Guía detallada sobre los meses sin intereses

Payments
Payments

Acepta pagos por Internet y en persona desde cualquier rincón del mundo con una solución de pagos diseñada para todo tipo de negocios, desde startups en crecimiento hasta grandes empresas internacionales.

Más información 
  1. Introducción
  2. ¿Dónde se usan los meses sin intereses?
  3. ¿Quién usa los meses sin intereses?
  4. ¿Cómo funcionan los meses sin intereses?
  5. Ventajas que obtienen las empresas al aceptar los meses sin intereses
  6. Medidas de seguridad de los meses sin intereses
  7. Requisitos que deben cumplir las empresas para empezar a ofrecer los meses sin intereses
  8. Alternativas a los meses sin intereses

Los meses sin intereses son una herramienta financiera popular en México que permite a los clientes pagar las compras durante varios ciclos de facturación sin acumular intereses. Con los meses sin intereses, los clientes pueden comprar un producto o servicio con su tarjeta de crédito y pagarlo en cuotas durante un período concreto, que suele ser de 3 a 18 meses.

La duración del período sin intereses varía en función del minorista o la institución financiera que proporcione el servicio. Durante este tiempo, el cliente debe hacer pagos mensuales fijos, que corresponden al precio total de la compra dividido entre el número de meses acordado.

Las empresas suelen utilizar este programa para fomentar las ventas, sobre todo en el caso de artículos de mayor precio, ya que así resultan más asumibles para los clientes. De este modo, pueden aumentar los volúmenes de ventas y mejorar la fidelidad de los clientes. Cuando una empresa ofrece este programa, suele asumir el coste de los intereses que se cobrarían normalmente. A veces, las empresas de tarjetas de crédito colaboran con minoristas para ofrecer este programa en exclusiva a los titulares de sus tarjetas.

Los emisores de tarjetas de crédito y los bancos que ofrecen los meses sin intereses suelen tener términos y condiciones concretos que los clientes deben cumplir (por ejemplo, importes mínimos de compra y límites con respecto a los productos o servicios que los clientes pueden comprar con este programa). Las empresas que se estén planteando ofrecer los meses sin intereses deben comprender estas condiciones y cómo pueden repercutir en las ventas y la planificación financiera.

Este programa puede formar parte de la estrategia de una empresa para atraer clientes, sobre todo en mercados donde los precios y las condiciones de pago sean un aspecto delicado para los clientes. Para decidir si ofreces o no los meses sin intereses, debes contrastar el posible aumento de las ventas con el coste de asumir esos pagos sin intereses.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Dónde se usan los meses sin intereses?
  • ¿Quién usa los meses sin intereses?
  • ¿Cómo funcionan los meses sin intereses?
  • Ventajas que obtienen las empresas al aceptar los meses sin intereses
  • Medidas de seguridad de los meses sin intereses
  • Requisitos que deben cumplir las empresas para empezar a ofrecer pagos a meses sin intereses
  • Alternativas a los meses sin intereses

¿Dónde se usan los meses sin intereses?

Si bien los meses sin intereses son exclusivos de México, el concepto de ofrecer pagos en cuotas sin intereses durante un período determinado también adopta otras formas en diferentes lugares del mundo. Son las empresas de tarjetas de crédito, los comercios minoristas o los servicios financieros externos quienes suelen ofrecer estos programas, que pueden variar considerablemente en función de la región, las normativas financieras y las empresas que los ofrezcan.

Por ejemplo, en Estados Unidos y en algunos países europeos, los términos «financiación al 0 %» y «crédito sin intereses» suelen ser habituales para referirse a programas parecidos. Siguen el mismo principio (permitir que los clientes dividan el coste de una compra en varios meses sin pagar intereses), pero los términos, las condiciones y la duración de estos programas pueden diferir de los que son habituales en los meses sin intereses en México.

¿Quién usa los meses sin intereses?

Los meses sin intereses son un programa versátil que usa una gran variedad de empresas y segmentos de clientes.

  • Empresas minoristas
    Hay muchas tiendas minoristas que usan este programa, sobre todo las que venden productos electrónicos, electrodomésticos, muebles y otros artículos de gran valor. Se trata de una herramienta eficaz para animar a los clientes a hacer compras de mayor valor que, de otro modo, quizá pospondrían.

  • Plataformas de e-commerce
    Los vendedores en línea y las plataformas de e-commerce ofrecen los meses sin intereses para facilitar que se hagan compras de mayor valor. Este aspecto suele atraer a compradores en línea que buscan opciones de pago cómodas.

  • Viajes y hostelería
    Las agencias de viajes, las aerolíneas y los hoteles utilizan este programa para hacer que los paquetes vacacionales, los billetes de avión y las estancias en hoteles sean más asequibles, ya que permite a los clientes reservar el viaje y el alojamiento sin tener la presión de pagarlos por completo de inmediato.

  • Servicios de atención sanitaria
    Las clínicas dentales, los hospitales y los centros de cirugía estética ofrecen los meses sin intereses para pagar procedimientos médicos caros. De este modo, los pacientes pueden gestionar los costes sanitarios sin retrasar la atención médica, sobre todo en servicios o procedimientos que no cubra ningún seguro.

  • Proveedores de servicios educativos
    Algunas instituciones educativas y centros de formación ofrecen los meses sin intereses para pagar las tasas de los cursos. De esta forma, la educación es más accesible, ya que los estudiantes pueden pagar la matrícula a plazos sin que ello les suponga una carga financiera.

  • Sector automovilístico
    Los concesionarios de automóviles pueden ofrecer los meses sin intereses para pagar la entrada de vehículos o su precio total, de forma que tener un coche sea más factible para una mayor variedad de clientes.

  • Bienes y servicios de lujo
    Los comercios minoristas que venden productos de gama alta (como joyas, prendas de autor y servicios de lujo) también utilizan este programa para atraer a clientes potenciales que sean más prudentes a la hora de gastar grandes cantidades de dinero de una vez.

  • Clientes con rentas medias
    Las personas de este grupo de ingresos suelen preferir los meses sin intereses porque les permiten gestionar mejor su presupuesto. En vez de aplazar compras, con este programa pueden obtener bienes o servicios sin que ello les suponga una carga financiera inmediata.

  • Profesionales jóvenes y familias
    Los meses sin intereses también atraen a estos segmentos para hacer compras importantes, como electrodomésticos, aparatos electrónicos y vacaciones familiares.

  • Compradores conscientes de lo que supone un crédito
    Este programa atrae a los clientes que son prudentes a la hora de usar el crédito y pagar intereses, ya que les permite hacer compras sin incurrir en los costes añadidos que están asociados con el crédito tradicional.

Cada uno de estos grupos y sectores empresariales valora los meses sin intereses por diferentes motivos, pero el que comparten todos es que este servicio permite a los clientes hacer compras de mayor valor que, si no fuera por los meses sin intereses, quizá tendrían que posponer.

¿Cómo funcionan los meses sin intereses?

Los meses sin intereses se basan en un principio simple pero efectivo que te resumimos al detalle a continuación:

  • Inicio del programa
    Cuando un cliente decide comprar un producto o servicio con el programa de meses sin intereses, elige el período del plan de cuotas sin intereses, que puede durar desde unos meses hasta más de un año (en función de la oferta del comercio minorista y de lo que prefiera el cliente).

  • División de los pagos
    El coste total de la compra se divide de forma equitativa entre el número de meses seleccionado. Por ejemplo, si un cliente compra un artículo que cuesta 1200 MXN con un plan de 12 meses, pagaría 100 MXN al mes.

  • Requisito de tener una tarjeta de crédito
    Los clientes deben usar tarjetas de crédito para poder participar en este programa, ya que el emisor de la tarjeta y el comercio minorista tienen un acuerdo para facilitar la oferta sin intereses. No todas las tarjetas de crédito son válidas; puede depender de acuerdos concretos que haya entre los emisores y los comercios minoristas.

  • Facturación mensual
    La cuota mensual se cobra en la tarjeta de crédito del cliente cada mes hasta que termina el período. Es importante que el cliente pague estas cuotas a tiempo para que la empresa de la tarjeta no le cobre intereses ni comisiones por demora.

  • Sin intereses
    Durante el período de pago de las cuotas, no se cobra ningún interés adicional sobre el importe total de la compra a meses sin intereses. Sin embargo, en otras compras que se hagan con la tarjeta de crédito pueden aplicarse intereses regulares, como es habitual.

  • Acuerdo entre el comercio minorista y el banco
    Normalmente, el comercio minorista paga una comisión al banco o a la empresa de la tarjeta de crédito para ofrecer este servicio. Esta comisión es un porcentaje del precio de la compra y supone un gasto de ventas o marketing al minorista.

  • Repercusión en los límites de crédito
    Muchas veces, el importe total de la compra cuenta para calcular el límite de crédito del cliente en cuanto se hace dicha compra. Por ejemplo, si un cliente tiene un límite de crédito de 5000 MXN y hace una compra a meses sin intereses por un valor de 1200 MXN, su crédito disponible se reduciría a 3800 MXN.

  • Reembolso anticipado
    Normalmente, los clientes pueden liquidar el importe adeudado de forma anticipada sin que los sancionen.

  • Responsabilidad de los clientes
    Los clientes deben comprender las condiciones del contrato de los meses sin intereses. Si no se cumplen las condiciones de reembolso (por ejemplo, si no se hace algún pago mensual), pueden aplicarse sanciones, entre las que se incluye la imposición de tipos de interés estándar sobre el importe pendiente.

Los meses sin intereses permiten a los clientes hacer compras de mayor valor sin que ello les suponga una carga financiera inmediata, ya que el coste se divide en pagos mensuales razonables sin intereses adicionales. Sin embargo, los clientes deben llevar a cabo una planificación financiera minuciosa y hacer los pagos cuando corresponda para no incurrir en sanciones y aprovechar al máximo las ventajas que ofrece este programa.

Ventajas que obtienen las empresas al aceptar los meses sin intereses

Ofrecer los meses sin intereses como opción de pago puede suponer muchas ventajas a las empresas. A continuación, resumimos algunas de las principales:

  • Mayor volumen de ventas
    Al ofrecer una opción de pago sin intereses, las empresas pueden atraer a clientes reticentes a hacer compras de gran valor de golpe. Así pueden conseguir un aumento en las ventas totales, sobre todo las de artículos de mayor valor.

  • Atracción y retención de clientes
    Las empresas que ofrecen opciones de pago flexibles aportan un valor adicional que mejora la satisfacción y la fidelidad de los clientes, lo que les permite atraer nuevos clientes y retener los actuales.

  • Ventaja competitiva
    En mercados en los que varias empresas ofrecen productos o servicios parecidos, proporcionar los meses sin intereses puede aportarle a la empresa una ventaja competitiva que atraiga a clientes que estén intentando decidirse por un proveedor.

  • Mejora de la gestión del flujo de caja
    Si bien los pagos del cliente se dividen durante un período, la empresa recibe el pago completo por adelantado de la institución financiera o la empresa de la tarjeta de crédito, por lo que puede mejorar su gestión del flujo de caja.

  • Base de clientes objetivo más amplia
    Gracias a los meses sin intereses, los productos y servicios son más accesibles para una mayor variedad de clientes, incluidos aquellos que quizá no se puedan permitir hacer un pago único, pero que sí puedan hacer pagos mensuales más pequeños.

  • Fomento de las transacciones de gran valor
    Es posible que los clientes estén más dispuestos a comprar bienes de mayor valor o a incluir más artículos en la compra si saben que podrán dividir el coste en varios meses sin tener que pagar intereses.

  • Oportunidades promocionales y de marketing
    Las empresas pueden usar los meses sin intereses como herramienta de marketing en promociones y campañas publicitarias para llamar la atención y diferenciarse de la competencia.

  • Reducción del inventario
    Al animar a los clientes a comprar, las empresas pueden mover rápido su inventario y reducir las existencias y los costes de almacenamiento.

  • Consolidación de la reputación de la marca
    Ofrecer diferentes soluciones de pago puede mejorar la reputación de una marca, ya que muestra que la empresa se preocupa por sus clientes y responde a las necesidades del mercado.

  • Información sobre los clientes
    Implementar este tipo de programas puede ofrecer a las empresas datos valiosos sobre los hábitos y las preferencias de compra de los clientes, lo que les ayuda a adaptar sus estrategias de marketing dirigido y desarrollo de productos.

  • Adaptación a las preferencias de pago de los clientes
    En México, hay una gran preferencia cultural por las compras a crédito, sobre todo si son de gran valor. Los meses sin intereses se adaptan bien a esta preferencia, ya que permiten a las empresas atender un comportamiento generalizado de los clientes.

  • Respuesta a la demanda de opciones de crédito del mercado
    Una parte considerable de la población de México tiene un acceso limitado al crédito. Los meses sin intereses son una alternativa que permite a las empresas llegar a un segmento de clientes que, de otro modo, quizá no podría hacer determinadas compras.

  • Aprovechamiento del aumento de uso de tarjetas de crédito
    El uso de tarjetas de crédito está aumentando en México. Al ofrecer los meses sin intereses, las empresas pueden aprovechar esta tendencia y animar a los clientes a usar sus tarjetas de crédito en compras de gran valor.

  • Estimulación del e-commerce
    Gracias al rápido crecimiento que está teniendo el e-commerce en México, los meses sin intereses pueden ser una herramienta valiosa para que los comerciantes en línea ofrezcan condiciones de crédito parecidas a las de las tiendas físicas tradicionales.

  • Adaptación a las fluctuaciones del mercado
    En vista de la incertidumbre económica y los niveles de ingresos inestables de México, los meses sin intereses son un método de pago flexible que puede resultar valioso para las empresas en momentos de recesión económica.

  • Aprovechamiento de las tendencias de compra estacionales
    Los clientes mexicanos suelen hacer compras importantes durante determinados momentos del año, como las vacaciones y el Buen Fin (el Black Friday de México). Los meses sin intereses pueden amplificar las ventas durante esta temporada alta de compras.

Medidas de seguridad de los meses sin intereses

Los meses sin intereses incorporan medidas de seguridad para proteger a los clientes y las empresas. Entre ellas, se incluyen las siguientes:

  • Verificación de las tarjetas de crédito
    Todas las tarjetas de crédito se someten a procesos de verificación estándar que lleva a cabo el banco emisor para evitar casos de fraude. Por ejemplo, se comprueban la validez de la tarjeta, el límite de crédito y la identidad del titular de la tarjeta.

  • Procesamiento seguro de las transacciones
    Las transacciones que se hacen a meses sin intereses se procesan mediante pasarelas de pagos seguras. Así se garantiza que la información de la tarjeta de crédito del cliente esté cifrada y protegida frente a accesos no autorizados.

  • Cumplimiento de las normativas financieras
    Los bancos y las instituciones financieras que ofrecen los meses sin intereses deben cumplir con las normativas financieras pertinentes, entre las que se incluyen medidas para evitar el blanqueo de capitales, el fraude y otras actividades ilegales.

  • Comprobaciones de crédito del cliente
    Antes de aprobar una transacción hecha a meses sin intereses, algunos bancos y empresas de tarjetas de crédito hacen comprobaciones de crédito para determinar la solvencia del cliente y minimizar el riesgo de que no pague.

  • Términos y condiciones claros
    Proporcionar a los clientes unos términos y condiciones claros y exhaustivos fomenta la transparencia. En ellos debes incluir información sobre los planes de reembolso, los tipos de interés cuando finalice el período sin intereses y las sanciones en caso de atrasarse en los pagos.

  • Supervisión y alertas
    Supervisa con frecuencia las cuentas y las transacciones para detectar pronto cualquier actividad irregular. Muchos bancos también envían a los clientes alertas por SMS o correo electrónico con cada transacción que se hace, lo que puede ayudar a identificar rápido cualquier uso no autorizado.

  • Educación del cliente
    Informar a los clientes sobre prácticas crediticias seguras, la importancia de hacer los reembolsos a tiempo y las posibles consecuencias si no hacen algún pago también es una medida de seguridad fundamental. Así se pueden evitar fraudes financieros y mantener la integridad del programa.

Estas medidas de seguridad son esenciales para el programa de meses sin intereses, ya que protegen los intereses de todas las partes y mantienen la confianza en el sistema financiero.

Requisitos que deben cumplir las empresas para empezar a ofrecer los meses sin intereses

Si bien México no tiene normativas estrictas que rijan los programas de meses sin intereses, sí que se aplican prácticas y requisitos estándar que han establecido las instituciones financieras y las empresas de tarjetas de crédito. Estos son algunos de los requisitos y consideraciones que debes tener en cuenta:

  • Colaboraciones bancarias y financieras
    Las empresas deben formalizar contratos con los bancos o las instituciones financieras que ofrecen programas de meses sin intereses. Cada banco aplica sus propios criterios y condiciones a estas colaboraciones.

  • Capacidad de procesamiento de tarjetas de crédito y débito
    La empresa debe tener la infraestructura necesaria para procesar transacciones con tarjeta de crédito y débito, ya que es la forma en que se ejecutan las transacciones hechas a meses sin intereses.

  • Cumplimiento de las leyes de protección de los consumidores
    Si bien no se trata de un aspecto específico de los meses sin intereses, las empresas deben cumplir con las leyes mexicanas de protección de los consumidores relativas a la transparencia de la publicidad, proporcionar información clara sobre las condiciones de pago y respetar prácticas comerciales justas.

  • Solvencia financiera y crediticia
    Los bancos pueden determinar la solvencia financiera y crediticia de una empresa antes de permitirle ofrecer los meses sin intereses. Así podrán confirmar que la empresa puede asumir el posible aumento de las transacciones y cualquier riesgo asociado.

  • Integración técnica con plataformas financieras
    Las empresas deben integrar sus sistemas de ventas, como los de punto de venta (sistemas POS) y las plataformas de e-commerce, con los sistemas del banco. Así se asegurarán de que las transacciones hechas a meses sin intereses se procesen correcta y eficientemente.

  • Formación del personal y servicio de atención al cliente
    Las empresas deben formar a su personal para que sepa cómo funcionan los meses sin intereses: cómo gestionar transacciones, abordar preguntas de clientes y explicarles los términos y condiciones, entre otros aspectos.

  • Directrices sobre marketing y promociones
    Es posible que las empresas deban seguir directrices concretas para comercializar y promocionar la opción de los meses sin intereses, de forma que sean coherentes y cumplan con las estrategias de marketing generales de la institución financiera.

  • Límites de las transacciones y criterios de idoneidad
    Algunos bancos establecen límites en las transacciones o criterios de idoneidad concretos que determinan las compras que se pueden hacer con el programa de meses sin intereses. Las empresas deben cumplir estas directrices.

  • Análisis de la estructura de comisiones y los costes
    Es importante comprender la estructura de comisiones que aplica el banco para ofrecer los meses sin intereses. Las empresas deben llevar a cabo análisis de rentabilidad para determinar la viabilidad financiera que supone ofrecer este programa.

Estos requisitos varían en función de la institución financiera y el contrato que hayan formalizado la empresa y el banco. Por lo tanto, es importante que las empresas contacten directamente con los bancos o emisores de tarjetas para conocer los requisitos y las condiciones exactos que se les aplicarán al ofrecer los meses sin intereses.

Alternativas a los meses sin intereses

Las empresas que quieran buscar alternativas al programa de meses sin intereses tienen a su disposición otras soluciones de pago flexibles (cada una de ellas con sus ventajas y consideraciones), como las siguientes:

  • Opciones de crédito tradicionales
    Las empresas pueden ofrecer soluciones de crédito internas o colaborar con instituciones financieras para ofrecer opciones de crédito tradicionales (por ejemplo, tarjetas de crédito de tiendas o líneas de crédito, en las que el saldo pendiente acumula intereses).

  • Planes de reserva con pagos por adelantado (layaway)
    Estos planes permiten a los clientes pagar un producto en cuotas antes de recibirlo. A diferencia de los meses sin intereses, el producto no se entrega hasta que se completa todo el pago. Con este método, se reduce el riesgo de que las empresas no reciban los pagos.

  • Planes de pago aplazado
    Con estos planes, se aplaza todo el pago a una fecha posterior, en vez de dividirlo en cuotas. En función de las condiciones, el cliente podría tener que pagar intereses sobre el pago.

  • Servicios de financiación externos
    Otra opción es colaborar con empresas de financiación externas que ofrezcan servicios de pago en cuotas. Estas empresas gestionan el riesgo de crédito y el negocio recibe el pago completo en el momento en que se efectúa la compra.

  • Descuentos en pagos por adelantado
    Ofrecer descuentos a los clientes que paguen el importe total por adelantado puede ser una forma sencilla de incentivar los pagos íntegros e inmediatos, lo que beneficia tanto al cliente como a la empresa.

  • Ofertas de crédito rotativo
    Las ofertas de crédito rotativo o periódico (por ejemplo, el primer mes sin intereses) pueden ser una alternativa a los meses sin intereses, ya que proporcionan a los clientes incentivos a corto plazo para hacer compras.

  • Programas de socios o de fidelización
    Implementar programas de socios o de fidelización mediante los que los clientes pueden ganar puntos o recibir descuentos en próximas compras también puede favorecer que hagan más compras y sean más fieles al negocio.

  • Opciones de financiación de e-commerce
    En lo que respecta a los negocios en línea, integrar opciones de financiación de e-commerce, como los servicios de «compra ahora, paga después» (BNPL, por sus siglas en inglés), ofrece a los clientes una forma inmediata de financiar la compra en el punto de venta.

  • Programas de alquiler
    Las empresas pueden plantearse la opción de permitir que los clientes alquilen artículos de mayor valor. Esta opción puede ser especialmente eficaz en el caso de empresas que vendan productos caros (como coches), ya que permite a los clientes usar el producto durante un período determinado a cambio de pagos periódicos.

  • Modelos de precios dinámicos
    Otra forma de fomentar las ventas es implementar estrategias de precios dinámicas, en que los precios se ajusten según la demanda, la temporada o el segmento de clientes.

Cada una de estas alternativas tiene una repercusión diferente en el flujo de caja, el alcance de clientes y la estrategia de ventas de la empresa. La mejor opción dependerá del modelo de negocio concreto, la base de clientes objetivo y los tipos de productos o servicios que se ofrezcan. Las empresas deben tener muy presentes estos factores para elegir las opciones de pago y financiación más adecuadas para sus clientes.

¿A punto para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.