¿En qué se diferencia una tarjeta de débito de una de crédito en Francia?

Issuing
Issuing

Con más de 100 millones de tarjetas creadas, Stripe Issuing es el prestador de infraestructura de banca como servicio preferido para las startup disruptivas, las plataformas de software innovadoras y las empresas en evolución.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es una tarjeta de débito?
  3. ¿Qué es una tarjeta de crédito?
    1. Tarjeta de pago
    2. Tarjeta de crédito revolving
  4. ¿Cuáles son sus similitudes?
  5. ¿Cómo saber si tienes una tarjeta de débito o de crédito?
  6. Ventajas de la tarjeta de crédito
  7. Desventajas de la tarjeta de crédito
  8. Ventajas de la tarjeta de débito
  9. Desventajas de la tarjeta de débito
  10. ¿Cómo conseguir una tarjeta de marca conjunta?

La tarjeta de débito es el método de pago más común tanto en Francia como en la Unión Europea. En cambio, las de crédito son las que más suelen utilizarse en el mercado internacional. Por tanto, es importante que sepas diferenciarlas para sacar el máximo provecho a tus actividades financieras. En este artículo, te ofrecemos información importante sobre estos dos métodos de pago, incluidas sus diferencias, ventajas y desventajas.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es una tarjeta de débito?
  • ¿Qué es una tarjeta de crédito?
  • ¿Cuáles son sus similitudes?
  • ¿Cómo saber si tienes una tarjeta de débito o de crédito?
  • Ventajas de la tarjeta de crédito
  • Desventajas de la tarjeta de crédito
  • Ventajas de la tarjeta de débito
  • Desventajas de la tarjeta de débito
  • ¿Cómo conseguir una tarjeta de marca conjunta?

¿Qué es una tarjeta de débito?

Una tarjeta de débito (conocida también como «tarjeta bancaria») es una tarjeta de pago que permite retirar de tu cuenta el importe adeudado en un plazo de 24 a 48 horas después de la compra.

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Con una tarjeta de crédito, el gasto se carga después. Hay dos tipos de tarjetas de crédito: las de pago y las revolving.

Tarjeta de pago

Con esta tarjeta, el saldo de tus gastos se acumula en tu cuenta durante un período fijo establecido (que suele ser un mes) antes de que se retire el importe total al final de un período convenido. En este caso, tu entidad bancaria te presta el dinero para las compras, y tú asumes la responsabilidad de reembolsar el importe íntegro al final de cada período fijado. En el contrato de tu cuenta puedes consultar la fecha exacta en que se hace el cobro en tu cuenta.

Cabe señalar que las tarjetas de pago también te permiten retirar efectivo (débito instantáneo y no débito diferido).

Tarjeta de crédito revolving

No es más que una línea de crédito acordada con un banco, un minorista con grandes volúmenes de venta, un minorista de pedidos por correo o incluso una institución especializada en créditos al consumo. Te da acceso a una reserva de efectivo que puedes retirar en cualquier momento y te ofrece mucha más flexibilidad para reembolsarlo (por ejemplo, tienes la opción de aplazar tus pagos mensuales). El cargo se hace en tu cuenta todos los meses hasta que reembolses el importe íntegro prestado, incluidas las comisiones. Ten en cuenta que este tipo de tarjeta suele tener unos tipos de interés más altos (entre el 2,9 y el 22,07 % del importe gastado).

Otro aspecto importante que debes considerar es que la línea de crédito se repone cada vez que haces pagos, por lo que el dinero que pagas está disponible para que lo vuelvas a utilizar.

¿Cuáles son sus similitudes?

Las tarjetas de crédito y débito tienen la misma función, es decir, te permiten retirar efectivo, hacer pagos con tarjeta y por Internet y efectuar pagos internacionales. La entidad financiera establece un límite de uso en ambos casos. Puesto que el límite varía en función del banco y del tipo de tarjeta, debes consultar el contrato de tu cuenta para saber el límite de tu tarjeta.

Puedes obtener una tarjeta de crédito o débito que funcione con las redes Visa y Mastercard y con la red francesa «Cartes Bancaires» (CB). Más del 95 % de las tarjetas CB comparten marca con Visa o Mastercard, lo que facilita el procesamiento de las tarjetas.

Consulta más información sobre las tarjetas «Cartes Bancaires».

¿Cómo saber si tienes una tarjeta de débito o de crédito?

Desde 2016, todas las entidades bancarias están obligadas a indicar en todas las tarjetas de pago si son de débito o crédito, en virtud del Reglamento (UE) 2015/751. Esta información se encuentra en el reverso de la tarjeta.

Ventajas de la tarjeta de crédito

Una tarjeta de crédito es muy útil cuando se hacen compras de gran valor, ya que los fondos disponibles en tu cuenta bancaria no suponen una limitación. También te permite tener todos tus gastos en un solo lugar.

Además, si pagas todos los meses con puntualidad, mejoras tu calificación crediticia y aumentas tus posibilidades de que te aprueben futuros préstamos bancarios (una puntuación de crédito alta demuestra al banco que autoriza el préstamo que sabes gestionar tu deuda).

En general, las tarjetas de crédito te ofrecen descuentos (en forma de puntos o dinero) cuando haces determinados tipos de compras. Los titulares de tarjetas de crédito suelen recibir ofertas y pueden disfrutar de eventos organizados por la entidad bancaria de la tarjeta.

Una cuenta bancaria puede tener una sola tarjeta de débito, pero varias de crédito. Esto te permite no depender del límite de crédito de una única tarjeta. Con tantas tarjetas de crédito diferentes en el mercado, es fácil que encuentres opciones que satisfagan tus necesidades financieras.

Desventajas de la tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito suelen tener una comisión anual y acumulan intereses. Además, determinadas empresas de tarjetas exigen un saldo mínimo para poder utilizarlas.

A pesar de que las tarjetas de crédito ofrecen cierta libertad financiera, debes tener la precaución de no endeudarte demasiado. Un pago tardío o un impago no solo pueden suponer más comisiones, sino que también pueden dañar tu calificación crediticia.

Ventajas de la tarjeta de débito

Una tarjeta de débito te ayuda a limitar tus gastos a la cantidad disponible en tu cuenta bancaria, lo que te sirve para gastar con más prudencia y evita que vivas por encima de tus posibilidades.

Además, una tarjeta de débito no acumula intereses ni tiene comisiones de procesamiento. Sin embargo, puede que tengas que pagar comisión cuando retiras efectivo.

Desventajas de la tarjeta de débito

Las tarjetas de débito no se pueden utilizar para determinadas compras. Por ejemplo, una tarjeta de débito podría rechazarse durante el alquiler de un vehículo. Además, una tarjeta de débito no te ofrece ningún adelanto de fondos. Por tanto, solo puedes utilizar el dinero que tienes. Estas tarjetas tampoco ofrecen descuentos.

¿Cómo conseguir una tarjeta de marca conjunta?

Puedes obtener una tarjeta de débito o crédito emitida en colaboración con una empresa, una sociedad u otra entidad. Estas tarjetas comparten su marca con la marca comercial de la entidad asociada y pueden darte acceso a programas de fidelización. Para conseguir una, contacta con el emisor de la tarjeta (es decir, la entidad asociada).

Como alternativa, Stripe Issuing ofrece a las empresas la posibilidad de crear un programa de tarjetas de marca conjunta perfectamente adaptado a las necesidades de la empresa. Por ejemplo, Issuing te permite establecer tus propios límites de gasto y personalizar el diseño de la tarjeta. Estas tarjetas permiten a tus clientes retener fondos y hacer pagos, entre otras cosas. Para obtener más información sobre cómo Stripe puede ayudarte a crear tarjetas que se ajusten a tu marca, contacta con alguno de nuestros expertos.

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.