Finanzas integradas frente a la banca como servicio (BaaS): comparación entre estos dos modelos rompedores

Connect
Connect

Las plataformas y los marketplaces más exitosos del mundo, entre ellos Shopify y DoorDash, utilizan Stripe Connect para integrar pagos en sus productos.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Qué son las finanzas integradas?
  3. ¿Qué es la banca como servicio (BaaS)?
  4. Finanzas integradas frente a la banca como servicio
    1. Finanzas integradas
    2. Banca como servicio
    3. Consideraciones normativas
    4. Datos y análisis
    5. Mercados objetivo

El mercado global de las fintech estaba valorado en unos 227.000 millones de dólares en 2023, y se espera que supere los 917.000 millones para 2032. A medida que la tecnología financiera evoluciona, las empresas y los clientes van interactuando con los servicios financieros de formas diferentes. Dos modelos de negocio que representan este cambio son las finanzas integradas y la banca como servicio (BaaS). Se espera que las finanzas integradas alcancen los 7 billones de dólares en el total de transacciones financieras hasta 2026 solo en EE. UU.

Las finanzas integradas y la BaaS eliminan la necesidad de intermediarios de las instituciones financieras tradicionales. Están redefiniendo la forma en que las personas interactúan con el dinero y el tipo de empresas que participan en estas interacciones. No obstante, los modelos de finanzas integradas y BaaS se diferencian en los métodos utilizados, las implementaciones técnicas y los mercados objetivo. A continuación, hablaremos de sus aspectos técnicos diferenciadores y explicaremos cómo utilizan las empresas estos modelos para crear una amplia gama de servicios financieros destinados a los clientes y a otros negocios.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué son las finanzas integradas?
  • ¿Qué es la banca como servicio (BaaS)?
  • Finanzas integradas frente a la banca como servicio

¿Qué son las finanzas integradas?

«Finanzas integradas» se refiere a la integración de tecnología de servicios financieros en plataformas que no pertenecen al sector financiero. Estas plataformas pueden ofrecer, mediante interfaces de programación de aplicaciones (API), servicios tales como pagos, préstamos o seguros, de forma que las transacciones financieras pasan a formar parte de la experiencia del cliente.

¿Qué es la banca como servicio (BaaS)?

La banca como servicio (BaaS) es un modelo con el que las instituciones financieras ofrecen acceso a sus funciones bancarias principales a través de API. De esta forma, otras empresas pueden crear sus propios productos financieros sin necesidad de convertirse en bancos. Las API permiten a estas empresas crear e implementar una amplia gama de servicios, incluidos los pagos, la gestión de cuentas y otras funciones más complejas, como los préstamos y la evaluación de riesgos. La BaaS está impulsando un cambio hacia experiencias de banca más modulares y personalizables, lo cual afecta directamente a la forma en que se prestan y consumen los servicios financieros.

Finanzas integradas frente a la banca como servicio

Los modelos de finanzas integradas y BaaS han acelerado la transformación de los sistemas financieros tradicionales, aunque cada uno opera de forma diferente. Ambos emplean las API para ofrecer servicios, pero sus objetivos, su público objetivo y su impacto general en las transacciones financieras son distintos. Este es un resumen de las diferencias y las similitudes entre ellos:

Finanzas integradas

Las finanzas integradas incorporan servicios financieros en plataformas que se dedican a distintas actividades. Ya se trate de comercios minoristas, agencias de viajes o redes sociales, las finanzas integradas permiten a estas plataformas añadir funciones de banca, como pagos, préstamos o seguros. Esta integración permite a los clientes de las plataformas completar las transacciones financieras sin abandonar la plataforma que están usando y que ya conocen. Por ejemplo, una aplicación de transporte compartido puede ofrecer a sus clientes un préstamo para un viaje y cargarlo mediante adeudo directo en una cuenta vinculada en la misma aplicación.

Banca como servicio

La BaaS aporta la base sobre la que construir los servicios financieros ofreciendo a las empresas un menú de módulos de funciones financieras mediante API. Se puede ver como un servicio de banca a la carta, en el que otra empresa puede elegir las funciones bancarias que desea integrar en su plataforma. Esto es algo especialmente útil para las startups de fintech que desean iniciar su actividad rápidamente sin tener que establecer una infraestructura bancaria completa. Por ejemplo, una empresa de fintech podría usar la BaaS para ofrecer a sus clientes la posibilidad de crear cuentas, transferir dinero e invertir en bolsa, todo ello a través de API provistas por su socio bancario.

Consideraciones normativas

Los dos modelos de negocio gestionan las consideraciones normativas de diferente forma. Las empresas que utilizan las finanzas integradas a menudo colaboran con instituciones financieras para compartir las responsabilidades de cumplimiento de la normativa, dado que la plataforma principal suele tener un conocimiento escaso sobre las normas financieras. La BaaS, por su parte, suele implicar una relación más directa entre los negocios fintech y sus clientes, ya que la empresa funciona, en cierto modo, como un banco. Por ello, las empresas que ofrecen BaaS están sujetas en mayor medida a una supervisión normativa, a requisitos de licencia, a obligaciones de presentación de informes y a la necesidad de contar con agentes de cumplimiento de la normativa en plantilla.

Datos y análisis

Las finanzas integradas y la BaaS ofrecen distintos tipos de datos para su análisis. Las finanzas integradas suelen ofrecer información sobre el comportamiento de los clientes en una actividad o un sector específicos, como el comercio minorista o el transporte. Las empresas pueden utilizar estos datos para perfeccionar sus productos financieros en ese contexto concreto. La BaaS aporta datos financieros de carácter más general, dado que se centra en los servicios financieros autónomos. Estos datos pueden ser de un valor incalculable, pero no proveen la información específica del contexto que sí ofrecen las finanzas integradas.

Mercados objetivo

Ambos modelos tratan de cubrir nichos de mercado, pero cada uno de ellos se adapta a un conjunto de necesidades y preferencias de los clientes diferente. El siguiente es un breve resumen de los tipos de clientes a los que se dirige principalmente cada uno de los modelos:

Finanzas integradas

  • Clientes generales: cualquier persona que utilice una plataforma centrada en los clientes puede encajar en esta categoría, especialmente quienes valoran las experiencias de tienda única para distintas necesidades.
  • Trabajadores independientes: dado que incorporan soluciones de pago sobre el terreno en sus plataformas, estos trabajadores representan otro grupo destacable de clientes.
  • Propietarios de pequeñas empresas: las finanzas integradas pueden cubrir las necesidades de los propietarios de pequeñas empresas, especialmente las de aquellos que dirigen tiendas en línea y necesitan contar con pagos integrados o soluciones de financiación.

Banca como servicio

  • Amantes de la tecnología financiera: la BaaS a menudo atrae a los usuarios pioneros dispuestos a probar inmediatamente los nuevos productos financieros, como los bancos retadores y los asesores robóticos.
  • Pymes: las empresas que desean contar con soluciones financieras modulares sin comprometerse con una única entidad bancaria pueden ser usuarios adecuados para la BaaS.
  • Población infrabancarizada: la BaaS puede ofrecer unos requisitos más laxos y ser más accesible para la población infrabancarizada que los servicios financieros tradicionales.

Los modelos de finanzas integradas se dirigen principalmente a una base amplia de clientes y se centran en gran medida en experiencias cómodas y con gran variedad de funciones. La BaaS tiene un público objetivo más especializado, como, por ejemplo, aquellas personas insatisfechas con las opciones bancarias tradicionales, las que precisan soluciones modulares o las que están poco representadas en los sistemas financieros tradicionales.

Las finanzas integradas amplían las funciones de las plataformas no financieras y les permiten incluir servicios financieros, mientras que la BaaS permite a las empresas ofrecer rápidamente servicios financieros autónomos. Ambos modelos tendrán un papel importante en el futuro de las finanzas y definen de forma activa la forma en que se prestan los servicios, quién lo hace y cómo interactúan los clientes con sus finanzas.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.