Proceso de autorización de pagos con tarjetas de crédito y cobro de las transacciones

Payments
Payments

Acepta pagos electrónicos y en persona desde cualquier rincón del mundo con una solución de pagos diseñada para todo tipo de negocios: desde startups en crecimiento hasta grandes empresas internacionales.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Quién participa en el proceso de autorización y cobro?
  3. ¿Qué es la autorización de tarjetas?
  4. ¿Cómo funciona la autorización de tarjetas?
  5. ¿Que son «captura» y «cobro»?
  6. Proceso de pago con tarjeta

Incluso si tu empresa está entre las que realizan los miles de millones de transacciones con tarjeta de crédito que se procesan a diario, la complejidad del proceso puede ser lo único que conozcas. Pero quizá quieres saber todos los pasos que tienen lugar en segundo plano, desde el momento en el que tu cliente envía una tarjeta para realizar un pago hasta el momento en el que esos fondos llegan a la cuenta bancaria de tu empresa.

Aquí vamos a ver qué ocurre durante el proceso de autorización de la tarjeta y cobro del pago cada vez que tu empresa procesa un pago con tarjeta.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Quién participa en el proceso de autorización y cobro?
  • ¿Qué es la autorización de tarjetas?
  • ¿Cómo funciona la autorización de tarjetas?
  • ¿Que son «captura» y «cobro»?
  • ¿Qué es el cobro de transacciones?
  • Proceso de pago con tarjeta

¿Quién participa en el proceso de autorización y cobro?

Hay varios actores clave que se encargan de cada transacción con tarjeta de principio a fin:

  • Titular de la tarjeta
    Es la persona que realiza el pago, cuyo nombre aparece en la tarjeta de crédito o débito que se envía para el pago. En una transacción con tarjeta, los fondos proceden de la cuenta del titular de la tarjeta.

  • Empresa o negocio
    Es la entidad cuyos bienes o servicios se compran durante la transacción. Al final de este proceso, los fondos acaban en la cuenta bancaria de la empresa.

  • Adquirente
    El adquirente del comerciante, también conocido como banco adquirente, es un banco o una entidad financiera que procesa los pagos con tarjeta de crédito o débito del cliente en nombre de la empresa y los dirige a través de la red de tarjetas al emisor (o banco emisor).

  • Procesador de pagos
    Los procesadores de pagos actúan como intermediarios entre las empresas y los emisores de tarjetas. Mueven información clave sobre una transacción entre todas las partes (empresa, red de tarjetas, emisor) para obtener la autorización y el cobro de los pagos. Aunque tradicionalmente el procesador de pagos y el adquirente del comerciante han sido entidades distintas, algunas empresas trabajan con proveedores de pagos que ofrecen ambas funciones, como Stripe.

  • Red de tarjetas
    Este es el nombre que reciben las principales empresas de tarjetas de crédito y la forma en la que operan de cara al consumidor. En estados Unidos, las redes de tarjetas más importantes son Visa, Mastercard, American Express y Discover. Las redes de tarjetas autorizan y procesan las transacciones con tarjetas de crédito. También establecen las condiciones de las transacciones y mueven los pagos entre los clientes, las empresas y sus bancos.

  • Emisor
    También denominado banco emisor, es una entidad financiera que proporciona tarjetas de crédito y débito, y líneas de crédito asociadas a los titulares de las tarjetas. Algunas redes de tarjetas son también emisores de tarjetas, es decir, emiten y mantienen cuentas de tarjetas de crédito de consumidor. Hay también más de 200 entidades financieras que emiten tarjetas de crédito en Estados Unidos.

¿Qué es la autorización de tarjetas?

Es el proceso en el que la entidad financiera que emitió una tarjeta de crédito o débito que se ha enviado para realizar un pago verifica que la tarjeta se puede usar para una transacción determinada.

¿Cómo funciona la autorización de tarjetas?

La autorización de tarjetas comienza cuando una empresa acepta un pago con tarjeta y el procesador de pagos de la empresa se pone en contacto con el emisor de la tarjeta. Al emisor se le proporcionan los datos de la transacción (tarjeta utilizada, importe de la compra y detalles de verificación de la identidad proporcionados) y se le pide autorización. Durante la autorización, el emisor comprueba lo siguiente:

  • El titular de la tarjeta tiene suficientes fondos o crédito disponibles para cubrir el importe solicitado para la transacción.
  • La tarjeta no está señalada ni se ha robado, perdido o bloqueado.
  • La información de verificación del titular de la tarjeta coincide con la que tienen registrada para esa tarjeta.

El emisor responde a la solicitud de autorización de la empresa con un código de dos dígitos que indica si la transacción se ha aprobado o rechazado. Si la transacción se ha aprobado, el emisor reduce de inmediato el saldo o el crédito disponible en la cuenta asociada a la tarjeta, incluso si los fondos no se le transfieren a la empresa inmediatamente.

Para obtener más información sobre cómo funciona la autorización de tarjetas y qué deben saber las empresas al respecto, lee nuestra guía sobre la autorización de tarjetas.

¿Que son «captura» y «cobro»?

Los términos «captura» y «cobro» hacen referencia a diferentes momentos en el proceso de pago con tarjeta, cuando los fondos de una transacción se transfieren a la cuenta bancaria de la empresa. «Captura» es cuando el adquirente del comerciante inicia el proceso para actuar tras recibir la autorización del emisor. Puesto que las autorizaciones de las tarjetas no caducan de inmediato (suelen durar de cinco a diez días, pero a veces pueden durar hasta 30 días), el adquirente del comerciante tiene cierta flexibilidad en cuanto al momento de pedir la recepción de los fondos después de haberse autorizado la transacción. Cuando lo hace, se llama «captura». «Cobro» es cuando se mueven los fondos de la cuenta del emisor a la cuenta del comerciante.

Proceso de pago con tarjeta

Aquí explicamos de principio a fin los pasos del proceso de una transacción con tarjeta y cómo trabajan juntos los principales actores:

  • El cliente envía una tarjeta de débito o crédito para el pago, ya sea por Internet o en persona.

  • Para las transacciones en persona, el lector de tarjetas y el punto de venta (POS) de la empresa aceptan la información de la tarjeta y se la transmiten al procesador de pagos de la empresa.

  • Para las transacciones por Internet ocurre lo mismo, excepto que no hay lector de tarjetas físico. El cliente introduce manualmente la información de la tarjeta, utiliza un monedero digital para pagar con una tarjeta de crédito o débito almacenada, o bien utiliza una tarjeta registrada en la empresa.

  • El procesador de pagos de la empresa (por ejemplo, Stripe) envía una petición de aprobación al emisor de la tarjeta a través de la red de tarjetas.

  • El emisor de la tarjeta comprueba tres cosas relacionadas con la transacción:

    • Que la tarjeta sea válida.
    • Se comprueba la identidad del titular de la tarjeta, normalmente mirando que coincida la dirección de facturación proporcionada durante el proceso de compra con la dirección registrada de la tarjeta.
    • Que haya suficientes fondos o crédito disponibles para cubrir el importe que requiere aprobación.
  • Si el emisor de la tarjeta puede verificar esta información, aprueba la transacción y envía un código de autorización al procesador de pagos a través de la red de tarjetas.

  • El procesador de pagos le comunica la aprobación al adquirente y al terminal de pago de la empresa, por Internet o en persona. Esto suele tardar solo unos segundos.

  • Una vez aprobada la transacción, el adquirente recibe los fondos y los deposita en la cuenta de comerciante antes de transferirlos a la cuenta bancaria principal de la empresa, normalmente en un plazo de unos días.

Aunque la autorización de tarjetas y el cobro pueden parecer demasiado granulares y técnicos como para preocuparse, tener un buen conocimiento funcional del proceso ayuda a detectar deficiencias, solucionar problemas y asegurarse de que cada parte del sistema de pagos está optimizada para las necesidades de tu empresa.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.