Pagos mediante adeudo directo SEPA: cómo funcionan y qué ventajas tienen para las empresas

Payments
Payments

Accept payments online, in person, and around the world with a payments solution built for any business—from scaling startups to global enterprises.

Learn more 
  1. Introducción
  2. ¿Cómo funcionan los pagos mediante adeudo directo SEPA?
  3. ¿Qué es un adeudo directo SEPA?
  4. ¿En qué se diferencian un adeudo directo SEPA y un adeudo directo estándar?
  5. ¿Qué ventajas tienen los pagos mediante adeudos directos SEPA para empresas y clientes?
  6. ¿Cómo pueden configurar sus sistemas las empresas para aceptar pagos mediante adeudo directo SEPA?

Tanto negocios como consumidores pueden beneficiarse de los pagos mediante adeudo directo SEPA. En 2021, los adeudos directos SEPA generaron alrededor de 3435 millones de euros en ingresos. Sigue leyendo y aprenderás cómo funcionan los pagos mediante adeudo directo SEPA y en qué se diferencian de los adeudos directos estándar. También explicaremos qué necesita hacer una empresa para aceptar ese tipo de pagos y cómo se puede instaurar este proceso más fácilmente.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Cómo funcionan los pagos mediante adeudo directo SEPA?
  • ¿Qué es un adeudo directo SEPA?
  • ¿En qué se diferencian un adeudo directo SEPA y un adeudo directo estándar?
  • ¿Qué ventajas tienen los pagos mediante adeudos directos SEPA para empresas y clientes?
  • ¿Cómo pueden configurar sus sistemas las empresas para aceptar pagos mediante adeudo directo SEPA?

¿Cómo funcionan los pagos mediante adeudo directo SEPA?

«SEPA» son las siglas en inglés de «zona única de pagos en euros» o Single Euro Payments Area. Los adeudos directos SEPA constituyen un método de pago seguro y fiable, concebido y desarrollado específicamente para procesar pagos dentro de la Unión Europea. Se emplea para procesar transacciones de pago sin efectivo en casi todos los estados miembro de la UE.

Permite que las empresas procesen pagos de forma rápida y fácil mediante el adeudo directo SEPA, que implica retirar el importe de la factura directamente de la cuenta del cliente. Este proceso permite que los clientes planifiquen los pagos entrantes y diversifiquen sus fuentes de ingresos.

Las empresas tan solo necesitan contar con una autorización de adeudo directo, también denominada orden de domiciliación de adeudo directo, que debe otorgarles el cliente. El cliente se encarga de introducir su información bancaria y el negocio es responsable de comunicar el importe, la hora y fecha y demás datos necesarios. Tras verificar todos los datos, el banco da su autorización a la empresa para adeudar ese importe y retirarlo de la cuenta bancaria del cliente. El pago se adeuda dentro de un plazo de ocho días, contados desde la fecha de vencimiento. Las empresas deben prestar atención a trabajar con plazos y fechas exactos a la hora de presentar un adeudo directo SEPA, notificar al cliente y gestionar contracargos.

¿Qué es un adeudo directo SEPA?

El adeudo directo SEPA es un método de pago de notificación diferida reutilizable.

Existen dos tipos de pagos mediante adeudo directo SEPA: el adeudo directo SEPA básico (o CORE) y el adeudo directo SEPA para empresas. La modalidad básica del adeudo directo SEPA se podría comparar con las antiguas autorizaciones de adeudo directo y, generalmente, se emplea para procesar pagos de clientes. Sin embargo, el adeudo directo SEPA para empresas se suele utilizar para transacciones entre negocios. En comparación con el adeudo directo SEPA básico, en el caso de los adeudos directos SEPA para empresas no es posible revertir un pago autorizado. Para ambos tipos de pagos mediante adeudo directo SEPA hay diferencias entre los adeudos directos puntuales, los primeros adeudos directos y los adeudos directos recurrentes.

¿En qué se diferencian un adeudo directo SEPA y un adeudo directo estándar?

A diferencia de los pagos mediante adeudo directo SEPA, los adeudos directos convencionales tan solo se pueden aceptar desde dentro de las fronteras del país de la persona o entidad titular de la cuenta. Es decir, que se trata de un proceso restringido a transacciones domésticas. También son habituales las autorizaciones de adeudo directo, que representan una subcategoría de adeudos directos. En las autorizaciones de adeudo directo, tan solo la persona o entidad destinataria tiene autorización para cobrar el pago. El propio banco no dispone de esa autorización.

¿Qué ventajas tienen los pagos mediante adeudos directos SEPA para empresas y clientes?

Los adeudos directos SEPA son más rápidos y más eficientes que los adeudos directos estándar. Una de las mayores ventajas para las empresas es que el trabajo administrativo ligado a los pagos y la contabilidad se reduce gracias a que la cuenta del cliente recibe un adeudo automático, con lo cual se suprime la necesidad de enviar los fondos manualmente. El proceso unificado implica que las empresa tan solo tienen que gestionar una cuenta bancaria en su sistema y que pueden aceptar pagos procedentes de toda Europa. Esto permite procesar pagos más rápidamente, porque se adeudan directamente y se retira su importe de la cuenta del cliente para, después, registrarlos de inmediato como transacciones confirmadas. También se limita al mínimo el riesgo de cometer errores, porque el proceso requiere menos intervenciones manuales. Así se ahorran costes y tiempo, que se puede invertir en otros aspectos importantes del negocio.

Los adeudos directos SEPA también ofrecen a las empresas mejor visibilidad sobre los pagos entrantes. Es un detalle especialmente útil para los pagos recurrentes, como los que se abonan por suscripciones, abonos o cuotas de socio. Con los adeudos directos SEPA, el negocio sabe con exactitud cuándo se adeudarán ciertos importes específicos.

Además, el proceso se caracteriza por su alto nivel de seguridad, dado que los pagos son identificables mediante una referencia de la orden de domiciliación clara, que facilita la tarea de prevenir los intentos de fraude. Asimismo, hay regulaciones muy estrictas sobre contracargos y períodos de anulación de pagos para proteger tanto a clientes como a empresas.

¿Cómo pueden configurar sus sistemas las empresas para aceptar pagos mediante adeudo directo SEPA?

Para que una empresa acepte pagos mediante adeudo directo SEPA, necesita disponer de un código internacional de cuenta bancaria (IBAN) y un código de identificación del banco (BIC).

Puesto que los adeudos directos SEPA se toman directamente de la cuenta bancaria del cliente, el negocio debe cumplir los requisitos del adeudo directo SEPA. Entre esas obligaciones figura adherirse a los requisitos estipulados por la Unión Europea y los requisitos legales impuestos por el país que acoge a la sede de la empresa.

Además, la empresa tendría que seleccionar un proveedor de servicios de pago (PSP) con la debida certificación, que le ayude a instaurar y tramitar el procesamiento de los adeudos directos SEPA. El proveedor de servicios de pago se ocupa de conectar a la empresa con los clientes, para que se puedan procesar con eficacia los pagos.

Naturalmente, también es obligatorio respetar todos los requisitos pertinentes sobre protección de datos, para garantizar que las transacciones sean seguras. El proveedor de servicios de pago es responsable de cifrar los datos de las cuentas, así como de almacenar esos datos y transferirlos a la empresa.

Si una empresa decide que no quiere recurrir a un proveedor de servicios de pago y prefiere instalar por su propia cuenta el procesamiento de pagos mediante adeudo directo SEPA, en primer lugar tendrá que registrarse ante el organismo SEPA. También deberá solicitar una autorización por escrito al cliente para hacer cargos en la cuenta bancaria de la que este es titular. Este paso requiere una orden de domiciliación SEPA, que contendrá información fundamental, como los datos de la cuenta bancaria y los importes.

En cuanto la empresa haya recibido la autorización del cliente y dicho documento sea firmado por ambas partes, podrá registrar el adeudo directo SEPA ante la entidad bancaria con la que trabaja e implementar la tecnología que se requiera. Nuestra recomendación es que solicites ayuda a un proveedor de servicios con experiencia.

Si lo que prefieres es buscar a un proveedor de servicios de pago que se ocupe de estos detalles, aquí te contamos cómo aceptar pagos mediante adeudo directo SEPA con la ayuda de Stripe.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.