Explicación de las condiciones de pago en Alemania

Payments
Payments

Accept payments online, in person, and around the world with a payments solution built for any business—from scaling startups to global enterprises.

Learn more 
  1. Introducción
  2. ¿Qué son las condiciones de pago?
  3. ¿Cuáles son las distintas condiciones de pago?
    1. «Momento de pago»
    2. ¿Qué es un descuento por pronto pago?
    3. «Medios de pago»
  4. Comisiones adicionales para determinadas condiciones de pago
  5. Importancia jurídica de las condiciones de pago

Las condiciones de pago son una parte importante de cualquier actividad empresarial, por lo que la mayoría de las empresas han implantado condiciones de pago fijas para sus clientes. En este artículo explicamos qué son las condiciones de pago, cuáles son las condiciones y plazos de pago habituales y qué métodos de pago ofrecen las empresas con más frecuencia.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué son las condiciones de pago?
  • ¿Cuáles son las distintas condiciones de pago?
  • Comisiones adicionales para determinadas condiciones de pago
  • Importancia jurídica de las condiciones de pago

¿Qué son las condiciones de pago?

Las condiciones de pago son los requisitos acordados entre dos partes que especifican cómo, dónde y cuándo debe pagarse el precio establecido. Además del importe, el momento y la divisa del pago, las condiciones de pago incluyen el tipo de pago, es decir, los medios o el método de pago. En el caso de acuerdos de préstamo o pagos a plazos, las condiciones de pago también incluyen los intereses y los reembolsos.

Estas condiciones generales suelen establecerse en las condiciones de servicio de una empresa, por lo que solo pueden desviarse de ellas si ambas partes están de acuerdo. Se presupone la aceptación de las condiciones de servicio, siempre que la empresa haya señalado sus condiciones de servicio al cliente antes de la celebración del contrato. En las compras en línea, es habitual que los clientes confirmen que han leído y aceptado las condiciones antes de realizar el pedido. Las condiciones de pago deben estar claramente definidas e incluir todos los detalles necesarios para que ambas partes cumplan su parte del acuerdo. También es muy importante que todas las comisiones y costes aplicables estén claramente definidos para el cliente, a fin de evitar malentendidos.

¿Cuáles son las distintas condiciones de pago?

Existen numerosas opciones en cuanto al momento y a los medios de pago:

«Momento de pago»

Las opciones más comunes para el momento de pago son el pago por adelantado, el crédito al proveedor y el pago inmediato contra reembolso. Aunque una factura suele ser siempre de vencimiento inmediato, es habitual que las empresas acuerden otras condiciones de pago.

En la práctica, pueden redactarse de la siguiente manera:

  • «Pago por adelantado en el momento del pedido»
  • «El cargo en la tarjeta de crédito se realizará inmediatamente después del pedido»
  • «A pagar inmediatamente tras la emisión de la factura»
  • «A pagar en un plazo de 14 días»
  • «A pagar antes de (fecha)»

Algunas empresas ofrecen descuentos por pronto pago u otras reducciones si el pago se realiza por adelantado o puntualmente para incentivar a los clientes a pagar pronto, lo que puede verse así:

  • «A pagar en 14 días menos un 2 % de descuento por pronto pago, o en 30 días neto sin descuento».
  • «Ofrecemos un 2 % de descuento por realizar el pago por adelantado».
  • «Ofrecemos un 2 % de descuento por pronto pago por adeudo directo».

Algunas empresas también ofrecen compras a plazos. En este caso, el pago no se realiza de inmediato en una sola suma, sino que se divide en dos o más cuotas o pagos parciales. Las compras a plazos permiten a los clientes comprar productos más caros aunque su presupuesto actual no se lo permita, lo que también ayuda a las empresas a generar más ingresos. Las compras a plazos pueden realizarse a través de la propia empresa o a través de proveedores de servicios.

¿Qué es un descuento por pronto pago?

En comercio, un descuento por pronto pago es un descuento sobre el precio de compra que el vendedor concede al cliente si el pago se realiza en un plazo determinado. Este descuento es siempre opcional y la empresa no está obligada a ofrecerlo.

«Medios de pago»

Además de las condiciones de pago tradicionales (en este caso los «medios de pago» o métodos de pago como el pago por adelantado, el adeudo directo y las facturas), también existen alternativas digitales como PayPal o Bitcoin. Las empresas siempre deben tener en cuenta el nivel de riesgo que deben asumir a la hora de elegir los métodos de pago. A continuación, enumeramos las ventajas de cada uno de los métodos de pago más utilizados:

Pago por adelantado
Con el pago por adelantado, el cliente debe abonar los bienes o servicios antes de que se envíen o se reciban. Este método de pago ofrece a las empresas una mayor seguridad económica, ya que no tienen que esperar a recibir los pagos. El pago por adelantado también minimiza el riesgo de impago, ya que es más difícil cancelar una factura cuando ya se ha pagado. Sin embargo, este método de pago implica cierto riesgo para los clientes, ya que tienen que pagar por adelantado y confiar en que recibirán la mercancía. Muchas empresas intentan hacer este método de pago más atractivo para los clientes ofreciendo descuentos por elegir este método de pago.

Pago contra reembolso
El pago contra reembolso significa que el cliente paga la mercancía una vez que se le ha entregado. Esto supone algunos desafíos para las empresas. El primero es que requiere más esfuerzo, ya que el dinero no se cobra hasta la entrega y tiene que anotarse en el sistema de contabilidad. El segundo es que existe un mayor riesgo para la empresa, ya que es habitual que los clientes se nieguen a aceptar la mercancía o que no estén en casa para recibir la entrega. Esto se traduce en costes adicionales de envío de devolución y, en caso necesario, de almacenamiento de la mercancía.

Para minimizar el riesgo, las empresas deben asegurarse de que la dirección del cliente es correcta y está completa cuando se utiliza el pago contra reembolso. Avisar con antelación de la entrega por teléfono también puede resultar útil para asegurarse de que los clientes están realmente en casa. Por último, las empresas podrían plantearse si los gastos del pago contra reembolso pueden repercutirse al cliente o incluirse en el precio de venta.

Pago por factura
En el caso del pago por factura, el cliente se compromete a pagar en un plazo determinado tras la recepción de los bienes o servicios, normalmente mediante transferencia bancaria. Esta forma de pago permite a los clientes pagar de forma cómoda y segura y, al ser una de las formas de pago más fiables para muchas personas, permite a las empresas atraer nuevos clientes. Sin embargo, existe un mayor riesgo de impago con esta forma de pago. Para minimizar este riesgo, debes verificar a los clientes por adelantado o utilizar un proveedor de servicios de pago.

Tarjeta de crédito
Las tarjetas de crédito se emiten con un límite de crédito para uso del titular. Al realizar compras por Internet, los clientes introducen los datos de su tarjeta de crédito y, a continuación, autorizan el importe de la compra. En el punto de venta (TPV) de una tienda, el cliente solo tiene que acercar la tarjeta al lector de tarjetas o introducirla en el dispositivo y confirmarla con un PIN. El importe se carga en la cuenta del cliente en la tarjeta de crédito en una fecha posterior, y el extracto suele emitirse a final de mes.
Las tarjetas de crédito tienen un sistema de chip o banda magnética que codifica todas las transacciones, lo que minimiza el fraude a la vez que mantiene la integridad de tu empresa.

PayPal
PayPal es un servicio de pago en Internet que permite a los clientes realizar pagos introduciendo los datos de su cuenta bancaria o tarjeta de crédito en PayPal. Al utilizar una tarjeta de crédito, los clientes ni siquiera necesitan crear una cuenta. La ventaja de esta forma de pago es que los clientes no tienen que compartir los datos de su tarjeta de crédito con la tienda en línea. Aunque las empresas tienen que pagar por utilizar PayPal, es fácil de integrar en su tienda en línea y ofrece transacciones rápidas, seguras y sencillas, así como protección contra el fraude y las compras no autorizadas.

Adeudo directo
Al pagar con adeudo directo SEPA, el cliente da su consentimiento a una empresa para que cargue los pagos en su cuenta mediante una orden de domiciliación. Esto es especialmente conveniente para los pagos recurrentes, ya que el cliente solo tiene que introducir sus datos bancarios una vez, mientras que la empresa se beneficia de menos trabajo administrativo. La empresa también puede fijar fechas de vencimiento y cobrar los pagos puntualmente.

Comisiones adicionales para determinadas condiciones de pago

Se anima a las empresas a ofrecer una amplia gama de condiciones de pago para que los clientes puedan encontrar y elegir la opción que más les convenga. Añadir comisiones por determinadas condiciones de pago es una forma de ayudar a tu empresa. Hay varias razones por las que puedes querer cobrar determinadas comisiones, quizá porque algunos métodos de pago cuestan más o llevan más tiempo que otros. También puede ocurrir que el coste de la evaluación de riesgos difiera en función del tipo de método de pago utilizado.

No obstante, hay que respetar la siguiente normativa:

  • Desde enero de 2018, los pagos por adeudo directo, transferencia bancaria y tarjeta de crédito son gratuitos si la empresa está ubicada en la Unión Europea. Por lo tanto, no puedes cobrar comisiones adicionales por estos métodos de pago. Esta normativa está recogida en el artículo 62, apartado 3, de la Directiva 2015/2366/UE sobre servicios de pago (PSD2). En Alemania, esta normativa se definió en la Ley de Supervisión de Servicios de Pago (ZAG) y también puede encontrarse en el artículo 270a del Código Civil alemán (BGB).

  • Se permiten comisiones adicionales para otras modalidades de pago, como PayPal. Sin embargo, esta comisión debe corresponder a los costes reales en que incurre la empresa por el servicio.

Importancia jurídica de las condiciones de pago

La elección de las condiciones de pago puede tener consecuencias jurídicas, especialmente en lo que respecta a la transferencia de la propiedad y las consecuencias del impago.

Transferencia de la propiedad

Una vez que la propiedad de los bienes se transfiere al cliente, este es responsable de cualquier daño o pérdida, y la empresa ya no tiene derecho alguno sobre los bienes. De acuerdo con el artículo 446 del Código Civil alemán (BGB), la propiedad de la mercancía no se transfiere al cliente hasta que este haya abonado íntegramente el precio de compra. Por este motivo, debe garantizarse que el pago se efectúe con prontitud y sin retrasos.

Para regular claramente la transferencia de la propiedad, deben incluirse disposiciones claras en el acuerdo con el cliente. Es especialmente importante definir con claridad el momento en el que se transfiere la propiedad, por ejemplo, cuando el cliente recoge el producto o cuando se le entrega en su domicilio.

Políticas como la Ley de Balanza de Pagos permiten a las empresas aplicar medidas de control que les permiten gestionar eficazmente los riesgos, salvaguardando así la transferencia de propiedad. Las empresas también deben asegurarse de que cumplen los requisitos legales relativos a la transferencia de propiedad.

Consecuencias del impago

Las consecuencias del impago son aquellas a las que se enfrenta el cliente si no cumple su obligación de pago en el plazo acordado. Según el artículo 286(1) del Código Civil alemán (BGB), un cliente incurre en mora si no paga a pesar de haber recibido una carta de reclamación de pago de la empresa.

En caso de retraso en el pago, el acreedor puede cobrar al deudor comisiones de reclamación de pago e intereses de demora. También puede pedir al deudor que devuelva la mercancía y advertirle sobre nuevas acciones legales.

Por lo tanto, las empresas deben comprobar de antemano que las condiciones de pago han sido lo suficientemente transparentes en el contrato y que se ha informado a todas las partes de las posibles consecuencias del incumplimiento del plazo acordado. Esta medida cautelar permite celebrar un acuerdo contractual limitando al mismo tiempo el riesgo de las consecuencias del impago.

En concreto, la empresa tiene derecho a lo siguiente:

  • Intereses de demora por un importe un 5 % por encima del tipo de interés básico (artículo 288(1) del BGB).
  • Gastos de reclamación de pago si la empresa ha enviado una reclamación y el cliente sigue sin pagar (artículo 288(5) del BGB).
  • Indemnización si la empresa ha sufrido alguna pérdida como consecuencia del retraso en el pago (artículo 280(1) del BGB).
  • Rescisión del contrato si el cliente no paga a pesar de haber recibido una carta de reclamación de pago y de haberse fijado un plazo razonable para su procesamiento (artículo 323 del BGB).

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.