Guía de métodos de pago

Las empresas pueden utilizar esta guía para descubrir, comprender y elegir los métodos de pago adecuados para llegar a un público más amplio.

Última actualización: 25 de julio de 2019

Introducción

El comercio online, potenciado por el acceso generalizado a Internet de alta velocidad y el inagotable deseo de comodidad de los clientes, aumenta rápidamente en todo el mundo, y se calcula que para 2020 alcanzará un volumen de 4 billones de dólares (fuente: eMarketer). Pero en lo que respecta a los pagos a través de Internet, las empresas que aprovechan el comercio online para ampliar su alcance y expandirse a otros países se encuentran con clientes cuyas preferencias son muy dispares. No solo puede haber grandes diferencias en los plazos de entrega (por ejemplo, con el pago después de la entrega, habitual en Europa y Asia, las empresas solo reciben el pago una vez enviadas las mercancías), sino que los métodos de pago utilizados para las transacciones online también pueden variar mucho. Las tarjetas de crédito y débito, que no siempre son la opción más segura, solo representan la mitad de las transacciones realizadas a través de Internet en todo el mundo. Los pagos bancarios, los monederos digitales y el dinero en efectivo tienen una gran demanda entre los clientes, e incluso pueden ofrecer otras ventajas a las empresas, como menos riesgos y menores gastos por transacción.

Para aprovechar plenamente el potencial del comercio online, las empresas deben adaptarse a una clientela heterogénea y aprovechar las posibilidades de esta diversidad de preferencias de pago. En esta guía se destacan las características intrínsecas de los métodos de pago que determinan su relevancia para determinados modelos de negocio, se indica qué preguntas deben hacerse las empresas cuando consideren ofrecer nuevos métodos de pago a sus clientes y se resumen los métodos de pago que admite Stripe.

Selección de los métodos de pago adecuados

Cuando una empresa aspira a aumentar su clientela, contar con los mejores métodos de pago puede servir de catalizador. Poder adaptar las opciones a la hora de completar una compra a las preferencias de los clientes es esencial, tanto si se pretende aumentar las conversiones en el mercado local como expandirse con éxito internacionalmente. Pero no todos los métodos de pago son adecuados para todas las transacciones, y dependen de la naturaleza de la transacción o de las características específicas de cada método. Las empresas deben tener en cuenta su modelo de negocio y sus limitaciones operativas cuando sopesen el valor que aportaría ofrecer nuevos métodos de pago.

El cliente es lo primero

Como hemos mencionado, la relevancia de un método de pago depende de las características geográficas y demográficas de la clientela a la que se desea dirigir una empresa.

La fragmentación de los métodos de pago varía mucho de unos lugares a otros. Si bien algunos métodos de pago, como las marcas principales de tarjetas de crédito, ya están disponibles en casi todos los países, otros siguen circunscritos a un solo país o incluso a un único segmento de la población de ese país. Por tanto, identificar a los clientes potenciales es un primer e importante paso para que una empresa decida sus opciones de pago. La distribución de los métodos de pago utilizados en el comercio en Internet varía radicalmente de una zona del mundo a otra, pero también dentro de zonas concretas.

22%
23%
13%
15%
10%
15%
2%
  • Tarjetas
  • Adeudo directo SEPA
  • Pay later
  • Sofort
  • Giropay
  • Paypal
  • Otros

Por ejemplo, mientras las tarjetas de crédito más importantes se utilizan en más de un 80 % de las transacciones online en Francia, esta cifra es inferior a un 25 % en su vecina Alemania. A su vez, en Alemania los pagos bancarios (adeudos directos o transferencias) se utilizan en casi un 40 % de las compras y ningún método individual de pago en Alemania representa más de un 25 % de las compras en Internet.

Otra consideración que puede motivar las decisiones de pago es el propio modelo de negocio. Algunos métodos de pago como, por ejemplo, los populares monederos digitales, están diseñados para clientes particulares e imponen limitaciones para las transacciones de gran cuantía o los pagos entre empresas. Otros, como la facturación por transferencia bancaria, son poco prácticos para las compras instantáneas por móvil y más adecuados para las transacciones de empresa a empresa. Para determinados sectores de actividad, el valor de las transacciones también puede ser importante. Por ejemplo, para las empresas minoristas cuyos pedidos tienen un valor medio más elevado, podría ser buena idea ofrecer una opción de crédito a sus clientes, con la idea de aumentar las conversiones.

Por último, las preferencias de los clientes pueden tener causas más profundas, que las empresas deberían tener en cuenta. En algunos mercados, como Polonia, los clientes acostumbran a utilizar monederos digitales para evitar que las empresas conserven sus credenciales de pago y las usen posteriormente. Esto ha impulsado el uso de opciones de procesamiento de pagos como PayU o Przelewy24, que tramitan las transacciones sin permitir que las empresas conserven los datos de pago cuando el cliente efectúa una compra.

La importancia de la experiencia del proceso de compra

Las empresas pueden tener que adaptar sus procesos de compra a las particularidades de cada método de pago.

El primer elemento que conviene tener en cuenta son las divisa. En efecto, algunos métodos de pago solo admiten pagos en una cantidad limitada de divisas, por lo que es importante asegurarse de que los clientes comprendan los precios presentados durante todas las fases de la experiencia de compra, sobre todo al seleccionar el método de pago. Este es el caso de, por ejemplo, iDEAL, un método de pago bastante corriente en los Países Bajos para el cual las empresas tienen que crear transacciones denominadas en euros.

Además, puede ser necesario adaptar la experiencia de compra de cada cliente. En esta categoría se encuentran los métodos de pago que redirigen a los clientes a otra aplicación u otro sitio web para finalizar el pago. Por ejemplo, los pagos efectuados con el monedero chino Alipay incluyen la redirección obligatoria a otra página web donde los clientes deben especificar credenciales adicionales. Esto exige contar con un riguroso sistema de administración de pedidos, de tal forma que se proporcione una experiencia uniforme a los clientes que tengan algún problema con la redirección. Por lo general, las redirecciones limitan la capacidad de la empresa para controlar el proceso de compra al completo. Posiblemente los clientes no regresen al sitio web original una vez completado el pago, por lo que cualquier intento de obtener información adicional de sus clientes deberá realizarse previamente.

Por otra parte, los métodos de pago pueden limitar las posibilidades de finalizar los pagos sin una confirmación explícita del cliente, lo cual es un inconveniente para las suscripciones. Si una empresa tiene acceso a las credenciales de pago, podrá procesar sin contratiempos los pagos recurrentes en el momento que decida la propia empresa. Sin embargo, algunos métodos de pago exigen que los clientes confirmen cada transacción, lo que dificulta los cobros recurrentes. Por consiguiente, las empresas que tramitan pagos de manera automática sin la intervención directa del cliente, tendrán que incluir en la experiencia que proporcionan opciones de pago que permitan los pagos recurrentes.

Gestión de riesgo, fraude y disputas

Las empresas pueden prever y gestionar los riesgos que conlleva procesar pagos online, eligiendo métodos de pago que se ajusten a sus preferencias en este ámbito. Por regla general, cuanto más alto sea el nivel de autentificación que se exige a un cliente en el momento del pago, más baja será la probabilidad de que se realicen pagos fraudulentos con ese método de pago.

Las empresas deben tener en cuenta qué opciones de pago pueden elevar el riesgo de transacciones fraudulentas y en quién recae la responsabilidad en caso de disputas en los pagos. Con algunos métodos de pago, alguien podría apropiarse de las credenciales necesarias para realizar transacciones de forma indebida y utilizarlas sin el consentimiento de su propietario legítimo, lo que también puede ocurrir con datos de cuentas bancarias o de tarjetas de crédito. Por este motivo, los sistemas de pago dan a los clientes la posibilidad de disputar los pagos efectuados con sus credenciales, lo cual les permite recuperar automáticamente los fondos abonados a las empresas. Sin embargo, otros métodos de pago exigen que los clientes ejecuten las órdenes de pago por sí mismos, incluyendo un paso de autentificación que disminuye las posibilidades de que no sean ellos quienes envían las órdenes. Normalmente estos pagos son irrevocables. Un ejemplo de este método de pago son las transferencias bancarias, en las cuales los clientes envían fondos a una cuenta bancaria determinada desde su propia cuenta. Estas opciones de pago no eximen a las empresas de la responsabilidad de suministrar sus productos y servicios de la forma prevista, pero sí les permiten controlar mejor la gestión de las disputas y excepciones, ya que no ofrecen la posibilidad de una retirada de fondos automática. Por motivos fáciles de entender, las empresas de venta de entradas y los marketplaces de Internet que comercializan artículos de lujo son ejemplos de negocios que son firmes partidarios de los métodos de pago autentificados o irrevocables.

Cálculo del coste real de los métodos de pago ofrecidos

Las empresas han de tener una visión global del coste y los beneficios de añadir métodos de pago en sus páginas de compra.

Antes que nada, las empresas deben prever el coste de la integración técnica de cada uno de los métodos de pago que quieran ofrecer. Como hemos mostrado antes, esto no tiene por qué limitarse a incluir el logotipo de una nueva opción de pago en el sitio web de la empresa: también tienen que tenerse en cuenta la gama de divisas en que se debe mostrar los precios, el diseño del propio flujo de compra e incluso, como veremos más adelante, el plazo esperado para despachar los pedidos finalizados.

Las empresas también deben considerar los gastos internos en los que se incurre regularmente al aceptar múltiples métodos de pago. La supervisión de las transacciones, la conciliación de los pagos y la asistencia al cliente que conllevan los nuevos métodos de pago son ejemplos de gastos internos relacionados con la administración de múltiples opciones de pago. En relación con esto, es importante controlar cómo se generan los informes de las transacciones, cómo se cobran los fondos o incluso cómo se realizan y administran los reembolsos.

Por último, aunque no menos importante, los métodos de pago tienen estructuras de costes por transacción intrínsecamente diferentes que se deben sopesar en función del modelo de negocio, los márgenes y el valor medio de las transacciones de cada empresa.

Clasificación de los métodos de pago

Una empresa que desee evaluar un determinado método de pago debería hacerse tres preguntas para entender mejor la experiencia de sus clientes al completar el proceso de compra y saber qué implica el aceptarlo.

¿Cómo se finaliza el pago?

Las empresas que aceptan pagos a través de Internet tienen que ofrecer a sus clientes una experiencia de pago agradable, lo cual no es tarea fácil. Una empresa puede distinguir entre tres tipos de pagos, que configuran el flujo de su proceso de compra:

  1. Iniciado por la empresa El cliente proporciona los datos del pago a la empresa, que puede efectuar los pagos cuando así lo decida. Este es el caso de los pagos con tarjeta de crédito, para los que solo se necesitan los datos de la tarjeta, o los pagos por adeudo directo. Hay que destacar que, en el caso de los pagos iniciados por la empresa, esta puede no tener capacidad para confirmar formalmente que el cliente ha autorizado la transacción o que los datos del pago han sido facilitados realmente por su propietario. Como se ha explicado antes, estos métodos de pago pueden exponer a las empresas a un mayor riesgo de fraude y aumentar la probabilidad de que se revoquen o disputen los pagos.

  2. Autentificado por el cliente El cliente proporciona los datos del pago y certifica que es el propietario de dichos datos. Aquí se encuadran, por ejemplo, los métodos de pago en los que el cliente recibe y utiliza una contraseña de un solo uso o aquellos que exigen a los clientes iniciar sesión en su cuenta en un sitio web o una aplicación diferentes. Con frecuencia, estos métodos complican la finalización del proceso de compra y requieren la intervención y el consentimiento explícitos de los clientes para cada pago (aunque, como hemos visto, ofrecen a las empresas garantías adicionales de que no se ha hecho un uso fraudulento de los datos de pago, lo cual les libera de la responsabilidad en caso de disputas).

  3. Iniciado por el cliente El cliente tiene que dar todos los pasos necesarios para enviar los fondos por sus propios medios a un “destino” especificado por la empresa. Aquí se incluyen las transferencias bancarias, donde el “destino” proporcionado es sencillamente una cuenta bancaria. Dado que estos métodos de pago requieren la participación del cliente, es posible que se tarde más tiempo en recibir los pagos. No obstante, una importante ventaja para las empresas es que, en principio, son irrevocables: los clientes no pueden echarse atrás para recuperar los fondos que ya se han recibido.

¿Cómo saben las empresas que van a recibir los fondos?

Un importante paso para las empresas en una experiencia de compra a través de Internet es decidir cuándo se despachará un pedido. Lo habitual es hacerlo cuando la empresa recibe una confirmación que le merece la confianza suficiente de que el cliente ha efectuado el pago y de que más adelante acabará recibiendo los fondos que se han transferido. Una empresa puede distinguir dos casos:

  1. Confirmación inmediata La confirmación de que se ha efectuado el pago tiene lugar cuando el cliente completa la compra. Es el caso de los pagos con tarjeta de crédito: la red de tarjetas emite una notificación de recepción del pago a la empresa, y esta puede proceder a despachar el pedido. La notificación no significa que la empresa ya haya recibido los fondos (esto puede llevar varios días), pero es un mensaje fidedigno del método de pago que confirma que la liquidación del pago va a producirse.

  2. Confirmación demorada La realización del pago se comunica a una empresa horas, días e incluso semanas más tarde. En estos casos, las empresas tendrán que decidir si despachar el pedido “siendo optimistas” en el momento en que el cliente completa la compra o esperar hasta recibir la confirmación del pago, ya que al final este podría no efectuarse. Por ejemplo, en los pagos por adeudo directo —en los cuales la empresa retira los fondos de la cuenta bancaria del cliente—, el banco del cliente tarda varios días en aceptar o rechazar el adeudo una vez iniciado el pago. De igual manera, las transferencias bancarias —pagos en los cuales el cliente envía fondos a una cuenta bancaria— también pueden demorarse hasta el final del día o el día siguiente. Sobre este punto cabe señalar que, aunque en los Estados Unidos sigue siendo habitual que las transferencias se reciban al final del día o al día siguiente, en todo el mundo se están introduciendo de forma progresiva sistemas de transferencia en tiempo real, como el Faster Payments System británico o el Faster Payments de Singapur, y que los giros bancarios, que se envían a través de una red especial, también se tramitan casi en tiempo real. Mientras tanto, las empresas tienen que diseñar el flujo del proceso de compra de forma que los clientes puedan saber que se ha recibido su pedido y que, además, se envíe una nueva notificación de despacho cuando se reciba la confirmación.

¿Se pueden almacenar las credenciales de pago para volver a utilizarlas?

Las empresas que ofrecen servicios de suscripción y las que desean optimizar el proceso de compra para futuras transacciones necesitan saber si los datos de los pagos se pueden guardar para poder reutilizarlos. Aquí se abren dos posibilidades:

  1. Sí, los datos de los pagos se pueden reutilizar Poder almacenar las credenciales de pago de un cliente (conservarlas en el sistema) ofrece a las empresas la libertad de crear pagos iniciados por la empresa tal y como se ha descrito antes, sin necesidad pedir al cliente esfuerzos innecesarios. Los datos de las tarjetas de crédito (sin el uso de 3D Secure o CVC) pueden considerarse “reutilizables”, puesto que una vez que el cliente los ha proporcionado, no necesitará volver a hacerlo en futuros pagos. Los pagos por adeudo directo, en los cuales el cliente proporciona a la empresa los datos de su cuenta bancaria para que esta efectúe el cargo, también se llevan a cabo con datos de pago “reutilizables”.

  2. No, los datos de pago solo pueden utilizarse una vez En estos casos, el cliente decide cuándo finaliza cada pago. Un ejemplo fácil podría ser pagar en efectivo: una empresa solo recibe el dinero cuando el cliente se lo entrega. Otros ejemplos de pagos de un solo uso pueden ser las transferencias bancarias, donde el cliente ordena una vez a su banco el envío de fondos a la cuenta bancaria de un beneficiario. Estos tipos de pagos, iniciados y autentificados por el cliente, son de “un solo uso”: el cliente tiene que autorizar explícitamente cada transacción, ya sea creando el pago por sí mismo, firmándolo en una aplicación o especificando una contraseña de un solo uso. Las empresas no pueden volver a utilizar los datos del pago que ha proporcionado el cliente, y deberán esperar a que este autorice los pagos futuros de uno en uno.

Las tres preguntas anteriores pueden ayudar a clasificar un método de pago desconocido para las empresas y decidir si encaja bien para un negocio concreto. Más adelante utilizaremos estas propiedades para describir los métodos de pago que admite Stripe.

Consideraciones sobre el sector

Cuando los clientes deciden interactuar con una empresa a través de Internet, esperan más velocidad y más comodidad. Para que su experiencia sea óptima es necesario tomar en cuenta el sector del negocio, el canal de interacción principal y las preferencias de la empresa en el ámbito de prevención de riesgo. A continuación se ofrecen algunas pautas a considerar.

Comercio móvil

Las empresas creadas en torno al comercio móvil centran su atención en la facilidad de conversión, sabiendo que cuentan con un espacio en pantalla limitado y que deben facilitar la introducción de datos a la hora de completar el proceso de compra. Los métodos de pago para los cuales los clientes tienen instalada una aplicación móvil pueden ofrecer una experiencia de compra sencilla y, al mismo tiempo, tienen la ventaja de reducir el fraude gracias a que los pagos están verificados, puesto que los clientes confirman el pago desde la propia aplicación. Estas aplicaciones de método de pago —como Alipay en China, Bancontact en Bélgica o Klarna en Suecia— ofrecen una segunda opción de pago por Internet con móvil para aquellos clientes que no tienen instalada la aplicación, con las mismas garantías de pago. Apple Pay y Google Pay están adaptadas al pago móvil por diseño, y ofrecen autentificación de dispositivos de forma nativa.

Economía bajo demanda

Las empresas con esta forma de economía, que tienen integrada en su experiencia un despacho instantáneo, necesitan estimular la conversión —normalmente en móviles— y, al mismo tiempo, gestionar el riesgo de fraude. Los métodos de pago que ofrecen una confirmación inmediata del éxito de la transacción son prioritarios para la economía bajo demanda. Para agilizar aún más el proceso de compra, las empresas pueden almacenar los datos de pago en el sistema y permitir que las transacciones (p. ej., los pagos realizados con tarjeta de crédito o incluso mediante adeudo directo) se confirmen en un paso.

Software como servicio y organizaciones sin ánimo de lucro

Los negocios de software como servicio (SaaS) y las organizaciones sin ánimo de lucro se centran en las suscripciones y en los pagos de mayor cuantía que pueden liquidarse mediante una transferencia bancaria. La compatibilidad con los datos de pago reutilizables, como las tarjetas de crédito y los pagos por adeudo directo, facilita los cobros a los clientes o donantes de forma periódica. Por otra parte, aceptar transferencias bancarias en los países donde los principales clientes están ubicados también permite liquidar los pagos de mayor cuantía de forma irrevocable y a un precio más bajo. Para los negocios de software como servicio, ofrecer métodos de pago adicionales suele ser uno de los pocos obstáculos que dificultan incrementar el potencial de conversión de los clientes.

¿Por qué Stripe?

Una empresa que esté evaluando soluciones para aceptar nuevos métodos de pago deberá sopesar muy bien tres aspectos: lo fáciles que son de integrar, la sencillez de incorporación de los mismos y la complejidad que, a la larga, supondrá ofrecer más opciones de pago.

Integración rápida y sencilla

Añadir métodos de pago es un procedimiento tedioso y complicado que exige a las empresas establecer una relación contractual y operativa con el sistema de pago. Esto puede llevar semanas, pues hay que llevar a cabo procedimientos de diligencia debida, revisar las características técnicas y negociar las condiciones comerciales y de pagos, entre otras muchas cosas. Stripe desea simplificar en todo lo posible este proceso para que las empresas puedan integrar rápidamente nuevos métodos de pago y ajustarlos a su propia escala sin tener que seguir un procedimiento distinto en cada ocasión. Para un usuario activo, el proceso de integración de Stripe solo exige abrir el panel de control y activar los métodos de pago que desee utilizar su empresa. No se necesitan largos períodos de evaluación de riesgos, tediosas negociaciones contractuales ni un proceso de integración individual. Esto, a su vez, permite a las empresas aprovechar de un modo más eficiente los recursos que dedican al desarrollo comercial y de software. Una integración simplificada es especialmente valiosa para aquellos marketplaces y plataformas que deseen ofrecer acceso a diversos métodos de pago a los “vendedores”, puesto que cada vendedor se beneficia de la misma activación sistemática.

La forma más fácil de incorporar un nuevo método de pago

Añadir nuevos métodos de pago es un proceso cargado de complicaciones y riesgos de integración técnica, sobre todo si cada uno de ellos tiene que integrarse con una nueva API o un nuevo proveedor de servicios de pago. Para disminuir el riesgo y la complejidad de la integración técnica, la API Sources de Stripe permite aceptar cualquier método de pago —ya sea con tarjeta o sin ella— mediante una sola API. Esto ofrece por fin a las empresas un marco unificado para sus tareas de desarrollo y soporte permitiendo incorporar fácilmente múltiples método de pago. Para añadir un nuevo método de pago, solo hay aplicar unos pequeños cambios de código (a veces, basta con cambiar una línea). Esto facilita a los negocios una integración sencilla y elegante que precisa muy poco tiempo de desarrollo y es fácil de mantener, con independencia de los métodos de pago que se adopten.

Unificación de la supervisión, la elaboración de informes y las transferencias para todos los métodos de pago

Los pagos efectuados con cualquier método que utilice la API Sources, incluidas las tarjetas, aparecen del mismo modo en el panel de control de Stripe, lo cual reduce en gran parte la complejidad operativa y simplifica las tareas de conciliación. Gracias a estas ventajas, las empresas pueden crear procesos estandarizados para operaciones tan habituales como el despacho de pedidos, la atención al cliente y los reembolsos. Estos métodos de pago también funcionan con el resto de la oferta de Stripe, lo cual permite a las empresas crear suscripciones o integrarlos en una plataforma Connect. En concreto, la capacidad que ofrece Stripe Connect a las plataformas de administrar el acceso a múltiples métodos de pago para todos los miembros de un marketplace, al tiempo que se controla la experiencia de integración, es una ventaja fundamental. Por último, dado que Stripe elimina las complicaciones de tener que negociar con el proveedor de cada método de pago, las empresas también se benefician de la existencia de un único punto de control y responsabilidad en caso de disputas o a la hora de abordar otras excepciones derivadas del uso de métodos de pagos de todo el mundo.

Métodos de pago

Transferencias bancarias por Cámara de Compensación Automatizada (ACH)

La red de la Cámara de Compensación Automatizada (ACH) de los Estados Unidos facilita a los clientes el envío de fondos desde su cuenta bancaria a otra cuenta bancaria domiciliada en Estados Unidos. Para cobrar un pago con una transferencia bancaria de este tipo, las empresas proporcionan a sus clientes un número de identificación bancaria y un número de cuenta, y los clientes efectúan el pago desde su cuenta bancaria.

Las transacciones realizadas mediante transferencia por ACH son irrevocables y económicas, lo que las hace adecuadas para los modelos de negocio que deseen evitar las disputas en los pagos o las comisiones elevadas por transacción. Por este motivo, es frecuente que las empresas se paguen entre sí por transferencia bancaria y que ocurra lo mismo con las transacciones de alta cuantía entre empresas y consumidores. La red de ACH introdujo en septiembre de 2016 las transferencias bancarias liquidadas en el mismo día, que agilizan el movimiento de fondos desde las cuentas de los clientes: los pagos se compensan dos veces al día y el banco de la empresa puede recibirlos el mismo día.

  • Ámbito geográfico de pago
    • EE. UU.
  • Tipo de método de pago
    • Transferencia bancaria
  • Realización del pago
    • Iniciado por la empresa
  • Divisa presentada
    • USD
  • Confirmación del pago
    • 2-3 días laborables
  • Disputas
    • No
  • Reembolsos/Reembolsos parciales
    • Sí/Sí
  • Pagos recurrentes
    • Requiere la participación del ordenante
  • Disponible con Stripe

Adeudos por Cámara de Compensación Automatizada (ACH)

Los pagos por adeudo directo en la red de la Cámara de Compensación Automatizada (ACH), o adeudos ACH, permiten a las empresas cobrar fondos a los clientes de Estados Unidos que facilitan los datos de su cuenta bancaria y autorizan el adeudo correspondiente a las empresas. Su confirmación es lenta y puede tardar hasta 5 días laborables.

Los adeudos ACH pueden fallar, o los clientes pueden disputarlos cuando el pago ya se ha realizado, por lo que las empresas deben pensar detenidamente si les conviene aceptarlos. Las suscripciones de software como servicio o las donaciones regulares a organizaciones sin ánimo de lucro son ejemplos de modelos de negocio adaptados al adeudo ACH. Algunos de los riesgos asociados a este tipo de pagos disminuyen si se utilizan servicios de terceros para verificar la legitimidad de las credenciales de la cuenta.

  • Ámbito geográfico de pago
    • EE. UU.
  • Tipo de método de pago
    • Adeudo en cuenta bancaria
  • Realización del pago
    • Iniciado por la empresa
  • Divisa presentada
    • USD
  • Confirmación del pago
    • 5 días laborables
  • Disputas
  • Reembolsos/Reembolsos parciales
    • Sí/Sí
  • Pagos recurrentes
  • Disponible con Stripe
  • Métodos de pago similares

Alipay

Alipay es un monedero digital muy utilizado en China, administrado por ANT Financial Services Group, un proveedor de servicios financieros asociado a Alibaba. Fundado en 2004, Alipay tiene actualmente más de 450 millones de usuarios activos. Aquellas empresas que deseen expandir su presencia entre los consumidores chinos —que cada vez realizan más transacciones a través de Internet, tanto en el interior de China como a otros países del mundo— deben plantearse ofrecer este método de pago.

Las transacciones más habituales entre los consumidores chinos que utilizan Alipay son de comercio electrónico, viajes, formación en línea, juegos en línea y alimentación/nutrición. Los titulares de monederos de Alipay pueden pagar por Internet o por móvil con sus credenciales de inicio de sesión o con la aplicación Alipay. Otra de las ventajas de Alipay es el menor riesgo de fraude, ya que los pagos se autentifican con las credenciales de inicio de sesión del cliente y el índice de disputas es muy bajo.

  • Ámbito geográfico de pago
    • China
  • Tipo de método de pago
    • Monedero digital
  • Realización del pago
    • Autentificado por el cliente
  • Divisas presentadas
    • USD, EUR, GBP, CAD, AUD, SGD, HKD, JPY, NZD
  • Confirmación del pago
    • Inmediata
  • Disputas
  • Reembolsos/Reembolsos parciales
    • Sí/Sí
  • Pagos recurrentes
  • Disponible con Stripe
  • Métodos de pago similares

Apple Pay

Apple Pay es un monedero digital que facilita a los clientes efectuar pagos con los datos de pago que tienen almacenados en un dispositivo iPhone, iPad o Apple Watch. Lanzado en 2014, permite que los clientes añadan tarjetas de crédito o débito para efectuar pagos en aplicaciones móviles iOS. En 2016 Apple amplió la compatibilidad de Apple Pay a los pagos a través de Internet con Safari en iPhone, iPad o Mac OS.

Para efectuar un pago a través de Internet, los clientes seleccionan el método de pago Apple Pay y autorizan la transacción con Touch ID, un PIN o una contraseña. Además de la información de pago, los clientes también pueden conservar su dirección de facturación y entrega, correo electrónico y número de teléfono. Gracias a la provisión automática de la información pertinente del cliente en el momento del pago, Apple Pay disminuye los conflictos a la hora de completar la compra y puede aumentar considerablemente la conversión para aquellas empresas cuyos clientes efectúen transacciones desde una aplicación móvil iOS o un sitio web visitado con el navegador Safari.

  • Ámbito geográfico de pago
    • Donde se admita Apple Pay
  • Tipo de método de pago
    • Monedero digital
  • Realización del pago
    • Autentificado por el cliente
  • Divisa presentada
    • USD, GBP, EUR, AUD, CHF, HKD, SGD
  • Confirmación del pago
    • Inmediata
  • Disputas
  • Reembolsos/Reembolsos parciales
    • Sí/Sí
  • Pagos recurrentes
  • Disponible con Stripe
  • Métodos de pago similares

Bancontact

Bancontact, que anteriormente se llamaba Bancontact/Mr Cash y fue fundado en 1979, es uno de los métodos de pago preferidos en Bélgica, donde se utiliza hasta en un tercio de las transacciones a través de Internet. Cuando los clientes autentifican sus pagos con Bancontact, estos se confirman inmediatamente a la empresa. Bancontact se ofrece como opción de pago en más del 80 % de las empresas online de Bélgica, y tramitó más de 27 millones de pagos en 2015.

En 2014, Bancontact lanzó una aplicación móvil para sistematizar su experiencia de pago, con la cual los clientes pueden identificarse escaneando un código QR que se les presenta en el momento del pago. Después cada transacción se confirma con un PIN. El lanzamiento de esta app ha tenido una buena acogida y se utiliza en más del 50 % de las transacciones realizadas desde ordenadores de escritorio y el 90 % de las realizadas con un dispositivo móvil o una tableta. Bancontact es una opción de pago adaptada para plataformas de comercio electrónico y bajo demanda.

Si bien los datos de pago de Bancontact son de un solo uso, las empresas pueden recuperar en cada transacción los datos de la cuenta bancaria de sus clientes, lo cual permite efectuar los pagos posteriores mediante adeudo directo SEPA si se cuenta con el mandato adecuado.

  • Ámbito geográfico de pago
    • Bélgica
  • Tipo de método de pago
    • Adeudo bancario autentificado
  • Realización del pago
    • Autentificado por el cliente
  • Divisa presentada
    • EUR
  • Confirmación del pago
    • Inmediata
  • Disputas
    • No
  • Reembolsos/Reembolsos parciales
    • Sí/Sí
  • Pagos recurrentes
    • Requiere la participación del ordenante o un adeudo directo SEPA
  • Disponible con Stripe
  • Métodos de pago similares

Tarjetas

Las tarjetas de crédito y de débito (Visa, Mastercard, American Express, Discover, Diners Club, JCB) constituyen el método de pago dominante en todo el mundo. Las primeras son emitidas por los bancos y permiten a los clientes pedir prestado dinero con la condición de devolverlo dentro de un período de gracia en el que se evitan comisiones adicionales. Los clientes pueden acumular un saldo deudor continuo, sujeto al pago de los intereses pertinentes. Las tarjetas de débito ofrecen la conveniencia de los pagos con tarjeta, pero están asociadas a una cuenta bancaria de la cual se retiran directamente los fondos en el momento del pago.

Las redes de tarjetas más importantes del mundo son Visa y Mastercard. Ambas son exclusivamente sistemas de procesamiento de pagos y no emiten tarjetas directamente a los consumidores. En lugar de ello, permiten que los bancos y las entidades financieras comercialicen y distribuyan sus tarjetas. American Express también es un sistema de procesamiento de pagos pero, a diferencia de Visa y Mastercard, emite sus propias tarjetas directamente a los consumidores. American Express se adapta mejor a los consumidores con mayor poder adquisitivo, ya que el gasto medio por titular es superior al de los titulares de tarjetas Visa o Mastercard.

  • Ámbito geográfico de pago
    • Todo el mundo
  • Tipo de método de pago
    • Tarjeta
  • Realización del pago
    • Iniciado por la empresa
  • Divisa presentada
    • Más de 135
  • Confirmación del pago
    • Inmediata
  • Disputas
  • Reembolsos/Reembolsos parciales
    • Sí/Sí
  • Pagos recurrentes
  • Disponible con Stripe

EPS

EPS es un método de pago de transferencia en línea de Austria con una cuota de mercado de aproximadamente el 18%. Aproximadamente el 80% de los negocios en línea en Austria lo aceptan y fue desarrollado de manera conjunta con los bancos y el gobierno austríaco. El flujo de pago se parece mucho al de iDEAL o Giropay.

Al momento del pago, el cliente elige EPS, selecciona el nombre de su banco y se registra en su entorno bancario en línea. Revisan los detalles de pago completados anteriormente y autorizan el pago. Brinda una garantía de pago para los negocios.

  • Ámbito geográfico de pago
    • Austria
  • Tipo de método de pago
    • Débito bancario autenticado
  • Realización del pago
    • Cliente autenticado
  • Divisa presentada
    • EUR
  • Confirmación del pago
    • Inmediata
  • Disputas
    • No
  • Reembolsos/Reembolsos parciales
    • Sí/Sí
  • Pagos recurrentes
    • No
  • DOCUMENTACIÓN TÉCNICA
  • Métodos de pago similares

Giropay

Giropay es un método de pago alemán basado en la banca a través de Internet que se lanzó en 2006. Con este sistema, los clientes de la mayoría de las cajas de ahorros y cooperativas de crédito de Alemania pueden efectuar transacciones a través de Internet utilizando su propio entorno bancario en línea, y los fondos se adeudan de sus cuentas bancarias. Los clientes confirman sus pagos en Giropay con un segundo factor de autentificación o mediante un PIN, según el banco. Los pagos se confirman inmediatamente a la empresa y son irrevocables.

Giropay representa algo menos del 10 % de los pagos efectuados en Internet en Alemania, y es adecuado para aquellos modelos de negocio que requieran una garantía de los fondos resultantes de una transacción.

  • Ámbito geográfico de pago
    • Alemania
  • Tipo de método de pago
    • Adeudo bancario autentificado
  • Realización del pago
    • Autentificado por el cliente
  • Divisa presentada
    • EUR
  • Confirmación del pago
    • Inmediata
  • Disputas
    • No
  • Reembolsos/Reembolsos parciales
    • Sí/Sí
  • Pagos recurrentes
    • No
  • Disponible con Stripe
  • Métodos de pago similares

Google Pay

Google Pay es un monedero digital lanzado en 2015 que les permite a los clientes pagar mediante cualquier método de pago que hayan guardado en su cuenta de Google. Google Pay no les ofrece a los usuarios mantener un saldo, sino que les permite almacenar métodos de pago en su cuenta de Google y usarlos para hacer pagos en línea. Eso hace que los usuarios ya no necesiten recordar su información de pago ni ingresarla manualmente.

Google Pay funciona en aplicaciones nativas de Android y en toda la red (en todos los dispositivos móviles y de escritorio). Para hacer un pago en línea, los clientes seleccionan Google Pay como método de pago y eligen la credencial de pago que desean usar. Eso incluye tarjetas de débito y crédito que los clientes quizás hayan usado en plataformas propiedad de Google como Chrome, YouTube o Play Store.

Además de la información de pago, una empresa puede pedir la dirección de facturación, la dirección de envío y la información de contacto del cliente en cuestión. La compatibilidad con Google Pay reduce los puntos de roce en el proceso de finalización de una compra y aumenta las conversiones para las empresas.

  • Ámbito geográfico de pago
    • Donde se admita Google Pay
  • Tipo de método de pago
    • Monedero digital
  • Realización del pago
    • Autentificado por el cliente
  • Divisa presentada
    • USD, GBP, EUR, AUD, HKD, SGD, NZD
  • Confirmación del pago
    • Inmediata
  • Disputas
  • Reembolsos/Reembolsos parciales
    • Sí/Sí
  • Pagos recurrentes
  • Disponible con Stripe
  • Métodos de pago similares

iDEAL

iDEAL es un método de pago neerlandés mediante el cual los clientes pueden realizar transacciones a través de Internet con sus credenciales bancarias. Todos los bancos más importantes de Holanda son miembros de Currence, el sistema que administra iDEAL, lo que lo convierte a este en el método de pago en Internet más utilizado en Holanda, con una cuota de pagos en línea próxima al 55 %.

Para pagar con iDEAL, los clientes son redirigidos a su entorno de banca en línea, donde pueden confirmar el pago mediante un segundo factor de autentificación. La experiencia final del cliente depende del banco. Aunque el procesamiento de los pagos con iDEAL pueda no parecer perfecto para algunas de las empresas que lo descubren, es un sistema que los clientes holandeses entienden perfectamente y está muy bien valorado por ellos. Los pagos son irrevocables y se confirman inmediatamente: dos grandes virtudes de iDEAL para las empresas.

Aunque los datos de pago de iDEAL son de un solo uso, las empresas pueden recuperar en cada transacción los datos de la cuenta bancaria de sus clientes, lo cual permite efectuar los pagos posteriores mediante adeudo directo SEPA si se cuenta con el mandato adecuado.

  • Ámbito geográfico de pago
    • Países Bajos
  • Tipo de método de pago
    • Adeudo bancario autentificado
  • Realización del pago
    • Autentificado por el cliente
  • Divisa presentada
    • EUR
  • Confirmación del pago
    • Inmediata
  • Disputas
    • No
  • Reembolsos/Reembolsos parciales
    • Sí/Sí (con Stripe)
  • Pagos recurrentes
    • Requiere la participación del ordenante o un adeudo directo SEPA
  • Disponible con Stripe
  • Métodos de pago similares

Klarna

Klarna ofrece opciones de pago flexibles que le dan al cliente más libertad para elegir cuándo y cómo pagar sus compras. Las empresas reciben el pago por anticipado y protección frente al fraude y el riesgo que implican los pagos de clientes.

Actualmente, Klarna acepta tres opciones de pago propias: “Pay Later” para pagos diferidos, “Pay Now” en la que se usan las credenciales de pago almacenadas, y “Slice It” para pagos en cuotas.

Klarna ofrece varias opciones de pago que le dan al cliente la flexibilidad de determinar cuándo efectuar el pago. Si un cliente elige Klarna para abonar la compra, Klarna le paga a la empresa de inmediato y asume el riesgo del reembolso.

Hay tres formas de pagar la transacción con Klarna: “Pay Later”, “Pay Now” y “Slice It”. Las empresas pueden optar por ofrecerles a los clientes una opción, dos opciones o las tres.

La opción “Pay Later» le permite al cliente efectuar la transacción en el momento y pagar el importe total más adelante, por lo general, en un plazo de 14 a 30 días. Si se selecciona esta opción, Klarna usa los datos proporcionados durante el proceso de compra para hacer una búsqueda instantánea del historial de crédito. A algunos clientes se les puede solicitar que introduzcan datos adicionales, como la fecha de nacimiento, para completar la búsqueda. Si se aprueba la transacción, Klarna le paga a la empresa de inmediato y se encarga de cobrarle al cliente, lo que suele implicar la emisión directa de la factura al cliente.

La opción “Pay Now” le permite al cliente efectuar el pago de la transacción de inmediato usando las credenciales de pago almacenadas en un monedero digital. Se aceptan los siguientes métodos de pago: tarjetas de crédito, transferencias bancarias y débitos bancarios. A los usuarios nuevos se les solicitará que introduzcan las credenciales de pago para que Klarna haga la autenticación inmediata. Quienes ya son usuarios pueden usar las credenciales almacenadas.

“Slice It” es una opción de pago a crédito en cuotas que habilita a los clientes a efectuar el pago en un plazo de tiempo. Los clientes que seleccionan esta opción pueden elegir uno de los planes en cuotas que ofrece Klarna (p. ej., en seis meses, pago anticipado para evitar intereses). A continuación, Klarna recoge algunos datos adicionales para la búsqueda instantánea del historial de crédito y dicta si lo aprueba o no. Si da la aprobación, Klarna le paga a la empresa de inmediato y se encarga de cobrarle al cliente en cuotas. Para cada uno de los métodos de pago, Klarna ofrece la posibilidad de elegir entre un pago en línea (en cuyo caso el inicio de sesión y el flujo de autenticación de Klarna aparecerán en un widget en tu sitio web) o una página de pago alojada (en cuyo caso el cliente será redirigido al sitio de Klarna para confirmar los datos de pago antes de volver a tu sitio web). Una vez confirmado el pago del cliente, este es devuelto al flujo de compra.

  • Ubicación geográfica relevante del pagador
    • Austria, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Noruega, Suecia, Países Bajos, Reino Unido, EE. UU.
  • Confirmación del pago
    • Inmediata en caso de elegir “Pay Now”. En la mayoría de los países, también es inmediata en caso de elegir “Pay Later” o “Slice It”. En EE. UU. y el Reino Unido, se emite una confirmación de crédito provisional y se reconfirma en un plazo de cinco días hábiles.
  • Disputas
    • Sí, por disputas no relacionadas con fraude.
  • Rembolsos / rembolsos parciales
    • Sí / Sí
  • Pagos recurrentes
    • No
  • Métodos de pago similares
    • Ninguno

Multibanco

Multibanco es una red interbancaria en Portugal de propiedad y operada por la Sociedade Interbancária de Serviços S.A. (SIBS) que integra los cajeros automáticos de bancos en Portugal. Inicialmente, cuando se inició en 1985, Multibanco permitió a los clientes pagar negocios a través de sus cajeros automáticos. Ahora, los clientes pueden pagar a través de su cajero automático o a través de la banca en línea.

Para procesar un pago, la empresa proporciona al cliente una página que tiene el número de entidad, la referencia, el importe y un botón que le permite regresar al sitio de la empresa. Luego, el cliente inicia un pago con estos detalles al pagar por separado a través de la banca en línea con sus detalles de Multibanco o desde un cajero automático.

Multibanco es un método tipo push (ya que el cliente envía los fondos) y sincrónico porque los cargos creados con las fuentes recargables de Multibanco se realizan inmediatamente. Sin embargo, las fuentes de Multibanco estarán pendientes hasta que Stripe reciba los fondos, que en algunos casos pueden demorar unos días, dependiendo de cómo y cuándo el cliente elija completar la transacción.

  • Ámbito geográfico de pago
    • Portugal
  • Tipo de método de pago
    • Transferencia bancaria
  • Realización del pago
    • Iniciado por el cliente
  • Divisa presentada
    • EUR
  • Confirmación del pago
    • Inmediata
  • Disputas
    • No
  • Reembolsos/Reembolsos parciales
    • Sí/Sí
  • Pagos recurrentes
    • No
  • DOCUMENTACIÓN TÉCNICA
  • Métodos de pago similares

Przelewy24

Przelewy24 (P24) es un método de pagos polaco que facilita la transferencia de fondos entre las empresas y los bancos polacos más importantes. Przelewy24 permite a los consumidores pagar transacciones realizadas en Internet utilizando directamente transferencias en línea desde sus bancos

Para pagar con Przelewy24, los clientes son redirigidos a un entorno en línea donde pueden autenticar su pago mediante el inicio de sesión en el sitio de su banco. Para la mayoría de los bancos, los detalles del destino (la cuenta bancaria de Przelewy24) se completan previamente, aunque en algunos casos el consumidor debe introducir los detalles manualmente. Una vez realizada la autentificación correctamente, los fondos están garantizados. Un reembolso iniciado por la empresa es el único mecanismo disponible para revertir fondos.

  • Ámbito geográfico de pago
    • Polonia
  • Tipo de método de pago
    • Débito bancario autenticado
  • Realización del pago
    • Cliente autenticado
  • Divisa presentada
    • PLN
  • Confirmación del pago
    • Inmediata
  • Disputas
    • No
  • Reembolsos/Reembolsos parciales
    • Sí/Sí
  • Pagos recurrentes
    • No
  • DOCUMENTACIÓN TÉCNICA
  • Métodos de pago similares

Adeudo directo SEPA

La Zona Única de Pagos en Euros (SEPA) es un proyecto de la Unión Europea que simplifica los pagos dentro de los países miembros y entre ellos. Establece y aplica normas bancarias que permiten el adeudo directo de todas las cuentas bancarias denominadas en EURO de la zona SEPA.

Para poder adeudar una cuenta, las empresas deben obtener el nombre del cliente y el código IBAN de la cuenta bancaria. Para que se confirme el pago, los clientes deben aceptar un mandato que otorga a la empresa la autorización para retirar fondos de la cuenta. Stripe puede generar este mandato, que luego las empresas deben presentar a sus clientes.

Los clientes tienen un plazo de 8 semanas para disputar una transacción de adeudo directo SEPA, sin preguntas: los fondos se les reembolsan automáticamente. A partir de ese momento, y en los once meses siguientes, sigue siendo posible disputar las transacciones que no estén respaldadas por un mandato autorizado correctamente. Durante dicho período, el proceso de arbitraje incluye al banco del acreedor (la empresa) y al cliente (el deudor). Transcurridos 13 meses, ya no son posibles las disputas.

El adeudo directo SEPA es un método importante para aquellas empresas que estén interesadas en la facturación periódica.

  • Ámbito geográfico de pago
    • Francia, Alemania, España, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Italia, Portugal, Austria, Irlanda
  • Tipo de método de pago
    • Adeudo bancario
  • Realización del pago
    • Iniciado por la empresa
  • Divisa presentada
    • EUR
  • Confirmación del pago
    • 6 días laborables
  • Disputas
  • Reembolsos/Reembolsos parciales
    • Sí/Sí
  • Pagos recurrentes
  • Disponible con Stripe
  • Métodos de pago similares

SOFORT

SOFORT es un método de pago basado en transferencias que posee una importante cuota de mercado en Alemania y Austria. Para pagar con él, se redirige a los clientes al sitio de SOFORT, donde especifican las credenciales de inicio de sesión en su banco. Una vez autentificado el cliente, SOFORT realiza una transferencia desde su cuenta bancaria.

Un detalle importante que deben tener en cuenta las empresas es que, aunque la autorización correcta indica una probabilidad de pago muy elevada, los fondos no están garantizados hasta que se reciben, lo cual habitualmente ocurre 2 días laborables más tarde, aunque este plazo puede llegar hasta 14 días. Una vez recibidos los pagos, no hay posibilidad de dar marcha atrás, excepto si la empresa efectúa un reembolso. Para la venta de artículos de bajo valor o con márgenes elevados, las empresas normalmente consideran que la autorización inicial es fidedigna y no esperan hasta recibir los fondos.

  • Ámbito geográfico de pago
    • Alemania, Austria
  • Tipo de método de pago
    • Transferencia bancaria
  • Divisa presentada
    • EUR
  • Realización del pago
    • Autentificado por el cliente
  • Confirmación del pago
    • Confirmación orientativa inmediata; la confirmación definitiva tarda aproximadamente de 2 a 14 días laborables
  • Disputas
    • No
  • Reembolsos/Reembolsos parciales
    • Sí/Sí
  • Pagos recurrentes
    • No
  • Disponible con Stripe

WeChat Pay

Tencent, la compañía de Internet más grande de China, ofrece diversos productos para móviles e Internet en redes sociales, comunicaciones, medios, juegos, finanzas, etc. WeChat, propiedad de Tencent, es la aplicación móvil más importante de China, con más de 1 billón de usuarios activos cada mes.

WeChat, que ofrece diversas funciones de comercio electrónico y redes sociales, es la app de moda para la mensajería entre usuarios, así como para conectar personas, servicios y empresas en China y en otras partes del mundo. WeChat Pay, el monedero de pago integrado en la app WeChat, tiene más de 800 millones de usuarios.

Los consumidores chinos pueden utilizar WeChat Pay para el pago de artículos y servicios desde apps y sitios web de empresas. Las compras más frecuentes de los usuarios de WeChat Pay son juegos, comercio electrónico, viajes, formación en línea y alimentación/nutrición.

  • Ámbito geográfico de pago
    • China
  • Tipo de método de pago
    • Monedero digital
  • Realización del pago
    • Autentificado por el cliente
  • Divisa presentada
    • GBP, HKD, USD, JPY, CAD, AUD, EUR, SGD
  • Confirmación del pago
    • Inmediata
  • Disputas
  • Reembolsos/Reembolsos parciales
    • Sí/Sí
  • Pagos recurrentes
    • No
  • Métodos de pago similares
  • Disponible con Stripe

Disponibilidad

Stripe admite actualmente los métodos de pago más utilizados en Estados Unidos, Europa y Asia. Nuestra intención es seguir evaluando métodos de pago con relevancia local y ofreciendo compatibilidad con aquellos que aumenten de una forma considerable los índices de conversión para los usuarios.

Donde esté basada la empresa:
EE. UU.
UE
Resto del mundo
ACH credit
Yes
No
No
ACH debit
No
No
Alipay
Apple Pay
Bancontact
No
Credit cards
EPS
No
Giropay
No
Google Pay
iDEAL
No
Klarna
Beta privada
Beta privada
No
Multibanco
No
No
Adeudo directo SEPA
No
SOFORT
No
P24
No
WeChat Pay
  • Disponible
  • Beta privada
  • No disponible
Back to payments
You’re viewing our website for Canada, but it looks like you’re in the United States. Switch to the United States site