El impacto de la PSD2 en los marketplaces y plataformas:

Guía de Stripe para abordar los cambios regulatorios europeos

Introducción

La nueva ley europea de pagos, conocida como la segunda Directiva sobre servicios de pago o PSD2, por sus siglas en inglés, ha introducido cambios considerables que afectan de manera significativa las plataformas multilaterales, o marketplaces, en Europa. Muchas de estas empresas ya no están exentas de la obligación de obtener su propia licencia de pagos, como ha sido el caso hasta ahora.

En el caso más típico de marketplace, en el que la plataforma actúa como un intermediario entre compradores y vendedores, pero sin vender el producto o servicio, la plataforma ya no puede recibir pagos procedentes de los compradores y destinados a los vendedores. Si lo hace, tendrá que obtener su propia licencia de pagos de un regulador y convertirse en una empresa regulada. Stripe Connect ofrece una alternativa a dichas plataformas: las Plataformas que usan Stripe Connect no reciben pagos de compradores para vendedores y, en lugar de tener que preocuparse de obtener la licencia de proveedor de servicios de pago regulado, pueden centrar sus esfuerzos en hacer crecer sus marketplaces. Para más información acerca de los cambios regulatorios en virtud de la PSD2, consulta nuestra guía a continuación.

Las plataformas multilaterales o marketplaces son interesantes ejemplos de un tipo de empresa que está cambiando la forma en que compramos y vendemos a través de Internet en la actualidad. Esta denominación agrupa negocios de distinta naturaleza, desde servicios bajo demanda, plataformas B2B, plataformas de comercio electrónico y de reservas, hasta la financiación colectiva y el consumo colaborativo. Ahora, todos ellos pueden acceder a clientes del mundo entero, ampliar la oferta al consumidor y permitir que sus vendedores expandan sus operaciones de un modo que antes resultaba imposible. Stripe Connect, el singular producto para plataformas de Stripe, facilita el funcionamiento de muchas de estas plataformas permitiendo gestionar pagos de acuerdo con la normativa vigente.

Las plataformas online son portales centralizados que facilitan las transacciones entre compradores y vendedores. A las pioneras, como eBay y Amazon, se han sumado éxitos más recientes como Shopify, Etsy y Kickstarter. Así ha ido surgiendo un sector internacional compuesto por plataformas muy diversas que ofrecen más mercados y posibilidades a los clientes y proveedores. En Europa han nacido muchas plataformas innovadoras como Deliveroo, Catawiki y Manomano, además de plataformas de fintech más recientes como Zopa y Monzo.

Las plataformas desempeñan un papel cada vez más importante en el avance del comercio digital en Europa. Esto las ha sometido a un mayor escrutinio, pues los organismos reguladores buscan garantizar que la protección de los clientes, la lucha contra el blanqueo de capitales y las normas de competencia sigan el mismo ritmo que la innovación tecnológica. Hemos resuelto muchas de las dificultades que presentan las reglamentaciones, ya que miles de plataformas internacionales usan Stripe para posibilitar los pagos.

En esta guía compartimos algunos de nuestros puntos de vista sobre la forma en que las plataformas pueden enfrentar los cambios normativos de la PSD2, que influyen de manera significativa en la gestión de sus pagos. En Europa, muchas plataformas que gestionan sus propios pagos se han acogido hasta ahora a la exención de los llamados “agentes comerciales”, que las eximía de solicitar una licencia para el procesamiento de pagos. En esta guía analizamos los cambios en esta exención desde enero de 2018 y el impacto que tienen en la posición reglamentaria de las plataformas en Europa. Nuestras opiniones se basan en nuestra experiencia con el complejo marco reglamentario al que se ajusta Connect, nuestro producto de pagos para plataformas, pero no constituyen asesoramiento legal y cada plataforma debe evaluar en forma independiente su propio posicionamiento.

El cambio clave es que si una plataforma actúa por cuenta del comprador y el vendedor, como hacen la mayoría de plataformas, solo podrá procesar operaciones de pago sin tener que obtener una licencia y convertirse en un negocio regulado, si no posee o controla los fondos y, en lugar de ello, utiliza para este fin a un proveedor de servicios de pago con licencia. Stripe Connect facilita a las plataformas el cumplimiento de la normativa, permitiéndoles despreocuparse de los aspectos más complejos relacionados con las licencias para el procesamiento de pagos.

¿Cómo funcionan las plataformas de hoy en día?

Modelo contractual

La mayoría de las plataformas online están organizadas de modo que la Plataforma simplemente facilita la venta del vendedor (Vendedor) al cliente (Comprador), pero no actúa como vendedor o distribuidor. El Vendedor realiza la venta al Comprador y el Comprador adeuda un pago al Vendedor. Por lo general, la Plataforma transfiere el riesgo económico al Vendedor, que también asume ciertas obligaciones financieras, legales y fiscales asociadas con la venta de productos o servicios al Comprador. Entre las obligaciones que no recaen sobre la Plataforma, sino sobre el Vendedor, se encuentran la responsabilidad por la entrega de productos al consumidor, las devoluciones, los requisitos del IVA local y los requisitos de licencias o seguros obligatorios para productos o servicios que lo requieran (por ejemplo, seguro de responsabilidad civil obligatorio para los taxis).

De este modo, la Plataforma facilita las ventas a manos del Vendedor, pero no actúa como vendedor ni distribuidor ante el Comprador. Sin este modelo, muchas Plataformas no podrían existir o no habrían conseguido el éxito económico del que gozan. En los contratos suscritos con los Vendedores, es frecuente que las Plataformas que se acogen a esta figura jurídica utilicen un lenguaje que las reduzca a la condición de facilitadoras de la venta de productos y servicios. Por ejemplo: “El contrato de suministro de servicios se celebra exclusivamente entre usted y el cliente”, o “la plataforma desempeña únicamente una función de apoyo o facilitación”, o “la responsabilidad de la plataforma se limita a facilitar la disponibilidad del sitio web, la aplicación y los servicios”. Por lo tanto, la Plataforma normalmente no establece un contrato con el Comprador y, en lugar de ello, es el Vendedor quien realiza un contrato con el Comprador y la Plataforma.

Modelo de procesamiento de pagos

Muchas Plataformas tratan de administrar los pagos por sí mismas y actuar como intermediarias entre Compradores y Vendedores, a pesar de que el Comprador esté en deuda con el Vendedor. Cuando el Comprador realiza un pago por el producto o servicio, la Plataforma a menudo lo recibe y, posteriormente, hace la transferencia al Vendedor.

Como se observa a continuación, la responsabilidad contractual no está expresamente alineada con el flujo de pagos. Aunque no efectúe la venta al Comprador y este no le adeude un pago, la Plataforma suele recibir el pago realizado por el Comprador que le adeuda al Vendedor. Sin embargo, la deuda del Comprador con el Vendedor no se salda o extingue cuando la Plataforma recibe los fondos.

Toda vez que la Plataforma recibe los pagos del Comprador correspondientes a las ventas efectuadas por el Vendedor, está gestionando fondos cuyo beneficiario efectivo es el Vendedor. Según la mayoría de las interpretaciones de la ley europea sobre pagos, esto se considera una actividad regulada que requiere que la Plataforma obtenga una licencia para el procesamiento de pagos, a menos que pueda acogerse a una exención. Muchas Plataformas que gestionan sus propios pagos de esta manera se han amparado en la exención de los "agentes comerciales" en virtud de la PSD1 (la predecesora a la PSD2) como base para operar sin licencia. Sin embargo, esta exención ha cambiado con la PSD2. Antes de ahondar en la exención de los agentes comerciales, es conveniente entender qué servicios de pago están regulados.

¿Qué son los servicios de pago regulado?

Las siguientes actividades se consideran servicios de pago regulados en la Unión Europea:

  • Operación de cuentas de pago y autorización de su uso para el depósito y extracción de efectivo, p. ej., retener fondos de un comerciante en una cuenta bancaria antes de ponerlos a su disposición siguiendo las instrucciones de este
  • Ejecución de transacciones de pago, p. ej., procesar pagos de clientes a comerciantes
  • Emisión de instrumentos de pago o adquisición de transacciones de pago, p. ej., adquirir y procesar transacciones con tarjeta de crédito
  • Envío de dinero, p. ej., transferir fondos en nombre de un pagador a un beneficiario
  • Servicios de iniciación de pagos, un nuevo concepto que introduce la PSD2; p. ej., iniciar un pago, como una transferencia bancaria, en la cuenta bancaria de un cliente destinado a un comerciante
  • Servicios de información sobre cuentas, otra de las novedades de la PSD2; p. ej., proporcionar información agregada o consolidada sobre cuentas de pago mantenidas en otros proveedores de servicios de pago

Stripe Connect proporciona servicios de pago regulados a las Plataformas en Europa, de conformidad con nuestra autorización como Entidad de Dinero Electrónico.

Cuando una Plataforma toma posesión o controla los fondos que un Comprador debe a un Vendedor y después paga al Vendedor, se consideraría que está proporcionando servicios de pago regulados (como en el caso de operar una cuenta de pago, realizar transacciones de pago o remitir dinero), a no ser que se acoja a una exención, como la exención de los agentes comerciales.

¿Qué es la exención de los agentes comerciales?

Las Plataformas invocan esta exención de los agentes comerciales asegurando que están actuando como un agente comercial que está autorizado a negociar o concluir la venta de productos o servicios en nombre del Vendedor. Según esta interpretación, se considera que el Comprador no paga a la Plataforma, sino al Vendedor, y lo hace a través de su agente comercial (la Plataforma). Desde un punto de vista jurídico, se considera que el Vendedor recibe el pago en el momento en que lo recibe su agente (la Plataforma). Numerosas Plataformas han intentado acogerse a esta exención para no tener que obtener la licencia exigida a los proveedores de servicios de pago regulados.

Muchos organismos reguladores en Europa piensan que, al agregar la oferta y la demanda del mercado (reuniendo a Compradores y Vendedores en un sitio web o aplicación), las Plataformas actúan como agente tanto para el pagador (recibiendo órdenes y pagos del Comprador, así como ofreciéndole posibles beneficios, como descuentos para miembros) como para el beneficiario (enviando órdenes y pagos recibidos al Vendedor). Previo a la PSD2, algunos países permitían que un agente comercial actuara por cuenta del pagador y el beneficiario, mientras que otros limitaban la exención de manera más estricta, y solo permitían que el agente comercial pudiera actuar en representación del pagador o del beneficiario, pero no de ambos. Incluso existían organismos reguladores para los cuales la Plataforma no podía considerarse un agente comercial, dado que no negocia ni concluye la compra o la venta. Esta aplicación inconsistente de la exención del agente comercial era problemática para las plataformas, ya que, a diferencia de las licencias para el procesamiento de pagos, una exención en un país no es un “pasaporte” que dé luz verde a sus operaciones en toda Europa.

La exención del agente comercial conforme a la PSD2

La PSD2 pretende aclarar la indefinición que rodea a los agentes comerciales. La exención del agente comercial ahora está disponible solamente cuando un agente comercial actúa claramente en nombre del pagador o bien del beneficiario, pero no en nombre de ambos. Si actúa para los dos, la Plataforma solo puede evitar el requisito de licencia si no posee o controla los fondos (p. ej., depende de un proveedor con licencia de servicios de pago). En Europa, un punto de vista mayoritario entre los organismos reguladores es que las Plataformas que gestionan sus propios pagos ya no pueden contar con la exención del agente comercial para operar sin licencia. La PSD2 reformula la exención del agente comercial que incluye:

"las transacciones de pago del pagador al beneficiario a través de un agente comercial autorizado mediante un acuerdo para negociar o concluir la compra o venta de bienes o servicios por cuenta exclusiva del pagador o del beneficiario"

El cambio se explica en el preámbulo de la PSD2, según el cual la exención de los agentes comerciales en virtud de la PSD1 era:

"…se aplicaba de manera muy diversa en los diferentes Estados miembros. Algunos de ellos permiten que se acojan a esa exclusión plataformas de comercio electrónico que actúan como intermediarios por cuenta de compradores y vendedores individuales sin posibilidad real de negociar o llevar a cabo la compra o venta de bienes o servicios. Esta aplicación de la exclusión excede el alcance previsto para la exclusión en esa Directiva y puede suponer mayores riesgos para los consumidores, al quedar esos proveedores al margen de la protección que ofrece el marco legal. Las divergencias en la aplicación distorsionan además la competencia en el mercado de pagos. Por ello, para subsanar estas dificultades, la exclusión debe aplicarse cuando el agente actúa únicamente en nombre del pagador o únicamente en nombre del beneficiario, con prescindencia de que los fondos del cliente obren o no en su poder. Si el agente actúa por cuenta tanto del pagador como del beneficiario (como ocurre con ciertas plataformas de comercio electrónico), la exclusión solo debe aplicársele en caso de que los fondos del cliente no obren en ningún momento en su poder."

Para ilustrar este cambio en la exención del agente comercial, la Autoridad de Conducta Financiera (FCA, por sus siglas en inglés) británica dice al respecto:

"Por ejemplo, una plataforma actuaría por cuenta tanto del pagador como del beneficiario si permite al pagador transferir fondos a una cuenta que controla o administra (sin que esto suponga la liquidación de la deuda del pagador con el beneficiario) y, posteriormente, la plataforma transfiere al beneficiario la cantidad correspondiente, conforme al acuerdo que tenga con él."

La FCA brinda también otro ejemplo concreto: el de una plataforma de recaudación de fondos en Internet que acepte donaciones para luego transmitírselas a su destinatario. Dice que dicha plataforma no podrá acogerse a la exención del agente comercial puesto que no es "un agente comercial autorizado mediante un acuerdo para negociar o concluir la compra o venta de bienes o servicios por cuenta del pagador o del beneficiario, pero no de ambos."

Al limitarse el ámbito de la exención del agente comercial, se pretende proteger los pagos realizados por los consumidores a los Vendedores y evitar distorsiones de la competencia. Cuando una Plataforma recibe pagos que un Comprador debe a un Vendedor, el Vendedor no solo asume una obligación contractual con el Comprador, sino también el riesgo crediticio adicional de que la Plataforma incurra en incumplimiento antes de pagarle al Vendedor. La PSD2 trata de lograr que los países individuales apliquen la exención del agente comercial de un modo que haga posible la competencia equitativa en toda Europa.

Otras consideraciones sobre la PSD2 para plataformas

El test de ocupación o actividad empresarial habitual

Las Plataformas también deberían considerar si sus servicios de pago son una "ocupación o actividad empresarial habitual" ya que, según la PSD2, la obligatoriedad de la licencia “debe quedar limitada a los proveedores de servicios que presten servicios de pago como ocupación o actividad empresarial habitual”. Según la interpretación de la FCA, “los servicios deben prestarse como ocupación o actividad empresarial habitual por derecho propio y no ser meramente auxiliares respecto de otra actividad empresarial”, y “el hecho de que un servicio se preste como parte de un paquete con otros servicios no le da necesariamente un carácter auxiliar respecto a estos; la pregunta es si de hecho ese servicio es una ocupación o actividad empresarial habitual.” Resulta muy difícil imaginar que una Plataforma que recibe pagos de Compradores y paga a Vendedores por todas las transacciones realizadas a través de la Plataforma pueda considerarse meramente auxiliar y no una ocupación o actividad empresarial habitual de dicha Plataforma.

La exención de red limitada

Esta exención aplica a un rango muy limitado de actividades, como pagos de "circuito cerrado". Sin embargo, incluso si las Plataformas forman parte de este rango extremadamente reducido con derecho a acogerse a la exención de red limitada, tienen que informar a las autoridades competentes si el valor de las operaciones de pago procesadas en los 12 meses previos supera el millón de euros. La autoridad en cuestión utilizará esta información para determinar si necesitan licencia para el procesamiento de pagos.

¿Qué enfoque aplica Stripe a los pagos para plataformas?

Al diseñar Stripe Connect, nuestra intención era conseguir que las obligaciones normativas derivadas del procesamiento de pagos se trasladaran a Stripe y a nuestra licencia como entidad de dinero electrónico, en lugar de recaer sobre las Plataformas. Para ello, creamos un producto totalmente nuevo cuyos flujos de pago garantizan que las Plataformas no controlen ni tomen posesión de los fondos.

Por las razones ya expuestas, las realidades comerciales implican que la mayoría de las Plataformas quieren facilitar las ventas, en lugar de realizarlas. Como actúan en nombre tanto de Compradores como de Vendedores, resulta esencial que las Plataformas no controlen ni tomen posesión de los fondos. Stripe ha desarrollado Connect basándose en este pilar normativo, y esta es una de las principales razones por las que muchas Plataformas en Europa lo utilizan.

Con Connect, Stripe establece relaciones contractuales tanto con el Vendedor (a quien envía los fondos) como con la Plataforma (a la que abona las comisiones). La Plataforma nunca controla los fondos adeudados al Vendedor por parte del Comprador, ni entra en posesión de ellos. Lo que ocurre es que los fondos se reciben en la cuenta bancaria regulada que Stripe posee para depositar el dinero del cliente en beneficio del Vendedor, donde permanecen hasta que Stripe hace la transferencia al Vendedor. Es Stripe —no la Plataforma— quien presta los servicios de pago regulados, por lo que la Plataforma no tiene incurrir en gastos para obtener una licencia para el procesamiento de pagos o acogerse a una exención. Volviendo al diagrama del flujo de fondos y responsabilidad combinada, Connect funciona de la siguiente manera:

Connect no solo reduce las obligaciones de las Plataformas en lo que respecta a la normativa sobre pagos; su diseño también ofrece otras ventajas y garantías, que incluyen:

  • Onboarding y verificación de identidades KYC: Stripe integra a los Vendedores como usuarios de Stripe y verifica su identidad de conformidad con la normativa aplicable sobre prevención del blanqueo de capitales.
  • Personalización de la experiencia del Vendedor: p. ej., los Vendedores pueden permitir, si lo desean, que la Plataforma administre la experiencia del Vendedor, incluida la IU, la elaboración de informes, la administración de transferencias y la comunicación con la API de Stripe.
  • Innovadoras funciones de pago de Connect, compatibles con cualquier modelo de negocio: p. ej., [Pagos One-to-Many, Pagos Many-to-Many, Fondos de retención, Débitos en cuenta, Transferencias instantáneas y mucho más.
  • Un sistema de ruta de transacciones local que mejora las tasas de aceptación y abarata el coste de aceptar pagos con tarjeta de clientes en más de 135 divisas y tipos de pago, incluidos adeudo directo SEPA, Sofort, AliPay, WeChat Pay y mucho más.
  • Transferencias locales a los vendedores en la divisa local, lo que permite a las Plataformas internacionalizar su negocio sin recurrir a entidades o socios bancarios locales y realizar transferencias en más de 15 divisas, en más de 25 países del mundo.
  • Protección de la información confidencial de las tarjetas según la normativa PCI de nivel 1, lo que asegura a las Plataformas el cumplimiento de la normativa del sector de pagos con tarjeta.
  • Modelado y “machine learning” avanzados, dos de las bases de Stripe Radar, que hacen posible la supervisión de transacciones de principio a fin, la detección y prevención del fraude, y la toma de medidas si se registra actividad sospechosa.

En resumen, Connect ofrece a las Plataformas europeas un flujo de pagos avanzado y en consonancia con la normativa. Esto permite a las Plataformas diseñar acuerdos con sus Vendedores que cumplan la normativa local sobre pagos sin necesidad de obtener su propia licencia para el procesamiento de pagos y convertirse en negocios regulados. Dado que las obligaciones normativas recaen sobre Stripe, las Plataformas pueden centrar su tiempo y recursos en garantizar la buena marcha de sus negocios. Cientos de Plataformas con Vendedores en toda Europa han elegido apoyarse en Stripe Connect, en lugar de tener que obtener su propia licencia de pagos o intentar adecuarse a una exención limitada.

Esta guía se proporciona únicamente con fines informativos, y las Plataformas deben comprobar de forma independiente sus propias posiciones frente a las reglamentaciones. Si tienes alguna pregunta sobre Stripe Connect, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Volver a Connect
You’re viewing our website for Finland, but it looks like you’re in the United States. Switch to the United States site