¿Qué es un Yagō (nombre comercial)? Consejos para elegir uno e información esencial para empresas unipersonales

Connect
Connect

The world’s most successful platforms and marketplaces, including Shopify and DoorDash, use Stripe Connect to embed payments into their products.

Learn more 
  1. Introducción
  2. ¿Qué es un Yagō?
    1. ¿Es necesario un Yagō?
    2. Ventajas y desventajas
  3. Elección de un Yagō y algunos ejemplos
    1. Ejemplos
  4. Palabras que no se pueden utilizar en un Yagō y advertencias legales
    1. Yagō ya registrado y similar
  5. Registro de un Yagō
  6. Preguntas frecuentes
  7. Uso eficaz de un Yagō

Yagō (屋号) es un nombre comercial utilizado por una empresa unipersonal, incluidos los autónomos, para llevar a cabo negocios. Formularios como la declaración de impuestos y las notificaciones de apertura de negocio disponen de un campo para introducirlo. El Yagō de una empresa unipersonal se considera similar al nombre comercial de una empresa, o Shōgō (商号). Sin embargo, a diferencia de otras empresas, las empresas unipersonales no están obligadas legalmente a registrar un Yagō.

La elección de disponer de un Yagō depende de cada empresa unipersonal, pero puede resultar muy ventajoso (por ejemplo, para promocionar tu negocio) y utilizarse en varios contextos empresariales. Para que entiendas mejor en qué consiste un Yagō, en este artículo se trata cómo elegir uno, los aspectos que debes tener en cuenta y el proceso de registro.

¿De qué trata este artículo?

  • ¿Qué es un Yagō?
  • Elección de un Yagō y algunos ejemplos
  • Palabras que no se pueden utilizar en un Yagō y advertencias legales
  • Registro de un Yagō
  • Preguntas frecuentes
  • Uso eficaz de un Yagō

¿Qué es un Yagō?

Como hemos mencionado anteriormente, Yagō es un nombre comercial para empresas unipersonales. En el sitio web de la Agencia Tributaria Nacional, el Yagō se describe como «un nombre comercial utilizado por una empresa unipersonal». Como no es obligatorio registrar un Yagō en una Oficina de Asuntos Jurídicos, se pueden hacer negocios sin un Yagō y, si se desea, se puede crear uno más adelante e incluso cambiarlo después.

El contexto histórico de la definición de un Yagō se remonta al periodo Edo, cuando solo se permitía tener apellidos a los samuráis. Esto suponía un inconveniente para los comerciantes y granjeros con negocios, por lo que se convirtió en costumbre que cada hogar tuviera su propio nombre. Más tarde, los actores kabuki siguieron el ejemplo de los comerciantes y también empezaron a adoptar un Yagō. Así, los Yagō llevan utilizándose en Japón desde hace mucho tiempo.

Del mismo modo, en la actualidad, las empresas unipersonales pueden expandir mejor sus negocios utilizando un Yagō en lugar de su nombre real. Se puede pensar en el Yagō como una especie de poste de señalización en el mundo de los negocios. Para utilizarlo de forma eficaz, primero es necesario entender por qué necesitas uno.

¿Es necesario un Yagō?

Se puede optar por no usar un Yagō, algo especialmente común en el caso de los autónomos que no necesitan uno para sus actividades comerciales. En cambio, para algunos autónomos puede seguir resultando beneficioso tener un Yagō para mejorar su visibilidad y ampliar las oportunidades de negocio, de manera muy similar a como lo hace el nombre comercial de una empresa.

Por ejemplo, el Yagō puede utilizarse para diversos fines como los siguientes:

  • Apertura de una cuenta bancaria con el Yagō a su nombre
  • Tarjetas de visita
  • Contratos, estimaciones, facturas y recibos
  • Diseño de logotipos para servicios o productos
  • Publicidad en rótulos, folletos, carteles, etc.
  • Blogs, sitios web y redes sociales

El uso de un Yagō no solo ayuda a dar a conocer tu negocio, sino que también te permite abrir cuentas bancarias con tu Yagō a tu nombre, lo que simplifica y agiliza las operaciones financieras.

Ventajas y desventajas

Ventajas

Como se ha comentado anteriormente, tener un Yagō ofrece una serie de ventajas, como una gestión más sencilla de la contabilidad, la promoción directa de las actividades empresariales y una mayor credibilidad y reconocimiento social. Otras ventajas son las siguientes:

  • Aspecto profesional
    El uso de un Yagō te permite diferenciar tu actividad bancaria personal de la empresarial. Esto puede ayudarte a establecer un límite entre tu vida profesional y privada, así como tener una mentalidad y apariencia profesional superiores.

  • Seguridad
    Usar un Yagō en lugar de su nombre real te ayudará a proteger la confidencialidad de tu información personal (incluidas sus cuentas privadas de redes sociales) y de tu vida privada.

  • Constitución
    Si constituyes tu empresa en una etapa posterior, puedes utilizar el Yagō como el Shōgō (nombre corporativo) sin hacer ningún cambio de nombre significativo. Esto puede ayudar a los nuevos clientes a buscar y conocer los logros de tu negocio antes de la constitución (existen reglas más específicas para el Shōgō, incluidos los símbolos permitidos, pero si se siguen esas reglas, el Yagō se puede utilizar tal cual).

Desventajas

  • Proceso lento
    Una desventaja que presenta el Yagō es el tiempo que requiere su creación y registro, así como la posibilidad de tener que modificarlo a mitad de camino o más adelante.

  • Legalidad
    Otra de las desventajas es que no tiene validez legal. Por lo tanto, si otra persona utiliza un Yagō muy similar y surgen conflictos, no puedes hacer valer los derechos sobre tu propio Yagō (más adelante se explica esto con más detalle en «Palabras que no se pueden utilizar en un Yagō y advertencias legales». Si quieres que tu Yagō tenga poder legal vinculante y sea de uso exclusivo, debes registrarlo como un Shōgō.

Elección de un Yagō y algunos ejemplos

Por lo general, el Yagō puede elegirse libremente y puede incluir caracteres de los alfabetos hiragana, katakana y kanji, números y letras. Sin embargo, el uso de símbolos está limitado a los seis siguientes: coma (,), punto (.), guión (-), ampersand (&), punto medio (・) y apóstrofe (’).

Los factores más importantes a la hora de elegir un Yagō son la claridad, sencillez y facilidad de memorización. Lo ideal es que también incluya palabras que describan el tipo de negocio o línea de trabajo, para que la gente pueda saber de un vistazo qué tipo de servicio se ofrece. Si te importa la promoción de tu negocio, considera la posibilidad de elegir un nombre que sea fácil de buscar en Internet y en las redes sociales, y que no se solape con otros Yagō.

Sin embargo, debes evitar los nombres que a los clientes les cueste recordar y los que incluyan términos especializados poco conocidos. Del mismo modo, no es recomendable incluir palabras con katakana ni letras del alfabeto complicadas o difíciles de pronunciar o leer. Podría resultar poco claro para los clientes cuál es la actividad de tu empresa, lo que los haría dudar, y podría ser más difícil encontrarla en Internet. Para evitar estos problemas, elige tu Yagō cuidadosamente, teniendo en cuenta qué función y propósito tendrá para tu negocio.

Ejemplos

Aquí tienes algunos ejemplos de Yagō por tipo de trabajo, que pueden ayudarte a decidir el tuyo:

  • Ingeniería
    Las empresas de ingeniería suelen utilizar palabras en inglés y katakana para dar imagen de innovación puntera. Por otro lado, también es una estrategia viable añadir kanji para diferenciarse de otros Yagō.
    Ejemplos: Empresa tecnológica XYZ (〇〇テック), Soluciones ABC (〇〇ソリューションズ), Sistemas XYZ (〇〇システム), Taller ABC (〇〇工房), etc.

  • Diseño
    Es frecuente encontrar palabras que transmiten una imagen de productividad y creatividad.
    Ejemplos: Estudio XYZ (〇〇スタジオ), Creativos ABC (〇〇クリエイティブ), Gráficos XYZ (〇〇グラフィック), etc.

  • Tiendas
    Tanto si haces negocios en línea como en tienda, considera un Yagō que ayude a los clientes a conocer fácilmente tus servicios y tu negocio. Si no comunica claramente el tipo de negocio, puedes añadir una descripción subordinada como «Tienda especializada» (専門店) para que tu tienda resulte más interesante.
    Ejemplos: Librería XYZ (〇〇堂), Cafetería ABC (カフェ〇〇), Restaurante XYZ (〇〇食堂), Tienda ABC (〇〇ショップ), etc.

  • Clínicas y oficinas
    En el caso de las clínicas y oficinas especializadas en un campo concreto, incluir características regionales y contenido empresarial al Yagō puede transmitir al instante fiabilidad y experiencia a clientes y usuarios.
    Ejemplos: [Nombre regional] + [Experiencia] + Clínica (地域名+専門分野+クリニック), [Nombre regional] + Oficina de diseño XYZ (地域名+〇〇設計事務所), Oficina de contabilidad XYZ (〇〇会計事務所), etc.

Además, los autónomos que inician su actividad pueden utilizar su propio nombre personal en su Yagō. Sin embargo, evitar el uso de nombres personales podría aumentar la credibilidad.

Hasta ahora, hemos hablado de cómo elegir un Yagō y hemos visto algunos ejemplos, pero hay otros aspectos que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir un Yagō para una empresa unipersonal.

Palabras que no se pueden utilizar en un Yagō y advertencias legales

Es importante ser consciente de que hay ciertas «palabras prohibidas» que no se pueden utilizar en un Yagō. Por ejemplo, el uso de un nombre que pueda confundirse con una corporación no está permitido para una empresa unipersonal.

Palabras que no se pueden utilizar a menos que tu negocio esté constituido en sociedad:

  • S. A. (株式会社), Empresa (会社), Corporación (法人 o コーポレーション), Sociedad constituida (社団法人), Co. Ltd, etc.

Palabras que no pueden utilizarse porque implican sectores regulados específicos:

  • Banco (銀行), Cooperativa de crédito (信用金庫), Valores (証券), etc.

Yagō ya registrado y similar

Puedes utilizar un Yagō que ya haya registrado otra persona o uno que sea similar, pero es mejor diferenciar tu Yagō para evitar posibles problemas legales en el futuro. Aunque puede ser inevitable que haya cierto parecido, ser confundido con la misma empresa, una filial o una entidad relacionada puede acarrear problemas como los siguientes:

  • No aparecer en los primeros resultados de búsqueda en línea.
  • Sufrir daños colaterales de reputación cuando una empresa con el mismo nombre comercial se hace famosa por haber causado problemas.
  • Enfrentarse a una demanda por infracción de marca y posibles daños y perjuicios por utilizar un nombre de marca, incluso si dicho uso no fue intencionado.

Resulta fundamental comprender estos aspectos y evitar posibles problemas a medida que se anticipa la mayor popularidad de tu Yagō. En particular, con respecto al tercer punto, debes asegurarte de que tu Yagō no se solape con una marca registrada para evitar cualquier problema legal. Ten en cuenta que los Yagō de las empresas unipersonales, que no requieren registro (a diferencia de los nombres comerciales de las sociedades anónimas), no pueden comprobarse en el sitio web de la Agencia Tributaria Nacional, por lo que se recomienda realizar una búsqueda previa en Internet para comprobar si ya se está utilizando el mismo Yagō o uno similar.

Para evitar riesgos legales, puedes tomar ciertas medidas de seguridad adicionales, como verificar los nombres legales existentes de las corporaciones en el sitio de publicación de números corporativos o el servicio de búsqueda de información de registro en línea del Ministerio de Justicia. Para comprobar las marcas comerciales, también puedes utilizar los recursos de las oficinas gubernamentales, como la plataforma de información sobre patentes de la Oficina de Patentes Japonesa.

Registro de un Yagō

Una vez elegido tu Yagō, teniendo en cuenta los ejemplos y advertencias que hemos mencionado, el siguiente paso, si quieres darlo, es registrarlo.

Registrar un Yagō es mucho más fácil que registrar un Shōgō*. Solo tienes que introducir tu Yagō en el campo designado del Formulario de Notificación de Apertura de Negocio (開業届) (Notificación de Apertura/Cierre de Empresa Unipersonal o 個人事業の開業・廃業等届出書) y presentarlo en una oficina fiscal. El registro es sencillo y gratuito. Tu Yagō registrado no pasará por ningún control, por lo que no tendrás que esperar a que se tramite el Formulario de Notificación de Apertura de Negocio. Además, puedes empezar a utilizarlo antes de enviar este formulario.

Puedes encontrar más información sobre la Notificación de Apertura/Cierre de Empresa Unipersonal en la página web de la Agencia Tributaria Nacional.

* Registrar un Shōgō requiere un sello de ingresos de 30 000 yenes.

Preguntas frecuentes

A continuación puedes consultar algunas preguntas frecuentes sobre los Yagō:

  • P: ¿Cuándo debería adoptar un Yagō?
    R: Como se mencionó anteriormente, puedes registrar un Yagō cuando presentes el Formulario de Notificación de Apertura de Negocios a la oficina fiscal que tenga jurisdicción en la ubicación de tu negocio. Sin embargo, si dejas el campo Yagō en blanco, el formulario seguirá siendo aceptable. También puedes adoptar un Yagō después de presentar el formulario de notificación.

  • P: ¿Qué debo hacer si quiero cambiar mi Yagō?
    R: Si quieres cambiar tu Yagō, puedes hacerlo introduciendo el nuevo Yagō en tu declaración de impuestos anual, como la declaración de impuestos, la declaración de ingresos y gastos o los estados contables para la declaración azul. También puedes volver a enviar el Formulario de Notificación de Apertura de Negocio a una oficina fiscal.

  • P: ¿Puedo cambiar mi Yagō siempre que quiera?
    R: Puedes cambiar tu Yagō en cualquier momento y tantas veces como sea necesario. Sin embargo, cambiar frecuentemente el Yagō puede causar inconvenientes a las instituciones financieras y a los clientes, además de perjudicar posiblemente tu credibilidad. Por lo tanto, es importante que mantengas tu Yagō hasta que sea necesario cambiarlo, momento en el que deberás seguir sin demora el procedimiento de cambio.

  • P: ¿Puedo registrar más de un Yagō?
    R:Puedes tener más de un Yagō simultáneamente. Por ejemplo, si diriges un supermercado y una cafetería con distintos nombres, puedes utilizar cada nombre comercial como tu propio Yagō y así tener Yagōs diferentes para las respectivas actividades comerciales. En cuanto al registro, debes cumplimentar un Formulario de Notificación de Apertura de Negocio independiente para cada negocio y presentarlo a la oficina fiscal. También puedes optar por registrar el Yagō de tu principal fuente de ingresos y gestionar tu otro negocio o negocios sin registrar los Yagōs.

  • P: ¿Tengo que incluir un Yagō en mi declaración de impuestos?
    R: Si bien hay un campo para el Yagō en el formulario de declaración de impuestos, es opcional rellenarlo. Si quieres registrar un Yagō en tu declaración de impuestos, puedes incluirlo en el formulario de la declaración de impuestos.

Uso eficaz de un Yagō

En este artículo, hemos presentado el Yagō para empresas unipersonales. Está sujeto a menos normas que el Shōgō y es relativamente fácil de registrar. Como hemos comentado, un Yagō tiene tanto ventajas como desventajas.

Registrarlo y utilizarlo de forma generalizada en el negocio mejora tu credibilidad y también facilita la identificación de tu empresa por parte de muchas personas, lo que amplía su potencial. Además, puede que tener un Yagō sirva de motivación extra a los autónomos y demás empresas unipersonales, tanto si están empezando como si ya tienen un negocio, a la hora de esforzarse por alcanzar sus objetivos profesionales.

Por otro lado, para aprovechar al máximo sus ventajas, debes ser plenamente consciente de cualquier posible desventaja y utilizarlo con cuidado. Las características idóneas de un Yagō variarán en función de la propia individualidad del propietario y de su sector empresarial. Por lo tanto, asegúrate de considerar y seleccionar cuidadosamente tu Yagō.

Stripe ofrece una amplia variedad de funciones y herramientas para satisfacer de forma flexible las necesidades de pago de autónomos y empresas unipersonales. Stripe también es compatible con una variedad de métodos de pago, incluidas tarjetas de crédito, pagos con Konbini, monederos digitales y transferencias bancarias. Esto ofrece más comodidad a los propietarios y les ayuda a gestionar sus negocios sin problemas.

¿Todo listo para empezar?

Crea una cuenta y empieza a aceptar pagos: no tendrás que firmar ningún contrato ni proporcionar datos bancarios. Si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros y diseñaremos un paquete personalizado para tu empresa.