Lo que las empresas deben saber sobre la gGmbH en Alemania

Atlas
Atlas

Pon en marcha tu empresa en unos pocos clics y prepárate para aceptar pagos de tus clientes, contratar tu equipo de trabajo y recaudar fondos.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es una gGmbH?
  3. ¿Qué es un fin empresarial no lucrativo?
  4. ¿Qué requisitos deben cumplirse para fundar una gGmbH?
  5. ¿Cómo fundar una gGmbH?
  6. ¿Qué ventajas fiscales tiene una gGmbH?
  7. ¿Quién es responsable de una gGmbH?
  8. ¿Cuáles son las alternativas a una gGmbH?
  9. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de una gGmbH?

La gGmbH es una forma jurídica consolidada para empresas que operan en el sector benéfico y desean beneficiarse de la limitación de responsabilidad y de desgravaciones fiscales. En este artículo se explica qué es una gGmbH y cómo fundar una, incluidas las condiciones que deberás cumplir. También se exponen las ventajas e inconvenientes de una gGmbH y se muestran qué formas jurídicas alternativas pueden ser adecuadas para una empresa sin ánimo de lucro.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es una gGmbH?
  • ¿Qué es un fin empresarial no lucrativo?
  • ¿Qué requisitos deben cumplirse para fundar una gGmbH?
  • ¿Cómo fundar una gGmbH?
  • ¿Qué ventajas fiscales tiene una gGmbH?
  • ¿Quién es responsable de una gGmbH?
  • ¿Cuáles son las alternativas a una gGmbH?
  • ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de una gGmbH?

¿Qué es una gGmbH?

Una gGmbH es una sociedad de responsabilidad limitada sin ánimo de lucro. Es un tipo especial de GmbH que utilizan las empresas que persiguen un fin no lucrativo. En un panorama empresarial cada vez más centrado en la sostenibilidad, la gGmbH es una forma jurídica muy popular, especialmente para las nuevas empresas que pretenden abordar cuestiones sociales. A diferencia de una asociación (Verein) o una fundación (Stiftung), la gGmbH pretende generar beneficios. Sin embargo, este beneficio debe beneficiar al fin benéfico de la empresa. La gGmbH combina las ventajas económicas de una GmbH con las ventajas fiscales del derecho no lucrativo.

¿Qué es un fin empresarial no lucrativo?

Al crear una gGmbH, un requisito fundamental es que la empresa persiga un fin no lucrativo. Lo que esto significa en la práctica, y qué criterios deben cumplirse, lo establece la autoridad legislativa en el código tributario.

En principio, el objetivo empresarial de una gGmbH debe ser no lucrativo, benéfico o religioso. En concreto, se trata de actividades que sirven a la comunidad de forma material, espiritual o moral (artículo 52 del código tributario); que apoyan desinteresadamente a las personas (artículo 53 del código tributario); o que promueven comunidades religiosas (artículo 54 del código tributario). Esto abarca un amplio espectro e incluye, entre otras cosas, la protección del medio ambiente y de los animales; la promoción del arte y la cultura; la atención a jóvenes y ancianos; y la construcción de lugares de culto. Sin embargo, cualquier actividad que se lleve a cabo debe tener una clara conexión con el propósito empresarial específico. Por ejemplo, si una gGmbH se ha comprometido en sus estatutos a la protección de especies, no puede llevar a cabo proyectos paralelos que aborden la pobreza en la tercera edad. Esto sería contrario al principio de exclusividad (artículo 56 del código tributario).

Otro principio del estatus de sociedad sin ánimo de lucro es que la empresa debe actuar de forma desinteresada. Los beneficios obtenidos por una gGmbH deben utilizarse para el fin empresarial no lucrativo especificado, y no para servir principalmente a los propios intereses económicos de la empresa (artículo 55 del código tributario). Entre otros, los beneficiarios pueden ser fundaciones, asociaciones sin ánimo de lucro, gUG (UG sin ánimo de lucro) u otras gGmbH. Las actividades de la empresa también deben llevarse a cabo internamente. Esto significa que las actividades no deben subcontratarse a terceros. No obstante, está permitido solicitar el apoyo de personas auxiliares dentro de un marco limitado (artículo 57 del código tributario).

Si la empresa cumple todos los requisitos del fin no lucrativo, la oficina fiscal competente concederá a la gGmbH el estatus de sociedad sin ánimo de lucro. Para garantizar que la empresa cumple los requisitos, este estatus solo es temporal. Se concede con carácter retroactivo durante un año natural. Las infracciones y la retirada del estatus de sociedad sin ánimo de lucro pueden dar lugar a elevados pagos de impuestos atrasados.

¿Qué requisitos deben cumplirse para fundar una gGmbH?

El principio básico de la gGmbH es su fin empresarial no lucrativo. Este fin debe estar claramente definido y estipulado con precisión en el acta de constitución. Si la oficina fiscal no clasifica el fin empresarial como no lucrativo, la gGmbH no podrá fundarse. Esto es especialmente relevante para empresarios sociales o empresas que no solo persiguen un impacto positivo, sino que también operan para su propio éxito económico.

Para fundar una gGmbH se requiere al menos un socio. No hay límite en el número de socios, lo que significa que varias personas pueden formar un equipo.

Otro requisito fundamental es el capital mínimo, que actualmente está fijado en 25.000 €. Al menos la mitad de este capital social debe estar a disposición de la gGmbH en el momento de la fundación. Sin embargo, existe la posibilidad de tener en cuenta inversiones tangibles. Se trata, por ejemplo, de bienes inmuebles, maquinaria o vehículos.

¿Cómo fundar una gGmbH?

Una gGmbH puede fundarse en unos pocos pasos:

  • Crear un acta de constitución: el acta de constitución contiene, entre otras cosas, el nombre y el domicilio social de la gGmbH, el importe del capital social, las participaciones respectivas de cada socio y las disposiciones resultantes en materia de responsabilidad y distribución de beneficios. Además, deben definirse claramente el objeto social y los fines de la empresa. Para asegurarse de que la información contenida en el acta de constitución es completa y exacta, la empresa debe considerar la posibilidad de buscar asesoramiento jurídico. Antes de la certificación notarial, el documento puede presentarse a la oficina fiscal competente, que comprobará si se cumplen los requisitos para obtener el estatus de sociedad sin ánimo de lucro.
  • Certificar ante notario el acta de constitución: un notario debe certificar el acta de constitución. Como parte del proceso de certificación notarial, todos los accionistas deben aportar su firma.
  • Depositar el capital social: en el siguiente paso, los socios ingresan su capital social en la cuenta de la gGmbH. En cuanto se acredite que se ha depositado al menos la mitad de los 25.000 € requeridos, el notario inscribirá la empresa en el registro mercantil del juzgado de distrito competente. Durante el período comprendido entre la certificación notarial y la inscripción en el registro mercantil, la gGmbH opera con la designación adicional «i.G.», que significa que está en proceso de constitución. Una vez inscrita la gGmbH en el registro mercantil, la empresa recibirá en unos días el extracto correspondiente del registro mercantil.
  • Registrar la empresa: los socios deben registrar su gGmbH como empresa en la oficina comercial correspondiente.
  • Rellenar el formulario de registro impuestos: la oficina fiscal solicita a la gGmbH que devuelva su registro de impuestos por correo. Para completar con éxito este proceso, la gGmbH debe presentar su acta de constitución, el extracto del registro mercantil y la confirmación del registro de la empresa. También debe presentar un balance de apertura y una previsión de beneficios para los primeros años de actividad.
  • Inscribirse en la Cámara de Comercio e Industria (IHK) o en la Cámara de Oficios (HWK): si el registro de la empresa se ha realizado correctamente, la Cámara de Comercio e Industria (IHK) o la Cámara de Oficios (HWK) se pondrán en contacto con la empresa. Los socios están obligados a registrar la gGmbH como corresponde y a pagar las cuotas de afiliación.

¿Qué ventajas fiscales tiene una gGmbH?

En primer lugar, la gGmbH se beneficia de las mismas ventajas fiscales que una GmbH clásica. En segundo lugar, existen otras ventajas financieras debido al estatus no lucrativo de la empresa. Sin embargo, esto solo se aplica a los servicios prestados en el curso de la labor no lucrativa. Los servicios prestados a través de operaciones comerciales normales reciben el mismo tratamiento fiscal que una GmbH clásica. Al elaborar las cuentas, los distintos servicios deben separarse correctamente entre sí.

Una gGmbH no paga el impuesto de sociedades ni el impuesto sobre actividades económicas por los servicios no lucrativos. Además, muchos servicios están exentos del impuesto sobre el valor añadido (IVA) o solo tributan al tipo reducido del 7 %. Si los bienes inmuebles adquiridos se utilizan para los fines no lucrativos de la gGmbH, la empresa no tiene que pagar el impuesto sobre bienes inmuebles. Otra ventaja es que la oficina fiscal proporciona a la gGmbH sin ánimo de lucro un certificado que le permite aceptar donaciones y emitir recibos de donaciones con efecto fiscal. Por último, la gGmbH también está exenta del impuesto sobre donaciones y sucesiones.

¿Quién es responsable de una gGmbH?

En lo que respecta a la responsabilidad, no hay diferencia entre una gGmbH y una GmbH clásica, ya que la responsabilidad se limita a los activos de la empresa. Esto significa que la responsabilidad de los socios solo se extiende al capital que hayan aportado individualmente, y no a su patrimonio privado (consulta el artículo 13 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada). Sin embargo, esto solo se aplica si los accionistas no han incumplido su deber de diligencia. Si una situación de crisis conduce a la disolución de la gGmbH, las aportaciones en especie de la empresa también pueden utilizarse como responsabilidad. La limitación de responsabilidad surte efecto una vez que la empresa se inscribe en el registro mercantil.

¿Cuáles son las alternativas a una gGmbH?

Si la empresa desea prestar servicios sin ánimo de lucro, existen otras formas jurídicas a considerar, además de la gGmbH. Las alternativas incluyen la gUG, una asociación registrada o una fundación.

La principal diferencia entre una sociedad empresarial sin ánimo de lucro (gUG) y una gGmbH es el nivel de capital social requerido. Para fundar una gUG el requisito mínimo de capital social por accionista es de tan solo 1 €. Esto la convierte en una opción popular para accionistas con recursos financieros limitados. Sin embargo, la gUG está obligada a retener una cuarta parte de sus beneficios anuales como reservas. Esta normativa se aplica hasta que la gUG alcanza un nivel de depósito primario de 25.000 €. Una vez alcanzada esta cifra, la gUG puede convertirse en una gGmbH. La limitación de la responsabilidad para cubrir únicamente los activos de la empresa también se aplica a la gUG.

Otra alternativa a la gGmbH es la asociación registrada, o e.V. para abreviar. La gGmbH es una opción más popular, ya que permite limitar la responsabilidad y goza de mejor reputación entre los posibles socios comerciales. Además, la gGmbH puede ejecutar su estrategia con mayor eficacia y rapidez, ya que los accionistas tienen derecho a tomar decisiones. En cambio, todos los miembros de una asociación tienen voto a la hora de tomar decisiones sobre proyectos concretos. Sin embargo, las asociaciones tienen la ventaja de no estar obligadas a acumular capital.

La empresa también puede perseguir un fin no lucrativo a través de una fundación. Ahora bien, para constituir una fundación hay que cumplir más condiciones que con una gGmbH. El proceso de creación de una fundación es complejo y requiere la aprobación de la autoridad regional competente. Otra diferencia es que el capital de la fundación no puede utilizarse para alcanzar el fin de la fundación. Solo se pueden invertir los ingresos procedentes del capital de la fundación. A la inversa, esto también significa que las aportaciones de capital permanecen intactas y seguras.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de una gGmbH?

A continuación, se resumen las ventajas y desventajas de una gGmbH que se han tratado en este artículo.

Ventajas
Desventajas
Estructura legal reconocida con un estado de organización sin fines de lucro bien establecida Fin comercial fijo
Solo se necesita un particular para constituir la empresa Los fondos están destinados al fin comercial
Procesos de toma de decisiones y estructuras profesionales Proceso de constitución complejo que requiere mucho tiempo
Exenciones fiscales y ventajas Capital mínimo de €25,000
Limitación de responsabilidad
Capacidad de aceptar donaciones

Para obtener información más detallada y artículos sobre empresas y la creación de empresas, visita el portal de recursos de Stripe. Si buscas apoyo profesional para tus procesos financieros, regístrate hoy mismo para empezar a utilizar Stripe.

The content in this article is for general information and education purposes only and should not be construed as legal or tax advice. Stripe does not warrant or guarantee the accurateness, completeness, adequacy, or currency of the information in the article. You should seek the advice of a competent attorney or accountant licensed to practice in your jurisdiction for advice on your particular situation.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.