Cómo cumplir las normativas fiscales en todo el mundo: nuevas tendencias en materia de impuestos en 2023

  1. Introducción
  2. Nuevas leyes para abarcar nuevos productos y servicios
  3. Cambios a la presentación de impuestos en los EE. UU.
  4. Cambios en los tipos impositivos en la UE y el resto del mundo
  5. Controles continuos de las transacciones en la UE
  6. Cambios en los impuestos a servicios ofrecidos de forma remota
  7. Leyes nuevas y ampliadas para marketplaces
  8. Recursos adicionales sobre el cumplimiento de la normativa en materia de impuestos
  9. Cómo puede ayudarte Stripe

Las normativas y leyes en materia de impuestos cambian a menudo. En 2022, hemos observado muchos cambios en el IVA en la UE y, solo en en EE. UU, ha habido más de 600 cambios a los tipos impositivos y las normativas que regulan el impuesto sobre ventas. Estos cambios constantes hacen que cumplir la normativa fiscal resulte complicado y requiera una gran inversión de tiempo para las empresas que venden por Internet.

Para hacerte un poco más fácil este 2023, hemos analizado las novedades fiscales que pronto entrarán en vigor en distintas partes del mundo para identificar las tendencias en materia de impuestos y todo lo que implican para tu empresa. Además de contarte cuáles son esas tendencias, compartiremos algunos recursos que te ayudarán a cumplir la normativa fiscal.

Nuevas leyes para abarcar nuevos productos y servicios

El motivo de estos cambios constantes es sencillo: la economía evoluciona más rápido que las leyes en materia de impuestos. El streaming y las descargas de productos digitales estaban exentos de impuestos. No porque los legisladores hubieran decidido que no debían ir gravados, sino porque esos productos y servicios no existían cuando se escribió la ley sobre impuestos».

Carl Davis, director de investigación del Institute on Taxation and Economic Policy

Las leyes fiscales muchas veces están anticuadas y desfasadas en lo que respecta a los avances tecnológicos, sobre todo si hablamos de bienes y servicios digitales. Por ejemplo, algunos estados de EE. UU. solo gravan los servicios si durante el proceso se ha intercambiado un bien físico, como una memoria USB o unos planos. En otros estados, como Luisiana, los servicios están exentos del impuesto sobre ventas salvo para unas pocas excepciones, como amueblar habitaciones de hotel o vender entradas para parques de atracciones. Canadá ha creado hace poco reglas especiales en las que se amplían los requisitos de registro en materia de impuestos para las empresas extranjeras que proporcionen bienes y servicios digitales.

Si bien no son la única, los impuestos son una importante fuente de ingresos para los gobiernos. Ellos tampoco se libran de las dificultades que han ocasionado los problemas relacionados con la pandemia y la inflación, y muchas jurisdicciones están empezando a aplicar impuestos a productos y servicios que antes estaban exentos.

Cómo te afecta esto: Las empresas que vendan bienes y servicios que no estuvieran sujetos a impuestos (como SaaS y otros servicios) deben prepararse para los cambios legislativos y analizar cómo repercuten estos cambios en cada mercado en el que tengan obligaciones tributarias.

Cambios a la presentación de impuestos en los EE. UU.

A las empresas les frustran cada vez más los complejos requisitos de presentación y, en 2022, empezaron a tomar medidas. Muchos vendedores estadounidenses consideraban que las complejas obligaciones del impuesto sobre las ventas dificultaban (y, en algunos casos, prácticamente imposibilitaban) el comercio interestatal, por lo que acabaron demandando a los estados de Colorado y Luisiana. Aunque los procesos judiciales siguen en marcha, podrían producirse cambios como consecuencia de esas demandas.

Diane Yetter, fundadora del Sales Tax Institute, habló de estas dificultades durante una audiencia del Senado a principios de 2022. Allí explicó cómo esos complejos requisitos de presentación de impuestos eran especialmente perjudiciales para las pequeñas empresas, que a menudo no disponen de los recursos necesarios para mantenerse al día de los constantes cambios y cumplir la normativa. Estas demandas podrían animar a las autoridades fiscales de EE. UU. a crear procesos más sencillos para que las empresas puedan cumplir sus obligaciones con menos recursos.

Cómo te afecta esto: Estar al tanto de los cambios que haya en los tipos impositivos y las leyes en materia de impuestos es solo el primer paso para cumplir con la normativa. Los procesos de presentación y remisión de impuestos también podrían cambiar. Si bien unos requisitos simplificados beneficiarían a los vendedores, las empresas deberán adaptarse a esos cambios cuando se anuncien.

Cambios en los tipos impositivos en la UE y el resto del mundo

Los gobiernos están bajando los tipos impositivos para que sea más fácil afrontar las constantes interrupciones de las cadenas de suministro y la elevada inflación. Aunque la mayoría de los países están reduciendo los impuestos que se aplican a necesidades básicas como la energía y los alimentos, Luxemburgo bajará de forma temporal todos sus tipos de IVA generales (que eran del 17 %, el 14 % y el 8 %) en un 1 % como parte de un paquete contra la inflación. Los tipos del IVA reducidos estarán en vigor del 1 de enero al 31 de diciembre de 2023.

Aunque no todos los gobiernos están siguiendo ese mismo camino. Algunos países tienen pensado subir sus tipos impositivos para abordar posibles déficits de ingresos. Por ejemplo, Singapur va a aumentar el tipo de su impuesto sobre bienes y servicios (GST, por sus siglas en inglés) por primera vez en 15 años. El GST actual del 7 % subirá al 8 % el 1 de abril de 2023 y al 9 % el 1 de enero de 2024. Aun así, cuando se hayan hecho efectivas estas dos subidas, el GST de Singapur seguirá siendo inferior al de sus países vecinos. También se espera que haya subidas de impuestos en Tailandia (del 7 % al 10 %) y en las Maldivas (del 6 % al 8 %).

Cómo te afecta esto: Tras cualquier cambio en los impuestos, las empresas deben analizar cómo afecta eso a sus precios, la facturación y los sistemas de ERP, ya que tendrán que actualizar los tipos impositivos y asegurarse de que siguen siendo los correctos. En concreto, las empresas que estén aplicando la exención del IVA a pequeñas empresas deben asegurarse de no pagar más IVA del estrictamente necesario, ya que el IVA de sus compras no se puede desgravar.

Controles continuos de las transacciones en la UE

Normalmente, las empresas tienen que presentar y remitir sus declaraciones de impuestos de forma mensual, trimestral o anual. Aun así, los gobiernos prefieren conocer las ventas de las empresas casi en tiempo real para poder controlar mejor los impuestos correspondientes. Para ello, algunas autoridades fiscales europeas han creado lo que denominan «controles continuos de las transacciones» (CTC). Estos controles engloban las distintas formas en que las empresas pueden estar obligadas a informar sobre sus ventas en tiempo real (o en plazos realmente cortos).

Un ejemplo de CTC son los modelos de autorización de facturas: un modelo que se aplica a transacciones B2B y que obliga a las empresas a registrar una factura en una plataforma gubernamental. España, Francia, Italia y Bélgica ya han empezado a exigir este tipo de controles, pero se espera que pronto se extienda a más países. Aun así, es poco probable que cambios en este sentido entren en vigor antes de 2024.

El 8 de diciembre de 2022, la Comisión Europea presentó un paquete de reformas muy exhaustivo denominado «El IVA en la era digital» (ViDA, por sus siglas en inglés). En la propuesta se indica que todas las empresas deberán emitir facturas electrónicas por las ventas B2B de bienes o servicios a clientes de otros países de la UE y comunicar determinados datos de las facturas a la agencia tributaria, como máximo, dos días hábiles después de haberlas emitido. Los países de la UE que quieran implementar estos requisitos para las ventas nacionales tendrán que aplicar también la reforma para las ventas internacionales. Aquellos Estados miembro que ya tengan en marcha requisitos sobre la información de las transacciones deberán adaptarse a esta nueva normativa europea antes de 2028. 

Cómo te afecta esto: Si ofreces tus productos o servicios en alguno de los países que vayan a implementar el modelo de autorización de facturas (como España, Francia, Italia o Bélgica), debes asegurarte de poder emitir y recibir facturas electrónicas.

Cambios en los impuestos a servicios ofrecidos de forma remota

Más de 90 países tienen algún tipo de legislación sobre el nexo económico que obliga a las empresas extranjeras a registrarse y cobrar impuestos. En la mayoría de países (los EE. UU. son, prácticamente, la única excepción), estos requisitos fiscales suelen aplicarse a los servicios digitales.

Sin embargo, la mayoría de los países están ampliando sus requisitos de cobro de impuestos a los servicios remotos (como la contabilidad, los servicios legales, la consultoría y los bienes de bajo valor). A partir del 1 de enero de 2023, Singapur seguirá el ejemplo de Australia y Nueva Zelanda, y exigirá a las empresas no residentes que cobren y remitan el GST para ventas B2C de productos de bajo valor y servicios no digitales siempre que sobrepasen determinados umbrales de ingresos. Noruega también está valorando obligar a las empresas extranjeras que presten servicios remotos a clientes locales a cobrar impuestos, aunque sigue sin estar claro cuándo entrará en vigor esta nueva normativa.

Gravar todos los servicios remotos está alineado con el principio del IVA que indica que los impuestos se deben recaudar en el lugar de consumo. Este cambio acabará con la necesidad de distinguir entre servicios «digitales» y «no digitales».

Cómo te afecta esto: A medida que más países empiecen a gravar los servicios remotos, aumentará el número de empresas con obligaciones fiscales en países extranjeros. Las empresas que hasta ahora no presentaban impuestos en el extranjero tendrán que actualizar sus procesos de declaración de impuestos para asegurarse de que cumplen con los cambios en la normativa de cada país.

Leyes nuevas y ampliadas para marketplaces

Cada vez más países están promulgando nuevas leyes sobre los facilitadores de marketplaces y ampliando el alcance de las que ya estaban en marcha. Misuri será el último estado de EE. UU. con impuesto estatal sobre las ventas en establecer leyes sobre el nexo económico y los facilitadores de marketplaces. En 2022, la Columbia Británica se convirtió en la última provincia canadiense en implementar normativas de responsabilidad para los facilitadores de marketplaces.

Asimismo, algunos países están ampliando el alcance de sus leyes sobre facilitadores de marketplaces a otros tipos de transacciones y sectores. Nueva Zelanda ha aprobado hace poco una ley que exige a los marketplaces digitales que cobren y declaren el GST para servicios de entrega de comida y bebida, transporte compartido y alojamiento a partir de 2024. En la UE, la propuesta de reforma de «El IVA en la era digital» obliga a cobrar impuestos a las plataformas de los sectores del transporte de pasajeros y el alquiler de alojamientos de corta estancia. Estas obligaciones se aplicarán a las ventas hechas por miembros de la plataforma que no estén dados de alta como recaudadores de IVA. Se excluirá de este régimen a las empresas registradas a efectos del IVA que proporcionen su número de identificación de IVA a la plataforma. Estas nuevas propuestas sobre la economía de las plataformas entrarán en vigor en 2025.

Cuando se presentó la legislación sobre los facilitadores de marketplaces, la normativa afectaba, en su mayoría, a las ventas de servicios digitales (en la UE) o de bienes tangibles (en los Estados Unidos). Las leyes sobre facilitadores de marketplaces reducen el número de empresas responsables de cobrar impuestos, lo que aumenta la eficiencia del proceso de cobro de impuestos y reduce la posibilidad de evasión fiscal. Sin embargo, hace que el proceso sea bastante más complicado para los marketplaces, que ahora deberán cobrar impuestos en nombre de buena parte de sus vendedores.

Cómo te afecta esto: Estos cambios en las leyes sobre facilitadores de marketplaces implican que, a partir del 1 de enero de 2023, todos los marketplaces afectados deberán cobrar el impuesto sobre ventas en nombre de sus vendedores en todos los estados de EE. UU. que tengan este impuesto.

Recursos adicionales sobre el cumplimiento de la normativa en materia de impuestos

Estar al día de estos cambios fiscales puede resultar abrumador, así que aquí tienes algunos recursos que te harán un poco más fácil cumplir con las normativas en materia de impuestos:

Recuerda que, para asegurarte de que tu empresa cumple la normativa en materia de impuestos, primero tienes que entender dónde tienes obligaciones fiscales. Después, deberás que darte de alta en la autoridad local en materia de impuestos, calcular y cobrar la cantidad de impuestos adecuada y, por último, presentar y remitir los impuestos cobrados.

Cómo puede ayudarte Stripe

Estar al día de las tendencias y los cambios en materia de impuestos es complicado y requiere mucho tiempo. Stripe Tax reduce la complejidad del cumplimiento de la normativa en materia de impuestos en todo el mundo para que puedas centrarte en hacer crecer tu negocio. Calcula y cobra automáticamente el IVA, el impuesto sobre ventas y el GST, tanto para bienes y servicios físicos como digitales, en más de 30 países y en todos los estados de EE. UU. Creamos Tax de forma nativa en Stripe, por lo que puedes empezar a usarlo rápidamente sin integrar software de terceros ni plug-ins adicionales.

Tax te ayuda con lo siguiente:

  • Saber dónde debes darte de alta y cobrar impuestos: averigua dónde tienes que empezar a cobrar impuestos en función de tus transacciones de Stripe y, cuando te hayas dado de alta como recaudador, activa el cobro de impuestos en un nuevo país en cuestión de segundos. Puedes empezar a cobrar impuestos añadiendo una línea de código a tu integración de Stripe actual o, para nuestros productos no-code, como Invoicing, con un solo clic.
  • Darte de alta para pagar impuestos: Tax te facilita los enlaces a las páginas web en las que puedes darte de alta como recaudador cuando hayas superado el umbral de registro.
  • Cobrar impuestos automáticamente: Tax siempre calcula y cobra el importe correcto de los impuestos, independientemente de lo que vendas o de dónde lo hagas. Admite cientos de productos y servicios, y siempre se mantiene al día en lo que respecta a los cambios en los tipos impositivos y las normativas fiscales.
  • Simplificar la presentación y la remisión: Stripe genera informes detallados y resúmenes de impuestos para cada ubicación en la que debas presentar declaraciones. Tanto si lo haces por tu propia cuenta, con tu contable o a través de un socio de Stripe, presentar y remitir tus impuestos será mucho más fácil. Para automatizar la presentación en EE. UU., te recomendamos que uses AutoFile de TaxJar. Contacta con tu asesor fiscal para saber si hay algún requisito específico que se pueda aplicar a tu empresa.

Lee nuestra documentación para obtener más información o crea tu cuenta de Stripe Tax ahora.

¿A punto para empezar? Contáctanos o crea una cuenta.

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos, sin necesidad de contratos ni datos bancarios. También puedes contactarnos para diseñar un paquete personalizado para tu empresa.