Pagos recurrentes versus facturación de suscripciones

Billing
Billing

Stripe Billing te permite facturar y gestionar a los clientes como quieras: desde la simple facturación recurrente hasta la facturación basada en el consumo y los contratos negociados.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué son los pagos recurrentes?
  3. ¿Qué es la facturación de suscripciones?
  4. ¿Qué tipos de empresas utilizan los pagos recurrentes y la facturación de suscripciones?
  5. Tipos de modelos de facturación recurrente
    1. Modelo de tarifa fija
    2. Modelo de tarifas variables
  6. Beneficios de los pagos recurrentes y la facturación de suscripciones
  7. Tipos de modelos de facturación de suscripciones
  8. ¿Cuál es la diferencia entre los pagos recurrentes y la facturación de suscripciones?
    1. Más recursos

Si te preguntas cómo introducir pagos recurrentes en tu modelo de negocio, o si ya los utilizas y deseas mejorar el enfoque, es importante distinguir entre los pagos recurrentes y la facturación de suscripciones. A primera vista, la diferencia entre los dos modelos podría no parecer significativa, pero puede afectar la planificación de los modelos de pago y el enfoque de gestión de suscripciones de la empresa.

Al existir diversas formas de estructurar los planes de pagos y suscripciones (desde qué cobrar y qué incluir hasta qué incentivos deberías ofrecer), hay muchas decisiones por tomar. Lo siguiente es lo que debes saber sobre la diferencia entre los pagos recurrentes y la facturación de suscripciones.

¿Qué contiene este artículo?

  • ¿Qué son los pagos recurrentes?
  • ¿Qué es la facturación de suscripciones?
  • ¿Qué tipos de empresas utilizan los pagos recurrentes y la facturación de suscripciones?
  • Tipos de modelos de facturación recurrente
    • Fija
    • Variable
  • Beneficios de los pagos recurrentes
  • Tipos de modelos de facturación de suscripciones
  • ¿Cuál es la diferencia entre los pagos recurrentes y la facturación de suscripciones?

¿Qué son los pagos recurrentes?

Los pagos recurrentes son un modelo de facturación que les permite a las empresas cobrar a los clientes en intervalos predefinidos, de forma repetida, por suscripciones a productos o servicios, membresías, pagos en cuotas u otros motivos acordados. Los intervalos de los pagos recurrentes pueden ser semanales, mensuales o anuales, o pueden realizarse en un período personalizado.

¿Qué es la facturación de suscripciones?

La facturación de suscripciones es un modelo de pago que les permite a las empresas cobrar pagos recurrentes por el acceso a productos o servicios. Los intervalos de la facturación de suscripciones pueden ser semanales, mensuales o anuales, o pueden realizarse en un período personalizado.

¿Qué tipos de empresas utilizan los pagos recurrentes y la facturación de suscripciones?

El rango de empresas que utilizan pagos recurrentes y ofrecen suscripciones es amplio y está creciendo. Para el 2023, se esperaba que un total del 75 % de las marcas directas a clientes (DTC, por sus siglas en inglés) ofrecieran a los clientes algún tipo de facturación de suscripciones. El mercado ya está en auge: tan solo en 2020, el valor del sector superaba los USD 6000 millones, según Zion Market Research.

Si bien la lista de categorías de empresas que utilizan la facturación recurrente y las suscripciones se expande de forma constante, estas son algunas áreas en las que se las suele utilizar:

  • Membresías a gimnasios
  • Aplicaciones de software
  • Periódicos y revistas digitales o impresos
  • Empresas de servicios públicos que utilizan la facturación por uso
  • Clubes de productos del mes
  • Servicios de streaming
  • Contenido basado en los suscriptores (p. ej., podcasts y boletines informativos)

Tipos de modelos de facturación recurrente

Los siguientes son los puntos clave que debes conocer sobre los tipos de facturación recurrente:

Modelo de tarifa fija

En un modelo de tarifa fija, a un cliente se le cobra un importe estático que no cambia entre los ciclos de facturación.

Modelo de tarifas variables

En un modelo de tarifas variables, a un cliente se le cobran diferentes importes de un ciclo de facturación a otro, en general en función del uso.

Beneficios de los pagos recurrentes y la facturación de suscripciones

Existen muchos motivos por los que cada vez más empresas exploran las formas de incorporar la facturación de suscripciones en su modelo de pagos. La facturación de suscripciones puede ahorrar tiempo y dinero mediante la automatización de los pagos, la creación de una experiencia de cliente más sencilla y fluida, la reducción de la pérdida de clientes, la mejora de la retención de clientes, la capacidad de generar un flujo de efectivo más predecible y la generación de una gran cantidad de perspectivas y datos procesables.

Las suscripciones también son una herramienta potente que permite incorporar nuevos productos y servicios al mercado, así como crear ofertas personalizadas para distintos segmentos de la base de clientes, todo dentro de un modelo de fácil escalamiento.

De hecho, los beneficios de los modelos de facturación de suscripciones y pagos recurrentes son tan considerables que surgió todo un sector para ayudar a las empresas a gestionarlos. En 2020, el tamaño del mercado de software de gestión de la facturación y las suscripciones mundial era de aproximadamente USD 4000 millones y se espera que crezca a USD 7800 millones para 2025.

Tipos de modelos de facturación de suscripciones

Los modelos de facturación de suscripciones son populares, entre otros motivos, porque son fáciles de personalizar. Dos empresas del mismo sector con ofertas similares dirigidas a la misma audiencia de consumidores podrían elaborar modelos de facturación de suscripciones muy diferentes.

Los modelos de suscripción, al igual que otros pagos recurrentes, suelen ser fijos o variables. Por ejemplo, una membresía de «caja del mes», por lo general, les costará a los clientes el mismo importe todos los meses, mientras que por una suscripción a un servicio de entrega de comida se les podrían cobrar importes diferentes cada semana en función de cuántas comidas pidan.

Los modelos de suscripción también pueden ofrecer un rango de niveles diferentes de membresía. Por ejemplo, un gimnasio podría ofrecer un nivel de membresía de bajo precio que no incluya el acceso a clases grupales de entrenamiento, además de una opción más costosa que sí las incluya. Muchas empresas basadas en suscripciones también utilizan un modelo «freemium», a través del cual los clientes pueden obtener un acceso limitado a una variedad de productos o servicios sin cargo, con la opción de elegir un nivel pago para un mayor acceso.

¿Cuál es la diferencia entre los pagos recurrentes y la facturación de suscripciones?

Los pagos recurrentes son la forma más simple de un modelo de facturación de suscripciones. La mayor diferencia entre ambos conceptos es la flexibilidad: los pagos recurrentes son directos, mientras que los modelos de facturación de suscripciones pueden ofrecer a los clientes una variedad de planes con diferentes niveles, opciones y funcionalidades.

Con los pagos recurrentes simples, el proceso se ve así: un cliente crea una cuenta en la empresa y le proporciona su método de pago con permiso para almacenarlo y cargarlo de nuevo para un importe especificado (incluso si el importe cambia) en intervalos definidos. Para la facturación de suscripciones, el escenario es el mismo, pero con la posibilidad de tener más opciones, incluidas las siguientes:

  • Períodos de prueba que se facturan a un importe reducido o se ofrecen de forma gratuita
  • Niveles de membresía que ofrecen a los clientes acceso a distintas capas de funcionalidades, productos o acceso
  • La capacidad de cambiar de nivel a un plan inferior o superior

A veces, las suscripciones involucran un período de contrato fijo con multas financieras por cancelaciones fuera de un período predeterminado, mientras que los acuerdos de facturación recurrente más simples permiten cancelaciones en cualquier momento.

Stripe Billing ofrece una solución integral para la gestión de las suscripciones y la facturación recurrente. Si deseas obtener más información sobre cómo Stripe Billing potencia la gestión de las suscripciones y los pagos recurrentes (o cualquier otro modelo de facturación), comienza aquí.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.