KPI en e-commerce: medición del éxito de las tiendas en línea

Checkout
Checkout

Stripe Checkout es un formulario de pago prediseñado y optimizado para la conversión. Integra Checkout en tu sitio web o dirige a tus clientes a una página alojada en Stripe para aceptar suscripciones y pagos únicos de manera fácil y segura.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es el e-commerce?
  3. ¿Qué son los KPI del e-commerce y por qué son importantes?
  4. ¿Cuáles son los KPI más importantes del e-commerce?
  5. ¿Por qué siempre se deben medir los KPI en relación con otros KPI?

Descubre qué son los indicadores clave de rendimiento (KPI), cuáles son los más importantes para el éxito de tu tienda en línea y por qué se deben monitorizar de forma periódica.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es el e-commerce?
  • ¿Qué son los KPI del e-commerce y por qué son importantes?
  • ¿Cuáles son los KPI más importantes del e-commerce?
  • ¿Por qué deben medirse siempre los KPI en relación con los demás?

¿Qué es el e-commerce?

El e-commerce hace referencia a la compra y venta de bienes y servicios por Internet. El e-commerce presenta numerosas ventajas para las empresas, como ampliar su base de clientes, ofrecer mayor flexibilidad en la variedad de productos y la capacidad de vender en cualquier momento.

Para triunfar en el e-commerce, es importante conocer las tendencias y los desarrollos actuales, así como actuar al respecto, lo que incluye optimizar dispositivos móviles o integrar redes sociales al proceso de ventas, por ejemplo.

¿Qué son los KPI del e-commerce y por qué son importantes?

Es esencial que las empresas de e-commerce midan y analicen el éxito de sus tiendas en línea de forma precisa para mantener el éxito a largo plazo y escalar su negocio. Para ello, deben medir las métricas adecuadas para lograr una imagen completa del rendimiento de su negocio. Estas métricas se conocen como «indicadores clave de rendimiento» o «KPI», por sus siglas en inglés. Los KPI son mediciones que revelan el nivel de éxito de determinados procesos o actividades dentro de una empresa de e-commerce. Además, incluyen la tasa de conversión, el valor medio de los pedidos y el número de pedidos al mes.

Cuando las empresas monitorizan y optimizan periódicamente sus KPI, no solo aumentan el éxito de su negocio, sino que también descubren qué áreas deben mejorar. Sin KPI, es difícil saber qué áreas o procesos empresariales funcionan y cuáles no. Los KPI representan un valioso instrumento para medir de forma precisa el éxito de una empresa de e-commerce y aumentar las ventas. Para las empresas, es importante conocer bien este tema y seleccionar los KPI detenidamente.

¿Cuáles son los KPI más importantes del e-commerce?

Algunos de los KPI más importantes para las empresas en línea son la tasa de conversión, que es la relación entre visitantes y compradores reales, y el valor medio de los pedidos (AOV), que revela el valor de un pedido medio en la tienda. El valor vitalicio del cliente (CLTV) también es un KPI importante, ya que informa de cuánto gasta una persona en la tienda durante su «ciclo de vida».

Otros KPI relevantes son la tasa de abandonos o la tasa de rendimiento. Al analizar y optimizar estos indicadores periódicamente, puedes mejorar el rendimiento de tu tienda y aumentar tus ventas.

Familiarízate con los siguientes KPI:

Tráfico en el sitio web
El éxito de una empresa de e-commerce depende altamente del número de visitantes que recibe un sitio web. El tráfico en el sitio web (el número de visitantes o el número de veces que se visita una página al día) es clave para saber cuánto tráfico recibe tu sitio web. La tasa de rebote y la duración de la sesión (sigue leyendo para ver las definiciones) son también relevantes, ya que ofrecen información sobre cuánto tiempo dedican los usuarios explorando un sitio o si pasan directamente a otra página.

Origen del tráfico
El origen del tráfico también es un indicador clave para medir el éxito de tus actividades de marketing. Responde a la pregunta de cómo llegan los visitantes a tu sitio web. Hay muchos tipos de origen del tráfico, como visitas orgánicas, visitas de pago o redes sociales. Todo origen, con sus pros y sus contras, debe analizarse adecuadamente.
Otro factor a la hora de medir el origen del tráfico es identificar tendencias. Al reconocer patrones en el tráfico de datos, puedes actuar rápidamente y optimizar tus estrategias.

Tasa de conversión (CR)
La tasa de conversión (CR) mide la relación de los objetivos logrados con respecto al número de visitantes a un sitio web. Estos objetivos pueden ser una compra, un registro en un boletín o una consulta de contacto. Para lograr dichos objetivos, las empresas deben asegurar que su tienda en línea es intuitiva y fácil a la hora de buscar productos.

Tasa de rebote (BR)
La tasa de rebote (BR) indica cuántos visitantes abandonan tu sitio web sin echar un vistazo a la tienda en línea ni realizar una compra. Una elevada tasa de rebote supone que algo no termina de funcionar en tu sitio web y que debes realizar cambios para llegar a más clientes y lograr mayores tasas de conversión.

Tasa de clics (CTR)
La tasa de clics (CTR) representa la relación entre el número de clics en un anuncio y el número de veces que se ha mostrado el anuncio (conocidas como «impresiones»). Las impresiones indican la frecuencia con la que un usuario ha visualizado el anuncio o sitio web. Cada vez que aparece un anuncio en la pantalla del usuario constituye una impresión.
Una elevada CTR supone que el grupo objetivo responde bien al mensaje de la empresa y que está interesado en su oferta. Asimismo, es importante tener en cuenta la tasa de conversión, ya que muestra cuántos usuarios llevan a cabo realmente la acción deseada en tu sitio web.

Coste de adquisición de clientes (CAC)
El coste de adquisición de clientes (CAC) indica cuánto cuesta adquirir un nuevo cliente. Esto supone calcular todos los gastos de marketing y atención al cliente dedicados a captar y fidelizar nuevos clientes. Al medir el CAC, las empresas pueden optimizar su estrategia de marketing y monitorizar la eficacia de sus medidas.

Valor vitalicio del cliente (CLV)
El valor vitalicio del cliente (CLV) indica cuánto se espera que gaste un cliente en los productos y servicios durante su relación con la empresa. Un elevado valor vitalicio del cliente implica que un cliente será rentable para la empresa a largo plazo y que, por ello, merecerá la pena invertir en su fidelidad.
Al calcular el CLV del cliente, se deben tener en cuenta distintos factores, como el volumen y la frecuencia medios de pedidos del cliente y su lealtad a la empresa.

Valor medio de los pedidos (AOV)
El valor medio de los pedidos (AOV) mide el promedio de los costes por pedido que gasta un cliente con un comerciante en línea. Este KPI ayuda a las empresas a saber cuánto se gasta y qué beneficio se hace por pedido. El AOV puede ayudar a reconocer las tendencias en los comportamientos de compra de los clientes y representa una fuente de información valiosa sobre la investigación de mercado y la competitividad de una empresa.

Tasa de abandono del carrito (CAR)
La tasa de abandono del carrito (CAR) indica la frecuencia con la que los clientes finalizan el proceso de pago sin concluir una compra. Una CAR elevada se puede atribuir a distintos factores, como una mala navegación por el sitio web, métodos de pago limitados o elevados costes de envío.

Tasa de devolución (RoR)
La tasa de devolución (RoR) indica cuántos productos devuelven los clientes después de una compra. Las empresas pueden utilizar esta información para desarrollar mejores estrategias personalizadas para reducir la tasa de devolución.

Tiempo en el sitio (TOS)
El tiempo en el sitio, o la duración de una visita por página, ofrece información sobre cuánto tiempo pasa un visitante en un sitio web (o sus páginas secundarias), así como qué páginas visita. Un tiempo prolongado en el sitio puede significar que el cliente tiene interés y es más probable que compre. Sin embargo, un breve tiempo en el sitio podría indicar que el sitio web no es relevante, es difícil de explorar o es visualmente poco atractivo.

Duración de la sesión
La sesión de la duración describe el periodo durante el cual las interacciones activas suelen tener lugar en un sitio web. La sesión se dará por terminada si no se realizan más acciones en un plazo de 30 minutos. A diferencia del tiempo en el sitio, la duración de la sesión tiene en cuenta todo el tiempo que un cliente pasa en un sitio web. Según estos datos, se pueden realizar optimizaciones en el sitio web.

¿Por qué siempre se deben medir los KPI en relación con otros KPI?

Para medir el éxito de una empresa de e-commerce con la mayor eficacia posible, es esencial que los KPI no se tengan en cuenta de forma individual. En su lugar, se deben medir siempre en relación con otros KPI. De este modo, se puede llegar a conocer bien la empresa y la experiencia de sus clientes. Los KPI individuales pueden no ser lo suficientemente informativos si se toman de forma aislada para tomar decisiones fundamentadas sobre una estrategia de la empresa.

Encontrarás más información sobre cómo calcular KPI individuales en nuestro artículo sobre métricas de SaaS. Aprovecha las posibilidades que ofrecen los KPI para llevar tu empresa de e-commerce al siguiente nivel.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.