IVA francés: los distintos tipos de impuesto sobre el valor añadido en Francia

Tax
Tax

Stripe Tax te permite calcular, cobrar y declarar impuestos sobre pagos internacionales con una sola integración. Ten en claro dónde tienes que registrarte, cobra automáticamente el importe correcto de impuestos y accede a los informes que necesitas para presentar declaraciones.

Más información 
  1. Introducción
  2. El IVA en Francia
  3. Los diferentes tipos de IVA en Francia
    1. Tipo normal
    2. Tipo intermedio
    3. Tipo reducido
    4. Tipo superreducido
  4. El IVA sobre los productos alimentarios
    1. Consumo inmediato
    2. Consumo aplazado
  5. El IVA sobre los artículos de lujo
  6. El IVA sobre los servicios
  7. El IVA sobre el alcohol
  8. Transacciones exentas de IVA

En Francia, todas las empresas están sujetas al impuesto sobre el valor añadido (IVA). Entonces, ¿cómo puedes asegurarte de que aplicas el tipo de IVA correcto? ¿Por qué hay diferentes tipos de IVA en Francia? Este artículo examina los cuatro tipos de impuesto sobre el valor añadido en Francia y cómo se aplica este impuesto a los productos y servicios vendidos.

¿De qué trata este artículo?

  • El IVA en Francia
  • Los diferentes tipos de IVA en Francia
  • El IVA sobre los productos alimentarios
  • El IVA sobre los artículos de lujo
  • El IVA sobre los servicios
  • El IVA sobre el alcohol
  • Transacciones exentas de IVA

El IVA en Francia

El impuesto sobre el valor añadido (IVA) es un impuesto sobre el consumo que los consumidores pagan al Estado cuando compran bienes o servicios a una empresa. En cuanto a la empresa, desempeña una función de intermediario: tiene la obligación de recaudar el IVA para el Estado cobrando el impuesto sobre el valor añadido directamente a sus clientes en el momento de la compra.

Los diferentes tipos de IVA en Francia

En Francia, los tipos de IVA varían en función del producto o servicio propuesto. Actualmente, hay cuatro tipos de IVA aplicables en Francia:

  • Tipo normal (o estándar) fijado en el 20 %
  • Tipo intermedio del 10 %
  • Tipo reducido del 5,5 %
  • Tipo superreducido (o especial) del 2,1 %

Tipo normal

El tipo normal del 20 % se aplica a la mayoría de las ventas de bienes y servicios para los que no se ha especificado un tipo especial. El alcohol y los artículos de lujo están sujetos a este tipo.

Tipo intermedio

El tipo intermedio es del 10 % y se aplica principalmente a los productos alimentarios preparados, la restauración, los productos agrícolas no transformados y algunas obras de renovación de viviendas.

Otros productos y servicios que se cobran al tipo intermedio del 10 % son: servicios de camping; leña; entradas a museos; zoológicos; ferias; ferias comerciales; atracciones de feria; monumentos históricos; apoyo académico; transporte de pasajeros; y tratamiento de residuos.

Tipo reducido

Los productos alimentarios no preparados, así como el gas, la electricidad y las energías renovables están sujetos al tipo reducido del 5,5 %. Este tipo también se aplica a todos los productos de protección de la higiene femenina; equipos y servicios para personas discapacitadas; productos de primera necesidad; y viviendas sociales o de emergencia.

Otros productos y servicios a los que se aplica son: los libros; las comidas en los comedores escolares; algunos espectáculos en directo y proyecciones cinematográficas; algunas importaciones y entregas de obras de arte; los esfuerzos para mejorar la calidad de la energía en las viviendas; y la compra de determinados bienes inmuebles.

Tipo superreducido

El tipo superreducido del 2,1 % se reserva principalmente a los medicamentos y hemoderivados, que pueden ser reembolsados por la Seguridad Social. También abarca la venta de animales de carnicería y de carne procesada, así como los periódicos y la prensa escrita.

Cabe señalar que los productos alimentarios aparecen dos veces, ya que abarcan múltiples casos específicos. Entonces, ¿cómo identificar el tipo de IVA adecuado para los productos alimentarios?

El IVA sobre los productos alimentarios

El tipo de IVA aplicable a los productos alimentarios depende del tipo de producto vendido y varía en función del periodo de consumo previsto.

Consumo inmediato

Los productos alimentarios cocinados y destinados al consumo inmediato están sujetos al tipo intermedio de IVA del 10 %. Es el caso de todos los alimentos preparados en restaurantes, cafés y bares. La comida rápida también se grava con este tipo, junto con las comidas preparadas en panaderías, supermercados y centros comerciales. El mismo tipo se aplica a la comida entregada o servida por un servicio de catering en eventos.

Consumo aplazado

Para los productos alimentarios destinados al consumo aplazado, el tipo de IVA se fija en el 5,5 %. Estos productos alimentarios se almacenan en recipientes herméticos y tienen fecha de caducidad. Incluyen los productos alimentarios vendidos en supermercados y tiendas de comercio minorista.

Algunos productos servidos en restaurantes, como las patatas fritas, las bebidas enlatadas sin alcohol, el agua embotellada y la fruta envasada se gravan con el tipo reducido de IVA del 5,5 %, ya que su envase permite consumirlos más tarde. Sin embargo, los productos destinados a ser consumidos in situ, como un vaso de agua o un zumo de naranja exprimido, están sujetos al tipo de IVA del 10 %.

El IVA sobre los artículos de lujo

Todos los artículos de lujo están sujetos al tipo normal del 20 %. Esto incluye joyas, piedras preciosas, caviar, tabaco y productos a base de cacao.

El IVA sobre los servicios

La mayoría de los servicios, como cortes de pelo y tratamientos capilares, tareas domésticas, cuidado de niños, tratamientos médicos y agencias de viajes, están sujetos al tipo normal del 20 %. Sin embargo, algunos servicios se benefician de un tipo reducido del 5,5 %: el tratamiento de residuos y el transporte de pasajeros.

El IVA sobre el alcohol

El tipo de IVA sobre el alcohol es del 20 % para las bebidas alcohólicas con un grado alcohólico igual o superior al 1,2 %. Para la cerveza, este tipo de IVA se aplica a partir de graduaciones del 0,5 %.

Transacciones exentas de IVA

Cabe señalar que las entregas intracomunitarias, las exportaciones, las actividades de enseñanza y algunas transacciones bancarias, financieras y médicas están exentas de IVA.

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.