 € en fondos y con un equipo valorado en 2500 €».

«Marina Sánchez contribuye con 1000 € en fondos a la GbR, junto con muebles por valor de 4500 €».

Reparto de beneficios y apropiación

Si se asume que los socios contribuyen a partes iguales a la GbR, el Código Civil alemán estipula que se debe repartir de igual forma los beneficios y las pérdidas de la GbR. Sin embargo, si las contribuciones no son iguales, la distribución de beneficios debe ajustarse de forma proporcional en el acta de constitución. Se podrían utilizar las siguientes frases:

«Los socios tienen una participación igual en la empresa, en concreto en los beneficios y las pérdidas».

«El socio Manuel González tiene un 60 % de la GbR. La socia Marina Sánchez tiene el 40 % restante. Esto se aplica en particular a la participación en los beneficios y las pérdidas de la empresa».

La apropiación de beneficios también se puede regular en el acta de constitución. Por ejemplo, los socios pueden especificar que un porcentaje de los beneficios debería retenerse como reserva.

Remuneración

El Código Civil alemán no estipula requisito alguno en relación con la remuneración de los socios de la GbR. Los socios reciben su compensación principalmente a través de su participación en los beneficios. En el caso de una GbR que se ha fundado por un período indefinido, estos beneficios se reparten una vez al año. En el caso de una GbR de duración limitada, los beneficios solo se distribuyen cuando se disuelve. No obstante, existe una opción alternativa para los socios que quieren recibir capital de la GbR: se pueden acordar retiradas privadas en el acta de constitución. Los socios tan solo tienen que determinar el importe y la frecuencia de la remuneración:

«Los socios deben recibir remuneraciones mensuales por su trabajo en la GbR, independientemente de los beneficios o pérdidas de la empresa. El socio Manuel González debe recibir 3000 € al mes. La socia Marina Sánchez debe recibir 3500 € al mes».

Responsabilidad

No se puede incluir una limitación de la responsabilidad o una exclusión de la responsabilidad personal de los socios particulares en una GbR. En principio, todas las partes son igualmente responsables. Esta responsabilidad incluye su patrimonio privado. Sin embargo, al especificar los poderes particulares en el contrato de GbR, los socios se pueden proteger a sí mismos frente a los perjuicios que surgen de, por ejemplo, las consecuencias de que los socios particulares se excedan en sus poderes. Algunos enunciados que recogen esto en el contrato de GbR pueden ser:

«Los socios asumen una responsabilidad conjunta e ilimitada frente a terceros por las obligaciones de la GbR. De manera interna, los socios son responsables en caso de una ligera negligencia proporcional al accionariado. En el caso de sufrir perjuicio por negligencia grave o intencionada, los socios responsables del daño son los únicos responsables».

Además, el contrato de GbR puede definir la normativa para cambiar el nombre de la empresa, que puede entrar en vigor en cuanto se den las circunstancias antes especificadas. Una circunstancia puede ser alcanzar un objetivo de ingresos determinado.

Renuncia

De acuerdo con el artículo 723 del Código Civil alemán, los socios de una GbR pueden renunciar en cualquier momento, si la GbR se fundó por un período indefinido. En el caso de una GbR de duración limitada, el abandono antes del final del plazo solo será posible por motivos razonables. Entre ellos, se podría incluir la negligencia grave por parte de uno de los socios que provoca un deterioro financiero a la GbR. La renuncia puede evitar daños personales. Sin embargo, tales renuncias solo serían admisibles siempre que no sean «inoportunas». Por ejemplo, una renuncia se consideraría «inoportuna» si la empresa ha sufrido un perjuicio financiero como resultado de una renuncia súbita. Algunas formas de expresar esto podrían ser:

«Cualquier socio se podrá retirar del acta de constitución con un aviso de seis meses
previo al final del año natural».

La fecha en la que se puede presentar la renunciar debe estipularse siempre en el acta de constitución. También debería haber un acuerdo por escrito en relación con los períodos de aviso. A mayores, sería prudente determinar el importe que se abonará a los socios que abandonan.

Disolución

Existen varios motivos por los que disolver una GbR: entre ellos se encuentran la insolvencia de la empresa o de alguno de los socios. Si la empresa es insolvente, se deben aplicar los procedimientos estándar para los casos de insolvencia. De acuerdo con estos procedimientos, la GbR se disuelve o se reestructura y continúa. En el caso de que se dé una situación que involucre la insolvencia personal de uno de los socios, la GbR puede continuar funcionando bajo la dirección de otro socio si esto se estipula expresamente en el acta de constitución.

En el caso de una GbR de duración limitada, el incumplimiento a largo plazo del objetivo de la empresa o el cumplimiento definitivo de dicho objetivo también puede desembocar en una disolución. Sin embargo, si los socios quieren continuar con la GbR hasta que haya vencido el plazo definido, aunque se haya cumplido el objetivo, esto siempre es posible. Este objetivo se puede indicar en el acta de constitución.

Lo mismo se aplica a la continuidad de la GbR en caso de fallecimiento de un socio. Dicho fallecimiento no implica automáticamente el fin de la GbR, puesto que esta situación está prevista por la ley. Esto se aplica aunque solo uno del resto de los socios pueda gestionar la empresa. En esta situación, la GbR puede continuar operando como sociedad unipersonal. Se puede utilizar el siguiente enunciado en el acta de constitución para abarcar este caso:

«En caso de fallecimiento de un socio, la GbR no se disolverá. La empresa continuará con la descendencia de la persona fallecida si esta nombra herederos. Todos los derechos y obligaciones de la persona fallecida deben pasar a sus herederos, quienes actuarán como sucesores».

Para obtener más información sobre cómo crear una empresa, visita el portal de recursos de Stripe. Si buscas apoyo profesional para tus procesos financieros, crea tu cuenta hoy mismo.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.