El impuesto sobre sociedades en Alemania

Tax
Tax

Stripe Tax te permite calcular, cobrar y declarar impuestos sobre pagos internacionales con una sola integración. Ten en claro dónde tienes que registrarte, cobra automáticamente el importe correcto de impuestos y accede a los informes que necesitas para presentar declaraciones.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es el impuesto sobre sociedades?
  3. ¿Quiénes tienen la obligación de pagar el impuesto sobre sociedades?
  4. ¿Las sociedades de responsabilidad limitada (GmbH) tienen que pagar el impuesto sobre beneficios de sociedades?
  5. ¿Las asociaciones tienen que pagar el impuesto sobre sociedades?
  6. ¿Qué tipo impositivo tiene el impuesto sobre sociedades?
  7. ¿Cómo se calcula el impuesto sobre sociedades?
  8. ¿Qué es una liquidación del impuesto sobre sociedades?
  9. ¿Cómo se solicita un número de identificación fiscal para el impuesto sobre sociedades?

El impuesto sobre sociedades es un elemento fundamental dentro del sistema tributario para empresas de Alemania. En este artículo explicamos cuál es su importancia, quiénes tienen la obligación de abonarlo y cómo se calcula. Además, también veremos qué pasos hay que dar para solicitar un número de identificación fiscal para el impuesto sobre sociedades.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es el impuesto sobre sociedades?
  • ¿Quiénes tienen la obligación de pagar el impuesto sobre sociedades?
  • ¿Las sociedades de responsabilidad limitada (GmbH) tienen que pagar el impuesto sobre sociedades?
  • ¿Las asociaciones tienen que pagar el impuesto sobre sociedades?
  • ¿Qué tipo impositivo tiene el impuesto sobre sociedades?
  • ¿Cómo se calcula el impuesto sobre sociedades?
  • ¿Qué es una liquidación del impuesto sobre sociedades?
  • ¿Cómo se solicita un número de identificación fiscal para el impuesto sobre sociedades?

¿Qué es el impuesto sobre sociedades?

El impuesto sobre sociedades (o impuesto sobre los beneficios de las sociedades) es un gravamen que se impone sobre los beneficios de las entidades empresariales en calidad de personas jurídicas y equivaldría al impuesto sobre la renta que se aplica a las personas naturales. Junto con el impuesto comercial, se trata de uno de los principales tributos que deben declarar y abonar las empresas en Alemania. El impuesto sobre sociedades desempeña un papel muy importante en la planificación financiera y la gestión de las estrategias empresariales.

¿Quiénes tienen la obligación de pagar el impuesto sobre sociedades?

Además de las sociedades de responsabilidad limitada (GmbH) y las asociaciones (cuyos casos específicos abordaremos con más detalle en el siguiente apartado), tienen obligación de pagar un impuesto sobre sociedades las sociedades anónimas (AG), las sociedades mercantiles de responsabilidad limitada (UG), las cooperativas y otras entidades de carácter empresarial constituidas al amparo del derecho público o privado. Las sociedades anónimas y las sociedades mercantiles de responsabilidad limitada entran dentro de esta categoría porque, al igual que las sociedades de responsabilidad limitada, son entidades empresariales sujetas al derecho privado y cuya finalidad es generar beneficios.

En principio, las cooperativas también están obligadas a satisfacer el impuesto sobre sociedades, aunque existen reglas especiales que se aplican a aquellas cooperativas que persigan determinados fines de carácter social, cultural o económico y que, por ello, disfrutan de ventajas fiscales si cumplen ciertas condiciones.

Conviene además tener en cuenta que, además de las empresas con sede en Alemania, las empresas extranjeras que obtengan beneficios en ese país también asumen y deben satisfacer cierta responsabilidad limitada ligada al impuesto sobre los beneficios de las sociedades. Es decir, que los beneficios que se obtengan en Alemania están sujetos al impuesto sobre sociedades que rige en ese país.

¿Las sociedades de responsabilidad limitada (GmbH) tienen que pagar el impuesto sobre beneficios de sociedades?

Las sociedades de responsabilidad limitada que operan en Alemania tienen la obligación de declarar y abonar el impuesto sobre beneficios de las sociedades, dado que se trata de empresas y se gravan como entidades empresariales. Por tanto, deben pagar la cuantía que corresponda según los beneficios obtenidos.

El impuesto sobre los beneficios de las sociedades se calcula anualmente, dentro de la declaración del impuesto sobre sociedades. Su base son los extractos financieros anuales de cada sociedad de responsabilidad limitada. Se deben respetar además las disposiciones del derecho mercantil y las reglas que rigen el impuesto sobre los beneficios de las sociedades y el impuesto sobre la renta. La dirección de cada empresa es responsable de calcular correctamente los beneficios y la tributación que corresponda. Si se incumpliesen estos deberes, podrían surgir cuestiones de responsabilidad civil personal y consecuencias ligadas al derecho penal.

Además del impuesto sobre los beneficios de las sociedades, las empresas de responsabilidad limitada también deben abonar el impuesto comercial. La cuantía del impuesto comercial difiere y varía según el municipio donde esté emplazada la sede de la empresa. También es posible que deba afrontar otras obligaciones fiscales, como el impuesto sobre el valor añadido, el impuesto a las ganancias de capital o impuestos sobre los rendimientos del trabajo. Cuando hablemos sobre el impuesto sobre los beneficios de las sociedades y otras clases de tributos, lo más importante es planificar con cuidado y asesorarnos bien para cumplir los requisitos legales y no correr riesgos.

¿Las asociaciones tienen que pagar el impuesto sobre sociedades?

En Alemania, la obligación de pagar el impuesto sobre sociedades tiene ciertas peculiaridades para las entidades registradas como asociaciones. En principio, las asociaciones sí tienen la responsabilidad de satisfacer el impuesto sobre los beneficios, dado que se trata de entidades empresariales sujetas al derecho privado. Eso implica que, bajo ciertas circunstancias, las asociaciones deben pagar el impuesto sobre los beneficios de la sociedad según los ingresos que hayan percibido. Sin embargo, la carga tributaria real depende del tipo de beneficios y de las actividades que desarrolle cada asociación.

Por norma general, las asociaciones sin ánimo de lucro, eclesiásticas o con fines benéficos que carecen de actividad comercial quedan exentas de dicha obligación fiscal, según expone el Artículo 5 de la Ley del impuesto sobre sociedades (KStG). Esta exención se aplica a aquellos beneficios que sean coherentes con la finalidad benéfica de la asociación. Sin embargo, las operaciones empresariales de carácter comercial que lleven a cabo estas asociaciones más allá de la mera gestión de activos sí podrían ser gravables. En ese caso, la asociación tendrá que pagar el impuesto sobre los beneficios de las sociedades que corresponda a los ingresos generados por esas actividades.

Las organizaciones sin ánimo de lucro que tengan actividad económica, por norma general, están sujetas a la obligación de pagar el impuesto sobre los beneficios de las sociedades. Todos los beneficios que reciba la asociación, como las cuotas que abonen sus socios, donativos o ingresos de actividades económicas, están sujetos a esta tributación.

Por lo tanto, es muy importante que las asociaciones no pierdan de vista sus actividades e informen con claridad de hasta qué punto ejecutan transacciones empresariales gravables. En este contexto, a menudo es fundamental solicitar asesoramiento fiscal profesional para asegurarse de que la sociedad esté dada de alta en el epígrafe correcto y para aprovechar las posibles ventajas fiscales.

¿Qué tipo impositivo tiene el impuesto sobre sociedades?

En la actualidad, el impuesto sobre los beneficios de las sociedades (KSt) en Alemania asciende al 15 % de los beneficios gravables de una entidad empresarial, como pueden ser una sociedad de responsabilidad limitada o una sociedad anónima. Además de ese tipo impositivo, se aplica también el complemento de solidaridad, que equivale al 5,5 % del impuesto sobre los beneficios de las sociedades. En definitiva, el resultado es un tipo impositivo de aproximadamente el 15,83 % de los beneficios de la empresa.

Estos tipos impositivos se aplican a todas las empresas, independientemente de qué tamaño tengan o qué ingresos generen. Este impuesto se calcula sobre los beneficios obtenidos tras deducir todos los gastos de explotación, pero antes de repartir los dividendos entre las personas accionistas o socias.

¿Cómo se calcula el impuesto sobre sociedades?

En Alemania, el impuesto sobre los beneficios de las sociedades se calcula tomando como base los beneficios gravables. El proceso de cálculo comprende varios pasos:

1. Determinar el beneficio de la balanza comercial: en primer lugar, se calculan los beneficios de acuerdo con los extractos financieros anuales, según los principios del derecho mercantil. Incluye todos los ingresos operativos menos los gastos.

2. Ajustes según la legislación tributaria: a continuación, se ajusta el beneficio de la balanza comercial de cara a correcciones tributarias. Se incluyen además sumas que se agregan (por ejemplo, gastos de empresa no deducibles) y deducciones (por ejemplo, ingresos no gravables) para después determinar cuál es el beneficio sujeto a impuestos.

3. Aplicación del tipo impositivo sobre los beneficios de las sociedades: se aplica el tipo impositivo del 15 % del impuesto sobre los beneficios de las sociedades al beneficio gravable que acabamos de calcular.

4. Cálculo del complemento de solidaridad: Además del impuesto sobre los beneficios de las sociedades, se aplica una tasa de recargo en concepto de complemento de solidaridad equivalente al 5,5 % del impuesto sobre sociedades. El resultado final es un tipo impositivo efectivo del 15,83 % aproximadamente.

5. Posibilidad de traspaso de pérdidas: si durante los años anteriores la empresa registró pérdidas, se pueden compensar con el beneficio actual, de modo que es posible reducir la carga tributaria.

6. Anticipos trimestrales: tomando como referencia la carga tributaria anual que esperan tener que afrontar, las empresas efectúan pagos por anticipado trimestralmente en concepto del impuesto sobre los beneficios de las sociedades. Se compensan según las obligaciones tributarias anuales cuando estas se conozcan con precisión.

Calcular con exactitud el impuesto sobre los beneficios de las sociedades puede resultar muy complejo y, según las características de cada caso individual, a menudo requiere consultar a especialistas en asesoría fiscal. Sobre todo, si se deben aplicar reglamentos tributarios específicos y existe la posibilidad de optimizar la carga tributaria.

¿Qué es una liquidación del impuesto sobre sociedades?

Una liquidación del impuesto sobre sociedades es un documento oficial que emiten las autoridades fiscales en Alemania después de ejecutar una auditoría de la liquidación del impuesto sobre los beneficios de la sociedad de una empresa concreta. Dicha liquidación determina qué importe debe pagar esa empresa para el ejercicio fiscal correspondiente en concepto de impuesto sobre los beneficios de la sociedad. Estos son los principales aspectos de una liquidación del impuesto sobre los beneficios de las sociedades:

1. Presentación de la declaración del impuesto sobre los beneficios de las sociedades: tras obtener sus extractos financieros anuales (el balance) según las disposiciones del derecho mercantil, la empresa debe preparar su declaración del impuesto sobre los beneficios de la sociedad, con carácter anual, y remitirla por vía electrónica a la oficina fiscal. Habitualmente, el plazo para presentar la declaración finaliza el 31 de julio del año siguiente, pero un profesional especialista en asesoría fiscal podría prolongarlo hasta el último día de febrero del año posterior.

2. Contenido de la liquidación del impuesto sobre los beneficios de las sociedades: la liquidación contiene el cálculo del impuesto sobre los beneficios de la sociedad basado en los beneficios gravables registrados por la empresa. Tiene en cuenta todos los factores fiscales relevantes, incluido el traspaso de pérdidas y otras regulaciones especiales.

3. Conciliación con los anticipos: la liquidación compara los anticipos abonados previamente con el importe del impuesto que realmente se adeuda. Si existe una diferencia, se deberá compensar con un pago o un reembolso. Si los anticipos fueron insuficientes, se deberá efectuar un pago adicional. Pero si fueron excesivos, se efectuará un reembolso para devolver el excedente a la empresa.

4. Contabilidad y reembolsos: si se produjese un reembolso, se incorporará el asiento de contabilidad correspondiente en las cuentas de la empresa. El dinero recibido a través del reembolso se registra en la cuenta bancaria contra la reclamación presentada ante la oficina fiscal.

5. Transferencia electrónica: la declaración del impuesto sobre los beneficios de la sociedad y toda la documentación asociada deben presentarse por vía electrónica, por medio de formularios oficiales.

La liquidación del impuesto sobre sociedades sirve de base para tomar otras decisiones sobre contabilidad y responsabilidades tributarias. Si se detectasen ambigüedades o surgiesen objeciones a la liquidación, las empresas o sus especialistas en asesoría fiscal pueden presentar reclamaciones dentro de cierto plazo.

¿Cómo se solicita un número de identificación fiscal para el impuesto sobre sociedades?

En Alemania, solicitar esta identificación es un procedimiento muy importante, sobre todo a la hora de establecer nuevas empresas. Suele comenzar automáticamente tras fundar la empresa y darla de alta en el registro comercial, ya que los datos de este último se transmiten a las autoridades fiscales. A continuación, la oficina fiscal que corresponda se pone en contacto con la nueva empresa y le envía un cuestionario para el registro de impuestos, que recoge información detallada sobre la empresa, sus negocios y sus accionistas o socios.

Cuando el cuestionario esté debidamente cumplimentado, se devuelve a la oficina fiscal. Puede ser por correo postal o por vía electrónica, a través del portal ELSTER. Llega el turno de la oficina fiscal, que verifica la información remitida y le asigna a la empresa un número de identificación a efectos del impuesto sobre sociedades. Es un procedimiento que puede demorarse, pero en cuanto se emite el número de identificación, la oficina lo notifica. A partir de ese momento, la empresa debe indicar ese número de identificación en todos sus documentos oficiales.

Es absolutamente imprescindible que la información facilitada en el cuestionario sea correcta y completa, puesto que servirá de base para las evaluaciones fiscales de esa sociedad. Si queda algún detalle poco claro o es necesario confirmar que la información es correcta, lo más recomendable es solicitar la ayuda de especialistas en asesoría fiscal. Así nos aseguraremos de que la empresa cumpla todos los requisitos fiscales y se podrán prevenir posibles errores.

¿Te interesaría conocer mejor las soluciones de contabilidad y cálculo de impuestos de Stripe? Si te gustaría sopesar las posibilidades de optimizar tus procesos de contabilidad y potenciar los resultados de tu negocio, contacta con nuestro equipo de ventas.

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.