Aspectos básicos de las notas de crédito y débito: lo que las empresas deben saber

Billing
Billing

Stripe Billing lets you bill and manage customers however you want—from simple recurring billing to usage-based billing and sales-negotiated contracts.

Learn more 
  1. Introducción
  2. ¿Qué son las notas de crédito?
  3. ¿Qué son las notas de débito?
  4. ¿Por qué las notas de crédito y débito son importantes para las empresas?
  5. ¿Cuándo emiten las empresas notas de crédito?
  6. ¿Cuándo emiten las empresas notas de débito?
  7. Diferencias principales entre las notas de crédito y las de débito
  8. Mejores prácticas para gestionar notas de crédito y débito
  9. Plantilla de nota de crédito para empresas
  10. Plantilla de nota de débito para empresas

Las empresas saben que la transacción de un cliente no termina tras la venta, sino que a veces surgen problemas, como cargos excesivos o devoluciones de artículos, que exigen hacer ajustes financieros. Las notas de crédito y débito son medios sencillos que usan las empresas para asegurarse de que el cliente esté pagando el importe correcto.

Una nota de crédito es como un comprobante que indica que una empresa le debe dinero a un cliente (por ejemplo, si se le ha cobrado de más al cliente o si este decide devolver un producto). Las empresas utilizan notas de débito para indicar que los clientes les deben más dinero, normalmente porque la empresa les ha cobrado de menos o les ha proporcionado servicios adicionales.

En este artículo, explicaremos los detalles de las notas de crédito y débito, y cómo ayudan a las empresas a mantener su integridad financiera. También proporcionaremos plantillas que pueden usar las empresas. Si necesitas emitir una nota de crédito o débito, sabrás como hacerlo de forma profesional y eficaz.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué son las notas de crédito?
  • ¿Qué son las notas de débito?
  • ¿Por qué las notas de crédito y débito son importantes para las empresas?
  • ¿Cuándo emiten las empresas notas de crédito?
  • ¿Cuándo emiten las empresas notas de débito?
  • Diferencias principales entre las notas de crédito y las de débito
  • Mejores prácticas para gestionar notas de crédito y débito
  • Plantilla de nota de crédito para empresas
  • Plantilla de nota de débito para empresas

¿Qué son las notas de crédito?

Las notas de crédito son documentos que un vendedor emite a un comprador. Sirven para corregir o ajustar una factura que ya se ha emitido y contenía un error, o bien para proporcionar un crédito.

Las notas de crédito son habituales en las transacciones B2B. Satisfacen varios objetivos y tienen diferentes funciones que desempeñan un papel en los procesos de contabilidad y atención al cliente. Es importante que cualquier persona que lleve a cabo operaciones empresariales, finanzas o contabilidad comprenda estas funciones. Estas son las funciones y los objetivos principales de las notas de crédito:

  • Corrección de errores de facturación
    Principalmente, las notas de crédito corrigen errores en la facturación, como cargos excesivos o facturación de productos que no se entregaron o servicios que no se prestaron. Si una empresa se da cuenta de que ha cometido un error, emite una nota de crédito para ajustar el importe de la factura original. De esta forma, garantiza que los registros financieros muestren el valor real de la transacción y mantiene la integridad de los registros contables.

  • Gestión de devoluciones y reembolsos
    Si un cliente devuelve bienes porque tienen defectos, no está conforme con ellos o se han enviado productos incorrectos, la empresa emite una nota de crédito. Este documento ajusta las cuentas por cobrar y refleja que la empresa le debe un importe concreto al cliente. La empresa puede emitir este pago en forma de vale que se podrá aplicar en futuras compras.

  • Documentación de descuentos y bonificaciones
    Las notas de crédito también se pueden usar para documentar descuentos o bonificaciones posteriores que el vendedor dé al comprador tras la transacción original. Estos ajustes pueden deberse a descuentos por compras al por mayor, ofertas promocionales o compensación de pequeños problemas que no justifican una devolución.

  • Mantenimiento de relaciones con los clientes
    Emitir una nota de crédito como respuesta a un problema es un gesto de buena voluntad que demuestra al cliente que el vendedor reconoce el error y se ha comprometido a solucionarlo. Esta práctica puede mantener y fortalecer las relaciones con los clientes, ya que demuestra que el vendedor está comprometido con la satisfacción del cliente y con ofrecerle un trato justo.

  • Ajuste de inventario
    Las notas de crédito ayudan a gestionar el inventario durante la devolución de un producto. Con ellas se hace un seguimiento de los artículos devueltos para que las empresas puedan ajustar los niveles de inventario como corresponda, de forma que no haya discrepancias en las existencias ni en los informes financieros.

  • Cumplimiento de la normativa y contabilidad
    Las notas de crédito son una parte del cumplimiento de la normativa y las auditorías financieras, ya que son pruebas documentales con las que los auditores y las autoridades fiscales pueden verificar la precisión de los estados financieros. Mantener registros detallados de las notas de crédito ayuda a las empresas a demostrar transparencia y cumplimiento de las normativas relativas a los informes financieros.

  • Flexibilidad para hacer ajustes financieros
    Si un cliente no está del todo satisfecho con un servicio, la empresa puede emitir un crédito parcial en vez de uno completo.

¿Qué son las notas de débito?

Las notas de débito tienen la finalidad opuesta a las de crédito: indican y procesan aumentos en el importe que se debe pagar. A continuación, resumimos las funciones de las notas de débito:

  • Ajuste si se cobra de menos
    Si un vendedor cobra de menos a un comprador por bienes o servicios debido a un error en el precio, la cantidad o el cálculo, puede emitir una nota de débito en vez de una nueva factura. La nota de débito aumenta el importe que debe pagarse en la cuenta del vendedor, de forma que se corrige la discrepancia en la facturación.

  • Penalizaciones o cargos adicionales
    A veces, las empresas utilizan notas de débito para aplicar cargos o penalizaciones. Por ejemplo, si un vendedor en una transacción B2B no cumple las condiciones de un contrato porque hace la entrega tarde o no cumple con las especificaciones, el comprador puede emitir una nota de débito por el importe de la penalización. En otras ocasiones, se usan notas de débito para imponer cargos adicionales o penalizaciones a fin de aplicar financieramente cualquier obligación contractual o condición acordada (por ejemplo, en caso de pagos atrasados o impagos).

  • Contabilidad y cumplimiento de la normativa
    Las notas de débito son importantes para mantener registros financieros precisos, ya que son pruebas documentales para las auditorías financieras y garantizan el cumplimiento de las normativas de contabilidad. Es importante gestionar bien las notas de débito para mantener unos registros e informes financieros precisos.

  • Comunicaciones claras
    Las notas de débito ayudan a los compradores y vendedores a comunicar ajustes financieros de forma clara. Son una manera formal de solicitar y procesar estos ajustes, lo que ayuda a evitar malentendidos.

Las notas de débito ayudan a las empresas a gestionar con precisión las cuentas por cobrar, cumplir las normativas en todo momento y mantener buenas relaciones con los clientes. Con ellas, las empresas pueden gestionar ajustes monetarios de forma sistemática y profesional.

¿Por qué las notas de crédito y débito son importantes para las empresas?

Las notas de crédito y débito son medios fundamentales que las empresas usan para gestionar transacciones financieras y relaciones con clientes. Ambos tipos de notas repercuten considerablemente en la precisión financiera interna, el cumplimiento de la normativa y la comunicación eficaz con los clientes. Además, son pruebas documentales claras para auditorías financieras y ayudan a las empresas a gestionar sus cuentas con precisión.

¿Cuándo emiten las empresas notas de crédito?

Las notas de crédito ayudan a las empresas a mantener registros financieros precisos y fomentar buenas relaciones con los clientes. Estas son las situaciones habituales en que una empresa puede emitir una nota de crédito:

  • Errores en la facturación
    Si tu empresa comete algún error en una factura (por ejemplo, cobrarle de más a un cliente por un error en el precio o en la cantidad), emites una nota de crédito en la que reconoces el error y empiezas el proceso para rectificar el saldo adeudado. Así mantienes una contabilidad precisa y demuestras a tus clientes que te comprometes a seguir unas prácticas de facturación justas. Por ejemplo, imagina que una empresa vende 100 unidades de un producto a 10 € cada una y, debido a un error, le factura 110 unidades al comprador. Cuando se da cuenta de lo que ha ocurrido, la empresa emite una nota de crédito por las diez unidades adicionales que ha cobrado, lo que reduce la factura del comprador o se abona en su cuenta.

  • Devoluciones de productos
    Si un cliente devuelve bienes porque tienen defectos, no está satisfecho con ellos o no coinciden con lo que había pedido, una nota de crédito ajustará el importe facturado y reducirá el saldo pendiente de pago. En esta situación, una nota de crédito mantiene bajo control tus registros de ventas e inventario para que puedas llevar un control preciso de las devoluciones de ventas hechas. Por ejemplo, si un cliente devuelve un producto defectuoso que valía 200 €, la empresa le emite una nota de crédito por ese importe que podrá usar en próximas compras.

  • Discrepancias con el servicio
    A veces, puede que el servicio prestado no cumpla las expectativas de un cliente o los acuerdos contractuales que hubierais estipulado. En esos casos, puedes emitir una nota de crédito para ajustar el importe facturado por dicho servicio. Así se rectifica la factura y ayudas a mantener una relación positiva con el cliente, lo que demuestra que atiendes a sus preocupaciones. Por ejemplo, imagina que a un cliente se le facturan 1000 € por un servicio, pero el servicio prestado no se adecúa al estándar acordado. La empresa lo admite y decide emitir una nota de crédito de 200 € para compensar parcialmente esa discrepancia.

  • Ajustes de precio posteriores a la compra
    Tras hacer una venta, puede que haya casos en que tengas que ajustar el precio final (por ejemplo, por una oferta de descuento posterior o una consideración especial para un cliente fiel). La emisión de una nota de crédito aplica estos ajustes de manera retroactiva, de modo que factures a tus clientes de forma justa según las últimas decisiones que hayas tomado sobre los precios. Por ejemplo, imagina que, tras una compra, un cliente te explica que cumplía los requisitos de un descuento promocional que no se le aplicó. La empresa decide emitir una nota de crédito para aplicarle ese descuento de forma retroactiva y ajustar así el saldo de la cuenta del cliente.

  • Ajustes de buena voluntad
    A veces, tu empresa puede decidir ofrecer alguna rebaja o ajuste como gesto de buena voluntad. Emitir una nota de crédito en este tipo de casos sirve como constatación formal de este ajuste. Por ejemplo, imagina que tienes un cliente desde hace mucho tiempo que te dice que hubo algo en una compra reciente que no le ha gustado del todo. Para mantener una buena relación, la empresa le emite una pequeña nota de crédito como gesto de buena fe para favorecer que siga comprando más adelante.

Cada una de estas situaciones demuestra la importancia de las notas de crédito en varios aspectos de las operaciones empresariales, desde la precisión de la contabilidad hasta la gestión de las relaciones con los clientes. Las notas de crédito también desempeñan un papel fundamental a la hora de demostrar que tu empresa está comprometida con prácticas éticas y con la satisfacción de los clientes.

¿Cuándo emiten las empresas notas de débito?

Las empresas usan las notas de débito para ajustar cuentas financieras. A continuación, explicamos circunstancias concretas en que se puede emitir una nota de débito:

  • Rectificación de una factura por un importe inferior al debido
    Si tu empresa se da cuenta de que le ha cobrado a un cliente menos de lo que debía, puede usar una nota de débito para subsanar ese error. Esto podría ocurrir si has puesto un precio incorrecto, has cometido un error en un cálculo o te has olvidado de facturar parte de un servicio. La nota indica educadamente al cliente que tiene que pagar un poco más. Por ejemplo, imagina que una empresa se da cuenta de que le ha cobrado de menos a un cliente por un servicio debido a un error de cálculo. Si la factura original era de 1000 €, pero debería haber sido de 1200 €, la empresa emite una nota de débito por los 200 € que faltan para corregir la factura.

  • Cobro de servicios o gastos adicionales
    A veces se producen gastos inesperados tras la facturación inicial (por ejemplo, si el cliente solicita trabajos adicionales o si has tenido costes imprevistos). Con una nota de débito, puedes añadir estos cargos a la cuenta del cliente para tener las finanzas organizadas y actualizadas. Por ejemplo, imagina que, tras completar un servicio, un cliente solicita trabajos adicionales que no estaban incluidos en el contrato inicial. Si ese servicio extra cuesta 300 €, la empresa emite una nota de débito por ese valor que se añade a la factura actual del cliente.

  • Ajustes posventa en el precio
    Los precios pueden cambiar tras haber llegado a un acuerdo. Si necesitas cobrar más de lo que se había acordado en un principio, puedes emitir una nota de débito para comunicar este cambio al cliente. Por ejemplo, un contrato puede permitir que haya ajustes en el precio según las condiciones del mercado. Si esas condiciones hacen que el precio aumente, la empresa emite una nota de débito al cliente por el importe adicional debido según el nuevo precio.

  • Cambios o penalizaciones contractuales
    Los contratos a veces tienen cláusulas que exigen hacer ajustes en la facturación más adelante, como aumentos de precio anuales. A la hora de aplicar estos cambios, usas una nota de débito para informar al cliente de los nuevos cargos de conformidad con el contrato. Por ejemplo, imagina que un cliente no hace el pago en el plazo acordado. En virtud de las condiciones estipuladas en el contrato, la empresa impone una comisión por demora de 50 € y emite una nota de débito por ese importe que se añade al saldo pendiente del cliente.

Las notas de débito garantizan que tus registros financieros sean precisos y que factures correctamente a los clientes por los servicios o bienes que reciben.

Diferencias principales entre las notas de crédito y las de débito

Las notas de crédito y las de débito tienen objetivos diferentes en la contabilidad de una empresa. A continuación, analizaremos de forma más detenida las principales diferencias que hay entre ellas:

  • Dirección del ajuste
    Una empresa emite una nota de crédito cuando necesita reducir el importe que debe un cliente, normalmente porque se le ha cobrado de más, porque ha devuelto un producto o porque ha habido un problema con el servicio. En cambio, una empresa emitirá una nota de débito cuando tenga que aumentar lo que debe un cliente (por ejemplo, si le ha facturado de menos, si tiene que aplicar cargos adicionales o si debe hacer ajustes posventa).

  • Motivos de emisión
    Las empresas emiten notas de crédito principalmente para solucionar cargos excesivos, gestionar devoluciones o ajustar servicios insatisfactorios. Es una forma de admitir que le deben ese dinero al cliente, que lo podrá usar en futuras compras que haga. En cambio, las empresas emiten notas de débito para rectificar cargos por un importe inferior al debido, añadir cargos posteriores a la transacción o aumentar el importe de una factura de conformidad con las condiciones del contrato o cambios en los precios.

  • Repercusión en los estados financieros
    Con una nota de crédito, las cuentas por cobrar de una empresa disminuyen, ya que esta le debe dinero al cliente o ha reducido su saldo pendiente. Estas notas restan dinero al pago que está previsto que vayas a recibir. Sin embargo, una nota de débito aumenta las cuentas por cobrar e indica que el cliente debe más dinero, que se añade al importe que esperas recibir.

  • Dinámicas de la relación con los clientes
    La emisión de una nota de crédito suele reflejar el compromiso de una empresa con la honestidad y la atención al cliente, sobre todo si dicha nota se ha emitido por un cargo excesivo o una disconformidad del cliente. Si bien emitir una nota de débito es una práctica empresarial estándar, la empresa debe explicarlo bien para que los clientes entiendan por qué se les pide que paguen más.

  • Procesos internos de la empresa
    El proceso de emisión de notas de crédito suele implicar a los departamentos de atención al cliente y control de calidad, sobre todo si hay devoluciones o problemas con el servicio. Las notas de débito pueden implicar más contacto con los equipos de ventas o gestión de contratos, sobre todo si se trata de facturaciones por un importe inferior al debido o ajustes de precios relacionados con contratos.

Las notas de crédito y débito sirven para ajustar importes de facturación, pero en direcciones opuestas y por distintos motivos. Comprender estos matices ayuda a las empresas a gestionar sus finanzas con precisión y a mantener una buena relación con sus clientes.

Mejores prácticas para gestionar notas de crédito y débito

Gestionar las notas de crédito y débito con eficacia es importante para mantener unos registros financieros precisos y una buena relación con los clientes. Estas son algunas mejores prácticas que las empresas deben tener presentes:

  • Documentación y justificación claras
    Cada nota de crédito o débito debe ir acompañada de la documentación pertinente. Es decir, debes mantener registros detallados de la transacción original, el motivo del ajuste y cualquier comunicación que hayas intercambiado con el cliente en relación con dicho ajuste. La justificación de la nota ofrece transparencia y facilita hacer referencia a ella más adelante en caso de que haya disputas o auditorías.

  • Emisión y procesamiento oportunos
    Emite y procesa estas notas de forma oportuna. Si hay atrasos en su emisión, podría haber confusiones o repercusiones en los informes financieros. Procesar rápido las notas de crédito, sobre todo las que estén relacionadas con devoluciones, es fundamental para mantener una buena relación con los clientes. En el caso de las notas de débito, emitirlas a tiempo ayuda a garantizar que las empresas puedan cobrar rápido los cargos adicionales pertinentes.

  • Asientos contables precisos
    Las notas de crédito reflejan una reducción en los ingresos y las cuentas por cobrar, mientras que las de débito reflejan un aumento. Si tienes unos asientos contables precisos, tus estados financieros estarán reflejando la situación financiera real de tu empresa.

  • Comunicación eficaz con los clientes
    Explica los motivos por los que has emitido la nota, cómo afecta a la cuenta del cliente y cualquier acción que este tenga que hacer. Una buena comunicación puede evitar malentendidos y mantener la confianza.

  • Integración con sistemas de contabilidad
    Administrar las notas de crédito y débito en tu sistema de contabilidad te ayuda a gestionarlas con eficacia. Los sistemas automatizados pueden avisar de discrepancias, enviar recordatorios de emisión o procesamiento, y reflejar estos ajustes en tus estados financieros.

  • Auditorías y revisiones periódicas
    Revisa y audita con regularidad las transacciones con notas de crédito o débito. Así podrás identificar errores, comprender lo que preocupa a los clientes y cumplir con las normativas y políticas de contabilidad.

  • Formación y directrices para el personal
    El personal debe haberse formado bien en la gestión de notas de crédito y débito. Con unas directrices claras sobre cuándo y cómo se deben emitir (además de formación en comunicación con los clientes y contabilidad), se pueden reducir los errores y mejorar la eficiencia.

  • Mantenimiento de la confidencialidad
    La confidencialidad es importante a la hora de gestionar información personal de los clientes. Gestiona de forma segura las notas de crédito y débito (así como los datos que contienen) para proteger a tu empresa y tus clientes.

Plantilla de nota de crédito para empresas

A continuación, tienes una plantilla de nota de crédito. Está organizada con un formato claro y profesional que comunica bien toda la información necesaria al cliente. Puedes personalizar esta plantilla con los datos concretos de tu empresa y los detalles de cada situación.

[Nombre de tu empresa]
[Domicilio social de tu empresa]
[Ciudad, estado y código postal]
[Número de teléfono] | [Dirección de correo electrónico]

Nota de crédito

Fecha: [fecha de emisión]
Número de la nota de crédito: [identificador único de la nota de crédito]

Para:
[Nombre del cliente]
[Dirección del cliente]
[Ciudad, estado y código postal]

Referencia:
Número de la factura original: [identificador de la factura original]
Fecha de la factura original: [fecha de la factura original]

Detalles del crédito:

Descripción de la partida
Cantidad
Precio unitario
Importe total
[Partida o servicio] [Cantidad] €[Precio unitario] €[Importe total]
[Partida adicional] [Cantidad] €[Precio unitario] €[Importe total]
Importe total de crédito: €[Total]

Motivo del crédito:
[Explica detalladamente el motivo de la nota de crédito (por ejemplo, si se trata de un cargo excesivo, la devolución de un producto, una discrepancia con el servicio, etc.).]

Otras notas:
[Incluye cualquier otra información o instrucción pertinente, como la forma en que se aplicará el crédito (por ejemplo, en futuras compras), si el cliente tiene que hacer algo, etc.]

Autorizada por: [nombre y puesto de quien autoriza la nota]

Información de contacto para enviar consultas:
[Proporciona información para que los clientes contacten si tienen preguntas sobre la nota de crédito.]

[Nombre de tu empresa]

Plantilla de nota de débito para empresas

Aquí tienes una plantilla de una nota de débito. En ella se indican bien los cargos adicionales o los ajustes que se harán al cliente. Puedes personalizarla con los datos de tu empresa y otra información específica.

[Nombre de tu empresa]
[Domicilio social de tu empresa]
[Ciudad, estado y código postal]
[Número de teléfono] | [Dirección de correo electrónico]

Nota de débito

Fecha: [fecha de emisión]
Número de la nota de débito: [identificador único de la nota de débito]

Para:
[Nombre del cliente]
[Dirección del cliente]
[Ciudad, estado y código postal]

Referencia:
Número de la factura original: [identificador de la factura original]
Fecha de la factura original: [fecha de la factura original]

Detalles del débito:

Descripción de la partida
Cantidad
Precio unitario
Importe total
[Partida o servicio] [Cantidad] €[Precio unitario] €[Importe total]
[Partida adicional] [Cantidad] €[Precio unitario] €[Importe total]
Importe total de adeudo: €[Total]

Motivo del débito:
[Explica detalladamente el motivo de la nota de débito; por ejemplo, si se ha facturado menos de lo debido al cliente, si hay cargos adicionales por servicios o productos extra, si se trata de ajustes posventa en el precio, etc.]

Otras notas:
[Incluye cualquier otra información o instrucción pertinente, como la fecha límite de pago, cómo se debe cobrar el importe adicional, si el cliente debe hacer algo más, etc.]

Autorizada por: [nombre y puesto de quien autoriza la nota]

Información de contacto para enviar consultas:
[Proporciona información para que los clientes contacten si tienen preguntas sobre la nota de débito.]

[Nombre de tu empresa]

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.