Presentación de la banca como servicio en plataformas de software

Descubrirás por qué debes integrar servicios financieros en tu producto, cómo evaluar las soluciones de banca como servicio y cómo te puede ayudar Stripe.

  1. Introducción
  2. ¿Qué son la BaaS y las finanzas integradas?
  3. Evolución de las finanzas integradas
  4. Funcionamiento de la BaaS en las plataformas
    1. Trabajo directo con bancos
    2. Acceso a servicios financieros mediante una plataforma
  5. Ventajas de las finanzas integradas
  6. Cómo empezar a usar la BaaS
    1. 1. Que incluya servicios de pagos
    2. 2. Que acepte diferentes servicios financieros
    3. 3. Que te permita comercializar y ajustar rápidamente
    4. 4. Que sea fácil de integrar
    5. 5. Que la gestión de reglamentos y el cumplimiento de la normativa sean sencillos
  7. Cómo puede ayudarte Stripe

Determinar si una empresa se considera fintech ya no es sencillo. Con la proliferación de las herramientas de banca como servicio (BaaS), a las plataformas les resulta más fácil que nunca integrar servicios financieros (como tarjetas de empresa, cuentas monetarias y acceso a préstamos) directamente en su producto. Gracias a estos servicios financieros a medida, las plataformas se convierten en un destino único que permite a los clientes gestionar todos los aspectos de su empresa en un solo lugar.

En esta guía se tratan los aspectos básicos de la BaaS en plataformas de software de Estados Unidos (los productos y servicios financieros que se mencionan funcionan de otra forma en Europa y la región Asia-Pacífico). Descubrirás por qué debes integrar servicios financieros en tu producto, cómo evaluar las soluciones de BaaS y cómo te puede ayudar Stripe.

Esta guía se centra en los servicios financieros que están a disposición de las plataformas mediante BaaS, además del procesamiento de pagos. Si te interesa integrar pagos por Internet, puedes leer nuestra introducción a los pagos por Internet y aprender a monetizar pagos.

¿Qué son la BaaS y las finanzas integradas?

Un proveedor de BaaS ayuda a cualquier empresa (desde startups del sector fintech hasta plataformas establecidas) a integrar los servicios financieros que suelen ofrecer los bancos (como cuentas monetarias, tarjetas y préstamos) directamente en el software que ya tenga. Los proveedores de BaaS suelen trabajar directamente con bancos para ofrecer el servicio subyacente. Después, las plataformas pueden utilizar las API de BaaS directamente desde la plataforma que ya conocen y en la que confían para permitir a sus clientes retener fondos, pagar facturas, gestionar el flujo de caja y acceder a financiación.

Los proveedores de BaaS son fundamentales para diferentes empresas, como los neobancos o marketplaces. Cuando una plataforma de software utiliza un proveedor de BaaS, suele denominarse «finanzas integradas» porque la plataforma incluye los servicios financieros como parte de su software base. Muchas plataformas ya ofrecen una versión de las finanzas integradas al proporcionar procesamiento de pagos, acceso a ACH o transferencias bancarias mediante un proveedor de servicios de pago. Un proveedor de BaaS permite que las plataformas incluyan aún más servicios financieros en su producto.

Evolución de las finanzas integradas

Hace una década, casi todas las plataformas se podían considerar «SaaS 1.0», ya que simplemente ofrecían servicios de software a medida (como la programación de citas de peluquerías) y generaban ingresos recurrentes mensuales a partir de suscripciones de clientes. Actualmente, se considera que la mayoría de las plataformas forman parte de la generación del «SaaS 2.0», que facilita pagos por Internet a sus clientes, y dan sus primeros pasos en la integración de herramientas financieras en su producto. Esta función se ha vuelto indispensable para las plataformas: si no integran los pagos por Internet, lo tienen mucho más complicado para competir en el mercado. Ofrecer pagos por Internet también ayuda a las plataformas de SaaS 2.0 a generar más ingresos: además de cobrar suscripciones mensuales, también pueden cobrar a los clientes por acceder al procesamiento de pagos.

Ahora, con el auge de las soluciones de banca como servicio, las plataformas empiezan a evolucionar de nuevo al «SaaS 3.0», que ofrece a los clientes funciones de finanzas integradas adicionales que van más allá de los pagos (como préstamos, cuentas y tarjetas).

Funcionamiento de la BaaS en las plataformas

Imagina una plataforma que ofrezca un software de citas y procesamiento de pagos a peluquerías y barberías (la llamaremos The Brush).

Usaremos como ejemplo a Hair Flair, uno de los clientes de The Brush. Hair Flair lleva tres años usando The Brush para gestionar citas y cobrar pagos de clientes. Cuando Hair Flair quiere otros servicios financieros para gestionar su negocio, tiene dos opciones: 1) trabajar directamente con bancos o 2) acceder a los servicios financieros mediante The Brush.

Trabajo directo con bancos

Hair Flair acaba de abrir su segundo local y los propietarios de la peluquería necesitan primero un lugar en el que almacenar los fondos que usan para pagar a los peluqueros. Para abrir una cuenta bancaria, tienen que ir a una institución financiera (como un banco físico de la zona) y compartir la información de su empresa.

Si a Hair Flair no se le aprueba una cuenta de empresa, tendrán que abrir una cuenta bancaria personal, por lo que se mezclarían las finanzas de la empresa con las personales. En este caso, crean la cuenta en el banco físico, pero ahora necesitan gestionar el flujo de fondos, transferir dinero de sus ingresos en The Brush a su nueva cuenta y esperar constantemente dos o tres días hábiles para cobrar ese dinero antes de pagar a sus empleados.

De acuerdo con una encuesta de Stripe, el 55 % de las empresas tiene que ir a una sucursal de su zona en persona y el 23 % tiene que enviar un fax para abrir una cuenta bancaria.

Los propietarios de la peluquería también necesitan capital para invertir en marketing y en renovaciones de los locales. Podrían solicitar un préstamo a la misma institución financiera en la que han abierto la cuenta bancaria, pero al final encuentran un préstamo con un tipo de interés más bajo en otro banco local. Solicitan el préstamo en persona y rellenan una larga solicitud con la información de su empresa. Lamentablemente, como el banco no conoce Hair Flair ni el flujo de caja habitual de las peluquerías, no se les aprueba el préstamo. Lo solicitan en dos bancos más y se lo conceden en uno de ellos algunos meses más tarde.

Solo el 48 % de las pequeñas empresas tiene acceso a toda la financiación que necesitan.

Además, Hair Flair tiene muchos gastos en su local nuevo. En vez de utilizar su tarjeta personal, deciden solicitar una tarjeta de crédito de empresa para comprar nuevos equipos y materiales.

Buscan una tarjeta con un tipo de interés bajo y la acaban cogiendo en otro banco que no es ni en el que habían pedido el préstamo ni en el que habían abierto la cuenta. Vuelven a compartir toda su información y ahora tienen que averiguar cómo gestionar el dinero de la tarjeta con los fondos de The Brush o de su cuenta financiera.

Además de abrir cuentas en diferentes bancos, los propietarios de Hair Flair han dedicado tiempo todas las semanas a conciliar las finanzas entre estas cuentas para supervisar su dinero, pagar facturas y evitar que se devuelvan cheques. Esto también implica que una parte importante de sus ingresos puede estar inmovilizada en transferencias antes de que puedan gastarla.

Acceso a servicios financieros mediante una plataforma

The Brush, que empezó como software de citas para peluquerías, ahora permite a sus clientes procesar pagos, acceder a capital, obtener tarjetas de empresa y abrir cuentas financieras, todo ello desde un único lugar. Todos estos beneficios se suman a las funciones principales de programación y reserva de citas.

Como Hair Flair procesa todos los pagos de los clientes en The Brush, esta plataforma comprende a la perfección el historial financiero de la peluquería. Además, conoce de forma intrínseca el sector de las peluquerías y las necesidades de capital que suelen tener. Esta vez, cuando Hair Flair solicita un préstamo, el socio bancario de The Brush determina su idoneidad en función de su volumen de pagos y el historial que tiene en su plataforma, y se lo concede al día siguiente. Los fondos aparecen en la cuenta financiera que tiene Hair Flair mediante The Brush sin que tengan que cumplimentar nada más.

Además, Hair Flair puede gastar fácilmente este dinero adicional con la tarjeta de empresa que tiene con The Brush. La tarjeta está vinculada a su cuenta financiera y pueden acceder a todos sus fondos (de los ingresos y del préstamo) desde un único lugar. Los fondos están disponibles de inmediato y pueden usar la tarjeta en cuanto los clientes pagan los servicios. Con la tarjeta pueden pagar material y gastos de la empresa y, si la plataforma decide ofrecerlo, pueden ganar recompensas a medida que gasten dinero (por ejemplo, recuperar dinero en compras relacionadas con la peluquería u obtener un mes gratis de The Brush).

Por último, los propietarios de Hair Flair ahorran mucho tiempo cada mes en la conciliación de finanzas. Al tener toda la actividad financiera (pagos de los clientes, préstamos y gastos de la empresa) en un único lugar en la plataforma de The Brush, los propietarios pueden acceder en todo momento a informes financieros actualizados sin tener que pasar por diferentes herramientas y sistemas. Asimismo, olvidarse de hacer una transferencia o de pagar un plazo de un préstamo ya no les quita el sueño. The Brush es la plataforma integral en que Hair Flair gestiona toda su empresa.

Shopify es una importante empresa de comercio internacional que ofrece herramientas de confianza para crear, aumentar, promocionar y gestionar una empresa minorista del tamaño que sea. Las operaciones con servicios financieros constituyen una parte esencial en la dirección de una empresa y, sin embargo, los servicios financieros actuales no están diseñados para satisfacer las necesidades de los propietarios de empresas independientes. Shopify Balance ofrece a los comerciantes de Shopify una forma rápida, sencilla e integrada de gestionar sus fondos, pagar facturas y supervisar los gastos. Así pueden acceder con mayor facilidad a productos financieros y controlar mejor sus finanzas.

Ventajas de las finanzas integradas

Con las finanzas integradas, plataformas como The Brush pueden solucionar problemas empresariales básicos a
clientes como Hair Flair, lo que mejora su experiencia general. Con todo, integrar servicios financieros no solo ofrece una mejor experiencia a los clientes, sino que las plataformas también observan beneficios reales.

  • Impulsa el valor vitalicio del cliente (LTV): Hay dos formas principales de aumentar el LTV, que son animar a los clientes a usar más partes de tu producto y hacer que lo utilicen durante un período de tiempo más largo. Admitir servicios financieros puede ayudar con ambas, ya que se crea un ecosistema de software para los clientes que ofrece diferentes funciones útiles en un único lugar. Por ejemplo, más del 70 % de los clientes de Stripe que aceptan un préstamo mediante Stripe Capital acaba aceptando un segundo préstamo de Capital, lo que permite a Capital invertir más dinero en la adquisición de clientes que han pedido un primer préstamo.

  • Reduce la tasa de abandono: Procesar pagos, tener una cuenta, usar tarjetas de crédito o débito y acceder al capital son una parte esencial de la gestión de una empresa. Si integras estos servicios financieros en tu producto, ofreces a tus clientes un motivo de peso para seguir utilizando tu software, lo que por supuesto reduce la probabilidad de que abandonen tu producto.

  • Crea nuevas líneas de ingresos: Las finanzas integradas pueden convertirse en una parte importante de los ingresos de las plataformas. De hecho, se estima que las empresas de SaaS pueden multiplicar sus ingresos por 2 o por 5 si añaden servicios financieros. En función de los servicios financieros que habilites, para ganar dinero puedes capturar ingresos por intercambio (una comisión de las transacciones con tarjeta), cobrar una comisión por procesamiento de pagos o ayudar a los socios bancarios a proporcionar servicios financieros a tus clientes.

  • Aumenta la satisfacción de los clientes: Si integras servicios financieros en tu software, haces que tus clientes ahorren tiempo, energía y recursos. En vez de tener que ir de un sistema a otro diferente y pasar por complejos requisitos bancarios, pueden hacerlo todo en un mismo lugar. Esto suele hacer que tus clientes estén más felices y tengan más probabilidades de seguir usando tu producto y recomendárselo a otras personas.

Cómo empezar a usar la BaaS

Antes de empezar a incorporar más servicios financieros a tu plataforma, debes saber los servicios que tiene más sentido que ofrezcas a tus clientes. No hay ningún método que valga para todos los casos. La mayoría de las empresas empiezan por integrar los pagos, pero los servicios que ofrecen mediante un proveedor de BaaS pueden ser diferentes. Por ejemplo, Lightspeed Capital, una plataforma de comercio a gran escala, empezó integrando los pagos en persona y por Internet y, dos años después, comenzó a ofrecer a sus clientes acceso a préstamos. Te recomendamos que analices a tus usuarios para comprender los problemas de tus clientes y determinar los servicios financieros que mejor puedan satisfacer sus necesidades. (Si tu plataforma utiliza Stripe actualmente, envía un correo electrónico a baas@stripe.com o habla con tu contacto de Stripe para ver si podemos ayudarte).

Deberías buscar los siguientes cinco aspectos en un proveedor de BaaS:

1. Que incluya servicios de pagos

La opción más simple es utilizar una solución que ofrezca servicios de pagos y BaaS. Así disminuye considerablemente la complejidad necesaria para comercializar y ampliar tus ofertas, lo que reduce los costes internos. Como todo está en un único sistema, no tienes que preocuparte por que la gestión de los fondos sea complicada y, para acceder a diferentes servicios financieros, tus clientes solo tienen que compartir su información una vez al hacer el onboarding. De esta forma, también puedes seguir centrándote en tu producto principal y dejar que tu proveedor gestione todo el trabajo necesario para solucionar los problemas financieros de tus clientes.

Esta opción también aporta el mayor valor a tus clientes. Si accedes a tu servicio de pagos, tus cuentas financieras y tus tarjetas mediante un único proveedor, puedes pagar a empresarios individuales o contratistas en tu plataforma con el dinero que tus clientes ganan con las ventas. El empresario individual o contratista tendría acceso a esos fondos en cuestión de segundos mediante una cuenta financiera y una tarjeta, y tú no tendrías ninguna necesidad de capital circulante adicional.

2. Que acepte diferentes servicios financieros

Cuando empieces a ofrecer servicios financieros integrados a tus clientes, puedes comenzar con uno solo, como las tarjetas. A medida que aumente la demanda de los clientes, quizá quieras ofrecer acceso a otros servicios, como las cuentas financieras. Estos diferentes servicios financieros están relacionados con la gestión de dinero (acceder a él, almacenarlo, gastarlo y transferirlo), por lo que tus sistemas deben poder interactuar entre ellos y transmitir información importante de los clientes. En vez de ampliar tus ofertas de servicios integrados con varias soluciones específicas, busca un solo sistema que pueda aceptar diferentes servicios financieros a medida que te expandas.

3. Que te permita comercializar y ajustar rápidamente

Es posible que quieras probar la adecuación de un producto al mercado para comprobar si hay demanda para los servicios financieros que quieres integrar en tu producto. En función de cómo reaccionen tus clientes, querrás poder ajustarlo o ampliarlo rápidamente.

Por ejemplo, imagina que incorporas los pagos en tu solución principal para permitir que tus clientes acepten dinero en tu plataforma. Observas mucho interés, pero los clientes te dicen que también quieren poder pagar fácilmente los gastos empresariales con sus ingresos, por lo que quieres probar a ofrecerles una tarjeta. Las mejores soluciones de BaaS deberían permitirte añadir rápidamente diferentes funcionalidades y probarlas antes de implementarlas de forma general.

4. Que sea fácil de integrar

Los mejores proveedores de BaaS hacen que empezar sea lo más fácil posible. Si bien será necesario dedicarle algo de tiempo a la integración, deberías poder acceder a API sencillas para desarrolladores y aprovechar una infraestructura financiera que esté lista para usar. De esta forma, podrás centrarte en cómo pueden funcionar conjuntamente tu negocio principal y las finanzas integradas, y no en tener que crear una infraestructura bancaria desde cero y sin ayuda.

5. Que la gestión de reglamentos y el cumplimiento de la normativa sean sencillos

Los servicios que se ofrecen mediante proveedores de BaaS forman parte de un sector regulado, por lo que hay muchos requisitos reglamentarios y de cumplimiento de la normativa que debes gestionar y mantener. Por ejemplo, si ofreces tarjetas de empresa, tendrás que gestionar la verificación de usuarios, garantizar el cumplimiento de la normativa PCI, comprender los requisitos de conocimiento del cliente (KYC) y contar con medidas para reducir el fraude.

Tu proveedor de BaaS debería ayudarte significativamente a gestionar el cumplimiento de la normativa y los requisitos reglamentarios en tu nombre. De esta forma, se reduce la cantidad de recursos internos que deberás tener. Lo mejor sería pensar en esto durante el onboarding. Lo ideal es que tu proveedor te ayude con los requisitos por adelantado para que los clientes solo tengan que escribir su información una vez cuando se unan a tu plataforma, independientemente de la cantidad de servicios financieros a los que accedan.

Cómo puede ayudarte Stripe

Stripe es la forma más fácil y flexible para que las plataformas creen y lancen sus propias funciones financieras integradas con todo lo necesario y que se puedan ampliar, ya sean pagos, préstamos, tarjetas o cuentas bancarias de sustitución. Las API de banca como servicio de Stripe y nuestra robusta solución de pagos permiten a las empresas (desde startups del sector fintech hasta plataformas establecidas) integrar servicios financieros directamente en el software que ya tengan. Empresas como Shopify, Housecall Pro y Lightspeed colaboran con Stripe para solucionar problemas cruciales de sus clientes y crear líneas adicionales de ingresos para sus empresas.

Todos nuestros productos ofrecen API que son fundamentales para las plataformas y que se pueden combinar de diferentes formas, en función de lo que necesiten sus clientes y lo que tenga sentido para cada empresa.

  • Solución de pagos: Stripe Connect te permite integrar pagos a varias partes y ofrecer diferentes servicios financieros, como cobrar pagos de clientes y hacer transferencias a terceros. Para obtener ingresos, las plataformas cobran comisiones por los servicios que proporcionan.

  • Financiación empresarial: Stripe Capital permite una financiación rápida y flexible para ayudar a tus clientes a expandir su negocio. Muchas pequeñas empresas tienen dificultades para recibir préstamos competitivos, sobre todo si es complicado evaluar sus riesgos. Stripe derriba esa barrera con un programa completo de préstamos mediante una única integración.

  • Tarjeta de empresa: Stripe Issuing te permite crear y emitir al instante tarjetas virtuales y físicas con la imagen de tu marca. Los clientes utilizan las tarjetas para hacer compras en nombre de su empresa y pueden acceder más rápido a los fondos que obtengan de las ventas. Así comprendes la forma en que los clientes gastan sus fondos mientras Stripe se encarga de producir, gestionar logísticamente y enviar las tarjetas. Las plataformas ganan una parte del intercambio que se cobra cada vez que se utiliza una tarjeta.

  • Cuenta bancaria de sustitución: Las API de Stripe Treasury crean cuentas aptas para ser aseguradas por la FDIC para tus clientes que pueden obtener rendimientos, enviar transferencias bancarias nacionales o ACH, y aceptar depósitos de cheques (disponible pronto). Stripe gestiona de antemano las negociaciones con una red de bancos, integra el KYC en tu producto para que no tengas que desarrollar un programa caro de KYC y te asesora con respecto a los demás requisitos de cumplimiento de la normativa. La mayoría de las plataformas utilizan Treasury e Issuing juntas para ofrecer a los clientes una forma de almacenar, gastar y administrar dinero.

Contacta con nuestro equipo para obtener más información sobre cómo tu plataforma puede usar Stripe para generar préstamos, emitir tarjetas o crear cuentas financieras.

Las tarjetas de crédito comerciales Visa® las emite Celtic Bank, un banco industrial autorizado en Utah, miembro de la FDIC.
Treasury la proporciona Stripe Payments Company, un transmisor de dinero con licencia que tiene fondos depositados en Evolve Bank & Trust y en Goldman Sachs Bank USA, miembros de la FDIC.

Los préstamos de capital los emite Celtic Bank, un banco industrial autorizado en Utah, miembro de la FDIC. Todos los préstamos están sujetos a la aprobación del crédito.

¿A punto para empezar? Contáctanos o crea una cuenta.

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos, sin necesidad de contratos ni datos bancarios. También puedes contactarnos para diseñar un paquete personalizado para tu empresa.